22

El tema financiero en España en estos momentos es la salida a bolsa de Bankia, que no es más que la primera caja, (o grupo de cajas), que sale a bolsa. Pues dado que me han preguntado que opinaba de esta salida a bolsa, voy a tratar de contestar.

Lo primero que creo que debemos tener en cuenta que es un momento terrible (o no), para la salida a bolsa, y para que una persona invierta en bolsa. En resumen sigo manteniendo que el destino final del camino que llevan los mercados financieros no es otro que un gran colapso. (sigo manteniendo que los mínimos del ibex de marzo de 2009 no son nada comparado con lo que podamos ver cuando ya no se pueda seguir manteniendo este cachondeo).  Claro que mientras llegamos o no, pueden ocurrir muchas cosas. En definitiva, estamos en una situación en la que todos los inversores, analistas, gobiernos y bancos centrales están intentando hacer subir los mercados financieros; Y esto es mucho poder, aunque tiene límites. El que crea que estamos cerca de los límites que se salga, pero el que decida invertir en bolsa, ha de tener en cuenta las salidas de Bankia y Banca Cívica, por muchas razones.

La primera es algo que ya he puesto en su día. Toda esta situación que se ha generado en torno a las cajas no es más que un rescate encubierto a los bancos. En este post de febrero de 2011, exponía estas razones y al final parece que todo va de acuerdo a lo que se supone que ha de pasar para que los bancos peguen un pelotazo. Se separaban los activos buenos de los malos, se sacaban a bolsa los buenos con un gran descuento. En fin, el caso es que si es lo que pensaba en febrero de 2011, pues sigo pensando exactamente lo mismo. Es decir, a menos que los mercados financieros se vengan abajo, (por Grecia, por Estonia, por el fin del QE2 o bien por el límite de deuda en USA, o cualquier imprevisto que lo tumbará todo), lo normal es que la valoración tanto de Bankia como de Banca Civica se incremente después de la salida a bolsa.

Si hoy analizamos todos los periódicos y analistas tenemos a todo el mundo, nos encontramos con una curiosidad. Parece que a todo el mundo le ha dado por leerse el díptico y la oferta de la salida de Bankia a Bolsa. Tenemos un proceso muy similar a lo que ocurre con Loterias del Estado, y no es otra cosa, que absolutamente todo el mundo se vuelve de un pesimista integral y empieza a buscar todo tipo de información que pueda hacer dudar de la calidad de la oferta. Esto no ha ocurrido con otras emisiones que son claramente cachondeos (como la de Amadeus, o la de Zinkia, que ya he tratado en este blog).

Dejando aparte la de Zinkia, (cachondeo padre, pero en el MAB, por lo que podemos asumir que no sea del todo comparable), me gustaría decir que la de Amadeus, no ha levantado especial revuelo, a pesar de que estábamos hablando de una empresa con fondos propios negativos, (no es como el caso de estas entidades que salen con un descuento importante sobre estos), con un balance que ni trampas tiene, (era muy visible), y en el que a pesar de usar datos proforma de las últimas cuentas presentadas, (también existía reorganización social), y una lista de riesgos bastante peor que la de Bankia, (sigue en la cnmv el folleto). Ya por no hablar de valoraciones como la de Metrovacesa, que no hay quien se la crea, sino fuese porque es una cotizada en manos de la banca y por tanto que hay que hinchar como sea.

Todas estas cosas que no se han puesto en duda en Amadeus, salen ahora en Bankia. Por descontado, es muy difícil encontrar críticas a cualquier Banco Cotizado. Todo esto tiene una razón muy clara. Cuando estamos hablando de Bancos estamos hablando de que existen accionistas que protestan (y mucho) cuando a alguien se le ocurre poner en cuestión cualquier tema relacionado con estas cuentas. Sin embargo cuando estamos hablando de salidas a bolsa de entidades o empresas de carácter público, la realidad es que la situación es muy distinta. Como las cajas, (o loterías, o AENA), son de todos, pues en realidad es que no son de nadie. Por lo tanto, todo periódico, analista y formador de opinión, sabe que podrá sacar todas las pegas que le de la gana que no va a pisar callos, y de hecho que tendrá toda la difusión del mundo, porque a todo el mundo le interesa que la valoración ahora mismo caiga.

Cuando estamos hablando de una sociedad cotizada, pueden existir determinados grupos en tirar para abajo un valor, para entrar en él, pero a su vez existe un grupo que son los inversores actuales en la compañía, que tratan de operar en sentido contrario y por supuesto tienen control sobre gastos en publicidad, y capacidad de presión.

Pues en el momento en que Bankia, Banca Cívica o la empresa pública que sea, la situación cambiará, y aunque hoy todo el mundo puede atacar lo que le dé la gana, el mismo día en que algunas gestoras de fondos, inversores institucionales o grupo financiero, logre entrar en el capital, ya tendremos un cambio de la situación, y ya tendremos quien ha de defender las valoraciones de estas entidades. Lo que antes todo son críticas para entrar barato, pasarán en un espacio muy breve de tiempo a ser valoraciones positivas para incrementar el valor de la inversión que determinadas instituciones tienen en la entidad.

Por tanto, cuando Bankia, deje de ser una entidad pública y pase a ser una entidad en la que existen intereses privados, el hecho de que cotice al 50% de su valor en libros será una herejía. A nadie se le ocurrirá, (salvo pena de ostracismo), criticar la realidad del balance, (como nadie cuestiona el balance de Banco Santander, Banesto, Sabadell y otros…). De hecho curiosamente, pasará lo mismo que ha ocurrido con numerosos políticos; dejan de ser políticos o ex políticos para ser grandísimos gestores.

En definitiva, todo analista aprenderá rápido que ahora la cuestión no será generar negocio  tratando de bajar el precio para comprarles a los contribuyentes, (aquí todo el mundo se olvida de quien eran las cajas, y no es tan complicado, porque no hay más que recordar quién se queda las pérdidas si todo va mal), sino que pasará a ser una empresa o banco normal y la idea será subir la valoración para cuidar al accionista.

Con frecuencia escuchamos que las OPV u OPS no siempre son éxitos, y que realmente los pelotazos son excepciones, siendo lo normal la existencia de pérdidas, y tal hecho es completamente cierto, pero debe ser matizado en el sentido de que este proceso que he tratado de explicar es clave en esto. Cuando una familia, o un grupo saca una parte de una empresa a Bolsa, existe una concentración muy fuerte de las resistencias a análisis críticos, y existe un  interés muy concentrado en valoraciones positivas. Pero en el caso de privatizaciones, el esquema es completamente distinto. ¿Alguna privatización ha salido mal?.

Por todo esto, y dejando aparte una posible debacle de los mercados financieros, lo que está claro es que la salida a bolsa de las cajas, (de hecho cualquier privatización), va a ser una oportunidad en el sentido de que se van a comportar mucho mejor, (incluso ante el caso de un derrumbe va a ser menor), que el resto de las cotizadas. Otra cosa es a nivel económico que serán un completo desastre, porque lo que nos vamos a encontrar los españoles es con una situación en la que tendremos menos patrimonio, menos instrumentos, mayor concentración en el sistema financiero y una entidad más que nos obligará a tomar todas las medidas posibles para que suba su valor. 

  1. en respuesta a Burbujo
    #22
    01/08/11 12:34

    Yo si que estoy de acuerdo en todo lo que comentas y creo entender la razón de la flotación de valores que estan a todas luces hundidos.
    Una cuestión a reflexionar es que hay el mismo dinero que había antes de la crisis dado que nadie se ha dedicado a quemar billetes. Más bien ha pasado lo contrario se han creado más con las previsiones de rentabilidad del BCE.

    ¿Qué sucede pues con la crisis? ¿Qué la provoca?. Bien lo que la provoca es:

    1.La concentración de capitales en pocas manos.
    2.La disminución de los recursos productivos no renovables, con su incremento de valor independiente de la tasación monetaria .
    3.La fundada desconfianza de los que concentran el capital en invertir en productos que parecen sobrevalorados.

    Nos hemos dedicado a sobreconsumir recursos básicos como el petróleo que aun hoy está muy por debajo de su coste sostenible.-Soy consciente de su carga impositiva-. Producir un litro de gasolina de forma sostenible sin carga de impuestos podría estar por los 2 euros litro, con demanda reducida, quizás más.
    Dependemos en exceso de lo que producen países terceros como China y otros con mano de obra de coste muy reducido.

    Todo esto ha provocado que se evidencie una devaluación monetaria encubierta. El dinero vale menos, mucho menos de lo que pensamos. Los que han concentrado este valor-monetario- sienten inquietud. Dado que no se ha producido una devaluación explícita más allá de la aceptada por el IPC. -nadie lo ha anunciado- .La gente quiere creer que el valor del dinero no se ha modificado. Eso hace que los productos básicos les parezcan caros, no inviertan en ellos y por tanto busquen su propia burbuja de fantasia. Es seguir el juego al margen de la realidad.
    Invertir moneda en comprar moneda para obtener más moneda.
    En este sentido se ignora la situación actual y los mercados faltos de capital se hunden.
    Los únicos que invierten se encuentran un mercado desprovisto de liquidez, hay menos inversión, y ¿qué hacen?
    Especular. Especular con productos básicos -gente que acapara mercados de alimentos básicos por ejemplo- peligrosísima que puede llevar a un incremento en sus precios inasumible, y para lo cual las leyes no están suficientemente adaptadas para controlar. Parte del endeudamiento de los países está basado en este principio.

    El invertir en productos financieros de cierto riesgo es una manera por tanto de meter la cabeza bajo el ala.
    La comprensión del sistema macroeconómico que subyace nos permite intuir con cierta probabilidad y predecir el comportamiento de los mercados futuros.
    Igual que el dinero no se ha destruido, no olvidemos que los recursos si se han consumido.

  2. en respuesta a Maroci
    #21
    07/07/11 00:48

    hombre, desde luego en terminos de calidad no creo que sea de los peores de el economista, pero vamos, que igual no les acaba de convencer la "linea editorial".

    de todas formas, hace tiempo que no pruebo, pero si es cierto que no salían publicados mis comentarios...

    a ver si puedes ir

    saludos.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar