6
Este contenido tiene más de 12 años

Algunos funcionarios no deberían retrasar su edad de jubilación


¡No lo puedo creer, Matusalén aún no se ha jubilado! le he visto esta mañana, le he pedido un expediente que salía a subasta y... lo que me temía, lo lleva él.

Hay un juzgado de Primera Instancia en Madrid en el que trabaja un funcionario que debe rondar los cien años más o menos. Apenas rinde nada, llega a las diez de la mañana, baja a desayunar a las once y se larga a su casa a las dos del medio día. Tal como lo cuento. Todo tapado convenientemente por sus compañeros. ¡Eso es compañerismo! compañerismo y que les importa un huevo la productividad del juzgado, claro.

Más vale que no os caiga ningún procedimiento en su negociado porque, acabaréis de los nervios. Su productividad es 0,01 aunque al menos es de trato muy agradable. Quizá por eso sus compañeros le tratan con tanto respeto, le tapan sus limitaciones y le defienden a mordiscos, si es necesario.

Quien tenga la mala pata de adjudicarse alguna subasta cuyo procedimiento lo lleve él, que se olvide y sólo se acerque a preguntar cada tres o cuatro meses. A mí me ocurrió hace unos seis años y simplemente me marchité esperando. Que a nadie se le ocurra quejarse o le correrán a gorrazos del juzgado, donde te explicarán que es que el hombre ya es muy mayor y hay que adaptarse a él.

Ya sé que, en realidad, el problema con los funcionarios es que se suelen jubilar antes de los 65 años. Sin embargo, por lo visto, si lo desean también pueden retrasar su edad de jubilación muy por encima a la del resto de los españoles... y el trabajo es tan tranquilo, tan relajante, el horario es tan bueno, los moscosos y todo eso, que algunos sienten la tentación de quedarse hasta los cien años y claro...

También sé que a los 65 años estamos en la mejor edad y que es cuando tenemos más experiencia y bla, bla, bla... pero antes de permitir a los funcionarios de Justicia jubilarse con 70 años habría que pensar un poquito en los usuarios de la Justicia, que no estamos para perder nuestro tiempo ni para que nos lo hagan perder.
  1. #6
    Anonimo
    21/05/09 20:51

    Y con su portentosa imaginación, ahora llaman "dirección técnico-procesal" a esa pseudojefatura carente de coerción alguna...en algunos sitios, como en Andalucía, la dejación de la Junta llega a extremos de consentir que, en guardia de juicios rápidos, tengan vacaciones TODOS los funcionarios a la vez.
    Amigo Jaime, ¿se imagina algo semejante, pongamos con una notaría que era a lo que más se parecía u juzgado hace años? porque la decadencia de las "oficinas judiciales" no viene de ayer.
    Es el caso de que no se le puede decir nada al funcionario que suene de lejos a cuestión disciplinaria, sino que lo procedente es, como mucho, dar cuenta a la "administración INcompetente"....para que esta, por igual temor sindical no haga nada.
    Jefatura....y un cuerno.

  2. #5
    Anonimo
    21/05/09 19:46

    Ah, lo veis... la jefatura de personal.....lo que yo os diga.
    Lo de los "liberados sindicales" es una de las "peccata minuta" de todo esto...
    ¿Cual es el eje de las actuales negociaciones Caamaño-jueces?
    ¿acaso algún tema importante?
    Pues sí, el de quién señala los juicios. Indignante.
    Eso sí, luego la responsabilidad a "criterio" del sátrapa ministerial de turno, con criterios de estricta justicia, no de oportunidad mediática, qué va.

  3. #4
    Anonimo
    21/05/09 15:21

    Tristan, soy un subastero de Barcelona y lo que te cuento es la absoluta verdad: una subasta que me adjudiqué me cayó en el típico oficial sindicalista, que estaba siempre en reuniones con los sindicatos y al que el secretario tenía miedo de decirle las cosas claras. Pasaban los meses y no movía un dedo en el procedimiento hasta que al final lo tuvo que mecanografiar el secretario mismo. En total hasta el lanzamiento transcurrieron 20 meses.
    Hubiera preferido que me tocara matusalen. Jaime

  4. #3
    Anonimo
    20/05/09 19:56

    Aún diría más...
    ¿Alguien cree aún que existe una JEFATURA REAL de personal -sobre todo en cuestiones orgánicas- en los juzgados?
    Me refiero a una jefatura como la que ejerce un jefe de personal en una empresa privada.... con capacidad para seleccionar, incentivar, despedir, desincentivar o jubilar anticipamente por incapacidad laboral con respaldo de la dirección de la empresa.....
    Hace ya muchos años que eso no existe, y junto con una legislación hecha por nefastos catedráticos que presumen de no haber pisado un juzgado en su vida, y una administración fragmentada, dispersa, descabezada y desnortada, fruto de la nefasta teoría del TC sobre la "administración de la administración de justicia" (o cómo cuadrar el círculo generando el caos), nos proporcionan esta situación actual de la "justicia".
    Así, hay quien paga con injustas y durísimas sanciones culpas ajenas, como lo sucedido en Sevilla donde una audiencia tarda TRES años en resolver esa apelación, o los mismos TRES años que van sin resolverse el famoso recurso ante el TC por el Estatuto catalán....
    Sale más barata una cabeza de turco cuando sale un caso mediático, que poner de verdad los medios para que esto funcione.
    Penoso.

  5. #2
    Anonimo
    19/05/09 11:55

    Ah, los jefes de este señor....
    ¿quiénes son?
    ¿qué facultades tienen sobre su desempeño laboral?
    ¿qué ocurriría si a ese buen señor se le incoara algún tipo de expediente por denuncia?
    ¿qué le pasaría al denunciante-funcionario?
    bonitas preguntas, pero las respuestas son, me temo, además de largas, bastante desoladoras.
    Otro rato, pues.

  6. #1
    Anonimo
    19/05/09 11:20

    En mi humilde opinión, el jefe de este señor ha emparejado mal la tarea con el profesional. Deben encontrarle un mejor destino a este funcionario. Un destino adaptado a sus capacidades. Los que se deben adaptar a él no son los sufridos usuarios de la Administración, sino los jefes de este buen hombre.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar