3

Según parece ahora Mariano Rajoy ha impuesto una cláusula en la reforma de la seguridad social por la que no se podrán congelar las pensiones en ningún caso, en contra de las recomendaciones de los expertos, que abogaban no sólo por la congelación, sino que incluso por las bajadas de las pensiones en determinadas situaciones.

Las razones de tal anuncio pueden ser puramente electoralistas o en virtud de la necesidad de incrementar la confianza de la sociedad y de esta forma tratar de recuperar el consumo del país, algo básico para recuperar la economía. Según quien interprete, dirá que estamos ante una u otra de las razones, y lo cierto es que es probable que sea una combinación de ambas.

El problema es que esto es completamente inútil, por la misma razón que toda la serie de normas que van destinadas a proteger a distintos colectivos. Para entender la utilidad, tan sólo hace falta contestarse a la siguiente pregunta: ¿Alguien se siente más tranquilo si se incluye esta cláusula?. El problema de fondo no es una norma en particular, sino que se han dinamitado a lo largo de estos años, con todas las medidas y reformas la poca seguridad jurídica que existía, y ahora mismo las normas son algo totalmente vacío de contenido que depende tan sólo de la fuerza que tenga el colectivo afectado.

Y en las pensiones, la cosa está clara. Nos cuentan que se introducirá la prohibición de congelar las pensiones, cuando resulta que hasta la reforma, lo que tenemos  una normativa de pensiones que obligaba a mantener siempre el poder adquisitivo, pero el problema está en que esta norma es totalmente relativa, ya que cuando no interesa, o bien se cambia de repente o bien se ignora completamente.

El gobierno portugués expresa perfectamente esta situación en su carga contra su tribunal constitucional debido al hecho de que este valora más los derechos adquiridos que otras cosas, ni llegándose a plantear que precisamente las leyes y las normas son precisamente para esto, y que si los derechos  adquiridos se convierten en papel mojado, lo que tenemos es que la confianza en estos es completamente nula.

Es fácil entender por tanto, que sea cual sea la razón de tal anuncio, o de la implantación de la medida, será completamente inútil, sea cual sea el motivo que la origina. Es decir, ni va a servir absolutamente para nada en lo que respecta a la recuperación económica, no va a incrementar la confianza de ninguna forma y por supuesto tampoco va a servir para conseguir votos, ya que nadie de los que dude de las pensiones en el futuro, (y vote en función de esto) va a cambiar por esta razón el sentido de su voto.

  1. #3
    24/09/13 21:32

    Lo mas importante es que poco a poco podamos salir de esta crisis de la mejor forma posible. Si esta vez es a favor de los retirados o pensionistas, mañana posiblemente será la de los funcionarios y así sucesivamente. Seguramente algunos piensen que estas normativas son por razones electorales, en el caso que fuera así; ¿Todos los gobiernos que han gobernado durante esta democracia en España, lo habrán hecho por este motivo? y a lo mejor por esta razón va España a trompicones.
    Un saludo

  2. #2
    23/09/13 22:14

    No las congelan, las criogenizan..... Edad de Piedra, Edad de Bronce .... Edad del Eufemismo...

  3. #1
    23/09/13 21:14

    Cuando hundes a un colectivo en un mundo globalizado, se crea una burbuja, pero hacia abajo. Claro, aparte de la intelectualización deshumanizante de verlo así, lo que significa es que cuando venga la corrección, será un tiempo de buenas noticias para el conglomerado afectado.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar