¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Enrique Roca - Erre

Comentarios bursátiles, socioeconómicos e ideas sobre autonomía financiera

Cómo elegir un plan de pensiones

Cada vez que llega la época de campaña de declaración de la renta y la Navidad, las entidades financieras cambian su cara, dándonos su lado más amable regalándonos jamones, cuberteria, televisores, viajes, etc. eso sí, a cambio de suscribir un plan de pensiones. Lo habitual es que el importe del regalo sea inversamente proporcional a la rentabilidad a obtener. Se olvidan que el mejor premio para el ahorro a largo plazo es la rentabilidad.

Nos advierten que faltan pocos días para beneficiarnos de las importantes ventajas fiscales que concede el Estado a los partícipes de estos planes y que, una vez estemos jubilados, la rentabilidad del plan de pensiones ayudará a sostener nuestro actual nivel de vida.

A través de Rankia puedes descargarte la guía de Planes de Pensiones con todo lo que necesitas saber de estos productos.

Elegir planes pensiones

 

 

¿Valen la pena los planes de pensiones?

Antes de pasar a analizar si esto es así y la conveniencia de contratar o no un plan de pensiones, de cuáles contratar y cómo hacerlo, nos gustaría compartir una serie de datos relacionados con el tema para su reflexión:

 


1) Sigue aumentando el número de años que vivimos después de la jubilación.
La esperanza de vida en España es de 87 años para las mujeres y de 83 para los hombres. Somos el cuarto país de Europa con menor tasa de ocupación entre los mayores de 65 años. En 2014 los mayores de 65 años representan el 20% de la población mientras en 1980 eran sólo el 15% y dentro de quince años serán el 25%. Jamás, hasta ahora, había ocurrido en Europa un crecimiento de la población con una tasa tan baja de nacimientos.

2) El salario de los jubilados se reduce por término medio un 45% con respecto a su salario en activo, siendo la pensión media de jubilación en el año 2014 de 980 euros. Calculados realizados muestran que la última reforma (hasta ahora) cuando esté totalmente en vigor reducirá la cuantía de las prestaciones en un 30%.

3) En el sistema actual de reparto de la Seguridad Social donde los trabajadores activos pagan las pensiones de los jubilados, y con la estructura de la población, en la que cada vez más hay más parados y jubilados por cada trabajador en activo puede llegar a suceder que el Estado se vea imposibilitado a mantener el poder adquisitivo de las pensiones públicas a no ser que adopte otras fórmulas de financiación para acometer este gasto.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social se descapitaliza año tras año, y las pagas extra se cargan al mismo. La creación de empleo no incrementa hasta ahora la recaudación.

4) El Estado ofrece ventajas fiscales con el objeto de fomentar la contratación de planes de pensiones. Las aportaciones a estos planes, con ciertos requisitos, reducen la base imponible del Impuesto de la Renta.

5) Una vez comenzamos a recuperar dinero de estos planes, es decir, a cobrar de los mismos, estos ingresos tributan como rentas del trabajo.

El ahorro fiscal viene por el hecho que cuando estamos aportando a los planes, es decir mientras somos trabajadores, pagamos y por tanto nos deducimos al suscribir el plan a un tipo mayor que cuando somos jubilados, ya que las pensiones de la Seguridad Social son sustancialmente menores.

6) Según estudios realizados, las razones para invertir en un plan de pensiones son acumular ahorro para la jubilación (60%), la desgravación fiscal (32%) y la rentabilidad financiera (31%).


Para materializar nuestras inversiones los españoles solicitamos información principalmente a nuestro banco en un 60% de los casos o también a nuestros familiares y amigos, en un 19%.

7) En la Europa del norte la mayoría de la gente, ahorra para su jubilación invirtiendo en acciones (86%) frente a un mero 25% que hace lo mismo en España.

9) Según los estudios que anualmente publica el profesor Pablo Fernández observamos que en España en el periodo diciembre 1999 - diciembre 2014, la rentabilidad anual media del Ibex 35 fue del 3.28%, la de los bonos del Estado a 15 años 5.83%, pero la de los fondos de pensiones 1.20%.

Además, indica que “entre los 313 fondos de pensiones con 15 años de historia, sólo 21 superaron la rentabilidad del Ibex y sólo uno la de los bonos del Estado a 10 años. Por su lado, “58 fondos tuvieron rentabilidad promedio ¡negativa!”, afirma, escandalizado.

Los fondos de pensiones tenían en diciembre de 2014 7,8 millones de partícipes y un patrimonio de 63.930 millones.

 

Las consecuencias de elegir mal los fondos de pensiones

A la vista de los datos, en muchos casos los inversores en fondos de pensiones pierden la desgravación fiscal tan cacareada, vía comisiones, gastos e ineficiencias en la gestión, sobre todo si tienen la desgracia de elegir un mal plan, pues la diferencia de rentabilidad entre el mejor plan y el peor oscila alrededor del 18% anual.

De esa forma, en lugar de ahorrar para la vejez, con los planes de pensiones muchas personas se descapitalizan. Esto sucede porque en España, contratamos el plan de pensiones y nos despreocupamos de vigilar los rendimientos que éste nos genera. Así el 82% de los titulares de un plan de pensiones desconoce su rentabilidad y un 71% las comisiones que satisface por la gestión de los mismos.

Lo grave del asunto es que la mayoría pagamos a pesar de las utlimas reducciones y de la competencia estas comisiones por una gestión más que mediocre de nuestro dinero.

Seamos honestos y entonemos el mea culpa. La responsabilidad última de que nuestro dinero esté mal gestionado es nuestra al no realizar un seguimiento de la rentabilidad, ni un análisis previo a la elección de los mismos. Y es que los españoles dedicamos el triple de tiempo a la adquisición de un coche (36 días), que a seleccionar nuestro plan.

La triste realidad de los hechos no implica que los planes de pensiones no resulten un producto de ahorro e inversión muy aconsejable, especialmente si para su elección seguimos unas pautas muy sencillas.

 Descarga la guía de planes de pensiones >>>  En esta guía encontrarás todo lo necesario para conocer este producto y cómo invertir en él, en PDF y de forma gratuita.

La inversión inteligente en planes de pensiones


1. Evaluar qué tipo de plan se ajusta a tus necesidades


a) Un plan que replique un índice. En este caso optamos por un plan que se comprometa a obtener por ejemplo el mismo nivel de rentabilidad que el activo donde invierte. En estos casos, y en la medida en que no vamos a exigir una gestión extraordinaria, lo que más importa es satisfacer unas comisiones bajas.

Cualquier décima adicional de rentabilidad que podamos alcanzar se convierte al final en muchísimo dinero, especialmente, si vamos a plazos de inversión muy largos.

b) Elegir un plan de gestión activa. En ese caso, para elegir el plan no tienes más que seguir los mismos consejos que ofrecemos para la elección de fondos de inversión.


2. Comenzar a invertir cuanto antes

Pongamos el caso de dos amigos, Pedro y Juan. El primero empieza invirtiendo 1.800 € anuales a partir de los 25 años y mantiene la inversión durante 10 años, pero a los 35 se mete en una hipoteca y deja de hacer aportaciones. Juan, que gana lo mismo que él, gasta más de joven y no ahorra nada, pero a los 35 años decide empezar a destinar la misma cantidad, es decir 1.800 euros anuales, y continúa manteniendo esa aportación hasta los 65.

Así, Juan ahorra y aporta 1.800 € anuales más que Pedro durante 20 años, es decir, aporta 36.000 € más. Sin embargo, el capital final, suponiendo un 8% de rentabilidad anual en ambos casos, es de 283.383 € para Pedro y de 220.222 € para Juan.

La idea de sacrificarse desde joven durante unos años, para poder disponer después de un mayor capital funciona.

Si comienza a ahorrar en fondos de pensiones desde joven las aportaciones que tendrá que realizar a posteriori serán menores. De igual manera, si comienza joven podrá optar por fondos de pensiones que asuman más riesgos, y consecuentemente sean potencialmente más rentables. Si comienza en una edad más cercana a la jubilación no podrá asumir tantos riesgos y por tanto las rentabilidades potenciales serán menores.

El 60% de las personas activas del norte de Europa (el 95% en Holanda) ya tienen un plan, pero en España sólo un 30% dispone de uno. Ello puede ser debido a que aquí la confianza en el Estado es mucho mayor, incluso a pesar de que sólo el 9% de los españoles en activo, conoce cuál será el importe de su pensión de jubilación.

¿Cómo calificamos esto, descuido, ignorancia, holgazanería, analfabetismo financiero?


3. Si no dispone de dinero para iniciar un plan, endéudese


La rentabilidad a medio-largo plazo de un buen plan de jubilación es superior al coste del dinero con la ventaja adicional de que usted se puede desgravar de las aportaciones que realiza pudiendo capitalizarlas. Si elige un buen plan, algo que es muy sencillo, la rentabilidad financiero-fiscal de un plan de pensiones será siempre superior al coste del préstamo. Véase Planes de Pensiones vs Fondos de Inversión (para rentas bajas)


4. Realizar aportaciones periódicas de forma sistemática


Además de comenzar a aportar desde temprana edad, realizar ingresos periódicos puede mejorar de forma considerable la rentabilidad final. Este aspecto ya lo comentamos cuando hablábamos de la inversión en fondos.
Si aporta de forma periódica, cuando el plan de pensiones baja, está comprando más participaciones a precios más bajos. Si ha elegido un buen plan cuando éste se recupere esas aportaciones le reportaran una gran rentabilidad.


5. Realizar aportaciones extraordinarias en momentos clave


Considere realizar aportaciones extraordinarias cuando éste haya sufrido una caída superior al 25% desde máximos siempre, que confíe en la labor de los gestores del plan. El tiempo será su aliado y si ha elegido un buen plan éste le recompensará con creces. La paciencia es su aliada en la inversión inteligente y afortunadamente para algunos, los planes de pensiones no se pueden rescatar salvo circunstancias específicas.


6. Amortiguar riesgos en función del tiempo que le reste para la jubilación


A medida que se acerca el tiempo en que va a dejar de percibir rentas del trabajo conviene reducir los riesgos que asume con su plan de pensiones. Puede optar por:

a) un plan con objetivo predeterminado de rentabilidad a largo plazo que invierta un porcentaje mayor en activos sin riesgo bien conforme se alcance la rentabilidad absoluta prevista o bien conforme se acerque la edad de jubilación,
b) efectuar traspasos a un plan de menor riesgo como los de renta fija estatal si prevé rescatar el plan próximamente,
c) tenga en cuenta tanto su perfil de riesgo, como la posible evolución de los mercados financieros. Considere la inversión en planes integrado en el conjunto de su patrimonio, considerando éste como una unidad de inversión y riesgo. Al jubilarse puede vender otros activos o percibir rentas de alquileres que hay que considerar.
 

¿Cuál es la rentabilidad real de los planes de pensiones?

 

Vamos a analizar un ejemplo de forma que nos ayude a analizar qué rentabilidad real cabe esperar de un plan de pensiones.

Suponiendo una base liquidable en el Impuesto sobre Renta de 32.000 euros que corresponden a unos ingresos aproximados de 40.000 euros. Su tipo marginal, el correspondiente al último tramo de sus rentas, es del 30%.

Realizamos una aportación única de 6.000 euros, obteniendo una rentabilidad del 8%. Capitalizamos tanto la rentabilidad como la desgravación fiscal del primer año, reinvirtiéndolo nuevamente en el plan de pensiones y desgravándonos otra vez por el beneficio fiscal y por la rentabilidad anterior y así sucesivamente durante 20 años. Al final del período tendríamos 63546 euros, lo que arroja una rentabilidad media anualizada del 12,52%. Es decir, las ventajas fiscales que le reporta un plan de pensiones habrían incrementado su rentabilidad en 4,52 puntos.

No obstante para calcular la rentabilidad real de un plan de pensiones faltaría considerar la tributación que soporta el rescate del plan, es decir, lo que pagamos a Hacienda cuando pretendemos recuperar el fruto de nuestros ahorros.

En la medida en que suponemos que en la jubilación el tipo al que tributamos es inferior al que cuando estábamos activos trabajo, conviene tener en cuenta cuál sería la forma más beneficiosa de recuperar nuestra inversión.

Es conveniente analizar otras alternativas (préstamos hipotecarios, hipoteca inversa, venta de otros activos con pago aplazado, préstamos con la garantía del propio plan, etc.) que pueden paliar el efecto de los impuestos llegado el momento de la jubilación para lo que hay que tener en consideración la legislación entonces vigente.

El requisito para que sean interesantes están alternativas es que la rentabilidad financiero-fiscal del plan sea superior al coste del dinero.

La reciente modificación de la legislación permite retrasar las decisiones del cobro del plan aunque se esté jubilado e incluso puede seguir aportando al plan siempre que no se cobre una prestación del propio plan.

Por ejemplo, no resulta disparatado pensar que si nuestro plan de pensiones ha obtenido una rentabilidad histórica muy atractiva y tiene perspectivas de mantenerla en el futuro, puede resultar muy interesante poder endeudarnos con el plan como garantía del préstamo y no rescatar el plan de pensiones. Así podríamos dejar el mismo a nuestros herederos los cuáles quizás, sobre todo si son varios, podrían rescatarlo con una tributación inferior.

Importante es no confundirnos a la hora de suscribir un plan de pensiones con un seguro de jubilación. La sorpresa puede ser mayúscula. Repasa el capitulo introductorio de mercados financieros y verás la diferencia entre los diferentes productos.


¿Planes de pensiones, fondos de inversión o planes de inversión de ahorro sistemático?

 

Con la reciente modificación del I.R.P.F ha reducido sustancialmente las ventajas que los planes de pensiones disfrutaban en comparación con otros productos que como los fondos de inversión o los planes de inversión de ahorro sistemático (P.I.A.S.) pueden también servir como instrumento eficaz para la canalización del ahorro de cara a la jubilación.

Es por ello que es importante clarificar las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos y realizar los cálculos pertinentes.

Liquidez:

Los fondos de inversión son los más líquidos, seguidos por los P.I.A.S., que tras la reforma fiscal, se rebaja de cinco a diez años el tiempo mínimo de aportación a planes individuales de ahorro sistemático.
Los planes de pensiones, tras la última reforma fiscal, se pueden rescatar a los 10 años, que antes solo se podía acceder a él hasta la jubilación o en casos de paro prolongado o enfermedad grave. No obstante, las entidades financieras en caso de necesidad suelen conceder préstamos con la garantía de estos productos.

Flexibilidad:

Tanto en los fondos de inversión como en los planes de pensiones de pensiones se puede modificar la cuantía y la tipología de las rentas. En los P.I.A.S esto resulta más difícil.

Fiscalidad:

  1. Los alteraciones de patrimonio de los fondos tributan al 21%, pudiendose compensar con otras variaciones de patrimonio provinientes de enajenaciones. 
  2. Las aportaciones a los planes de pensiones desgravan del Impuesto de la Renta al tipo marginal. Los rescates tributan íntegramente como rentas del trabajo, tanto la parte proveniente de las aportaciones como la de los rendimientos.
  3. En cuanto a los P.I.A.S. hay que tener presente los siguientes puntos:

a) Si se rescatan antes del tiempo mínimo, se pierden los beneficios fiscales y pasarán a tributar como cualquier otro rendimientos del ahorro, es decir al 21%.

b) Cuando se traspasan a Rentas Vitalicias los rendimientos generados en ese tiempo (cinco o más años) están exentos de tributación.

c) En función de la edad del perceptor y tratándose de una renta vitalicia se considerará rendimiento de capital mobiliario y es el resultado de aplicar a cada anualidad un porcentaje que oscila entre el 40% cuando el perceptor tiene menos de 40 años y el 8% cuando el perceptor tenga 70 años o más.

d) En el caso de anticipación total o parcial de las rentas vitalicias se deben reintegrar los impuestos que quedaron exentos.
 

                                   

 

¿Entonces qué es lo que más nos interesa?

 

Suponiendo que la rentabilidad financiera fuera igual, probablemente el factor que más haya que tener en cuenta sea el tipo impositivo al que desgrava las aportaciones al plan de pensiones y el tipo al que tributará cuando lo perciba.

Considerando que los tres activos nos reportan la misma rentabilidad podríamos extraer las siguientes conclusiones:

a) Para tipos marginales de deducción de la base imponible de alrededor del 30% y de tributación a la percepción de renta del 25%, tipología no muy alejada de la media en nuestro país interesan algo más los planes de pensiones, después los P.I.A.S. y, por último, los fondos de inversión. Todo ello teniendo en cuenta únicamente el aspecto financiero-fiscal y dejando de lado aspectos como la liquidez.


Para tipos de deducción inferiores al 18% es posible que interesen más los fondos de inversión aunque los planes de pensiones también son útiles para las rentas bajas. Haga números en función de la fiscalidad de cada momento.

b) Como norma general en la medida en que sean mayores cualquiera de los siguientes parámetros: aportaciones anuales, el número de años de duración de la inversión, y el tipo impositivo, suelen convenir más los planes de pensiones, suponiendo la capitalización de los beneficios fiscales.

c) Igualmente interesan más los fondos de pensiones tanto en cuanto la diferencia entre el tipo impositivo al que se desgrava en el momento presente y al que tributarás en el futuro sea mayor.

d) No olvide la posibilidad de rescatar el plan de pensiones si está en paro de larga duración con una tributación mínima.

e) Cuando haga los cálculos para comparar productos y que adjuntamos (tanto con una única aportación como con aportaciones regulares en  cada año) tenga en cuenta la realidad de capitalizar en años sucesivos bien la desgravación y la rentabilidad obtenida. El interés compuesto es el motor de las finanzas.

Pocas son las entidades financieras que realizan una planificación financiera personalizada en función de la edad del cliente, del ahorro acumulado, unas tasas de rentabilidad razonable, y de unas cantidades de ahorro hasta la edad de jubilación que nos permitan conocer si podemos mantener nuestro nivel de vida. 
 

Tablas adjuntas:

 

En las tablas que se tenemos a continuación, podemos ver dos posibles modalidades a modo de ejemplo que se pueden tener en cuenta al contratar un plan d epensiones. Con una inversión inicial identica en ambos casos, en la primera tenemos se reinvierte tanto la deducción como la rentabilidad del mismo, y en el segundo tan solo la posible deducción.

 

                           

 

¡Descárgate ahora la guía de Fondos de inversión con todo lo que necesitas saber de estos productos!

Aviso Legal

** Los puntos de vista expresados en este artículo no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

  1. #1

    Anonimo

    Yo propongo otro plan de Jubilacion:
    Cotiza lo justo, pon todo lo que tengas en inmuebles, cuando llegues a la edad que quieras jubilarte (la que sea) vende todo y lo llevas a Andorra o Suiza y no pagues a nadie.
    Te quedara una jubilacion que te cagas.
    Como cobraras menos del salario base no te podran embargar nada.
    Y si estas calladito cinco años la deuda caduca.
    Feliz Jubilacion.

  2. #2

    Anonimo

    ¡Excelente aportación!

    Mil gracias por compartirlo.

  3. #3

    brocolao

    Al plan de pensiones le veo el problema de que la revalorizacion del plan va a tributar al tipo impositivo quecorresponda por rendimiento del trabajo. A fecha de hoy es mucho mas alto que el 19% que pagarias hoy por una plusvalia en base del ahorro. Aunque es dificil hacer una planificacion fiscal a tantos anos... ¿No seria mejor contratar un buen fondo de inversion? Tambien me he fijado en el caso de mi padre que tiene un plan de la empresa con prestacion definida. Esta prestacion le hace mantener el nivel de renta parecid
    a a cuando trabaja, por lo que las aportaciones a su plan individual lo que hacen es diferir el pago del impuesto, que pagara con el resca. Y com
    o comente antes pagara la revalorizacion a un tipo superior al del ahorro. ¿Que opinas Enrique debe dejar mi padre de hacer aportaciones a su plan individual?
    gracias por todos tus articulos.

  4. #4

    brocolao

    en respuesta a brocolao
    Ver mensaje de brocolao

    Perdón por la forma de escribir pero es que con el móvil y mis dedos tan grandes me resulta imposible hacerlo mejor jeje

  5. #5

    roschild

    Sr. Roca, no estaría de mas conocer quien asesora a trabajadores con ingresos medios bajos pero muy actuales -17.000 e/ año netos, por ejemplo- ya que en las consultoras tienen un corte de ingresos mínimos para "atenderte".
    Solo nos queda la vía autodidacta y en epsv casi que ni eso ya que tienen una opacidad informativa total.
    ¿Alguna sugerencia?

  6. #6

    Enrique Roca

    en respuesta a roschild
    Ver mensaje de roschild

    BON NADAL.
    El plan de pensiones tambien se puede rescatar cuando estás en paro sin prestación (evento cada vez más frecuente desgraciadamente entre los jovenes y cerca de la jubilación) e incluso dejarlo a los herederos (si son varios la progresividad del impuesto se rompe y normalmente los hijos cobran menos=.
    En cuanto a la oprotunidad de invertir hay que tener en cuenta además del beneficio fiscal la rentabilidad del plan y los años que quedan para la jubilacion y las alternativas a no invertir en el plan (qué se va a ahcer con el dinero.)

    Ante los atracos que como ciudadanos sufrimos diariamente lo mejor es autogestionarse aunque no seas anarquista.

  7. #8

    Jmar9072

    en respuesta a Enrique Roca
    Ver mensaje de Enrique Roca

    Hola Enrique.
    Esta es mi situación:
    - 38 años.
    - Tributo al marginal máximo (creo que 53% en Catalunya)
    - Desde hace 6 años aporto el máximo (10.000 euros) al PP.
    - Mi PP replica al IBEX. Cumple con lo estipulado (incluso algo mejor), pero tal y como ha ido el ibex estos 6 años, pues está con una rentabilidad total negativa.
    - Cuando me jubile (67 años) supongo que tributaré a un marginal sobre el 25% (suponiendo misma legislación y tablas), por lo que la idea es recuperar a plazos (por ejemplo 20.000 euros anuales durante 20 años).

    Crees que realmente vale la pena que SIGA APORTANDO 10.000 EUROS ANUALES cuando por mi cartera general, que yo mismo me administro, le ye sacado más de un 40% de rentabilidad en 2012?

    BON NADAL

  8. #9

    Enrique Roca

    en respuesta a Jmar9072
    Ver mensaje de Jmar9072

    Hay varias soluciones.
    a)Contratar un buen plan en Bestinver o hacer traspasos de uno a otro (difernete porporcion de RV)en funcion d lo que creas hacer la bolsa.
    b) Invertir en PP RV del Ibex cuando caiga y nadie quiera inverir (mejorarias la rentabilidad).
    x) Evidentemente si te desgravas el 53% pero si tienes rentabilidad negativa piensatelo y salvo que preveas paro puedes dejar de aportar por unos años o disminuir tu aportacion si consigues en otro sitio esa rentabilidaddel 40%.
    Pero creo que la solucion es y b.

  9. #11

    Alejperez

    Como todos tus post, está lleno de sentido común. Pero como muchos otros no me fío ni un pelo de los planes de pensiones, no sólo de los gestores, que ahí siempre podemos elegir, sino de los políticos.

    Viendo las propuestas de la izquierda y con el antecedente del robo de los planes de pensiones privados de pensiones en Hungría y Polonia, a mí me da que no compensa.

    Saludos

  10. #12

    Rookie1971

    en respuesta a Enrique Roca
    Ver mensaje de Enrique Roca

    Hola Enrique! Yo tengo 42 años y estoy tributando sobre el 35% cada mes (base en torno a 3500 euros).
    Acabo de traspasar a Bestinver ahorro un plan de pensiones con poca cantidad que llevaba varios años en barbecho. Tengo una pequeña cartera de fondos con un 10% de la inversión en renta variable y el resto entre renta fija muy diversificada y algún mixto defensivo. Crees que me merece la pena empezar a hacer aportaciones periódicas al plan de pensiones o mejor emplear dicho dinero en rentabilizarlo vía fondos? . Muchas gracias

  11. #13

    Enrique Roca

    en respuesta a Rookie1971
    Ver mensaje de Rookie1971

    Quizas lo mejor seria un mixto....Si compras un pp en renta variable están comprnado con un 35% de colchón y si por desgracia estás en paro lo podrías cobrar sin casi tributar.

  12. #15

    Rookie1971

    en respuesta a Enrique Roca
    Ver mensaje de Enrique Roca

    Muchas gracias, Enrique. Disculpa pero soy bastante novato en el mundo económico. Quieres decir que es mejor suscribir un PP mixto o dedicar la inversión a un fondo mixto?

  13. #16

    Buso

    Saludos!

    Tu afirmación:


    El Estado ofrece importantes ventajas fiscales con el objeto de fomentar la contratación de planes de pensiones. Las aportaciones a estos planes, con ciertos requisitos, reducen la base imponible del Impuesto de la Renta.

    es matizable. Realmente el Estado cobrará en el futuro lo que ahora permite al ahorrador desgravarse porque cuando se tenga derecho a recibir la prestación derivada del plan de pensiones se tienen dos posibilidades:

    • Cobrarla en forma de capital que fiscalmente es tremendamente desaconsejable

    • Cobrarla en forma de renta pero entonces aumenta sus rendimientos del trabajo y tributará más.

    Además, una vez se ha invertido en un plan de pensiones la forma natural de salir en llegar a la jubilación: Si cada año aportamos dinero y, en promedio, tenemos beneficios, una vez hemos elegido invertir en un plan de pensiones cada años pagaremos comisiones sobre una cantidad mayor de dinero. En una carrera larga de aportaciones, se puede llegar a pagar una cantidad mayor en comisiones de la que se consigue desgravar:

    Por ejemplo:


    • Si alguien tiene 80.000 euros en un plan de pensiones y este cobra de comisiones un 1,75% el partícipe aporta ese año a la gestora 80.000 x 1,75/100 = 1.400 euros.

    • Si aporta 3.000 euros al año tendría que tributar por un tipo marginal del 46,67% para que la desgravación igualara las comisiones.


    Realmente, no creo que un plan de pensiones sea un buen producto salvo para la entidad gestora, especialmente si ha elegido un fondo como el Aseval Renta Fija Mixta 1 PP que en los últimos diez años ha dado al partícipe una rentablidad media en forma de dchos. consolidados aprox. la mitad de lo que ha cobrado en comisiones.

    Además, demasiados fondos tiene una gestión tan pasiva, es decir, básicamente compran bonos del Estado y valores del Ibex que cualquiera puede comprarlos por su cuenta.

  14. #17

    Enrique Roca

    en respuesta a Buso
    Ver mensaje de Buso

    Algunas matizaciones:

    1) Cuando te jubilas cobras menos,luego tributas a un menor tipo y mientras te desgravas puedes capitalizar el efecto fiscal.
    2) Las comisiones se cobran en casi todos los productos por tanto ¿cual es la alternativa?.
    3) Cada vez es mas frecuente cobrar el plan de pensiones por paro de larga duracion .Aqui si no hay otra fuente de ingresos la tributacion es minima
    4)Hay que elegir buenos planes de pensiones (Bestinver) de gestion activa.

  15. #18

    Buso

    en respuesta a Enrique Roca
    Ver mensaje de Enrique Roca

    Saludos!

    Puesto que eres un gran conocedor del tema por tu trayectoria profesional seré cuidadoso en mi explicación. Tus matizaciones son interesantes y tu información, toda en general y no solo esta, una gran aportación porque lo importante es que todos los lectores puedan informarse y elegir qué les interesa.

    Con carreras de cotización completas y que no terminen en una recesión, hasta ahora, las jubilación no debía ser mucho inferior al sueldo. Sí en el caso de autónomos que cotizaran muy por debajo de sus ingresos reales o en profesionales que cobraran más de 40.000 euros brutos anuales.

    Las comisiones de compra/venta de acciones y bonos son mucho menores que las de productos gestionados como fondos y planes. Además, estos últimos hasta hace poco cobraban más que los primeros. Pero el problema para el partícipe de un plan de pensiones es que, en condiciones normales, se verá obligado a pagar comisiones todos los años hasta su jubilación; no, en cambio, los partícipes de fondos de inversión que pueden decidir reembolsar todo el patrimonio.

    Que se cobre un plan de pensiones como consecuencia de ser parado de larga duración es triste, pero además, la prestación de desempleo sí que tiene un límite máximo en su cuantía y mientras se cobra no se puede disponer del plan de pensiones (se considera parado de larga duración a efectos del presente Decreto aquellas personas, que a la fecha de la presentación de las ofertas de empleo estén inscritas como desempleados al menos 360 días en los 18 meses anteriores, si son mayores de 25 años).

    Desde luego, hay que elegir buenos planes de pensiones pero una alternativa mucho mejor en el caso de la renta fija es comprarla por uno mismo. En el caso de la renta variable casi nunca lo hace mejor el inversor particular que un buen profesional (buenos profesionales hay muchos pero por desgracia no se les permite desarrollar todo su potencial: Valga como prueba que en las Carteras de Expansión ahora todas excepto una superan el Ibex, varias lo duplican, mientras que la mayoría de fondos dan una rentabilidad similar o inferior al Ibex más dividendos.

    Como conclusión: Debemos calcular cuánto nos desgravamos cada año en un plan de pensiones y cuánto tributaremos cuando lo percibamos. Esto nos llevará pronto a la conclusión de que los planes de renta fija son, en su mayoría, contraproducentes, y los de renta variable deben ser escogidos cuidadosamente y además el partícipe debe hacer asunciones sobre largos periodos de tiempo o, en otras palabras, debe ser muy cuidadoso para no realizar aportaciones demasiado grandes por sus ingresos menguan ya que los planes de pensiones solo pueden recuperarse bajo ciertas condiciones pero si hace aportaciones demasiado pequeñas luego la renta que generen le será poco productiva.

    En definitiva, que para largos periodos se paga muchísimo en comisiones y se corre un alto riesgo de no poder gestionar convenientemente aportaciones y reembolosos: Ahora pudiera ser que la bolsa dé alegrías pero la mayoría de los asalariados no puede disponer de grandes cantidades para aportar a un plan de pensiones: son productos a muy largo plazo y su iliquidez puede obligar al partícipe a operar a contrapié mientras sigue pagando comisiones.

    Personalmente, aunque tengo contratado el plan de pensiones Bestinver Global prefiero comprar renta variable a través de fondos, no desgravar y pagar impuesto pero poder elegir cuándo y, desde luego, comprarme yo la renta fija porque en esta hay que ser paciente y comprarla cuando aparecen las oportunidades y eso es cada pocos años.

    Seguro que tus argumentos son mejores que los míos porque tus conocimientos son mayores que los míos pero disculpa que intente rebatirlos, más que nada para que tus lectores sepan que deben informarse cuidadosamente y ser cautos para decidir.

    Quien lo desee puede leer Cara y cruz de los planes de pensiones.

  16. #19

    Toni Cas

    Hola Enrique.
    tengo un plan de pensiones el cual en estas fechas quiero cambiarlo de gestor.
    mi jubilacion esta a unos diez años vistas.viendo la economia Mundial como esta y ya no hablemos de la Española, que plan me aconsejas uno variable, mixto o garantizado

  17. #20

    Enrique Roca

    en respuesta a Toni Cas
    Ver mensaje de Toni Cas

    1/4 en Bestinver prevision, 1/2 en Besinver ahorro y 1/4 en Bestinver Global

Autor del blog

  • Enrique Roca

    EX-Director de Carteras de Fondos de Inversion. Ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales siendo destacado por la revista Citywire y el Financial Times como uno de los mejores gestores europeos. Imparte masters especializados en destacadas escuelas de Negocio. Sus inversiones financieras más significativas se concentran en azValor. Los puntos de vista expresados en los artículos no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia· Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar