La carta que Carlos Slim le escribió a sus empleados para enfrentar la crisis

18
Este contenido tiene casi 13 años

Llevo unas semanas muy liado terminando de hacer la nueva web de Rankia, que espero que os guste, y tengo el blog bastante desatendido... pero me han enviado un texto que no quisiera dejar de compartir con vosotros; se trata de la carta que Carlos Slim, empresario mexicano y uno de los tres hombres más ricos del mundo, ha enviado a sus empleados. Dice así:

Como todos ya escucharon, llevamos varias semanas de mucha volatilidad financiera mundial. Habrán escuchado de bancos, aseguradoras y casas de bolsa que han quebrado en el mundo. El objetivo de este correo no es alarmarlos, sino tratar de explicarles desde mi punto de vista las causas de todo esto, y explicarles lo que percibo que se está haciendo a nivel mundial para detener esta crisis y, por último, darles recomendaciones a nivel personal y comentarles qué estamos haciendo a nivel de empresa:

Antecedentes
La crisis inició en EUA con las hipotecas. Durante muchos años el valor de las propiedades estuvo subiendo constantemente. En estos años de bonanza se relajaron los criterios para dar préstamos.

Los bancos, para poder prestar más, juntaban o empaquetaban créditos hipotecarios con unos instrumentos financieros llamados ‘bonos respaldados por hipotecas’. Estos se vendían en los mercados financieros a otros bancos, fondos de pensiones, aseguradoras e inversionistas.

El problema ocurrió cuando los precios de las propiedades ya no subían y en algunos casos empezaron a bajar. Como parte de la relajación de los criterios para dar préstamos, algunos bancos prestaban sin prima inicial; para comprar casas prestaban el 100 por ciento del valor de la propiedad y en algunos casos prestaban a personas que no tenían empleo.

Al bajar el valor de las propiedades, muchas personas se dieron cuenta de que debían más dinero al banco que lo que valía la propiedad. Por lo tanto, dejaron de pagar sus créditos hipotecarios. Los propietarios de estas deudas, los dueños de los bonos que antes les mencioné, entraron en pánico y empezaron a vender sus bonos. Esto causó una estampida de venta de estos bonos.

Los famosos bonos se compran y venden como cualquier producto, tomates, casas, coches. Aún cuando tienen garantía de las hipotecas, la ley de la oferta y la demanda rige el valor de estos bonos.

Al haber mucha más oferta que demanda los valores se fueron al piso.


Como referencia, los bonos que tienen un valor normal de 100 dólares se vendieron a valores de 35 dólares. Lo ilógico del problema es que estos bonos, como recordarán, tienen como garantía propiedades que no han desaparecido y que, en primer lugar, las propiedades no han tenido una baja de valor de más del 20 por ciento y, en segundo lugar, sólo el 6-7 por ciento de los créditos se han dejado de pagar. Es por eso que esta crisis hipotecaria no tiene lógica. Ahora bien, los dueños de estos bonos tienen la obligación de valuar los bonos en su contabilidad al valor de lo que valen en el mercado.

Al haberlos comprado a 100 dólares y tener que valuarlos a precios muy inferiores, la diferencia es una pérdida que tiene que reflejarse en el estado de resultados. Esto ha ocasionado que muchas empresas como bancos, aseguradoras, etc. hayan tenido que reportar pérdidas millonarias, y en algunos casos, los bancos que no han podido conseguir más capital han quebrado por esta razón.

El problema ha ido creciendo de tal forma que llegó a afectar a bancos que no tenían estos bonos. Como antecedente, es importante entender que entre bancos diariamente se prestan dinero para financiar sus créditos y sus operaciones de diario. Al haber incertidumbre sobre el resultado de la crisis, los bancos están subiendo el costo de prestarse entre ellos. Asimismo, están dejando de confiar entre ellos y dejan de prestarse. Esto ha causado que otras instituciones financieras se vayan a la quiebra, contagiadas por el problema inicial.

Ahora bien, ¿al resto de la economía cómo le afecta? Los bancos, por la incertidumbre de qué va a pasar están dejando de prestarle a empresas y personas. Esto está sucediendo a nivel mundial; y en caso de que sí presten, piden más garantías y suben el costo de prestar. Las empresas bajan niveles de inventario, reducen costos y bajan sus utilidades, esto está causando que las empresas dejen de vender, tengan que reducir gastos y hasta tengan que despedir gente.

Estamos viviendo una crisis de confianza a nivel mundial. Como dice el dicho, ‘el miedo no anda en burro’. Como en muchos casos cuando hay cualquier tipo de crisis, el ‘por si acaso’ hace que la crisis se salga de proporción. Esto es básicamente lo que está pasando.

El miedo de muchos inversionistas está haciendo que se propague esta crisis como un virus, a nivel mundial. Ya contagió a Europa y Asia. Ya está afectando a México y aún cuando nuestros gobernantes lo nieguen, esto llegará a pegarnos, (ojo lo niegan no por incompetentes, sino porque lo peor que pueden hacer es propagar el pánico) ¿Qué tan grande será el golpe? Mucho dependerá de lo que hagan los gobiernos de países más grandes del mundo y la rapidez con la que lo hagan, y qué tan rápido esto impacte a nivel de empresas y personas. Los gobiernos a nivel mundial están tomando acción para evitar que las economías se frenen y darle garantía y seguridad a personas físicas, como todos nosotros.

1) Seguridad de que los ahorros que tenemos en los bancos estén seguros y que si el banco quiebra no desaparezca este dinero. Los gobiernos están dando esta seguridad a las personas garantizando los depósitos en los bancos, o en algunos países aumentando el monto del seguro de depósitos. Esto para evitar que la gente como nosotros vaya al banco a sacar su dinero y lo guarde debajo del colchón. Esto es una medida muy importante para que la crisis no se propague a gente común y corriente.

2) Prestarle a las empresas financieras, ya que entre los bancos ya no se están prestando o se prestan muy caro, para que éstas puedan voltearse con las empresas como la nuestra para prestar y la economía pueda continuar en su movimiento normal.

3) En EUA se le autorizó al gobierno a comprar los bonos famosos para que al haber más demanda de estos bonos por la ley de la oferta y la demanda, puedan tener un valor más apegado a la realidad y no basado en irracionalidad. También para que los bancos puedan vender estos bonos al gobierno y, con el dinero que reciban a cambio, poder prestarle a empresas como la nuestra.

Es importante entender que por el tamaño de la economía de México, por desgracia no podemos hacer mucho para revertir lo que está sucediendo a nivel mundial. Como país somos insignificantes para el problema mundial. Sin embargo, el impacto de lo que pasa nos afecta. Para darles una idea de las diferencias de tamaño, en EUA se fue a la quiebra la Casa de Bolsa Lehman Brothers.

Esta casa de bolsa era más grande que todo el sistema financiero mexicano junto. Los gobiernos están reaccionando porque entienden la magnitud del problema. Sus acciones tardarán en dar resultados, es como la medicina al enfermo, la reacción no es inmediata. En el transcurso tenemos que prevenirnos como personas y como empresa.

¿Qué podemos hacer?
Como director estoy preocupado tanto de la continuidad de la empresa como de la tranquilidad de ustedes, y de apoyarles y aconsejarles lo más posible para que podamos todos salir bien de estos acontecimientos. Es posible que la economía de México se frene.

Esto nos impactaría como empresa y, por lo tanto, a nivel personal. Es por eso que iniciaré con unas recomendaciones a nivel personal y luego les informaré qué medidas vamos a hacer a nivel empresa". Carlos Slim.

Para las empresas
Cuidar a los clientes. Tenemos que cuidar a nuestros clientes, desde la atención que le damos hasta el cuidado de su dinero.

Bajar los gastos. Es importante que todos los gerentes estén muy alertas en los gastos de:

a) Luz, teléfono, celulares, papelería, etc.

b) Viajes: reducirlos lo más posible y autorizar sin excepción todas las comprobaciones de gastos personalmente.

c) Cuidar los activos de la empresa, carros, fotocopiadoras, computadoras, impresoras, centrales telefónicas, aires acondicionados, etc.

d) Vender más: vamos a invertir en clientes nuevos y vamos a venderles más a los actuales.

A nivel personal
Cuidar su trabajo. No sólo implica tener la actitud correcta diario al ir a trabajar, sino procurar cuidar la continuidad de la empresa. Ser más eficiente, no perder el tiempo en Internet.

Bajar el nivel de gastos personales. Es importante que revisen sus gastos personales. Procuren no gastar en cosas que no sean de primera necesidad.

Ahorrar lo más posible. Esto se hace aún más importante por la incertidumbre que existe actualmente.

Mantener su dinero en el banco. Por más que escuchen que hay bancos quebrando en el mundo, es muy improbable que suceda esto en México. Es importante que entiendan que sus ahorros en bancos tienen un seguro por parte del gobierno. Tener su dinero debajo del colchón, con el compadre o en alguna caja de ahorro no necesariamente les da esta garantía.

Bajar lo más posible sus deudas, sobre todo las deudas que tengan una tasa de interés variable, que no sea fija. Me refiero a tarjetas de crédito y créditos personales. Las tasas de interés van a subir.

Analicen la tasa de interés que están pagando por sus deudas. Si necesitan apoyo consulten con personas que puedan asesorarles adecuadamente.
Entiendan la diferencia entre usar una tarjeta de crédito y endeudarse con una tarjeta de crédito. El primer caso es aquel que utiliza su tarjeta y la paga completa cada mes. El segundo caso es aquel que utiliza el crédito que da el banco o la tienda departamental y paga intereses porque no logra pagar su crédito completamente cada mes.

Las tarjetas de crédito y las tarjetas de las tiendas son una tentación enorme. No saquen nuevas y si pueden cancelar algunas, háganlo.

En este tiempo de crisis, para los créditos hipote carios a tasa fija, cuando pagan la misma cuota mensual hasta el final del préstamo, es mejor no adelantar pagos sino más bien ahorrar el dinero. No significa que dejen de pagar a tiempo sus casas.

No comprar las ofertas de "meses sin intereses". Me preocupa mucho esta forma de mercadotecnia. Como la persona no lo echa de menos en su bolsillo en el momento, se inclina a comprar. Sin embargo, la única forma de no pagar intereses es que cada mes pagues el total de la cuota que te pusieron en la tarjeta de crédito.

Tener cuidado con los préstamos a otras personas. Es muy común que alguien allegado les pida dinero prestado. Si lo llegan a hacer, pidan alguna garantía. No permitan que alguien con muchos problemas económicos los arrastre a ustedes también.

Mantenerse saludables. Las enfermedades cuestan dinero. Pónganse a dieta, bajen de peso, hagan ejercicio, bájenle al cigarro y no consuman alcohol.

Comentar todo esto con su familia. Es importante que sus parejas y sus hijos lo entiendan.



Hay muchas cosas de esta carta que vale la pena comentar. Lo primero es el simple hecho de enviarla, me parece un excelente ejemplo que muchos deberían copiar: transparencia, las cartas sobre la mesa; tenemos un problema, vamos a ver hasta donde llega y qué debemos hacer. Sin escondernos, pero también sin dramatizar.

Luego está su explicación de lo absurdo de algunos precios que hemos visto en muchos activos de inversión, algo que ya comenté yo en Mark-to-market... sin market, o sin tiempo:


los bonos que tienen un valor normal de 100 dólares se vendieron a valores de 35 dólares. Lo ilógico del problema es que estos bonos, como recordarán, tienen como garantía propiedades que no han desaparecido y que, en primer lugar, las propiedades no han tenido una baja de valor de más del 20 por ciento y, en segundo lugar, sólo el 6-7 por ciento de los créditos se han dejado de pagar

Otro tema que me gusta es que el énfasis no lo hace, como suele hacerse en España, en la moderación salarial... el énfasis lo pone en ser más productivos y en ahorrar en cosas menos necesarias. El verdadero objetivo de las empresas es mejorar la relación entre ingresos y gastos, y tomar medidas que hagan que el trabajador esté a disgusto (recorte de derechos adquiridos, congelación salarial) no suele ser el mejor camino; según mi experiencia como padre, la zanahoria funciona mejor que el palo, por lo que si ante la crisis se pide a los trabajadores que sean más productivos, con cosas concretas como las que Slim propone, es probable que consiga un ahorro similar en gastos, pero una mejora (en vez de un deterioro) en ingresos.

Y por último, como inversor y especulador, no puedo dejar de fijarme en las empresas que sufrirán por las medidas de ahorro que Slim, y muchos como él, proponen:


  • Luz, teléfono, celulares, papelería: Sinceramente, el ahorro en estas partidas dudo que vaya a ser significativo, aunque todo grano hace granero. Pero en todo caso, lo que eléctricas o telecos (como la del propio Slim, curioso) vayan a ganar de menos está ya más que descontado...
  • Viajes: reducirlos lo más posible: Aquí hay más "chicha"... ojo con las aerolíneas, hoteleras, etc, que van a ser un grupo de grandes damnificados por la crisis. Y recordad que un avión tiene los mismos gastos si va lleno que si va al 50%...
  • Cuidar los activos de la empresa, carros, fotocopiadoras, computadoras: Obviamente los fabricantes de equipamiento tampoco van a pasar una época dorada.

Y aunque el tema da para mucho, tengo que seguir puliendo la nueva web de Rankia, así que os dejo con esto. No dejéis de visitar la beta de la nueva Rankia, que incluye muchas novedades, y comentad lo que os ha parecido!!

s2




  1. #18
    Anonimo
    12/03/09 21:49

    Al Señor Slim no creo que le afecte la crisis, debido a que sus grandes empresas son una muestra muy clara de explotación a empleados. Ahorra en darles estabilidad y un salario justo.

  2. #17
    Anonimo
    12/03/09 21:46

    .

  3. #16
    Anonimo
    01/01/09 11:58

    No hay que perder de vista que ese 5-6% de impagos ha causado la quiebra de Lemman Brothers, que como muy bien dice Carlos Slim, es mayor que todo el sistema financiero mexicano.

  4. #15
    10/12/08 02:29

    Fernan2, buena la carta. Slim es famoso por eso, estar en los detalles junto a su personal y un muy alto control de los gastos de sus empleados. Para ello los busca austeros de formación (eso viene de la mano de la cultura familiar), para que lo apliquen en la empresa. Por lo general si una persona es austera personalmente, lo será también en su trabajo.

    Sin dudas, la carta es una buena guía para seguir siempre, con o sin crisis.

    Jordi : buenísimo el cuento !! jjajajja sabes ? mientras leía el cuento, pensaba en el mismo Resto del "Manolo" que nombras, pero también se me pasó por la cabeza el hombre del "libro" (técnico).

    ;-)

    Fernan2 siempre es un gusto leerte, suerte con la Web.

    Un abrazo.

    DogOso

    Desde el cálido Uruguay

  5. #14
    09/12/08 12:10

    Fernan2, no tengo yo tan claro que vayan a rescatar a los bonistas. Pero es que además todo lo que recuerdo haber visto con descuentos realmente enormes son participaciones preferentes, que NO son bonos. Es la versión española de las acciones preferentes. Si el banco quiebra los accionistas preferentes están por detrás de los bonistas, pero es que además como el cupón NO es un interés sino un dividendo, si la entidad no gana dinero (aunque no quiebre ni declare suspension de pagos ni nada) tampoco reparte dividendo a las acciones preferentes, con lo que te puedes encontrar que tu super-rentabilidad se convierte en cero durante varios años, con el consiguiente coste de oportunidad.

    En definitiva, que probablemente el precio sea menor que el razonable (y viendo la rentabilidad bastante grande que dan los bonos de empresas no financieras así lo creo), pero las que cotizan con megadescuentos del 50-60% no son el megachollo que parece a simple vista.

  6. #13
    08/12/08 15:18

    Grijandel, cuando te refieres a "riesgo significativo de quiebra", tengo que hacer una matización muy importante: Por lo que hemos visto hasta ahora, y para mí seguirá igual, puede haber un riesgo significativo de quiebra para los accionistas, pero no para la entidad en sí, ni para sus clientes, ni para los bonistas.

    Jordi, no sé qué pinta este comentario aquí, pero bueno... no digo que vayas desencaminado.

    s2

  7. #12
    Anonimo
    08/12/08 13:45

    El restaurante de Manolo

    Ante la crisis en el sector de la restauración, y la abundancia de críticas de los clientes acerca de los precios y la mala calidad de los servicios ofrecidos, Manolo decide montar un restaurante que ofrezca todo aquello que los clientes descontentos reclaman.

    El problema es que el restaurante de Manolo no está en el mismo barrio que el resto de restaurantes que frecuentan los clientes de su bar. Por lo tanto, Manolo decide promocionar su nuevo restaurante , y criticar los puntos flacos de los restaurantes de sus rivales, haciéndolo a distancia.

    Manolo es consciente de que los restaurantes del barrio son un nido de críticas por parte de los clientes que habitualmente los frecuentan; sin embargo, Manolo: que ha invertido mucho tiempo en conocimientos sobre el sector, está convencido de
    que sus restaurantes rivales son aún mucho peores que lo que muchos clientes imaginan, y decide montar un pequeño servicio gratuito de información, donde se despacha a gusto con las carencias y desastres que se maquinan desde la cocinas de dichos restaurantes. "El cliente necesita saber la verdad" - se dice a si mismo Manolo, así que construye un servicio de de información gratuito y altruista, en el que vende las bondades de su nuevo restaurante, al mismo tiempo que exprime los
    errores y la mala gestión del resto de restaurantes.

    Existen sin embargo muchos clientes que no están tan descontentos con los restaurantes del barrio, y dicen que tampoco hay que exagerar, y que ellos mismo han comido en esos sitios un montón de veces, y la verdad es que existen restaurantes donde se come bastante bién y no hay para tanto.

    Pero Manolo está empeñado en correrles el velo del engaño a todos esos ingenuos usuarios, para que vean claramente cual es la realidad.

    El problema es que el restaurante de Manolo no está en el barrio, y nadie conoce a nadie que haya comido allí, para que pueda hablar con conocimiento de causa sobre si realmente el restaurante de Manolo es tan bueno como dicen. Bueno, en realidad, sí que hay unos cuantos
    que han ido ya a cenar al restaurante de Manolo, y hay opiniones dispares, algunas muy críticas, pero dentro de la mayoría descontenta con los restaurantes habituales del barrio, esas críticas minoritarias no parecen preocuparle demasiado a Manolo.

    Manolo seguirá promocionando su restaurante, y criticando al resto de restaurantes del barrio, pero la mayoría nunca sabremos si allí realmente se come tan bien y el precio resulta tan atractivo: tendremos que fíarnos de la palabra de Manolo e ir allí a probarlo, puesto que no tenemos clientes próximos que puedan opinar al respecte. El nuevo restaurante de Manolo no tiene un currículum de clientes suficiente como para que podamos juzgar sobre su categoría, así que habrá que ir a pagar por el servicio y luego opinar.

    Manolo lo tiene muy claro desde luego: hay que venderse bien.

    "Protagonistas de la historia"

    Restaurante de Manolo: Family Office

    Restaurantes del barrio: bancos, cajas, algunas webs.

    Guionista: Jordi Tarragona.

  8. #11
    07/12/08 18:17

    ¿Cómo se fija el valor "teórico" de un sello en ausencia de un mercado? Es imposible. La única forma de valorarlo es en base a precios pasados, para lo cual ya estás empleando el mercado. Sin embargo un bien de capital se puede valorar en base a los rendimientos esperables, ignorando por completo los precios que tuvieron en el pasado.

    A lo que tu llamas valor teórico yo lo llamo valor razonable, y a lo que llamas valor real en ningún caso lo llamaría valor, sino precio.

    Emisiones de deuda de alta calidad "de verdad" al 50%? ¿Dónde? Porque la mayoría de las que veo son de bancos, que en mi opinión no tienen nada de "alta calidad", ya que tienen un riesgo significativo de quiebra a corto-medio plazo (y ahí incluyo a todos los bancos españoles).

  9. #10
    07/12/08 14:44

    Para cualquier cosa, siempre hay una forma de establecer un valor "teórico", pero lo que fija su valor real es la ley de la oferta y la demanda... ¿Cuantas emisiones de deuda de alta calidad están cotizando ahora por debajo del 50%? Y no hablo de subprimes, hablo de deuda corporativa... basta con ver las emisiones que comenta Llinares en su blog!! Pues con las subprimes, todavía hay más vendedores y menos compradores, así que los exageros son todavía mayores. Pero no te hagas ilusiones, esas titulizaciones se compran y venden entre institucionales...

    s2

  10. #9
    07/12/08 13:25

    Según tengo entendido cuando entra en impago y se liquida la propiedad se empieza pagando al mejor tramo, luego al segundo, etc, por lo que a los últimos no les llega nada. Además hay que tener en cuenta los costes judiciales.

    Cada titulización sólo tenía un tramo, así se juntaba el tramo AAA en una titulización y se podía vender a instituciones que sólo pueden comprar AAA, etc. Esa es la idea de hacer tramos, vender cada tramo por separado.

    Lo de los sellos no me parece un ejemplo válido, porque no son un bien de capital, no producen nada. No hay forma de establecer un valor de los sellos sin un mercado de compraventa, mientras que para los bienes de capital se pueden hacer estimaciones razonables de su valor independientemente de los precios del mercado de compraventa, en base a los rendimientos razonablemente esperables.

    Si hay MBS normales y corrientes, sin tramos ni cosas raras, cotizando al 35% con una morosidad del 12% que me digan dónde que quiero comprarlas...

  11. #8
    07/12/08 11:32

    Turkelton, supongo que los datos bailarán bastante según la fecha exacta que se considere y las fuentes consultadas, pero efectivamente el razonamiento es válido con los datos que sean...

    Abel, muchas gracias por tus comentarios, lo tendremos en consideración...

    Grijandel, el peor de los tramos puede no valer casi nada, pero aunque todo el tramo esté en situación de impago, la garantía real que tienen sigue valiendo más del 50% del préstamo original, ¿no? Aparte de que la mayoría de titulizaciones incluian una parte de cada tramo, no sólo del tramo peor...

    Pero no es tan difícil de creer lo de las valoraciones absurdamente bajas. Basta con pensar lo que puede pasar con el mercado de los sellos si los de Afinsa y Fórum reciben sellos en pago por sus ahorros, y deciden liquidarlos (que es lo que harían la mayoría de ellos): La inundación de la oferta pondría los precios mucho más abajo de lo que nunca hayan estado.

    Carlos, efectivamente pide ahorrar incluso en productos que él vende; los teléfonos o los cigarros. Chocante...

    Anónimo, obviamente lo de "gente como usted o como yo" no se refiere a él mismo... él no es como los destinatarios de la carta.

    Sintrampanicarton, yo hago artículos de cualquier cosa que me parece que puede dar lugar a una reflexión interesante, da igual si se trata de las primeras experiencias de un inversor novato o del discurso de un magnate o un miembro de la FED... la lástima es que pocas veces ocurre que sea un directivo español quien dé pie a reflexiones interesantes!!

    s2

  12. #7
    Anonimo
    06/12/08 17:30

    Me resulta curioso como lo que dice un magnate puede ser objeto de un artículo. La verdad es que ahora todos buscamos las opiniones de ellos, pero sin embargo no utilizamos el sentido comun.
    En tiempos de crisis hay que plantar la semilla.

  13. #6
    Anonimo
    05/12/08 21:39

    ¡¡ Vaya cuento infantil !! No quieren explicar claramente el tsunami que arrastra a USA y Cia.
    ¡¡ Vamos a la cama, que hay que descansar, para que mañana podamos madrugar... !!

  14. #5
    Anonimo
    05/12/08 12:59

    Que buena idea la de este señor, cuánto deberían aprender los empresarios españoles de gente como Slim.

    Muy buena su frase :"Esto para evitar que la gente como nosotros vaya al banco a sacar su dinero y lo guarde debajo del colchón."

    Pedazo colchón que tendrá, será como Mallorca...

  15. #4
    Anonimo
    05/12/08 11:45

    Me ha encantado lo de "bajenle el cigarro".

    Segun tengo entendido Carlos Slim Helu tiene una fuerte posición en Altria (Marlboro USA).

    Vaya por delante que en mi opinión Carlos Slim es uno de los más grandes inversores de nuestro tiempo.

  16. #3
    04/12/08 22:28

    Hola, Fernan2.

    ¿Pero los bonos subprime no están divididos en "tranches"? Es decir, si la morosidad es del 12.5% el peor de los tramos no vale ni como papel de cocina (ha absorbido tanta pérdida que ya no absorbe el vino derramado :P).

    Aunque supongo que el pánico habrá arrastrado los precios por debajo del valor razonable, me cuesta creer que un MBS sin cositas raras llegue a cotizar al 35%...

  17. #2
    Anonimo
    04/12/08 21:57

    Hola,
    me gusta la nueva web, tiene un aspecto mucho más "web 2.0" lo cual es un gran punto a favor, y el menu superior más grande y visible.

    Por contra la publicidad de adwords queda muy arriba y lejos de los clicks del usuario... no se hasta que punto rankia depende de esa fuente de ingresos pero en mi opinion podria disminuir.

    Un saludo.

  18. #1
    Anonimo
    04/12/08 21:21

    Muy buen artículo, Slim articula un discurso sólido y coherente

    De todas maneras según la wiki, el porcentaje de subprime en el 2007 era del 12,5% -práctivamente el doble de lo que él comenta-, aunque su razonamiento -y el tuyo. respecto al valor de los bonos sigue siendo igual de válido.

    Tengo una duda respecto a la difusión de las subprime, se han utilizado las CDO cómo colateral para otro tipo de bonos propagando aún más la crisis?

    Turkelton

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar