Garantizar la Jubilación. Sí, pero... ¿de quién? Parte I

7

PARTE I . Introducción al problema.

En estos días oiremos hablar, sin duda, del futuro de las pensiones. Escucharemos que se está valorando prolongar la edad de jubilación (no solo paradójico en una España gobernada por la izquierda sino también al ver los motines desatados en la vecina Francia gobernada por la derecha) como resultado de la presumible escasez de recursos públicos con que afrontar el compromiso futuro de tanto jubilado como aportará el famoso baby boom. No se confía demasiado en que tal garantía surja del esfuerzo y sacrificio de tan poco ciudadano activo como se espera.

También asistiremos al festín de tiburones que como un ritual más acompaña el último trimestre del año: la caza del partícipe de Planes de Pensiones. Un amplio abanico de cebos de todos los tamaños y colores poblarán en estos días las vallas, la cartelería y  los sobres en los que nos llegan los extractos bancarios o las páginas salmón de la prensa. Nada detendrá el banquete y analizar la resaca de esta juerga será uno de los objetivos de esta serie de artículos.

Quienes están más o menos próximos al poder (no me refiero al gobierno, sino al poder económico) apuntan insistentemente hacia la bondad de un sistema mixto mientras sus manos trazan el movimiento rítmico que se asocia mentalmente con amasar. Un sistema en el que la prestación pública vaya de la mano, amorosamente o cándidamente, del ahorro privado.

En este punto comienza la reflexión a la que pretende invitar este artículo y los que le seguirán en formato de serie temática.

Porque algo debería cambiar en el modelo privado para que el sistema sea de auténtica utilidad pública. Me voy a explicar, definiendo en artículos sucesivos los riesgos que entraña el actual modelo de ahorro finalista privado para un consumidor común. Si se me permite la aclaración aviso que voy a ser políticamente incorrecto con mi sector en sentido amplio y que lo que seguirá es, obviamente, una visión personal, discutible, general y que no entrará a valorar las clarisimas excepciones que sirven de contraste en el contexto de un negocio que considero de necesaria revisión.

Complementar las prestaciones públicas dedicando un esfuerzo año tras año durante toda una vida laboral y que del resultado dependa la calidad de vida de nuestros mayores del futuro es algo que debería merecer un especial cuidado y tutela en forma de garantías y limitaciones. ¿Estarán justificados mis temores?

Espero que esta introducción despierte el interés por las próximas entregas y que se genere debate al respecto.

Como no podía ser de otro modo, aguardo impaciente las sugerencias y críticas, tanto en materia de contenidos como de enfoque.

  1. en respuesta a Eguzkialde
    -
    #7
    29/10/10 15:32

    No puedo pretender arreglar nada en un contexto donde el mercado manda.
    Lo que sí puedo aportar son elementos para que el consumidor sepa identificar los factores de riesgo en la oferta que se le presenta y sepa elegir la fuente de dicha oferta. Es decir, que pueda evitar pisar una mina.
    Con ello al menos quienes estén prevenidos no serán víctimas fáciles de algo que yo considero que debiera ser tildado de mala praxis.
    Si no hubiera personas excesivamente confiadas estas y otras prácticas no existirían simplemente porque no tendrían demanda.
    Saludos

  2. #6
    29/10/10 12:38

    Estoy seguro que llegarás al meollo del asunto en tres partes , ; pero este país necesitará una generación entera para tomar las ideas que hacen falta y aplicarlas para hacer sostenible, igualitaria , justa y social la pensión que nos merecemos.

  3. #5
    28/10/10 21:46

    Seguiré con atención tu siguiente post, parece alentador...

  4. #4
    28/10/10 19:19

    Las pensiones en manos privadas asumen que el ente financiero existirá durante muchos años hasta que te jubiles y te mueras, porque si quiebra antes, ya no tendrías pensión. ¿Y quien asume los costes? Nadie.

  5. #3
    28/10/10 18:23

    Hola, Carlos.
    Pues efectivamente, este tema debería tratarse seríamente por toda la clase política, y el Gobierno actual, obligado por las instituciones internacionales, creo que ha dado un paso, pero ahora se necesitaría que el resto de partidos también colaborasen.
    En cualquier caso, yo me decanto por un sistema de cotización individual, dónde cada ciudadano perciba sobre la base de todo lo que haya aportado durante toda su vida. Y las personas mayores que necesiten ayuda sean atendidas por los servicios sociales que correspondan, mantenidos con el resto de impuestos que pagamos.
    Saludos, y enhorabuena por la iniciativa.

  6. #2
    28/10/10 16:48

    Estimado Avante:

    Un vez tuve una charla con el ilustirimo economista Sr. Fabian Estape, y este comento que cuando una sobrina le pido consejo de inverisón, este la aconsejo la compra de una vivienda, como primera formula de inverison y ahorro.

    Si nos atenemos a las cifras que ha dado recientemente el Banco de España, nuestros activos superan con creces a los pasivos, y en este pais todos somos por tradicion inversores en vivienda.

    Entendamos que esto provoca enormemente al capital, y sobre todo a parte del sector financiero que no pueden incremntar por la via de la especulación su beneficio.

    Por fin se ha conseguido, que desaparrezca parte de la mitad de la competencia que no da beneficios porque lo invierte en obra social (discutible pero invierte más que los que dan beneficios).

    Dicho esto, si desea avanzar en el tema le adjunto el enlace de unos post, sobre una critica a un estudio que realizao la fundacion JUAN DE MARIANA, alvando le ahorro gracias al interes compuesto, partiendo de parametros poco realistas y criticando la renta basica de ciudadania.

    Cualquier solucion privada esta abocada al fracaso por los efectos de la inflaccion y las comisones que se cargan, y de hecho los grandes fondos de pensiones europeos invierten sobre todo en vivienda.

    En españa no teneos la cultura de lo publico que tienen otros paises de nuestro entorno, más europeos.

    Por ultimo indicarle, que hay personas que plantean una renta basica de ciudadania que correponderia a una pension minima, si existe posiblidad de financiar una renta basica como no va haber posiblidad de financiar unas pensiones dignas.

    Poder es quereer, pero parece ser que politicamente no interesa.

    Un saludo

    http://rentabasica.blogspot.com/2007/07/comparacion-con-sociedad-de.html

    http://rentabasica.blogspot.com/2007/07/comparacion-sociedad-de-propietarios-ll.html
    http://rentabasica.blogspot.com/2007/08/comparacion-sociedad-de-propietarios.html

    http://rentabasica.blogspot.com/2007/08/comparacion-sociedad-de-propietarios-lv.html

  7. #1
    28/10/10 13:18

    La verdad que es un tema espinoso la jubilación y yo creo que no se deberia retrasar sino que se cumpla, puesto que hay mucho prejubilado que puede trabajar perfectamente y en plena "juventud" disfruta, mientras que el resto de currantes tenemos que estar pagando.Otra cosa seria tambien a los politicos, no se puede tener una pensión con tan pocos tiempo cotizado o las pensiones vitalicias de los presidentes.
    Yo creo que una de las soluciones es que todo currante tenga que jubilarse a su tiempo y no anticipadamente, excepto trabajos fisicos duros como la construcción que es normal.

    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar