6
Este contenido tiene más de 12 años
Este artículo me lo inspiró este mensaje de Agustinote:

Es un gráfico de Fannie Mae de un mes, es el primer gráfico que pongo, y ya de paso os pido a ver que os parece, ya se que este gráfico no puede interpretarse, o al menos eso creo, pero a pesar de todo, que pensáis?

Efectivamente, Agustinote tiene razón en que no puede interpretarse, aunque quizá el motivo que voy a exponer no sea el mismo que él pensaba...

Cuando yo estudiaba cálculo numérico en la universidad, nos enseñaban la problemática de sacar un resultado en base a operar con números mucho mayores: se pierde muchísima precisión. Es decir, que es mucho más cierto decir que 3-1=2 que decir que 100.003-100.001=2.

Matemáticamente, ambas son igual de ciertas, sí, pero... ¿qué ocurre si hay una desviación del 0,1% en uno de los operadores? La primera expresión se convierte en 3,003-1=2,003, que es básicamente lo mismo; pero la segunda expresión se convierte en 100.103,003-100.001=102,003... y es innegable que de 2 a 102,003 hay mucha diferencia!!

Esto hace que trabajar racionalmente con pequeños resultados de operaciones de grandes números sea inviable, porque un poco de "ruido" (falta de precisión) distorsiona completamente el resultado. Y es justo lo que pasa con Fannie Mae: Un "debe" enorme, un "haber" enorme, y una diferencia minúscula. Un 0,1% de error de apreciación en el "debe" o en el "haber", y el gráfico se vuelve loco...

Algo parecido pasa con las empresas fuertemente apalancadas. Por ejemplo, hace un año, los bancos eran la mayor riqueza del IBEX; y ahora, hay quien dice que los bancos no valen nada... total, porque la morosidad ha subido hasta el ¿4%? y puede llegar hasta el ¿doble? ¿Y que pasa con el restante noventaytantos por cien que no está en morosidad, más lo que se recupere de los créditos morosos? Pues que da igual... una pequeña reducción del "haber", y el saldo pasa a negativo!! Igual que Ferrovial, Sacyr y tantas empresas endeudadas y apalancadas...

s2

  1. #6
    Anonimo
    25/04/09 14:02

    Esto lo explicaba Buffett en una de sus cartas. Decía que a ellos no les gustaba comprar Bancos porque aunque su ROE es muy alto, los enormes apalancamientos assets/equity hacen que los aciertos hinchen los resultados, pero que los errores, por pequeños que sean, arruinen las cuentas.

    Y eso es lo que pasa ahora con las cuentas de resultados: una pequeña variación en la morosidad hace que tu banco pase de números rojos a beneficios, o al revés.

  2. #5
    24/04/09 23:54

    Agustinote, el mercado está tan mal que un muy mal resultado es bueno por comparación, frente a las debacles que hay por ahí... si yo no hubiera abierto cortos (y hay muchos que ni saben hacerlo), estaría muchísimo peor que un -20%.

    Pero en fin, suerte con esos títulos especulativos que antes se llamaban acciones y ahora los supervisa la ONLAE, en vez de la CNMV... ;-)

    Lacaseton, me alegro que te haya gustado... la falta de formación tratamos de ir paliándola!!

    Carlos, lo mismo te digo por tu comentario... gracias por invitarnos a pensar!!

    Edu, la inteligencia consiste en la capacidad de generalización y abstracción... vamos, entender el concepto y no sólo un caso concreto, para así saber aplicarlo a otros casos. Es algo que en muchos casos hacemos sin darnos cuenta (mi hija de 3 años sabe hacer muchas cosas que nadie le ha enseñado), pero que luego por pereza no se ejercita tanto como se debería... pero a mí la pereza me la da el ejercitarme en el gimnasio, y no aquí; yo encuentro la mar de entretenido el ponerme a elucubrar estas cosas...

    Por cierto, la representación de los números en coma flotante que describes es exactamente la problemática que yo estudiaba en la asignatura de cálculo numérico... pero para los "no informáticos", me ha parecido más didáctico hablar de falta de precisión, sin entrar en temas de bytes, dígitos significativos, etc... al fin y al cabo, es el tipo de falta de precisión que nosotros los informáticos conocemos, pero como comenta Carlos, en otros sectores como construcción o seguros, tienen sus propios tipos de "falta de precisión"... pero lo importante es el concepto, no el caso concreto; los casos concretos son sólo una ayuda para entender el concepto.

    s2
    s2

  3. #4
    Anonimo
    24/04/09 20:44

    Fernando, eres un fiera!!!
    Sabes mucho y todo lo aplicas a la economía...

    Una reflexión: Otro aspecto que no comentas pero que va muy en linea con tu artículo es la forma en la que se representan los números grandes en lenguaje informático base+exponente) y como se producen los errores:

    si queremos sumar 100 'doses' a 10.000.000 el resultado és 10.000.200

    si hacemos
    2+2+ ... +2+10.000.000 sí obtendremos ese resultado.

    Pero si hacemos 10.000.000 +2+2...+2 podemos obtener como resultado final 10.000.000

    ¡¡ El orden si puede afectar al resultado !!

  4. #3
    Anonimo
    23/04/09 16:49

    Muchos ingenieros están volviendo a la regla de cálculo y "abandonando" las calculadoras científicas y los programas de cálculo informático. ¿Porqué? Por lo que estás comentando: pequeños errores en porcentajes de calidad de hormigones, de tensión o flexibilidad del acero, por ejemplo, en una gran obra pública comportan que los datos excesivamente precisos sirvan para envolver el bocadillo. En cambio la regla de cálculo como herramienta que opera por aproximación e integra un cierto márgen de error en su lectura aporta resultados más seguros. Curioso.
    En la indústria aseguradora se conoce ese comportamiento. De hecho hay quien asevera que el seguro se basa en la estadística pero eso es falso porque los escenarios son dinámicos lo que conduce a comportamientos estocásticos, no estadísticos. En el seguro se maneja información con proyecciones a largo y valorando variaciones en la exposición a riesgo; de ahí que existan tantas provisiones de seguridad y de desviaciones. Es una industria serena en este sentido, con espíritu y habilidades para perdurar. Solo fracasan aquellas que dejan eso de lado y calculan sus cifras sin horquilla, ajustando la prima al límite no razonable, sino de calculadora: muerte anunciada.
    El seguro, para poner un ejemplo, tenía ya descontado el advenimiento del ciclón Klaus. Maneja datos de evolución de la meteorología y es conocedora de que el cambio climático no es una elucubración sino un elefante muy real en cacharrería. Así que lleva tiempo incorporando cambios, siguiendo eventos y dimensionando sus coberturas y primas para lo que vendrá. Eso no se resuelve, en la vida, con un 2+2.
    Yo, también de ciencias, tenía un profesor que en teoría de límites nos recordaba que "dos más dos tiende a cuatro". ¡Un Maestro!
    Gracias Fernan2 por no poner en tu blog casquería sino invitarnos a pensar.

  5. #2
    23/04/09 10:57

    Interesante y clara explicación. Y oportuna, ¡claro que si!.

    Supongo que el no tener en cuenta es tipo de apreciaciones por parte del pequeño inversor es por falta de formación, que no de información. Todos sabemos que es el apalancamiento pero pocos pueden interpretar su efectos de una manera correcta.

    Saludos

  6. #1
    23/04/09 01:14

    Hola Fernan2, ya le estoy pillando el gustillo a eso de salir en los blogs, jeje.
    No se, espero que sea de muerte natural, aunque prefiero no hablar de eso, con todos los respetos, prefiero hablar de los 1700 títulos que compré para especular. No se, cualquier cosa puede suceder, dudé entre Fannie&Mae y Citi, y hoy me alegro de haberme decidido por la primera,porque la cantidad destinada a la segunda era bastante mas. A ver que pasa en unos añitos con estas empresas.
    Por cierto, pierdo un 20% de mi cartera y estoy contento, empiezo a estar mal de la cabezota.

    $aludo$

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar