3

Aunque parece que todo en materia de Derechos se debe a los avances obtenidos por la ciudadanía en los últimos años resulta que en la antigua Roma podrían enseñarnos aún mucho acerca de cómo conducirnos como seres humanos incardinados en una Sociedad gracias a su avanzado cuerpo legal.

Evidentemente el cambio sustancial que ha sufrido la materia desde entonces es un elemento que no es baladí: en Roma solo unos pocos tenían derechos y eran considerados ciudadanos. Los restantes bípedos racionales que poblaban el mundo conocido ni tan siquiera eran considerados seres humanos y eran comerciados como cosas y tratados como tales. Hoy en día eso ha cambiado profundamente ¿o... no?

Y ahora viene cuando comento el latinajo que da título a este artículo. Según Wikipedia,

 La expresión latina "capitis deminutio", se traduce literalmente: disminución de derecho. Para el Derecho Romano la "capitis deminutio" suponía una incapacidad de derecho absoluta en la persona.

Según la clasificación que el jurista Gayo hace en sus instituciones existirían tres tipos de "capitis deminutio":

  • la "capitis deminutio" máxima que se produce cuando la persona pierde la libertad y la ciudadanía.
G.1.160: «Maxima est capitis deminutio, cum aliquis simul et civitatem et libertatem amittit»
  • La "capitis deminutio" media que se produce cuando una persona pierde la ciudadanía sin perder la libertad.
G.1.161: «Minor sive media est capitis deminutio, cum civitas amittitur,: libertas retinetur; quod accidit ei, cui aqua et igni interdictum fuerit»
  • La "capitis deminutio" mínima que se produce cuando manteniéndose la libertad y la ciudadanía se produce un cambio en el estatus de la persona.
G. 162: «Minima est capitis deminutio, cum et civitas et libertas retinetur, sed status hominis commutatur; quod accidit in his qui adoptantur»

Llegados a este punto me pregunto si cabe considerar que estamos ante una situación de capitis deminutio, de pérdida de la ciudadanía para todo aquel que no puede pagar su hipoteca, pierde su casa y aún así sigue siendo un esclavo del banco por una cantidad que excede su capacidad de pago futura e inmediata. ¿Qué ha hecho ese pobre ciudadano/a, su cónyuge y su prole para no solo quedar en la más absoluta de las miserias sino también para mantener la bota sobre la cara que le impedirá salir a flote? Tal vez su único pecado fue apostar por un sector productivo en crísis, o trabajar para la empresa equivocada, o seguir los consejos del director del banco quien le alentó a cambiar el coche, a irse de vacaciones y a pagar su seguro de vida a prima única financiada forzando la tasación hasta el extremo con tal de llegar al objetivo de colocación de activo a largo plazo. 

No sé si ese ciudadano se considera libre, a partir de este momento o si le queda algo de dignidad tras ser arrollado y desprotegido en más de uno de esos célebres pilares que constituyen los cimientos de la pirámide de Maslow. Además, no sé qué recurso le puede quedar a este ex-ciudadano sino refugiarse entre los antisistema o aquellos que vuelven su mirada al fascismo o al anarquismo radical (que todos los extremos se juntan) si sabe que por más que recupere un cierto estatus seguirá debiendo su alma y la de los suyos a "su banco amigo".

Luego están los otros, esos empresarios que saben que su beneficio se está escurriendo tras una cuenta de crédito con intereses de dos cifras mientras el Euribor no pasa del 1,7%. Que saben que antes tenían un socio financiero para remontar la empresa y ahora tienen un vampiro que les ayuda a hundirla. Y para mantener el mentón un minuto más por encima del agua sucumben a la presión y firman seguros imposibles, caros y malos gestionados por incompetentes (caso de ser gestionados de algún modo). Solo sueñan con que todo acabe algún día, con la esperanza remota de que ello les permita vengarse de sus tiranos desde el privilegio que supone sobrevivir o jurando memoria tras la muerte que supone todo cerrojazo empresarial.

Si vemos el problema desde otro prisma resulta que son ellos quienes nos metieron de lleno en esta crísis. Podríamos haber sufrido el fin de la burbuja inmobiliaria con ciertas penalidades pero no la misma sumada con el descrédito y la disolución absoluta de la confianza en las entidades de crédito. Si no hay dinero en el interbancario, si no se fían dinero entre ellas, es porque no se fían de lo que esconden sus balances. Ellos saben más que nosotros y solo ese signo ya debería ponernos a todos en alerta. Cuando han recibido fondos, de nuestros bolsillos (no lo olvidemos) para asegurar que serán capaces de garantizar ...¡nuestro dinero!  (curiosa paradoja, ¿verdad?) resulta que en lugar de devolver a la Sociedad ese dinero generando riqueza a través de las empresas quienes sufren la sequía de liquidez, van y se lo gastan en deuda pública. Está claro que en su cerebro hay neuronas para generar beneficios pero no para el patriotismo y menos aún para la solidaridad. Esos patricios con derechos que me sonrojan (a ver qué pyme ha recibido una sola ayudita para evitar su quiebra...) tienen derechos a exenciones de impuestos en sus fusiones frías, mandan cantidades ingentes de personas a esos ERE que engrosan nuestras listas de parados de larga duración (y futuros jubilados) que pagamos entre todos, enchufan groseras imposiciones de productos accesorios para que las empresas y autónomos accedan a las líneas ICO, gestionan sus embargos con sociedades instrumentales inmobiliarias, vuelven a hipotecar más del 100% y los beneficios que no sacan de las comisiones más absurdas y mezquinas las obtienen obligando a sus clientes a contratar seguros. Es decir, que siendo ellos quienes la lían ¿tenemos que pagar nosotros el pato?

Podemos encontrar serias violaciones de derechos fundamentales en cualquier punto de nuestros foros rankianos. Para no tirar de Historia, consultad lo más reciente que es para hacer pis y no echar gota. Desde comportamientos arbitrarios y abiertamente execrables en http://www.rankia.com/foros/seguros/temas/623277-banco-santander-seguros  o http://www.rankia.com/foros/seguros/temas/626505-ayuda-tema-seguro-vida-seguros a prácticas de ¿extorsión? ¿chantaje? como en http://www.rankia.com/foros/seguros/temas/618329-rural-caja-cobra-120-euros-por-verificacion-seguro-hogar .

¿Qué opináis?

  1. #3
    16/12/10 12:42

    ya he contestado a dos de ellas

    https://www.rankia.com/foros/seguros/temas/626505-ayuda-tema-seguro-vida-seguros#respuesta_629067

    https://www.rankia.com/foros/seguros/temas/623277-banco-santander-seguros?page=3#respuesta_629063

    el ultimo , en mi opinión, te puede interesar bastante por cuanto es una sentencia en un procedimiento en el que fui el letrado que fue destacada en la revista juridica de las islas baleares ( a mi pesar visto el resultado estimatorio parcial) en relación a los famosos seguros de prima unica del SCh ( y otras) en una postura ciertamente sorprendente de la Audiencia provincial e Baleares y que supone el acortamiento de los derechos de los asegurados para luchar contra la imposición de seguros por las entidades fiancieras.

  2. #2
    14/12/10 11:59

    Con vision de corto plazo, sin vision sistemica, no avanzaremos.
    Toca ajuste, regeneración y nuevos planes de pais.

    La economia es compleja, se puede llegar a entender un poco con la teoria de sistemas, con la dinamica de sistemas, al funcionar el sistema economico-financiero-social como un cerebro,estas teorias ademas se deben de complementar con estudios piscologicos y sociologicos del comportamiento humano (poder, codicia, etica, etc)

    Con mas pedagogia, empatia, con mas educación economica en la escuela quizas podemos evitar que las proximas generaciones, no cometan los excesos que hemos cometido (exceso de endeudamiento) y han cometido (exceso de apalancamiento) regulando de forma sistemica los productos financieros, en especial los derivados.

  3. #1
    13/12/10 23:38

    ¿Que opinamos? Que por lo menos tenemos el derecho de pataleta...hasta que nos lo quiten.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar