3

Hace unos días tuve un pequeño flash de ingenio. Estaba escribiendo a unos colegas invitándoles a desarrollar un proyecto común cuando me encontré ante una realidad. Voy a comentárosla a continuación.

Estábamos como os digo desplegando algunos elementos para un nuevo proyecto común relacionado con escuchar las necesidades de los clientes. Una de las cosas que teníamos claras es que el sector asegurador se dedica de una forma abierta y descarnada a proponer hechos consumados sin que el consumidor intervenga con voz propia en nada salvo en tres momentos:

  1. las declaraciones para la suscripción del seguro que, además, se formulan sobre un cuestionario totalmente dirigido por el asegurador.
  2. la declaración del siniestro, también dirigido
  3. la queja formal ante el Servicio de Atención al Cliente del asegurador. Algunas hasta llegan a imponer su formulario tal y como se ha constatado en los foros de Rankia que hace una aseguradora bancaria.

Si alguna tiene la idea genial de enviar un cuestionario de satisfacción este tiene a su vez varias premisas que invariablemente se cumplen:

  1. soslaya al mediador, su cliente interno. En la mayoría de los casos, si además su cliente interno es un corredor, este se mosquea porque en el impreso se remite al cliente a "llame al 902.XXXXXX o pase por su delegación más cercana" olvidándose de que el corredor ha depositado su confianza por algo que en ese momento se esfuma.
  2. Un campo de sugerencias siempre brillará por su ausencia. Uno de quejas ya adquiere el rango de mitológico.
  3. Invariablemente el cliente acaba por encontrarse al pie el típico "Dime de estos seguros cuales te interesan..."; y todo el enorme ataque de buenismo fallece al detectarse el burdo esfuerzo en vender una póliza más. En términos mercantiles se le llama fidelizar.

Dicho esto, queda claro que las aseguradoras HACEN COSAS pero las hacen a su exclusivo gusto, contrato de adhesión incluido. Por tanto uno llega a la conclusión de que como no escuchan, se mueven en el ámbito del HACER 1.0

Como alternativa al HACER 1.0  propongo el HACER 2.0 (esta es, de momento, mi contribución al mundo empresarial). ¿En qué consiste? Pues en algo extremadamente complejo, difícil y costoso (supongo, porque apenas hay quien lo haga así que deben ser estos los motivos):

ESCUCHAR y luego CUMPLIR

 

¿Quién se apunta?
  1. #3
    17/03/10 21:00

    Algunas hasta llegan a imponer su formulario ……. Carlos, me has recordado una de mis batallitas con casi todo el mundo ….. la verdad es que discuto bastante poco, actuó y punto, soy raro lo reconozco, en este caso “actuamos” porque era un tema de empresa en relación a un supuesto contrato de marcación indirecta (de los primeros tras la liberalización de la telefonía fija) estos con una oferta se inventaron un contrato y a los 4 años (si a los 4 años) que la empresa de telefonía cambio de propietario por dos veces, se inventan una factura de “mínimos contractuales” con devengo del 01/01/2002 al 31/12/2006, nada 2.800 €, todo ello sin contrato …. En fin una larga historia (solucionada a nuestro favor no sin un expediente que ocupa más de 120 hojas entre escritos, fotocopias, cartas, buro faxes, etc.) pues para reclamar anota: Habia que ir a Barcelona a la Calle Lepanto a buscar un impreso estandarizado de reclamaciones y el mismo debía ser entregado en la Calle Diagonal también de Barcelona, y no porque sea un edificio que de a dos calles, entre ambas sedes la distancia es considerable, y no te lo pierdas … responden desde la sede de Sevilla. Huelga decir que nunca recogimos su impreso ni lo entregamos a ninguna diagonal, a la sede social de la empresa y tirando millas.

  2. #2
    09/03/10 23:30

    Yo quiero HACER 2.0, eso nos diferienciaría del grueso del pelotón 1.0

  3. #1
    09/03/10 15:05

    Que escuchen ya va a costar... pero que encima luego cumplan, difícil va a estar!! aunque yo, como cliente, sí que estaría interesado si alguna se apunta.

    s2

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar