¿Es la Justicia un servicio para los ciudadanos?

18

¿Es la Justicia un servicio para los ciudadanos? ¿Están los juzgados al servicio de los ciudadanos? No lo parece.

 

Hoy os voy a contar la mala vida que ha tenido María y lo poco que le ha ayudado la (in)Justicia española. Con una guinda al final que ya es para rescatar la guillotina de su olvido, al menos metafóricamente.

María vivía en unas casas bajas de La Ventilla, junto a la plaza de Castilla. Se trataba de un grupo de "casi" chabolas que había resistido hasta mediados de los noventa  y que finalmente fueron derruidas para hacer posible lo que hoy es la Avenida de Asturias.

Así que todos los vecinos acabaron recibiendo a cambio de su casita unas viviendas a precios ridículos en un edificio de realojo en uno de los nuevos buenos barrios de Madrid. 

Según mi opinión salieron ganando con el cambio.

Por contra, les empotraron, como siempre hacen en estos casos, algunos vecinos muy poco recomendables. Aunque esto no tiene nada que ver con el relato de hoy.

Entonces le llegó la mala estrella, que consiste en mala suerte aderezada con malas decisiones.

La primera mala decisión fue casarse en gananciales con un tal Mohamed, que no solo le daba unas palizas de muerte sino que, además, vivía a su costa, siendo ella la única que trabajaba en esa familia.

Por ejemplo, de una paliza... zas, perdió el bebé que esperaba y también la posibilidad de volver a quedarse embarazada.

 

¡¡Hostia!!, le dejarías inmediatamente, ¿no?

Que va, Mohamed era un encantador de serpientes y se mostró tan arrepentido..

 

La segunda mala decisión fue poner el piso del realojo a nombre de ambos (o de su sociedad de gananciales), cuando podría haberlo comprado solo a su nombre pues era solo ella quien vivía en la chabola de La Ventilla.

La mala suerte fue tener un tremendo accidente que la dejó en silla de ruedas y con incapacidad permanente.

Al menos el seguro del coche culpable le soltó un pastizal.

Entonces llegó la paliza definitiva que casi la envía al otro barrio, motivo por el que, esta vez sí, denuncia a Mohamed e insta el divorcio.

Mohamed, que es un hijoputa pero no tiene un pelo de tonto, se larga a su país con todo el dinero de la indemnización del seguro y se queda allí a verlas venir, con el dinero a buen recaudo.

A partir de eso ya da igual que ella le reclame o no el dinero porque éste está muy lejos del alcance de ningún juez español.

El primer encuentro de María con la Justicia española se salda con el divorcio y con una pensión alimenticia de cuatrocientos euros que le tiene que pasar todos los meses al vaina ese, que como no tenía trabajo alegó que había estado durante todo el matrimonio haciéndose cargo de las labores del hogar desatendiendo su carrera profesional.

O eso, o que la juez le puso ojitos al morito.

De lo contrario no se entiende.

Entonces María se hunde y deja de pagar la hipoteca, perdiendo a los dos años su casa a manos de un conocido subastero madrileño llamado Tristán.

 

Tranquilo, Tristán, la casa es tuya y yo me voy a casa de mis padres.

No quiero vivir en una casa que ya no es mía

 

¿Se puede ser más honesta?

A cambio, Tristán se comprometió a ayudarla con el papeleo para reclamar al juzgado el sobrante de la subasta, que no era poco dinero.

El problema es que como la casa era el único activo del matrimonio y María no tenía dinero para comprarle a Mohamed su parte (que había pagado ella), la propiedad continuaba a nombre de ambos, lo que significa que la mitad del dinero sobrante era para él.

Eso no tenía remedio a estas alturas. 

Aunque el resultado habría sido diferente de haber hecho las cosas bien, que para eso están Jotaerre y sus compañeron de profesión.

O sea, que ya sabíamos que íbamos a tener que compartir el sobrante con él, pero para lo que no estábamos preparados era para que el juzgado decidiera redactar el Mandamiento de Devolución a nombre exclusivamente de él pasando por encima de los argumentos expuestos por nosotros sobre por qué debía redactar dos mandamientos diferentes, uno a nombre de cada uno de ellos.

Y naturalmente que la conversación que tuvimos con el secretario del juzgado tampoco sirvió absolutamente de nada.

Los antecedentes le importaron un comino.

No solo la historia de María no le conmovió, sino que le aburrió y decidió cortar por lo sano con la cosa del mucho trabajo que tenía.

Campeón del mundo de empatía.

Al fin y al cabo allí se tramitan casi dos mil expedientes judiciales al año.

Dos mil dramas familiares.

Mucho mejor no enfocar la vista en ninguno de ellos.

Pasar por encima.

Y no molestarse ni siquiera en algo tan sencillo como rectificar un Mandamiento de Devolución.

Exactamente cinco minutos de trabajo.

O menos. Digamos que tres minutos.

Y María, que tampoco es Juana de Arco, decidió, contra mi opinión, agachar la cerviz y bajar la mirada al surco. El mismo surco que tan bien conocen sus tropecientas generaciones de antepasados campesinos acostumbrados a agacharse y a quitarse la boina al paso de la autoridad.

Así que le hizo prometer a Mohamed que le devolvería la mitad del dinero y le entregó a él el mandamiento del juzgado para que lo ingresase en su cuenta y luego le hiciese la devolución.

Eso fue hace tres meses.

Y María sabe que ni ha cobrado ni va a cobrar.

Y la Justicia en los cerros de Úbeda.

Mirándose el ombligo.

 

  1. en respuesta a Tristán el subastero
    -
    #19
    11/06/15 23:14

    No sé de quien es la culpa, pero si sé cual es la solución; sabes que discrepo mucho de tu ideología, pero lo que no es posible es que un juez no sea "jefe" del personal del juzgado.

    El juez depende del CGPJ.

    el secretario judicial del Ministerio de Justicia.

    el fiscal del gobierno.

    y el personal depende de la comunidad autónoma.

    cada cual tiene su jefe, y eso hace que cada cual haga basicamente lo que sale de los cojones.

    Durante muchos años he trabajado en la banca, en distintas entidades, hay algo en común y es el eficaz y productivo método de la banca, basado bajo mi punto de vista en la estricta jerarquía piramidal y la porosidad vertical ( cierta facilidad para ascender y descender de puesto).

    Un juez tiene que ser por pelotas jefe de personal de su equipo, y eliminar de una vez el centenario método de ascenso por oposiciones. yo las oposiciones me las paso por ahí...

  2. en respuesta a Falcata
    -
    #18
    11/06/15 23:07

    Joder. Es triste pero igual que hay licenciados en x de 4,9 también hay arquitectos de 4,9 y médicos de 4,9 y por lo que estoy leyendo también jueces de 4,9 (ya sabéis: "bueeeno va, estás aprobado"). Cuando estudiaba en la universidad aluciné como podían haber llegado tan lejos algunos que podríamos tildar de "border line". Y me acojoné pensando que si eso pasaba en mi ingeniería, ¿podría pasar en medicina o en arquitectura? Pues sí, hay médicos ineptos e incompetentes igual que arquitectos y jueces...

    Coño, que están en juego vidas!! Se supone que trabajos, prácticas, pruebas, exámenes y oposiciones deberían corregir la ley de los grandes números http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_los_grandes_n%C3%BAmeros echando de la carrera a todos los que no cumplan.

    Pues parece ser que no, que incluso así hay el mismo % de ineptos, ineficaces e incompetentes que en el total de la sociedad... O será que el nivel de exigencia ha caído en picado. Ah, sí. ;)

  3. en respuesta a Tristán el subastero
    -
    #17
    11/06/15 16:01

    esta es una entrada altamente deprimente, e independientemente de todo los demas lo que muestra es la dificultad que tiene esta mujer de salir del circulo de maltrato, esta mujer y todas las que mueren sin que en su vida hayan puesto una denuncia!!!, esperemos que por lo menos se haya divorciado...

  4. en respuesta a Falcata
    -
    #16
    11/06/15 00:09

    De verdad que creo que tenemos los peores jueces posibles. Ignoro de quién es la culpa, pero estos tipos que juzgan no dan la talla.

  5. en respuesta a Tristán el subastero
    -
    #15
    10/06/15 23:46

    gran relato.

    te cuento otra experiencia judicial para que veamos el nivel de los jueces españoles, ratas de academia y biblioteca que desconocen la realidad.

    presencio en directo juicio en la audiencia nacional a un etarra, hace ya unos 20 años. (por cierto cualquier ciudadano puede solicitar presenciar una audiencia pública).

    El juez con mucha prisa por entrullar al etarra, llaman a declarar a un testigo, un policía, no aparece, y dice que no pasa nada, que esperan a que llegue, el abogado del etarra protesta, viene el policía dice su nombre y declara, el abogado etarra sorprendido, dice que ese policía no es quien dice ser, que ya le ha visto en otro juicio declarando con otro nombre...flipante, el juez dice que da igual, que da por válida la declaración. bueno, sigue el juicio, se reconstruyen los hechos que situaban al etarra el día D en el pueblo X matando a Z. El abogado dice que es imposible, ya que el etarra ya estaba cumpliendo condena por sentencia firme, por cometer un atentado el mismo día pero a 200 km....murmullos , interrupciones...efectivamente comprueban que es así, y que este etarra no ha podido ser.

    Más o menos se habían inventado con la aquiescencia del juez una instrucción chapucera e inventada para dejar el caso resuelto.

    tiempo después el tribunal supremo lo absuelve por este delito, y le rebaja la pena del anterior delito por apreciar falta de imparcialidad del tribunal.

    este por ejemplo debe ser uno de los más de 300 atentados etarras sin resolver, una parte importante de ellos lo son por el sistema judicial , por errores de bulto de los jueces, e instrucciones cutres y falsas de mandos policiales ochenteros.

    lo mejor de todo, y por eso cuento esta anécdota fue la reacción de los familiares de la víctima, "gracias a todos menos a usted señoría, ni siquiera se ha leído los papeles" el juez se pone digno y les advierte de que no les va a consentir faltas de respeto.

    Esa es la realidad judicial de este país.

  6. #13
    09/06/15 22:20

    Por Dios, que manera de pillar, pobre infeliz. Ahora, lo del secretario del juzgado con el mandamiento de devolución es para hundirse del todo o reaccionar como en Días de Furia... Olvidad Kafka (en El Castillo estaba todo perfectamente predeterminado, su infinita burocracia era métodología pura), ¿habéis leido La Conjura de los Necios? Un imperdible.

  7. #12
    09/06/15 11:30

    Si seguimos así, no sólo se van a venir de África en tropel como se están viniendo a Europa, se van a venir de todas las partes de la Galaxia. Tres comidas, al día las tienes seguras, si eres menor no te pueden echar hasta cumplidos los 18 años; si eres menor de 14 años, no tienes ninguna responsabilidad penal ni de ningún tipo; estos fenómenos europeos, culpables de todo lo que sucede de malo en el mundo, tienen que aguantar y proteger a todo el que venga a sus países, sean de la ideología que sean, piensen como piensen, tengan lo que tengan y le tienen que dar una manutención básica. En Sevilla hay varios médicos y enfermeros enjuiciados por un delito muy grave, por no haber atendido a un señor de un país del este de Europa, porque llegó muerto de hambre y no le atendieron e ingresaron y el extranjero murió desnutrido en la calle.
    Por otro lado, ayer mismo, la Señora, creo que se llama, Cristín Lagar, presidenta igual que Rato del FMI, dice que en España hay que bajar los sueldos y yo le digo a esta hija de la gran .... Francia, empieza por ti, que cobras mensualmente más de 34.000 €, libres de impuestos.
    Me cago en tooo lo que se menea y yo de subastero, pagando impuestos por doquier.
    Saludos.

  8. #11
    09/06/15 11:15

    Estoy indignado, sí, pero con la Señora Doña María. Perdone usted, don Tristán y blogueros, Doña María para mí es una estúpida y ha encontrado todo lo que se ha ido buscando, según tu relato. Ayudar a los que no se ayudan a si mismo, es una inutilidad. Para mí el Mohamed es un fenómeno y un hijo de la gran puta, pero sin la colaboración continuada y metódica de Doña María no podía haber hecho nada; es más desde un principio no le hubiera ocasionado ni la muerte de su hijo. Con Doña María me pasa igual que con una sobrina mía, la cual tiene ahora unos 38 años, se junto con un nota, al que le daba todo, mi hermana tiene bastante dinero, ganado por ella y por su marido a base de muchos esfuerzos y al final al romper con su novio (mi sobrina) mi hermana le ha tenido que pagar por un negocio que montó mi sobrina al 50% (el no puso nada)con el nota y un piso que compraron a medias (en el que él tampoco puso nada) +- 150.000 €, para que mi sobrina rompa con su novio (otro Mohamed) y queden liquidadas todas las trampas asumidas por los dos.
    La mala suerte mía, es que no me tocaran a mí, ni una como Doña María o como mi sobrina, me habrían ahorrado mucho esfuerzo y trabajo.
    Saludos.

  9. #10
    08/06/15 21:35

    Impresionante. Indignante.
    Este secretario judicial, que será funcionario, pero no un servidor público, debería pagar con su patrimonio personal el perjuicio causado a esta señora. Pero no señor, está por encima del bien y del mal y vivirá tan a gusto ignorando las consecuencias de sus decisiones sobre los ciudadanos para las cuales debiera trabajar y que les pagan el sueldo con sus impuestos.
    A este tipo de personas solo les deseo que sufran en sus carnes el mal que ocasionan a otras.
    Ya dijo alguien que la justicia es un "cachondeo", también es una mierda y lo que es menester (y toco madera) es no tener que verse en la coyuntura de acudir a ella.

  10. en respuesta a Tristán el subastero
    -
    #9
    08/06/15 20:23

    Ja, ja. Esa justicia que pones en la foto siempre se va con el malo. Por acción o por omisión.

    Igual que la otra, pero con ésta da un poco más de rabia.

  11. en respuesta a Solrac
    -
    #8
    08/06/15 19:57

    Ajá, uno que mira a la Justicia con ojos lascivos

  12. #7
    08/06/15 19:56

    Ya lo he leído. Haz el favor de quitar esa imagen. Esa es la justicia que nosotros queremos, no la que ha dejado tirada a María.

    Debe haber algo más que se pueda hacer por María.

  13. #6
    08/06/15 19:48

    No sew que decías, no puedo pasar de la imagen...

  14. #5
    08/06/15 19:24

    Es una pena, pero si tú no haces nada por ti mismo nadie podrá hacer nada por ti.

  15. en respuesta a Pecks
    -
    #4
    08/06/15 19:19

    Es muy habitual que los subastero ayudemos a los demandados a hacer estas cosas, sobre todo a los que son buena gente.

  16. #3
    08/06/15 18:56

    Para que luego hablen mal de los subasteros....tú intentandola ayudar en lo que puedes y el juzgado va y acaba de rematarla.

  17. #2
    08/06/15 18:39

    Me sabe infinitamente mal por María, aunque también podría haber luchado más por lo suyo en todo momento.

  18. #1
    08/06/15 14:44

    Pues no se puede tener más mala suerte en menos tiempo; cierto es que no estar bien asesorado ayuda bastante.

    Sociedad de gananciales, ¿anacronismo?

    Si no estoy mal informado, en Cataluña se celebran los matrimonios, por defecto, en régimen de separación de bienes. ¿Hay algo más cabal a estas alturas de la partida?

    Le deseo lo mejor a María.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar