3
En el nº 260 de la Carta del Seguro aparece un primer titular que presenta los datos que ICEA ha obtenido tras analizar la distribución del seguro en España en 2.008.

Como este blog debe dar un giro importante hacia la formación y la información al consumidor en materia de seguros, dejando los aspectos propios de la profesión en manos de un nuevo blog de Rankia titulado MEDIADORES DE SEGUROS pues me voy a ceñir a dicho enfoque.

Seguro que Ud, como consumidor, ya tiene el gorro caldeado de tanto anuncio de seguros. Porque yo sí lo tengo. Pones la radio, la tele o te asalta un pop-up en mitad de un crucero por internet y ¿qué encuentra uno? ¡Publicidad de seguros!

Entre teléfonos rojos, gusanitos, perros salsicha, centralitas robotizadas y un sinfín de grandes campañas gestadas por sesudos publicistas nos pasamos un buen rato cada día. Lo normal es que acabemos saturados, pero seguro que el resultado es alucinantemente rentable. O no.

¿Para qué se hace tanto ruído? Según ICEA la venta telefónica de seguros en España ya cuenta con un brutal 2,19% de cuota de mercado. La venta on-line de seguros llega a un abrumador 0,51%.

¿Cómo? Resulta que estas entidades se dedican a tirar los precios por la borda, arrastran al mercado a una auténtica guerra de precios en la que algunas van a perder hasta el último céntimo, ofrecen (dicen) lo que el cliente necesita: un precio tirado con la facilidad de trato que solo se obtiene llamando a un Call-Center y repitiendo hasta la saciedad la misma historia cada vez que cambia la operadora. Y tras tanto esfuerzo y tras más de una década en el mercado ¿aún no alcanzaron un 2,71% entre teléfono e internet?

Curioso.

Tal vez, al final, el consumidor prefiere un rostro atento y experto a una voz de cliché que repite mensajes que le aparecen en su pantalla como resultado de la implantación de un circuito normalizado de respuesta. Tal vez aún nos interesa que las cosas que amamos nos las traten personas de esas que permanecen junto a uno especialmente en los momentos más difíciles.

Con algo de suerte los consumidores aún creen en el valor como argumento de decisión.

En ese mismo estudio se advierte, no obstante, cómo la banca va absorbiendo negocio en detrimento de agentes y corredores. No ha sido una sorpresa y si Ud, amigo lector, es uno de aquellos a quienes se le obligó a contratar el seguro de la casa, el de vida y el plan de pensiones solo por hipotecar o renovar una cuenta de crédito ya sabe cómo se logra eso.
  1. #3
    19/10/09 02:25

    Al filo de lo que comentas, Xavier, creo firmemente que Internet tiene un brillante futuro en el seguro.

    Lo que pasa es que se está gestionando con el ...culo.

    Para empezar, todos compiten exactamente por la misma caca pinchada en un palo que tu señalas: el seguro de coche "¡más barato todavía!" en una mezcla incomparable de las historias del perro del hortelano y el Titanic. Que el hostión será de órdago no tengo duda; solo acerca del momento exacto en que se producirá y tendrá bastante que ver con una Directiva EEE llamada en el sector "Solvencia II" que acabará con cierta creatividad en la cuenta técnica del mundo asegurador.

    No hay especialización, ni argumentación, ni calidad, ni servicio o valor añadido... ni oferta de atención personalizada para quien lo desee ¡Nada!, solo precio. Además, algunos hasta se permiten el lujo de cobrar comisiones del asegurador sin dar nada a cambio ("no atendemos reclamaciones, ni siniestros, ni devoluciones de recibos, ni...") lo cual no solo es sorprendente sino perjudicial para el consumidor quien por el mismo precio en una simple agencia tendrá todo eso que le niegan.

    Si yo me compro una fiambrera por un euro en un "chino" y a partir del primer día que la meto en el microondas la tapa ya no cierra, sé a lo que jugaba: ¡tendría que haber comprado tupperware! Pero solo me la he jugado con un euro.

    En seguros el consumidor hace igual, comprando en el "chino" la protección de su familia, de su vivienda, de su... Pero aquí lo que hay en juego ya no es un euro. ¿Es tan difícil comprender eso? A mí me tiene fascinado tanta despreocupación. No la entiendo.

    En fin. Supongo que habrá que prepararse para que cuando las generaciones del sms, del mail y del twitter se incorporen como consumidores de seguros, de ordenadores o de calzoncillos los canales de oferta estén adecuados o, en caso contrario, habrá muchas cruces en el cementerio de los confiados.

    Abrazos,

  2. #2
    19/10/09 01:58

    De esto ya hace como mínimo tres o cuatro años, llama FECSA-Endesa, (antes del show de Endesa-E.On-Entrecanales), iba en el coche de un amigo mío, la verdad es que la forma de vender un seguro (creo que de vida) tenia mucho que desear, mi amigo por el manos libres, por ello lo sé, solo se le ocurre decirles si no se ganaban bien la vida con la energía como para abrir horizontes a nuevos mercados tan radicalmente distintos.

    En fin la verdad t anta movida por estos porcentajes …… de todas formas esto de Internet es un punto sin retorno, sin embargo deberán cambiar muchos los sistemas de venta porque un 4% entre todos estos canales es como una mie… colgada de un palo como bien dices (bueno tu eres mas fino en las palabras).

    Saludos.-

  3. #1
    Anonimo
    17/10/09 17:31

    Alto y claro. No puedo estar más de acuerdo con usted.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar