¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

Subastas, subastas, subastas

Los subasteros tenemos una prensa lamentable y con este blog que hoy comienzo me propongo contribuir a que eso cambie: Ayudaré a los novatos que estén interesados en comprar algo en subasta, veréis como no es tan difícil, explicaré detalladamente qué es lo más importante antes de lanzarse a comprar algo, cómo hay que investigarlo y por qué, contaré anécdotas divertidas y otras que no lo son tanto, denunciaré los abundantes casos de desidia funcionarial y también los de incompetencia judicial, aunque seguro que no me atreveré a dar nombres (así es la cosa), avisaré de subastas que yo haya investigado y que sean interesantes y seguras pero que a mí no me interesen por cualquier motivo, y trataré poco a poco de que se difumine la mala imagen de los subasteros, aunque reconozco que en algunos casos esa mala imagen está más que merecida.
No es mi caso.

Me dedico profesionalmente a las subastas judiciales desde 1991 y desde entonces he participado en cientos de ellas. Durante los primeros años noventa había en Madrid unas cien subastas diarias, a veces más y el número fué declinando hasta que en la época dorada de la economía española -la primera mitad de la actual década- el número de subastas se redujo considerablemente, llegando a la ridícula cifra de dos o tres subastas judiciales diarias, a veces ninguna. Eso llegó a ser así porque la economía española iba estupendamente.
Durante aquellos años en que apenas hubo subastas, dí un giro profesional a mi vida y amplié el radio de acción de mis intereses, aunque nunca dejé de estar pendiente de las pocas subastas que había, tanto en Madrid como en las comunidades autónomas colindantes.

Lamentáblemente la situación ha cambiado drásticamente y durante el pasado año se han producido miles de demandas judiciales por falta de pago de las cuotas hipotecarias. Y claro, el número de subastas se ha disparado y pronto llegaremos de nuevo a las cifras de 1993 y 1994.
Resuenan las trompetas y los subasteros volvemos a vernos por los pasillos de los juzgados.
Las cosas vuelven a ser como antes.





 
  1. #1

    Anonimo

    ¡Hola Tristán!
    Ante todo ¡Enhorabuena por tu estupendo blog! Estaba echándole un vistazo a inmoblog y leí tu comentario y tirando del hilo…Me parece muy bueno tu blog.
    Trabajo, por ahora, como agente inmobiliario, por lo que se perfectamente lo que es que por culpa de unos cuantos listos de un sector determinado, terminen todos manchados en su honorabilidad.
    Bueno ya tienes un fiel lector. ¡Ánimo con tu blog!
    Saludos cordiales desde Andalucía,
    Rafa

  2. #2

    Tristán el subastero

    Muchas gracias Rafa por tu aliento. A pesar de la mala prensa, siempre me ha gustado mucho mi trabajo, pues me da mucha libertad y alguna satisfacción. Por eso ahora estoy encantado de poder hablar del mismo, y de que alguien me lea.

  3. #3

    Anonimo

    ¡Ánimo y mucha suerte!
    Rafa.

  4. #4

    Anonimo

    Hola Tristán,

    Me gustaría contactar contigo. ¿Tienes un e-mail de contacto al que se te pueda escribir.

    Saludos.

  5. #6

    Anonimo

    Muy buenas Tristán.
    Bienvenido al mundillo de los blogs. Me acabo de leer el tuyo de cabo a rabo y me parece una iniciativa excelente.

    Sobre todo porque la gente olvida que el subastero tiene un papel importante en la economía y es el de dar liquidez, reduciendo las pérdidas que puede tener un banco en una operación mal calculada, o hacer que se lleguen a cobrar cosas que algunos jetas deberían haber pagado como cualquier hijo de vecino.

Autor del blog

  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar