Acceder

Acciones IBEX 35, Mercado Continuo, BME Growth (MAB): actualidad, opiniones y oportunidades de inversión

2,23K respuestas
Acciones IBEX 35, Mercado Continuo, BME Growth (MAB): actualidad, opiniones y oportunidades de inversión
33 suscriptores
Acciones IBEX 35, Mercado Continuo, BME Growth (MAB): actualidad, opiniones y oportunidades de inversión
Página
210 / 284
#1673

La banca reducirá hasta un 55% en 2023 el beneficio obtenido por la subida de tipos a causa del nuevo impuesto

 
El nuevo impuesto planteado por el Gobierno a los principales bancos españoles podría "erosionar" los beneficios de 2023 que el sector obtenga por las subidas de tipos, reduciéndolos entre un 35% y un 55%, según el nuevo análisis sobre los resultados de la banca en el segundo trimestre del año realizado por Scope Ratings.

En concreto, la directora asociada del equipo de instituciones financieras, Chiara Romano, señaló que de implementarse el impuesto tal y como se contempla en la actualidad, con un recargo temporal del 4,8% sobre el margen de interés y sobre las comisiones netas obtenidas por las entidades en 2022 y 2023, perjudicaría "considerablemente" las ganancias que las entidades obtengan por las subidas de tipos.

Así, estimó que el beneficio obtenido por la subida de tipos podría reducirse entre un 35% y un 55% en 2023 por el nuevo impuesto, una cifra que sería "significativamente" más alta en 2024, a medida que las tasas más altas se trasladen de manera gradual a los clientes.

Además, señaló que CaixaBank sería el más perjudicado, con un impacto de más de 400 millones de euros en 2023, seguido por Santander (en torno a 300 millones de euros), BBVA (250 millones de euros) y Sabadell (algo menos de 200 millones de euros).


RESULTADOS DEL SEGUNDO TRIMESTRE

Romano consideró que los resultados presentados por la banca en el segundo trimestre son "sólidos", con un margen de intereses "positivo". Además, resaltó que la mayoría de las entidades confirmaron o mejoraron sus previsiones para este año.

En el ámbito nacional, Scope Ratings señaló que el impacto de la subida de los tipos fue diferente en cada banco, pero en los casos en los que los efectos de la revalorización fueron poco significativos, el aumento de los volúmenes lo habría compensado.

La firma también resaltó que el aumento de los ingresos por comisiones reforzó la trayectoria positiva del segundo trimestre, mientras que el descenso de las comisiones no bancarias se vio "más que compensado" por el crecimiento de las comisiones bancarias y de seguros.

"Los gastos de explotación tienden a aumentar para las entidades más diversificadas geográficamente, aunque por debajo de la inflación compuesta y, sobre todo, por debajo de los ingresos, lo que lleva a un apalancamiento operativo plano o ligeramente mejor", apuntó Romano.

En la mayoría de las entidades analizadas, los indicadores de calidad de los activos mejoraron. La firma destacó que el segundo trimestre fue "muy productivo" en cuanto a venta de préstamos dudosos (NPL) en España, por lo que los 'stocks' de CaixaBank, Sabadell, Santander y Kutxabank disminuyeron.

Asimismo, destacó las ratios de cobertura por impago, especialmente en Ibercaja y KutxaBank, en las que la tasa se situó en el 81,6% y en el 100%, respectivamente, excluyendo los riesgos contingentes y la cobertura prudencial.

El coste del riesgo estuvo en su mayoría en línea o por debajo de las previsiones iniciales, por lo que la mayoría de los bancos mantuvo sin cambios las previsiones para 2022. De media, el coste del riesgo en España se situó en 34 puntos básicos, menos de la mitad en comparación con 2020. BBVA y Bankinter ajustaron a la baja en cinco puntos básicos, hasta 25 puntos básicos y 35 puntos básicos, respectivamente.

Romano indicó que más del 90% de los préstamos avalados por el ICO se está reembolsando y las tasas de morosidad son "manejables". Sin embargo, apuntó a la prudencia de los bancos ante el posible impacto del deterioro macroeconómico.

Por último, Scope Ratings añadió que las ratios de solvencia se mantuvieron relativamente estables en el segundo trimestre, con una creación orgánica de capital "sólida", aunque las distribuciones y recompras, la inflación de los activos ponderados por riesgo y los efectos del mercado compensaron la mayor parte del aumento 

#1674

La banca ingresa menos por dividendos hasta junio, pero dispara el beneficio procedente de sus participadas

 
Los grandes bancos españoles ingresaron un 6,7% menos por dividendos en el primer semestre del año, hasta lo 566,3 millones de euros, aunque los beneficios procedentes de sus participadas se dispararon un 26,4%, hasta los 581,9 millones de euros, según los informes remitidos por las entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el primer semestre 2021, las entidades analizadas --Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Unicaja Banco-- ingresaron 607,1 millones de euros por dividendos, mientras que los resultados procedentes de sus empresas participadas fueron de 460,4 millones de euros el año pasado.

Si se suman ambos conceptos, en 2022, la banca ingresó un 7,5% más, hasta los 1.148,2 millones, frente a los 1.067,5 millones registrados en 2021, según los informes de la CNMV recogidos por Europa Press.

No obstante, el comportamiento para ambas magnitudes difiere según la entidad. CaixaBank registró una caída del 13,5% de los ingresos por dividendos, hasta los 131 millones de euros. El banco explicó que estas retribuciones provienen principalmente del dividendo de Telefónica, que aportó 38 millones de euros en ingresos a la entidad, y de Banco de Fomento Angola (BFA) que le reportó 87 millones de euros.

Por otra parte, el banco informó de una reducción del 48,4% en los resultados aportados por sus participadas, hasta los 112 millones de euros, tras la venta de su participación en Erste Group Bank en el tercer trimestre de 2021. A esto se une el cambio en Bankia Vida, cuya toma de control se produjo a finales de 2021 tras el acuerdo con Mapfre, y que ha pasado a estar integrada en el grupo bancario por el método global a partir de enero de 2022. CaixaBank también tiene participaciones en la banca chilena BCI, Coral Homes y Gramina Homes.

Por su parte, BBVA redujo un 39,2% sus ingresos por dividendos, hasta 76 millones de euros, si bien destacó la remuneración repartida por Telefónica a sus accionistas. En cuanto a la aportación de beneficios por parte de sus participadas, este concepto se elevó a 15 millones de euros, frente a las pérdidas de cinco millones registradas en el primer semestre de 2021.

Santander contabilizó unos ingresos por dividendos de 335 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 8%, mientras que los beneficios procedentes de sus participadas ascendieron a 312 millones de euros, un 91,4% más frente al mismo periodo de 2021. El banco explicó en su informe semestral que este impulso se debió a la mayor contribución de las asociadas del grupo en España y Brasil.

Banco Sabadell registró unos ingresos por dividendos de 2,47 millones de euros hasta junio, duplicando el importe obtenido a través de este concepto en el mismo periodo de 2021, de 1,06 millones de euros. Igualmente, se incrementaron un 49,7% los resultados aportados por sus participadas, especialmente, por las participaciones de su brazo inversor BS Capital.

Por otro lado, Unicaja Banco vio reducidos los ingresos por dividendos un 6,6% en el primer semestre, hasta los 12,4 millones de euros, aunque las ganancias de sus participadas aumentaron casi un 150% a consecuencia de la fusión por absorción de Liberbank en julio de 2021, que sumó nuevas participaciones al grupo bancario.

Por último, Bankinter disparó sus ingresos por dividendos un 39,6%, hasta los 9,4 millones. También los beneficios procedentes de sus participadas aumentaron casi un 40%, hasta los 19,8 millones de euros 

#1675

La gran banca elevó su colchón de liquidez un 2,5% a cierre de junio, hasta los 646.000 millones

 
Los principales grupos bancarios españoles (Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Sabadell) elevaron un 2,5% sus colchones de activos líquidos de alta calidad a cierre del segundo trimestre respecto al mismo periodo de 2021, hasta los 646.800 millones de euros, si bien los habían reducido un 0,8% en comparación con el pasado mes de marzo, según los datos recopilados por Europa Press de los informes remitidos por las entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Este colchón debe estar compuesto por activos que puedan transformarse en efectivo de manera rápida e inmediata y cuya pérdida de valor sea escasa o nula, según se recoge en la regulación bancaria del Comité de Basilea. Se trata de una medida impulsada tras la crisis financiera de 2008 y cuyo objetivo es que los bancos puedan responder rápidamente a una crisis de liquidez.

El Comité de Basilea estableció que estos activos deben estar libres de cargas, tener escaso riesgo y volatilidad, una facilidad y una certeza de su valoración, baja correlación con activos de riesgo, y cotizar en mercados reconocidos y desarrollados, entre otras características. Es decir, son aquellos que, incluso en periodos de graves tensiones financieras, mantienen su capacidad de generar liquidez. Así, se incluyen tanto el dinero en efectivo como las reservas en bancos centrales, los pagarés a empresas o los bonos garantizados.

Además, este fondo se utiliza para calcular el coeficiente de cobertura de liquidez (LCR, por sus siglas en inglés). En concreto, esta ratio mide la relación entre este colchón de liquidez y las salidas de efectivo que puede tener que afrontar durante un período de 30 días de tensiones de liquidez.

La normativa bancaria exige que, en periodos donde no se produzcan esas tensiones, esta ratio sea de al menos el 100% para las entidades con negocio internacional, lo que implica que los fondos de activos líquidos de alta calidad deberán ser al menos iguales que las salidas netas de efectivo esperadas en un periodo de crisis de liquidez.

La regulación del Comité de Basilea contempla que, en esas épocas de tensiones financieras, los bancos utilicen estos fondos de activos y puedan reducir la ratio de cobertura de liquidez por debajo del 100%, como ya sucedió durante la pandemia de Covid-19. En marzo de 2020, el Banco Central Europeo relajó el umbral de la ratio para permitir a los bancos de la eurozona que echasen mano al colchón de liquidez, si bien el coeficiente de cobertura para la zona euro no solo disminuyó, sino que se elevó por encima del 170%, frente al 140% registrado antes de la pandemia.

En diciembre de 2021, el banco central anunció que no prorrogaría la relajación de los requerimientos de liquidez, por lo que los bancos volvieron a estar obligados a mantener una ratio LCR por encima del 100%.

COLCHÓN DE LIQUIDEZ Y LCR POR ENTIDADES

De las cuatro entidades analizadas, Santander es la única que ha aumentado su fondo de activos líquidos de alta calidad tanto con respecto a marzo como en la comparación con el año pasado. A 30 de junio, tenía un colchón de 297.100 millones de euros, un 2,0% más frente al dato de marzo, cuando el fondo cerró en los 291.200 millones de euros, mientras que con respecto a junio de 2021, el colchón aumentó un 10,2%.

Con esta cifra, su ratio LCR se situó en el 165% a cierre del primer semestre, frente al 157% registrado a finales de marzo y al 164% de junio de 2021, manteniéndose siempre por encima del 100% requerido por la regulación.

CaixaBank es la segunda entidad con mayor colchón de liquidez tras Santander, con 161.451 millones de euros en activos líquidos de alta calidad, aunque esta cifra supone una caída del 5,1% frente a marzo y del 0,3% con respecto a junio de 2021.

En cuanto a la ratio LCR, duplicaba el mínimo exigido del 100%, al situarse en el 312% a cierre del sexto mes del año, si bien se redujo con respecto a periodos anteriores: a cierre del primer trimestre de este año, la ratio era del 315%, mientras en junio de 2021 se situaba en el 333%.

Por su parte, BBVA redujo un 0,7% su fondo de activos líquidos de alta calidad con respecto a marzo, hasta los 133.700 millones de euros, mientras que la caída frente a junio de 2021 fue del 9,7%. No obstante, su ratio LCR se elevó al 170% a 30 de junio de este año, frente al dato de marzo, cuando se situó en el 152%.

Por último, Sabadell tenía a cierre de junio un colchón de liquidez de alta calidad de 54.570 millones de euros, un 3,1% menos que en marzo, aunque si se compara con junio de 2021, aumentó un 5,6%. A cierre del periodo, su ratio LCR era del 225%, frente al 235% de marzo y al 220% de junio de 2021 

#1676

El crédito a las constructoras baja un 2,4% en 2021, hasta los 27.235 millones de euros

 
El crédito a las constructoras bajó un 2,4% en 2021, siguiendo la tendencia general de la financiación a empresas, según el informe 'Evolución del crédito a empresas por sectores de actividad en España 20210, publicado por AIS Group, consultora especializada en la aplicación de soluciones de inteligencia artificial a la gestión del riesgo.

El informe cifra en 27.235 millones de euros el saldo de la cartera de crédito de este sector en 2021, lo que supone hasta 660 millones de euros menos que en el ejercicio anterior, siendo la construcción el sector que más ha acelerado el descenso de necesidad de financiación.

Según el estudio, el endeudamiento de las compañías dedicadas a la construcción retoma la senda descendente iniciada en 2008 y solamente interrumpida en 2020 a causa de la llegada del coronavirus, cuando experimentó un crecimiento superior al 7%.

En lo que concierne a los impagos, la tendencia también es a la baja desde hace décadas y la pandemia tampoco la ha invertido. En concreto, a diciembre de 2021, el saldo de créditos dudosos otorgados a constructoras cayó cerca de 250 millones de euros, hasta quedar ligeramente por encima de los 2.300 millones de euros.

En cualquier caso, a pesar de que su cartera de crédito dudoso sigue reduciéndose, la construcción revalidó en 2021 su posición como el sector que registra la tasa de mora más alta, con un 8,5%. El Banco de España ya ha dado repetidos avisos en los últimos meses de que las entidades deben estar muy atentas porque se espera a corto plazo un aumento considerable de la mora 

#1677

La subgobernadora del Banco de España descarta la posibilidad de que se produzca una recesión en el horizonte inmediato

 
La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha descartado la posibilidad de que se produzca una recesión en España en el "horizonte inmediato", si bien ha reconocido que algún trimestre podría no ser del todo positivo para la economía.

"Nosotros no vemos en el horizonte inmediato una recesión en España ni muchísimo menos. Vamos a crecer el 4% este año y para 2023 se esperan tasas en torno al 2%, punto arriba, punto abajo", ha señalado en una entrevista publicada en la revista 'Telva'.

En cualquier caso, Delgado ha reconocido que el riesgo cero no existe y que está presente la incertidumbre, por lo que no pueden descartar que algún trimestre "no sea del todo muy positivo" y que el potencial cierre del suministro del gas ruso hacia Europa, fundamentalmente hacia Alemania, pueda tener un impacto negativo en el crecimiento económico.

Aunque el punto de partida de España es mejor que el de otros países, dado que no se prevé que vaya a haber desabastecimiento energético, la subgobernadora ha explicado que la subida del precio de la energía está provocando que la inflación también suba en España.

En este escenario, el Banco de España considera que lo más eficaz es que exista "un pacto de rentas, tanto de salarios públicos como privados, cuanto más amplio mejor, de todos los agentes sociales". Según ha apuntado Delgado, los salarios deben subir "un poco por debajo de la inflación" y las empresas deben evitar repercutir totalmente sus aumentos de costes en los precios finales, lo que implica una reducción temporal de sus márgenes.

"Este pacto debería evitar que se desencadene una espiral inflacionista que se realimente en precios y en costes. En definitiva, todos tenemos que apretarnos el cinturón. Si no lo conseguimos entraríamos en una espiral inflacionista con perniciosas consecuencias para el crecimiento económico del futuro", ha advertido.

Además, de cara al inicio de las negociaciones sobre el Presupuesto de 2023, el Banco de España aboga por un plan de consolidación fiscal en el medio plazo que ofrezca "algún grado de certeza" de qué va a ocurrir con el porcentaje de deuda pública sobre el PIB, que alcanza el 115%. "Nuestros niveles están por encima de lo que se espera de la cuarta economía de la Unión Europea y me gustaría que volviéramos a una senda más moderada por la vía de los gastos y de los ingresos, de los dos", ha apostillado.

Por otro lado, ha valorado que los datos de paro del segundo trimestre han sido "buenos", con un buen comportamiento en industria y servicios, aunque cree que hay que esperar a analizar el impacto que pueda tener el recorte en el suministro de energía procedente de Rusia en algunos países europeos y cómo esto afecta a la economía española.

Preguntada por la subida de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), la subgobernadora ha explicado que la normalización de la política monetaria, tras años con los tipos en negativo, no tendrá un impacto negativo en la economía siempre que se haga de una manera progresiva, moderada y acompasando los impactos para la economía y la necesidad de contener la inflación.

Respecto a la paridad entre el dólar y el euro, la subgobernadora ha destacado que España tiene "un potente sector exportador". "Las empresas españolas se han abierto muchísimo al exterior y, con el euro más barato, resultan más competitivas. Y por supuesto está el sector turístico, que también se beneficia de esta situación", ha apuntado.


LA SOLVENCIA DE LA BANCA NO SE VERÁ COMPROMETIDA POR EL IMPUESTO

En otro orden de cosas, la subgobernadora del Banco de España ha descartado que el nuevo impuesto temporal a los beneficios de la banca, que gravará al 4,8% el margen de los intereses y comisiones que cobran las entidades, no debería comprometer la solvencia del sector bancario español.

En cualquier caso, ha resaltado que, aunque las cuentas de resultados de la banca se puedan ver favorecidas por una subida gradual de tipos de interés, también habrá que ser prudentes sobre el impacto en la economía española de todas las incertidumbres a las que está sometida actualmente.

"El negocio bancario es fundamental para la economía. Los supervisores queremos que los bancos ganen dinero porque, si no lo hacen, no podrán desarrollar adecuadamente su función de canalizador de la financiación hacia la economía, para que las inversiones fluyan donde sean más necesarias", ha advertido 

#1678

ACS lidera el 'ranking' mundial de contratistas, en la que destacan Sacyr, FCC, OHLA, San José, Comsa y Sener

 
ACS ha revalidado su liderazgo en el 'ranking' de las principales empresas contratistas del mundo elaborado por la revista especializada Engineering News-Record (ENR), un listado en el que se destacan a las 250 principales compañías del sector y en la que también figuran Sacyr (puesto 32), FCC (34), OHLA (43), Grupo Empresarial San José (150), Comsa (155) y Sener (174).

El listado clasifica las empresas en función de los ingresos de construcción obtenidos fuera del país de origen de cada compañía en 2021 y tras ACS, que obtuvo 32.745 millones de dólares (frente unos ingresos totales de 36.275 millones), se sitúan la francesa Vinci (con 27.410 millones de dólares de ingresos internacionales frente a unos 59.135 millones totales) y China Communications Construction Group, que logró 21.904 millones de dólares de ingresos fuera de sus fronteras y 123.706 millones en total.

La siguiente compañía española en la lista después de ACS es Sacyr, que cayó desde la posición 26 en la lista en 2020 al puesto 32 en 2021. En ese sentido, sus ingresos internacionales fueron de 3.250 millones de dólares (4.879 millones en total).

FCC pasó del puesto 36 en 2020 al 34 en 2021 gracias a sus 3.075 millones de dólares de ingresos procedentes de fuera de España y un volumen de negocio total de 7.542 millones. En tanto, OHLA pasó de la posición 40 en 2020 a la 43 en 2021, año en el que obtuvo unos ingresos internacionales de 2.277 millones de dólares (2.826 millones en total).

Por debajo de los 50 primeros puestos de la clasificación se encuentran el Grupo San José (puesto 150), que obtuvo 293,7 millones de dólares de sus negocios internacionales (1.061 en total); Comsa (posición 155) con unos ingresos de 278 millones de dólares (de los 897 totales) y Sener (puesto 174) con 209 millones de dólares de ingresos procedentes de fuera de España (257 en total).


EL 33,2% DE LOS INGRESOS PROCEDEN DEL TRANSPORTE

De las 250 empresas incluidas en el 'ranking', un 33,2% de los negocios internacionales de las mismas corresponden al transporte, con un montante total de 132.173 millones de dólares.

En segunda posición se encuentra la construcción de edificios, con un 22,6% y 89.914 millones de dólares y en tercera posición se encuentra el sector petrolífero, con un 13% de cuota y 51.644 millones de dólares. También destaca la energía, con un 11,3% y 45.049 millones de dólares.

La publicación también subraya que en 2021 los nuevos contratos han incrementado un 5,14% los ingresos internacionales de las compañías que figuran en la clasificación, hasta los 547.000 millones de dólares (frente a los 520.000 de 2020).

Por países, China es quien tiene más empresas incluidas en la lista (79), seguida de Turquía (42) y Estados Unidos (41). En ese sentido, de Europa figuran 41 compañías: 13 italianas, ocho españolas, tres alemanas, tres francesas, tres neerlandesas, una británica y 10 de otros países del continente 

#1679

La morosidad de la banca cae al 3,88% en junio, en mínimos desde 2008

 
La morosidad de los préstamos concedidos por el total de entidades de crédito a empresas y particulares bajó en junio al 3,88%, marcando un mínimo desde diciembre de 2008.

Según reflejan los datos provisionales del Banco de España, se trata del primer mes en el que la ratio de dudosos cayó por debajo del 4% desde enero de 2009.

El dato de junio es 30 puntos básicos inferior al del mes de mayo (4,18%) y está 52 puntos básicos por debajo de la ratio de dudosos de hace un año, que se situaba en el 4,4%.

La reducción de la ratio de mora del sector privado responde tanto a un aumento del crédito concedido como a un descenso del volumen de créditos dudosos.

En concreto, el crédito al sector privado residente aumentó en 12.440 millones de euros en el mes de junio, hasta situarse en 1,234 billones de euros, mientras que el volumen total de créditos dudosos descendió en 3.148 millones de euros, hasta 47.916 millones de euros (la cifra más baja desde agosto de 2008).

En comparación con junio de 2021, el total de crédito aumentó en 2.075 millones de euros y el saldo dudoso disminuyó en 6.302 millones de euros.

Las cifras incluyen el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 dejaron de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito. Sin incluir el cambio, la morosidad se situaría en el 3,98%, puesto que el saldo de crédito fue de 1,2 billones de euros en junio, al excluirse el crédito de los EFC.

Los datos desglosados por tipo de entidad reflejan que la ratio de dudosos del conjunto de entidades de depósito (bancos, cajas y cooperativas) cerró junio en el 3,8%, frente al 4,08% de mayo y el 4,34% de un año antes.

De su lado, la ratio de mora de los establecimientos financieros de crédito se situó en el 6,22% en el sexto mes del año, por debajo del 7,15% del mes precedente y del 6,51% de junio de 2021.

Según los datos del Banco de España, las provisiones del total de entidades de crédito se redujeron a 33.358 millones de euros en junio, con un descenso de 2.033 millones en el mes y de 6.310 millones de euros en el año 

Brokers destacados