Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
7 recomendaciones

Recientemente, se han publicado las estadísticas de la evolución del patrimonio de los fondos en España y resulta curioso como la categoría de fondos garantizados ha sido la que más ha crecido, un 21% desde principio de año y un 38% interanual. Su patrimonio  supera los 50.000 millones de euros. Conviene pues preguntarse: ¿Qué son los fondos garantizados, cómo se construyen, qué garantizan y quienes garantizan? , principalmente si usted es partícipe de los mismos.

Los fondos garantizados aseguran a una determinada fecha, la conservación del capital inicialmente invertido. Los de renta fija (GRF) aseguran además un rendimiento fijo en la fecha de vencimiento de la garantía para lo cual compran renta fija con una duración similar a la del vencimiento del fondo. Los de renta variable (GRV), garantizan el capital invertido inicialmente más una rentabilidad vinculada (total o parcialmente) a la evolución de acciones, índices bursátiles, divisa etc.

La garantía sólo existe si se mantienen las participaciones desde el período de comercialización hasta el vencimiento del fondo.  Además de las comisiones de gestión y depositaria, existen en la mayoría de ellos, tanto comisiones de suscripción, fuera del periodo inicial de comercialización, como comisiones reembolso antes del vencimiento de la garantía  (Alrededor del 3%).

Simplificando podemos decir que los GRF compran deuda o emisiones privadas de renta fija, por lo que la rentabilidad asegurada a obtener a vencimiento es como máximo la de un cupón cero a dicho vencimiento, menos las comisiones (gestión, depositaria) y otros gastos del fondo. De aquí podría deducirse en principio, que cuánto menores comisiones y/o menor calidad crediticia de la renta fija comprada, mejor para el partícipe, ya que para él, su rentabilidad está asegurada por la entidad garante, normalmente la depositaria, que suele pertenecer al mismo grupo financiero que la gestora.

Cualquier persona puede confeccionarse un fondo similar comprando deuda de la misma o diferente calidad que el garantizado, asumiendo directamente el riesgo de crédito, manteniéndola a vencimiento y ahorrándose las comisiones correspondientes. La diferencia está en la garantía adicional al riesgo de los emisores de la cartera que en teoría aporta el garante.  Pero ¿Cómo se valora  dicha garantía cuándo el garante, como sucede con relativa frecuencia, tiene peor riesgo crediticio que la cartera y no aporta colaterales o garantías adicionales?

En los GRV, los intereses de la renta fija además de sufragar las comisiones y gastos del fondo sirven para comprar los derivados que nos aseguren la rentabilidad prometida. La CNMV señala que “cuando la rentabilidad es variable, resulta muy difícil para el partícipe saber de manera realista qué rendimiento cabe esperar y que debe tenerse en cuenta que la presentación comercial de estos productos puede tender a sobredimensionar las expectativas de rendimiento“, añadiendo que se elaboran fórmulas cada vez más complejas para el cálculo de la rentabilidad, siendo necesario poseer conocimientos muy especializados para entenderlas. En general, al partícipe no llega la totalidad de la revalorización del subyacente.

Parece meridianamente claro que si un fondo garantizado de renta variables compra renta fija a cuatro años al 4% de interés y las comisiones y gastos suponen un 1% anual, queda un 3% anual para comprar las opciones u otros instrumentos que le aseguren la rentabilidad prometida. Dichos instrumentos serán vendidos por bancos de inversión que perciben dicho 3% anual, y como ellos no son tontos no lo cambiarían por algo que probablemente dé más de ese interés. Por lo tanto podemos decir que el resultado más probable ser oscilará en ese entorno del 3%. 

Aquí, como vemos, influye, además de la calidad crediticia de la renta fija, la solvencia del vendedor de opciones que puede tener graves consecuencias para los garantes como vimos en el caso Lehman. Usted puede replicar un garantizado directamente comprando renta fija y con los intereses de la misma acciones.

Curiosamente, hoy en día se dan las circunstancias menos adecuadas para comprar un fondo garantizado, dado que, los tipos de interés están bajos, y por tanto, habrá menos dinero para comprar opciones. Además, la volatilidad desde hace cuatro años es relativamente alta y, por tanto, más caras las opciones. Para que podamos garantizar del 100% de la revalorización y que dicha cifra figure en la publicidad, las gestoras inventan todo tipo de galimatías, fórmulas, cesta de índices, de acciones descorrelacionadas y tipología de opciones, que confunden al partícipe que se marcha de la oficina bancaria con la creencia de que si la bolsa sube él recogerá gran parte de la subida. Mi consejo, es que lea y entienda el apartado de fondos garantizados de la Guía de la CNMV antes de suscribir.

Personalmente, pienso que lo que  garantizan es una suculenta comisión para las entidades financieras de un dinero prisionero durante varios años debido a las altas comisiones de reembolso durante la vida del fondo y lo fácil de su gestión. El crecimiento espectacular del negocio, sólo se entiende por el interés de las entidades financieras en su comercialización (dados los altos márgenes que  reportan), y por nuestra falta de cultura financiera.

Después de estas consideraciones generales, lo que quería transmitirles es mi recomendación de que si tienen un fondo garantizado miren con detenimiento el folleto informativo, la composición de la cartera, y la rentabilidad prometida. Leer párrafos, como los que figuran en los folletos del tipo “el registro del folleto no supone pronunciamiento alguno acerca de la calidad del garante o del contenido de la garantía", o "la CNMV no asume responsabilidad alguna acerca de la veracidad y efectividad de la misma“, que se repiten, supongo que a instancias de la misma CNMV, nos debe alertar de que no todos los fondos garantizados están igualmente garantizados y del papel que desempeña o no después de los consejos y advertencias que transmite en sus guías, el supervisor. Juzguen ustedes.

No sería la primera vez que, a pesar de las circulares, recomendaciones y, suponemos que inspección y control in situ de la CNMV, encontramos en un fondo garantizado, deuda de todo tipo, incluyendo la de algunos países con riesgo de impago. La pregunta que nos podemos hacer es ¿Quién garantiza el fondo si los recursos propios de las entidades  garantes van menguando como consecuencia de la crisis? ¿Quién pagaría la garantía si alguna emisión no es satisfecha al vencimiento? ¿Garantizará el FROB a través de inyecciones de capital las pérdidas si las hubiera en los recursos propios de las entidades como consecuencia de estos eventos ?

Después de que los consejos de administración, altos directivos financieros y amiguetes se están forrando vaciando las empresas de sus activos más valiosos, para hacer suspensión de pagos y endosarle el muerto al Estado, ahora sólo nos falta que además de los recortes sociales, subidas de impuestos, bajada de pensiones, despidos más baratos, paro, tengamos que seguir pagando entre todos algún nuevo desagisado de los de siempre.

 
  1. #5
    Antoniorb

    lamentáblemente los clientes que he atendido con ofertas de estos productos bancarios principálmente oyen la palabra Garantizado y no hay forma de hacerles entrar en razón y que no les garantizan nada mas que no van a perder en el mejor de los casos porque ganar lo dudo mucho teniendo en cuenta la inflación y comisiones soportadas por el producto.Pero en momentos de caidas bursatiles la masa es miedosa y caen como moscas en estos productos que a priori se venden como que si la bolsa sube ganarán mucho y si cae no perderan o incluso ganarán.Pero los datos son claros y pocos garantizados obtienen rentabilidades por encima inflación .

    gracias por el artículo enrique.

    un saludo

  2. #4
    Fernan2

    Muy buen artículo, Enrique; yo también les dediqué uno hace tiempo:
    Fondos garantizados: Lo que el banco no dice

    Lo que más me fastidia de ellos es que, pese a que se trata de un producto dirigido a inversores de perfil conservador, una parte de la inversión va directamente a derivados... contradictorio, ¿no?

    d3

  3. #3
    Daniel Bravo

    El único argumento a favor de los Garantizados que he escuchado razonable es que al tener mucho mayor poder de negociación, pueden conseguir comprar opciones exóticas Ad-hoc que un inversor retailer no podría conseguir.
    Todo el resto de información que he escuchado sobre los garantizados, a sido razonablemente en contra de ellos.

  4. #2
    Respes

    Se suele invertir en Bolsa cuando está alta y comprar fondos garantizados cuando está baja. Todo lo contrario a lo que deberíamos hacer. No aprendemos nada, nunca.

  5. #1
    Prada

    Se ha echado de menos tu artículo esta semana en Cotizalia.

    Muy, muy bueno el post de hoy.

    Saludos.

7 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar