Seguro de Responsabilidad Civil para Bloggers

8
Este contenido tiene casi 12 años

Un día quien les escribe se sentó ante el teclado, preocupado por algo que estaba aconteciendo en el sector y, más concretamente, por la actitud de una determinada compañía. Solo soy uno de tantos a quien hoy se describe como blogger pero a mí se me antoja que estoy aún ligado con esos escritos libres y espontáneos que surgían en ateneos y mesas de café a principios del siglo XX. Solo que las dos líneas del café las leían los amigos y un blog llega a mucha gente. Cambia la dimensión pública y con ello también el riesgo.

Así que, continúo, escribí un post. Antaño se le llamaba "artículo".

Avanzo que una de las múltiples reacciones al post se materializó a los pocos días en la visita a mi despacho de uno de los mandamases procedente de la sede de la aseguradora comprometida. Indagó acerca de las intenciones de mi comentario y ello me hizo reflexionar: "si no soy un funambulista ¿qué hago en la cuerda floja?"

¡Porque el asunto podría haber terminado en una demanda!

Aunque el comentario era inocente de narices, carente de animadversión y más bien tenía el tinte de queja o lamento. Una elegía.

Así que me puse a trabajar en resolver la papeleta, porque no encontré en el mercado asegurador español a nadie que ofreciera un seguro de responsabilidad civil para bloggers. Meses más tarde aparecieron en el mercado ciertos comentarios porque en Estados Unidos ya se estaban produciendo demandas y condenas; allí disponían de producto asegurador. También en Grecia y otros países localicé condenas o bien demandas por contenidos publicados por bloggers "aficionados" quienes supongo no esperaban que su hobby podía transformarse por arte de birlibirloque en una situación tendente a la ruína familiar.

He de alegrarme de no haber sido el único blogger y corredor en tener la misma sensibilidad hacia este riesgo y hace unos meses Alain Puyo, Director Técnico de Alfarisk presentó una excelente solución de seguro de responsabilidad civil para bloggers. Mi sincera enhorabuena por su anticipación, es un gran profesional.

Por nuestra parte, seguimos con las conversaciones que habíamos abierto al respecto que han culminado recientemente con una solución aseguradora real al problema de la mano del LLOYD's. Que yo conozca la de Alfarisk y la nuestra son las dos únicas alternativas del mercado en la actualidad.

Un seguro de responsabilidad civil para bloggers puede no ser percibida como la solución adecuada por muchos particulares que ven en su actividad de comunicación algo inocente, sin riesgo. Pero la realidad, la tozuda realidad, está ahí y no se detendrá ante un padre de familia que solo publica por hobby si se entienden vulnerados derechos o se sufre un pretendido o real daño moral. En este sentido es muy importante que el redactor de un blog sepa a qué riesgos se enfrenta, valore cada contenido que aporta o que permite que resida en su blog (aunque haya sido aportado por terceros) y ello incluye no solo los textos, sino también las imágenes, los archivos, los enlaces, las referencias,...y los comentarios de terceros. Que se lo pregunten a Miguel Arias, de Rankia, y la demanda que le presentó Ausbanc... No hablo del sexo de los ángeles.

Vivimos en un mundo complejo donde, además, nuestros post traspasan fronteras nacionales y pueden alcanzar mercados jurídicos distintos de aquellos que presuntamente conocemos. Sinceramente dudo que ningún blogger de quienes conozco tenga la más remota noción de derecho internacional, de derecho de imagen, propiedad intelectual o intromisión en la intimidad o del honor ni siquiera en su propio país, por lo que, entiendo, se hace necesario contar con algún tipo de cobertura en caso de desastre. Lo que proveemos es, simplemente, una red para el funambulísta.

Seguramente, como dice un buen amigo y compañero blogger, muchos aficionados cerrarán la "paraeta" si eso tiene que costarles un duro. Mi reflexión va en otra línea: si gastamos en un seguro de viaje para no tener problemas cuando vamos al otro lado del mundo, si gastamos en remontes para darnos cuatro panzadas sobre la nieve, si nos fundimos unos euros delante de un buen arroz ¿por qué razón vamos a perder la oportunidad de comunicar, de dar rienda suelta a nuestra alma pública si eso nos cuesta un euro diario, un café (a mí me cuesta más, en Mallorca)? ¿vale la pena asumir el riesgo de estar solo ante el peligro a cambio de ese coste? Es una reflexión que cada cual tendrá que plantearse y tomar una postura consciente y meditada.

Yo no tengo este blog para comercializar nada, ya lo he dicho en muchas ocasiones. Pero el buen colega blogger de esta comunidad, a quien me referí en este mismo post, me ha hecho ver que tampoco sería ético por mi parte ocultar a los restantes bloggers la existencia de este producto.

Para ser decente hasta la tontería ya sabéis donde encontrar un seguro para bloggers: ALFARISK ó LLUCH & JUELICH.
  1. #8
    19/01/10 23:18

    Por cierto, os confirmo que en este caso España se ha puesto a la cabeza en I+D+i; me explico.

    Aparte del eco mediático que ha tenido este tipo de seguros en los medios del sector asegurador, el pasado domingo 18/01/2010 el diario ABC nos dedicó a Alfarisk y a Lluch & Juelich Brókers la página 32 de su suplemento de Economía.

    Pero la noticia se ha publicado también en Francia y en Alemania países donde este tipo de seguro no existe pero ha levantado expectación.

    Bueno, por esta vez...llegamos antes que nuestros vecinos europeos.

  2. #7
    19/01/10 23:15

    Estimados amigos:
    Una vez consultado el oráculo londinense, tengo que comunicaros que no existe la posibilidad de aplicar primas colectivas.
    Justificación:
    - No existe una estadística fiable acerca del comportamiento siniestral de estos seguros al ser totalmente nuevos.
    - Se está produciendo el despertar de los afectados en el ejercicio de sus derechos: empieza a haber demandas y denuncias por lo que no resulta prudente entrar en prácticas relajadas cuando la realidad recrudece.
    - Si se quiere disponer de buenos peritos y de buenos letrados, ambos especializados, hay que pagarles. Y eso no se consigue con seguros de "todo a cien" y a las experiencias en otros ramos me remito. Al final el principal perjudicado en todo seguro basura es el propio asegurado.
    - La prima que se ofrece es la mínima que se ha considerado prudente en tanto no exista un histórico fiable.

    Otra vez será, pero no esta.

    Un abrazo,

  3. #6
    30/12/09 20:05

    Para lo de Jaumet, yo me punto a su propuesta.

  4. #5
    Anonimo
    30/12/09 14:06

    Interesantísimo post.
    Tomo nota, gracias.

  5. #4
    29/12/09 22:13

    Excelente producto, Avante. ¿Por que no intentas hacer un seguro colectivo para abaratar la prima?

  6. #3
    28/12/09 16:34

    No es ninguna tontería, al contrario.

    Por cierto y por curiosidad ¿de que tarifas estamos hablando?, porque a lo mejor hacerte un rc no sé de 60.000 ó 100.000 € resulta que es el chocolate del loro ¿??????.

  7. #2
    27/12/09 23:46

    Efectivamente, hay que ser conscientes de que aunque nosotros consideramos nuestras aportaciones en los blogs como "filantrópicas", más o menos, ya que intentamos ayudar a la gente explicando ciertos temas, lo cierto es que si no se va con cuidado podemos buscarnos un buen lío. Cada uno debe valorar si le compensa o no cubrir este riesgo, pero si el riesgo no se cubre vía seguro, haremos bien en tener presente el riesgo a la hora de escribir... dejarnos llevar por un calentón o un cabreo puede tener consecuencias. Yo, por ejemplo, cuando hablo de malas prácticas de los bancos, evito dar nombres (lo que de paso me ahorra escribir una larga lista, jajaja) y me centro en describir lo que hacen y por qué no es correcto.

    s2

  8. #1
    27/12/09 23:28

    Vaya siempre se quiere hacer negocio de todo....

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar