42

Ocurrió hace casi veinte años, pero recuerdo perfectamente, como si hubiera sido ayer, el horror que me produjo el crimen de Olga Sangrador, aquella niñita de nueve años que fue torturada y asesinada por un hijo de puta con cuyo nombre no tengo intención de manchar este blog.

El canalla cumplía condena en la cárcel por tres delitos de abusos deshonestos a menores cuando a un juez de vigilancia penitenciaria (que era retrasado mental) se le ocurrió la brillante idea de pasarse por el arco de triunfo todos los informes negativos de los funcionarios de prisiones y otorgarle un permiso penitenciario. Más tarde, tras el desastre causado por tan genial idea, el susodicho juez se excusó manifestando que:

(...) no crean ustedes que fue una decisión fácil de tomar. Tuve el expediente sobre la mesa al menos seis meses antes de decidirme

¿No se daba cuenta de que estaba agravando el error? Si cometes semejante metedura de pata y encima dices que lo meditaste mucho es que eres tonto de remate.

El caso es que el criminal se llevó a la niñita de nueve años, repito que su nombre era Olga Sangrador, y la estuvo torturando durante cuatro horas hasta que la mató golpeándole la cabeza con una barra de acero. Entre medias la violó y sodomizó hasta dejarle la vagina y el ano destrozados y se lo pasó en grande rompiéndole sus pequeños deditos de nueve años y casi todos los huesos de las piernas, además de otras perrerías innombrables.

Ya se que es muy cruel haceros leer esto así, sin anestesia, pero más cruel le resultó a ella sufrirlo y considero que para formarse una opinión hay que conocer los hechos. Todos los hechos. Por eso los expongo con tanta crudeza, porque en estos momentos la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial de Valladolid está valorando la posibilidad de excarcelar al monstruo, que no solo no está rehabilitado, que ya sabemos que eso es imposible, sino que además se ha negado en redondo a recibir los cursos terapéuticos adecuados al caso y que apenas ha cumplido 20 años de los cincuenta a que le condenaron.

En casos como estos se me ocurre pensar que entre las muchas clasificaciones en que podemos dividir a los humanos, una muy interesante sería aquella que los divide entre los que ante hechos semejantes solo piensan en la pobre víctima y en cómo se sentirán sus deudos y los que antes que eso piensan en lo que habrá sufrido el monstruo para llegar a convertirse en lo que es, en cómo le habrán pegado sus padres de pequeño, en su infancia tan dura, marginado por sus compañeros de clase y en la forma más rápida de rehabilitarle para que pueda reinsertarse cuanto antes en la sociedad. Serán gilipollas.

No voy a hacerme el moderno y el chachi manifestándome en contra de la pena de muerte. No, esa hipócrita careta que se la pongan otros. Nosotros imaginemos por un momento  -ya se que es difícil-  que las pelis de terror con vampiros o con demonios que salen del infierno se hacen realidad. ¿No se defendería la sociedad a base de balas de plata o ristras de ajos y se los cepillaría sin contemplaciones? Pues la situación es idéntica. Por nuestras calles pasean diablos semejantes, solo que no beben sangre y su apariencia es idéntica a la nuestra. A ver quien es el guapo que dice  que este tipo no es un monstruo.

Qué a gusto me he quedado. Reconozco que he abusado de los insultos y que a algunos lectores no os gusta y me lo reprocháis, pero hoy es lo que me pedía el cuerpo. Hubiera preferido apostarme con el kalashnikov en la puerta de la cárcel y desfogarme haciendo tiro al blanco, pero no tengo huevos. Qué se le va a hacer.

Por cierto, creo que he olvidado mencionar que el juez de vigilancia penitenciaria que en 1992 le otorgó al monstruo el permiso penitenciario se llama  IGNACIO SÁNCHEZ YLLERA y los amos del cotarro no solo no le defenestraron por la cagada sino que le premiaron.

 

POSTDATA (24 feb): Uff, menos mal que por ahora parece que se queda dentro

 

  1. #41
    21/02/12 12:13

    Este tipejo del juez Ignacio Sánchez Yllera y sus nausabundas acciones judiciales no pueden quedar en el olvido.

    Si yo fuera el padre no sólo hubera sufrido mi ira el asesino, alguien más también.

  2. #40
    21/02/12 11:29

    tristan comprendo tu indignacion, pero no caere en la provocacion de este señor ni del carcelero... ni de nadie..me enseñaron una cancion cuando pequeño ...aqui te la dejo...un abrazo.

    “Estando el marinerito ramiré, en su divina fragata ramiré, en su divina fragata.

    Al tiempo de echar la vela ramiré, el marinero fue al agua ramiré, pom pom porompompom, el marinero fue al agua.

    Se le presenta el demonio ramiré, diciéndole estas palabras ramiré, diciéndole estas palabras.

    ¿Que me das marinerito? ramiré, si te saco de estas aguas ramiré, pom pom porompompom, si te saco de estas aguas.

    Por allí viene mi barco ramiré, cargado de oro y plata ramiré, cargado de oro y plata.

    Yo no quiero tus riquezas ramiré, k lo que quiero es tu alma ramiré, pom pom porompompom, k lo que quiero es tu alma.

    Mi alma no te la doi ramiré, xk la tengo prestada ramiré,xk la tengo prestada.

    Mi alma es para mi Dios ramiré, y no ai alma curada ramiré, pom pom porompompom, y no ai alma curada.

    Asi lo dice la historia ramiré,k el marinero fue al agua ramiré, k el marinero fue al agua.

    Y al otro dia sin diente ramiré, x la orilla paseaba ramiré,pom pom porompompom, x la orilla paseaba.

    Con una cruz en la mano ramiré, y en la otra una medalla ramiré, y en la otra una medalla.

    K a lo mejor en alta mar ramiré, se divisa su fragata ramiré, pom pom porompompom, se divisa su fragata.

  3. #39
    21/02/12 11:17

    Pues según este foro, la cosa parece clara, una mayoría abrumadora a favor de pena de muerte o cadena perpetua, lo que no entiendo es el miedo de los políticos !!a tomar el toro por los cuernos de una vez!!! ¿Será la llamada "progresía"??

  4. en respuesta a Ghosssttt
    #38
    20/02/12 19:41

    Ghosssttt, estoy totalmente de acuerdo contigo. Si yo fuera el padre querría que lo liberasen cuanto antes. Esos 20 años de carcel han sido 20 años más de sufrimiento para el padre. Si le hubiesen liberado el primer día, el padre podría llevar 20 años descansando por las noches, en la carcel, pero descansando con una sonrisa al fin y al cabo.

    PD: Y que conste que mi opinión no se limita a este monstruo. Vale también para el resto de violadores aprendices, y los asesinos de bolsillo. Para mi todos estos delitos tendrían un castigo base común, la muerte, y luego, dependiendo de la atrocidad, se le irían añadiendo torturas durante minutos, horas, días y meses antes del descanso final.

  5. #37
    20/02/12 18:02

    Si Internet no falla, hoy es magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid.

    Espero que lleve 20 años sin dormir, le queden otros 20 años igual y, en el camino, si ha llegado a tener hijos le deseo que los mire cada día y recuerde a Olga Sangrador.

  6. #36
    20/02/12 17:44

    Yo, padre de dos niñas... me lo cargo antes de entrar en prisión y si no llego cuando salga me lo cargo, acabaré en prisión, pero ese no se libra y evito lo que le ha pasado a mi hija a otras niñas.

  7. #35
    20/02/12 17:43

    Yo, padre de dos niñas... me lo cargo antes de entrar en prisión y si no llego cuando salga me lo cargo, acabaré en prisión, pero ese no se libra y evito lo que le ha pasado a mi hija a otras niñas.

  8. #34
    20/02/12 17:34

    A mi tambien me gusta la ingenieria social.Yo propongo a estos jueces progres,a De La Vega y a toda esa gente guay,que para reavilitar a estos angelitos que los contraten de servicio domestico(no hay progre que se precie sin chacha/o),les confien a sus hijas para acercarlas al cole,llevarles a fiestas de gente enrollada,y asi,con el ejemplo,la masa borreguil e ignorante(el resto de la sociedad desprotegida)aplaudiremos su chachicompromiso social.

  9. #33
    20/02/12 17:31

    Nadie me podrá hacer creer nunca en el camelo de la reinserción, hay crímenes y sobre todo criminales que ni pueden ni se merecen la reinserción.
    Este y otros que han sucedido últimamente en nuestra sociedad deberían ser castigados como mínimo con la cadena perpetua, nadie en esta sociedad puede tomar la decisión de dejar a estos monstruos de nuevo en libertad y de esa manera arriesgar la vida de otras personas inocentes.

  10. #32
    20/02/12 15:23

    Perdonar que ponga el dedo en la llaga, (y vaya por delante que estoy a favor de pena de muerte o cadena perpetua, según los casos), pero es que este es un tema que debería tener superado este sociedad en la que vivimos,y no es así.¿Porqué estos sucesos se olvidan, cuando surge el debate de la pena de muerte, y la gente se lanza en masa a la calle para protestar en contra?
    ¿Porqué parece necesario que ocurran estas cosas para que re-re-volvamos a sensibilizarnos, durante un tiempo, eso si, para después volver a olvidar??
    ¿¿Porqué parece que tengamos que vivir en nuestras carnes algo así, para volvernos ultradefensores de la pena de muerte o perpetua, cuando antes eramos contrarios a ellas??

    Recuerdo cuando la eta asesinaba indiscriminadamente, eramos muchos los que pediamos pena de muerte... ¿Porqué aquello ya se ha olvidado? ¿¿Los asesinos no lo siguen siendo?? ¿Ha cambiado algo, aparte de un supuesto arrepentimiento??
    No tiene que ver con el motivo del hilo aunque si, con una sociedad enferma, que sigo sin entender.

    Y otra cosa mas, aunque el juez en cuestión tiene responsabilidad, el verdadero culpable es el asesino. Si no hubiera tenido posibilidad de volver a la calle en su momento, el juez no habría tenido que decidir...

    Saludos

  11. #31
    20/02/12 11:25

    Dia mio no quiero ni pensarlo, tengo una niña de 8 años.

  12. en respuesta a Vaqubike
    #30
    19/02/12 19:12

    Pero la gente es muy borrega ... si se lo mandáramos a los del Sálvame seguro que ganaríamos más ...

  13. en respuesta a Franlodo
    #29
    19/02/12 18:58

    Casos como la decision de este juez Ignacio Sánchez Yllera son los que tenian que estar en los debates de nuestras televisiones públicas, no para hacer de ellos morbo y sangre sino para convocar a la opinion pública a un esfuerzo de pensamiento y accion que llevase a nuestros legisladores a tenerla en cuenta

  14. #28
    19/02/12 18:45

    Yo no estoy de acuerdo con la pena de muerte ni tampoco con la venganza personal.

    El problema es que no hay Justicia, porque al primero que tenían que haber empapelado era al señor Ignacio Sánchez Yllera (os recomiendo escribáis su nombre varias veces, porque así si se hace una búsqueda en google por su nombre tendrá más posibilidades de ser redirigido aquí u a otra página por el estilo; donde el que quiera saber algo de él que sepa que dejó en libertad a un asesino pederasta para que asesinara a otra criatura)

    Soy partidario de la cadena perpétua por la sencilla razón de cuando se le soltara después de estar encerrado 40 o 50 años se sentiría solo, con una vida tirada a la basura y habría alguna posibilidad de que la amargura le recomiera el corazón y su desesperanza le llevara a matarse por su propia mano.

    Una pena de muerte evita sufrimiento al reo.

  15. #26
    19/02/12 14:07

    Una vez leídos todos los post:

    Yo sin dármelas de progre digo un no rotundo a la pena de muerte.

    Y digo más, no a la apología de la tortura como estoy leyendo en algunos comentarios.

    Y digo algo más, si esa niñita fuera mi hija estaría absolutamente encantado de que lo excarcelaran.

    Cuanto antes mejor...

  16. en respuesta a pedrov
    #25
    19/02/12 11:56

    Pues no es la primera vez que incido en estos temas. Algunos ejemplos:

    Lobos contra corderos

    Los mierdecillas que nos legislan

  17. #24
    19/02/12 11:16

    Me caias bien, ahora me caes un poco mejor.

  18. en respuesta a Hilariomotos
    #23
    18/02/12 23:54

    Pena de muerte. Lo que hizo es imperdonable. Ni loco ni historias. No he visto nunca ningún trastornado reforestando montes o limpiando las calles. Siempre les da por lo mismo, que casualidad.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar