¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El blog de Echevarri
O lo que se me ocurre sobre el mundo financiero

¿Importa el tamaño? Hablo de la Banca

Soy consciente de que la noticia de este fin de semana, y la de hoy, es la intervención de CCM. Pero entre que estaba cantado y que aún no disponemos de información nueva y relevante, no veo que pueda aportar nada destacable, nada interesante a lo que podáis encontrar en otros autores de Rankia , de la blogosfera o de los medios de comunicación tradicionales. Tan sólo quizás una reflexión. Y es, ¿es significativo el tamaño en una crisis bancaria?, ¿supone un factor de protección? Yo, que suelo ser de los que se moja, aquí diría que depende. Veamos varios casos, que en ocasiones parecen contrapuestos:
El caso es que la Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) ha amonestado al banco regional East Bridgewater Savings Bank y le que otorga una calificación de "necesita mejorar", al considerar que esta pequeña entidad financiera de Massachusetts podría hacer mucho más en materia de concesión de préstamos según los indicadores medios de los bancos de similar tamaño (este banco tiene un ratio de préstamos en proporción al valor -LTV- del 27,6%, frente al 90% de media entre las entidades de similar tamaño) y que "no existen impedimentos financieros o legales que limiten la capacidad del banco para ayudar a hacer frente a las necesidades de crédito en su área". Además, el FDIC lo amonesta también por no publicitar suficientemente sus productos de crédito (ofrece hipotecas a tipo fijo) y no tener página web.
En primer lugar, es un ejemplo paradigmático de alguna de las diferencias del sistema bancario norteamericano con el español. La cifra es pequeñísima. Viene a ser como alguna de las minúsculas cajas rurales que aún quedan en España. Vamos, que hay sucursales de Bancos en las grandes ciudades con más volumen que dicha entidad financiera, y por lo que se ve, al supervisor estadounidense no le hace gracia que dicha entidad haga vocación de fe de ser pequeña.
1. En primer lugar esto desmonta esa falsa impresión de que EEUU es la meca del liberalismo. Ni en los años dorados del boom inmobiliario se recuerdan mensajes semejantes por parte de las autoridades financieras españolas. Esta claro que en todas partes cuecen habas, y debemos ser conscientes de que la sociedad americana, en algunos aspectos, es muchomñas intervencionista que la europea.
2. Y sobre el fondo del asunto, lo cierto es que a uno le llama la atención el pescozón por la publicidad(falta de la misma), pero no tanto por el tema de la web(me suena algo al respecto en el caso español, aunque no lo puedo asegurar).
3. Lo que clama al cielo es que se entrometan en su política de riesgos: preste, hombre preste. Claro que aquí ya hay quien les ha dicho a los Bancos que si no prestan se van a enterar. Ya puestos, casi es mejor que te lo haga un organismo, siguiendo algún tipo de reglas, que un ministro que va de sheriff. Pero detengámonos en este punto.
Y es que me temo que hay cosas que no han cambiado, como algunas que están en el origen de las subprime. La gente se ha quedado con los brokers de Nueva York, con las aseguradoras codiciosas, y con las certificadoras por encima del bien y del mal. Pero por debajo, como foco de todo esto, estaba la voluntad pública, política de que se prestase dinero, de que la gente tuviese vivienda si o si, sin entrar en la consideración de si era merecedora del crédito. Los Bancos se enfrentaban a sanciones, a restricciones en su expansión territorial, si no prestaban a determinados colectivos por mucho que las condiciones de riesgo no fuesen las mejores. Pero para eso estaban Fannie Mae y Freddie Mac, para eso estaba la titulización, para ayudarles a cumplir con estas leyes, y ya de paso, para financiar determinados movimientos o asociaciones. En definitiva que había que dar préstamos por el art. 33. Por tanto, la toñeja de la FDIC no es novedosa.
Otra cosa distinta es que si que considero que una baja actividad crediticia no siempre es equivalente a una buena gestión, a una política prudente. En ocasiones es síntoma de inactividad, de desprecio hacia el dinero de accionistas o depositantes, de no saber exprimir las oportunidades de negocio. Y ojo, que dicho enquistamiento suele acabar conduciendo a situaciones de concentración de riesgo, en clientes o sectores, que terminan pasando factura.
Llegado este punto, en el caso de CCM se conjuga lo peor de los dos mundos. No deja de ser una entidad pequeña, por mucho que haya crecido a lo grande en estos últimos años. Sin embargo su crecimiento no ha sido homogéneo: muy reducido en Fondos Propios, muy grande en activo y con baja diversificación del mismo. La tormenta perfecta.
¿Es el mega tamaño una salvación?Quizás pueda parecérnoslo en base la Ley de los Grandes Números, que, traducida al cristiano viene a significar que el tamaño de nuestro estómago es decisivo a la hora de encajar los golpes. Claro que a ello tambiñen contribuye ese máxima inglesa de too big to fail, que, en el fondo oculta una amenaza no tan velada: algo tan grande no puede (dejarse) caer. No se pude dejar caer a AIG, no se puede dejar caer a Merryll, o a HBOS , o...y entonces te hablan de riesgo sistémico, de apocalipsis, de...Si la entidad es más pequeña toca menú del día y que la gente apechugue. Si es un monstruo financiero, carta de alta cocina y paga la casa. Por cierto, que no se los motivos por los que los sindicatos se escandalizan, cuando ha sido práctica habitual por su parte dejar caer a los obreros de las pymes salvar a los de los grandes conglomerado, una afiración de too big to fail).
Lo cierto es que quizás ser un mastodonte financiero es bueno para la entidad, pero implica serios riesgos para el entramado social. Es amenaza latente. Y en este sentido, comparto las tesis de Becker expuestas por Francisco Hdez. Marcos: a mayor tamaño, mayor exigencia de ratio de capital. Quien genera un mayor riesgo debe incrementar sus garantías más que proporcionalmente. Quien se beneficia de su mayor tamaño, debe ser consciente del peligro que implica e internalizar los costes que supone. Cosa que, por cierto, favorecería la competencia.
¿Existirá un tamaño perfecto?
  1. #1

    Fernan2

    Un artículo buenísimo, Echevarri!! Te metes en cuatro o cinco temas diferentes, y lo bordas en todos ellos!!

    s2

  2. #2

    Anonimo

    Too big to fail, but never too big to be split into pieces.

    ¿Se podría obligar a un banco a partirse en varios? Siempre será menos malo que quiebre un trozo, antes de que quiebre el mastodonte.

  3. #3

    Echevarri

    Gracias Fernan (eso si, debo esmerarme más en el pulido final).

    Bernardo, no conocía ese final. Muy bueno!!!!

    Se puede y se hace. Pero te me vas a adelantar. Hay entradas àra dar y tomar y una esta dedicada los Bancos malos y se toca ese tema. Paciencia, pls.

  4. #4

    Monnypauer

    En el punto 1 una salvedad.
    A la entidad regional se la obliga
    a que no se salga del liberalismo,
    que preste, que no se encoja, o sea
    sigue demostrando aquí USA ser el
    paradigma del liberalismo. En este
    caso, como tú bien indicas en el
    mismo párrafo, es intervencionismo
    para que la oveja no se escape del
    redil

  5. #5

    Art_madd

    Precisamente el otro día leía en un blog especializado en banca un artículo en el que el autor desde el pragmatismo más absoluto abogaba por bancos grandes, pesados, ineficientes y muy rentables.
    La razón es que cuando hay muchos bancos pequeños, hay mucha competencia y ésto obliga a los bancos a tomar riesgos superiores a los deseables. Al mismo tiempo los márgenes son menores para acumular beneficios y hacer frente al fin de fiesta.
    En cambio, si tienes unos pocos grandes bancos muy rentables, se resentirá la competencia, la innovación financiera, el servicio al cliente, etc... pero el sistema será muy seguro. La idea es que los bancos tendrán tal chollo que no querrán matar a la gallina de los huevos de oro metiéndose en aventuras. Una ventaja añadida es que a menos entidades más fácil es la supervisión.
    Señalan que hay gente a la que le escandalizan los beneficios brutales de los bancos, pero lo realmente preocupante es cuando los bancos no tienen esos beneficios escandalosos. Entonces es cuando la sociedad acabará pagando la cuenta.
    http://brontecapital.blogspot.com/2009/03/watch-those-baskets-why-citigroup.html
    Saludos

  6. #6

    Anonimo

    Hola, Echevarri.
    Gracias por referenciar uno de los posts de mi modesto blog, en un post tan interesante como este.
    Salu2
    Paco Barranco

  7. #7

    Anonimo

    Muy de acuerdo con el post, pero no con alguno de sus comentarios.
    Monnypauer: el liberalismo no es prestar, es libertad, libertad para hacer con tu dinero lo que creas mas conveniente, ya sea prestarlo o no.
    La base del liberalismo es que los individuos son mucho mas capaces de manejar su dinero que los estados o sus comités de expertos, aunque se llamen FED y parezca que saben lo que hacen (Ay! aquellos tiempor en que Greenspan era escuchado como si hablase el Oráculo de Delfos!) o se llamen FDIC y quede claro que no tienen ni idea, pero vayan de perdonavidas.
    Si algo ha dejado al descubierto esta crisis no ha sido que los humanos somos codiciosos (porque eso pasa hasta en quienes van por la vida de solidarios) sino la absoluta incapacidad de los Bancos centrales, de los Gobiernos y demas “organismos de planificación economica centralizada” para organizar la economia sin producir profundos desbarajustes.

    Un saludo

  8. #8

    W. Petersen

    Muy bueno el post amigo Echevarri, yo le añadiría una cosa, si me permites:

    El ser grande es también a menudo ser algo ineficiente, y no me refiero al ratio de eficiencia tan de moda últimamente, (aquello del porcentual de gastos sobre cada euro de ingresos) sino que por la dispersión de provocan ineficiencias que desde el consejo de administración y por la infinidad de mandos intermedios no se localizan a tiempo, y por el contrario en entidades mas reducidas el consejo o la dirección general reciben la información de primera mano y mucho más cercana, las grandes entidades suelen dejar el control (que no la supervisión) por sistemas automatizados y estándares, y a menudo por los volúmenes las medias salen bien pero no es así si se entra al detalle, ya sabes dicen que hay mentiras y estadísticas …….

  9. #9

    Echevarri

    Monnypauer, es más bien capitalismo de Estado y de stakeholders.


    Artista, interesante artículo. Aún le estoy dando vueltas. Pero creo que los puntos de partida, español y norteamericano son muy distintos, y es posible que el destino sea encontrarse en el medio. respecto a que al ser menos entidades la supervisión más facil, no lo tengo tan claro. Cuando el supevisado te tiene agarrado, gracias a asu tamaño y poder, por donde estas pensando, la supervisión, ejem, pues eso, ;).

    Gracias a ti Paco.

    Anónimo, y sin embargo, cuando algunos sostenemos esas tesis respecto a lo público, nos miran como si estuviesemos locos.

  10. #10

    Echevarri

    Que razón tienes Xavier, tanto en el tema de la eficiencia como ratio como en la despersonalización de dichas estructuras hiperjerarquicas y llenas de procedimientos automáticos. Ya hablaremos...

    Eso si, las estructuras plans también tienen sus grandes problemas...

  11. #11

    Gurús Mundi

    Excelente artículo, Echevarri. Añadiría que en tiempos convulsos como los actuales, la ineficiencia de un tamaño grande es irrelevante. En los malos tiempos un gran tamaño se ha demostrado imprescindible para tener la influencia suficiente para ser salvado con mejores artes. Como en toda regla, la excepción fue Lehman. Será curioso ver si la influencia que ejercen los grandes sigue siendo útil cuando lo que está en juego no es el sistema bancario sino el sector automovilístico, por ejemplo. Es decir, cuando "sólo" están en juego miles de puestos de trabajo y no una cascada de colapsos financieros.

    Salud y €.

  12. #12

    Echevarri

    Gracias Gurus. Es cierto, ahora no va de ser el más guapo, va de sobrevivir. Pero tampoco creo que sea siempre un seguro de vida. dado su tamaño, no creo que el Estado español, dado precisamente su tamaño, pudiese echar un capote al Santander, por ejemplo, del mismo tipo que USA a Citi.
    Las ballenas son muy grandes y cuando se quedan sin agua se mueren ahogadas por su propio peso.

  13. #13

    Estilpón

    Viendo los "marzos" he visto este artículo :)
    Una apreciación que para nada modifica el artículo.

    Aunque la noticia de El Economista habla de un LTV del 28%, la noticia en Fox News (no he encontrado la referencia en la FDIC) habla una relación de préstamos sobre depósitos del 28%. No es lo mismo.

    En la primera acepción, parece que den préstamos por el 28% de las garantías aportadas :)

  14. #14

    Echevarri

    en respuesta a Estilpón
    Ver mensaje de Estilpón

    Y tanto que no es lo mismo. Gracias Estilpón . Es lo que pasa cuando vas buscando otras cosas en la noticia

Autor del blog

  • Echevarri

    Usuario de Rankia desde sus inicios. Su blog está considerado uno de los más representativos de Rankia.

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar