Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

Cuento corto de Borges

Cuentan hombres dignos de fe que hubo en El Cairo un hombre poseedor de riquezas, pero tan magnánimo y liberal que todas las perdió menos la casa de su padre, y que se vio forzado a trabajar para ganarse el pan.

Trabajó tanto que el sueño lo rindió una noche debajo de una higuera de su jardín y vio en el sueño un hombre empapado que se sacó de la boca una moneda de oro y le dijo: "Tu fortuna está en Persia, en Isfaján; vete a buscarla". A la madrugada siguiente se despertó y emprendió el largo viaje y afrontó los peligros del desierto, de las naves, de los piratas, de los idólatras, de los ríos, de las fieras y de los hombres.

Llegó al fin a Isfaján, pero en el recinto de esa ciudad lo sorprendió la noche y se tendió a dormir en el patio de una mezquita. Había, junto a la mezquita, una casa y por decreto de Alá Todopoderoso, una pandilla de ladrones atravesó la mezquita y se metió en la casa, y las personas que dormían se despertaron con el estruendo de los ladrones y pidieron socorro. Los vecinos también gritaron, hasta que el capitán de los serenos de aquel distrito acudió con sus hombres y los bandoleros huyeron por la azotea.

El capitán hizo registrar la mezquita y en ella dieron con el hombre de El Cairo y le menudearon tales azotes con varas de bambú que estuvo cerca de la muerte. A los dos días recobró el sentido en la cárcel. El capitán lo mandó buscar y le dijo: "¿Quién eres y cuál es tu patria?" El otro declaró: "Soy de la ciudad famosa de El Cairo y mi nombre es Mohamed El Magrebí". El Capitán le preguntó: "¿Qué te trajo a Persia?" El otro optó por la verdad y le dijo: "Un hombre me ordenó en un sueño que viniera a Isfaján, porque ahí estaba mi fortuna. Ya estoy en Isfaján y veo que esa fortuna que prometió deben ser los azotes que tan generosamente me diste".

Ante semejantes palabras, el capitán se rió hasta descubrir las muelas del juicio y acabó por decirle: "Hombre desatinado y crédulo, tres veces he soñado con una casa en la ciudad de El Cairo, en cuyo fondo hay un jardín, y en el jardín un reloj de sol y después del reloj de sol una higuera y luego de la higuera una fuente, y bajo la fuente un tesoro. No he dado el menor crédito a esa mentira. Tú, sin embargo, engendro de mula con un demonio, has ido errando de ciudad en ciudad, bajo la sola fe de tu sueño. Que no te vuelva a ver en Isfaján. Toma estas monedas y vete."

El hombre las tomó y regresó a su patria. Debajo de la fuente de su jardín (que era la del sueño del capitán) desenterró el tesoro. Así Alá le dio bendición y lo recompensó.

  1. #2

    Tabuco

    Pues si señor, mientras lo leía, olvide que estaba este hilo de las subastas.
    Muy bueno

  2. #3

    Jose Ruiz

    Hola Tristán:

    Imagino que Paulho Coelho, al escribir "El Alquimista" se lo copiaria de Borges, ¿no? Porque el argumento es el mismo.

    Un saludo,

  3. #4

    Occam

    Precioso. Esta basado en un cuento sufí.

    No tengo que ver nada con las subasta pero aprendo mucho en este espacio y también de psicología...

    Saludos.

  4. #6

    Valenciano73

    en respuesta a Occam
    Ver mensaje de Occam

    Le iba a dar la razon a Jose Ruiz porque ese cuento es practicamente identico a "El Alquimista", pero ahora gracias a ti sabemos que ambos se basaron en ese cuento sufi.
    Saludos.

  5. #7

    Rjavier

    Estupendo.
    Porque no solo de subastas vive un Blog de subastas.
    Por cierto ¿Alguno de vosotros os habeis encontrado algun tesoro en un piso adjudicado? Se admiten todo tipo de "tesoros".

  6. #8

    Credissa

    en respuesta a Rjavier
    Ver mensaje de Rjavier

    Yo lo único que me he encontrado en un piso adjudicado es MUCHA SUCIEDAD, gatos muertos, excrementos por el suelo, paredes pintadas, destrozadas, etc... imagino que estos no son tesoros pero es el pan nuestro de cada día después de un lanzamiento (salvo contadas excepciones). Con respecto al cuento coincido con vosotros muy bonito, moraleja: Cuidado con tener muchos pájaros en la cabeza, y hay que tener los pies en el suelo. Saludos.

  7. #9

    Jotaerre

    Eso me recuerda, aunque no se tratase de una adjudicación, y ya que el cuento nos da pie a otro tipo de comentarios, a la única vez que he tenido que entrar en el piso de una fallecida hacía pocos días, con Síndrome de Diógenes, para localizar documentación junto a los herederos...

  8. #10

    Tristán el subastero

    en respuesta a Rjavier
    Ver mensaje de Rjavier

    Yo me encontré en un bajo de la calle Huertas de Madrid una moto Sanglas antigua que le regalé a mi padre. La restauró y no veas lo bonita que quedó.

  9. #11

    Occam

    en respuesta a Credissa
    Ver mensaje de Credissa

    Uy... casi. Prueba de nuevo con la moraleja.

    Saludos

  10. #12

    Siete

    Bonita historia Tristán.

    No es por nada pero me recuerda en mucho a lo que puede ser una subasta, y la sorpresa que te puedes encontrar cuando llegas al final del cuento.
    Saludos cordiales

  11. #14

    Credissa

    en respuesta a Occam
    Ver mensaje de Occam

    ¿por qué no pruebas tú? seguro que nos ilustras con tu respuesta. Saludos

  12. #15

    Occam

    en respuesta a Credissa
    Ver mensaje de Credissa

    Lo siento si he parecido grosera. No era mi intención en absoluto.

    Seguro que todos vosotros soís más capaces que yo. De nuevo pido disculpas si he parecido pedante.

    Saludos

  13. #16

    Maerbale

    en respuesta a Jotaerre
    Ver mensaje de Jotaerre

    pues lee "Holmer y Langley" de E.L. Doctorow... sobre unos hermanos que existieron en realidad en Nueva York , los COLLYER, podeis encontrar material fotografico en la red.
    El libro es de lo mejor.

  14. #17

    Tristán el subastero

    Para quien le interese, este relato de Borges se llama "Historia de los dos que soñaron" y está incluído en su libro de relatos "historia universal de la infamia".

  15. #18

    Mulon

    vaya, pues yo solo había entendido que,un hombre, teniendo en su tierra grandes tesoros, (pero habiéndolos perdido por razones varias), se va a otra (isfajan-hispania) donde le dice su sueño que va a recuperar sus grandes tesoros. Pero, después de arrostrar grandes peligros (andamios,máquinas infernales vomitadoras de todo tipo de ferrallas y ácidos envenenadores y embrujos de grandes hechiceros),llega a su destino y vé que allí también existen grandes bandas de ladrones (los bancos)que despojan a la gente de sus tesoros. Tras vagar confuso y desorientado sin saber ya donde buscar se encuentra a una lámpara maravillosa de donde sale un genio y le da unos billetes de avión para que se vuelva a su casa y verá que es allí donde realmente está su tesoro.

    gracias Tristán por tu blog, me encanta para intentar aprender de los grandes peligros que entraña perseguir un sueño.
    por supuesto, también intento aprender de tus comentaristas. Joder, como siga voy a escribir un libro....jajajajajajaja

Autor del blog

  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar