3
Este contenido tiene alrededor de 12 años

Si mañana a un servidor Rafa Nadal le pusiera en las manos su mejor raqueta yo sería totalmente incapaz de lograr que la pelota hiciera algo remotamente parecido a lo que tiene por costumbre hacer en manos de Rafa. 

Si pasado mañana (no hay que estresarse) Jorge Lorenzo pusiera su moto entre mis piernas y me brindara la oportunidad de correr en un circuito con los grandes de las dos ruedas creo que la escudería saldría a toda mecha a secuestrar el video de la carrera para no involucrar sus marcas patrocinadoras con mi estilo de conducción.

La conclusión es simple: la diferencia está en el talento orientado y enfocado, en la habilidad, en el entrenamiento, en la inversión programada y efectuada a lo largo de años,  en la reflexión, en el conocimiento, en la psicología aplicada, en la mentalización, en la fortaleza mental, en el equipo que aporta soporte, ...

¿He dicho simple? ¡No lo es! En la carrera de todo profesional existen multitud de factores que determinan su idoneidad para una cierta tarea dada. No todo el mundo vale y menos aún si "acaban de ponerle la raqueta entre las manos".

Ahora, señoras y señores, siéntense ante su pc o marquen el dial de su teléfono. Y sin asistencia profesional alguna, sin tener ni puta idea de lo que significan esos palabros extraños y carcas que manejan esos tipos de los seguros, ni acerca de las Leyes que los regulan, atrévanse ustedes a lidiar  solitos, a pecho descubierto con una estructura de poder financiero. 

O vayan, vayan al banco donde sin pajolera idea de lo que se cuece en un Condicionado General les van a endosar por el artículo 33 lo que les venga en gana so pena de negarles crédito o castigarles con intereses abusivos. Vayan, a ver qué hacen con esta moto en la que ustedes van de paquete.

También cabe la posibilidad de arrimarse, por pena, al amigo o cuñado que sin tener más idea de seguros que de física cuántica está intentando sacarse unas perrillas para ir tirando mientras pilla curro aunque sin dedicarle ni un minuto a eso de la formación. Este al partido de tenis no iría ni de recogepelotas.

No quiero ser aguafiestas, solo poner sobre la mesa la realidad que reconoce nuestro venerable refranero que está cargadito de sabiduría popular acumulada a lo largo de siglos: zapatero, a tus zapatos.

No quiero dejar este post con un tono severo y negativo, así que he pensado que lo mejor sería tirar del maravilloso arte que es reír. Os dejo un video que, para mí, es una joya y basta ver de lo que es capaz este "profesional" para imaginar lo que otros. Cada uno en su área, claro.




  1. #3
    12/09/09 12:38

    Muchos asegurados buscan "su moto" y cuando se dan cuenta van en una bicicleta.

  2. #2
    12/09/09 11:52

    Y además de todo esto está la mentalidad ganadora, para ser un buen piloto no es suficiente con tener la mejor moto, y ser el mas coj…. tenga en la curvas, o que normalmente vaya más rápido, hay que tener mentalidad ganadora, y por cierto creo que Jorge Lorenzo la tiene. Este matiz es la diferencia de un buen piloto a un fuera de serie.


    Kimi Raikkonen es un buen piloto, Fernando Alonso es un fuera de serie, Jenson Button el actual líder, y puedo estar en un error, es un buen piloto, pero a mi entender, al menos hasta hoy, no parece un fuera de serie o le falta el matiz.


    Rafa y Jorge, tienen el “matiz”.


    ¿Y esto a que viene a cuento?, pues que en cualquier profesión, además de tener la formación y los medios, un buen profesional debe estar convencido de lo que vende, si no es así por más buen técnico que sea no vale para esto, puede que valga para estar en un despacho en una central de cualquier compañía de seguros, tal vez tampoco eso, pero para estar de cara al público hace falta algo más de formación y medios, y si se está en la profesión (en esta o en cualquiera) por las comisiones, me temo que mejor me iré a otro que esté convencido.


    Yo no he conseguido un nunca, o no lo recuerdo, vender algo en lo que no crea, y te aseguro que en mi etapa profesional anterior me llevo más de un problema (salvable, pero problema en definitiva). Y el “creer” es algo más amplio que un tema de precio.


    De todas maneras muchos y con razón dirán que “disfrutar” con una profesión como la tuya o como la mía (financiero o supervisor contable, como se quiera llamar) no parece precisamente un trabajo muy motivador…. Son opiniones.


    Lo siento me dado por aplicar la filosofía, que mi hija dice que es un rollo que no sirve para nada, y está en un error seguro, la vida le enseñará que la filosofía es una de bases de nuestra existencia.

  3. #1
    Anonimo
    12/09/09 10:14

    Totalmente de acuerdo. Asesorar en seguros requiere de buenos profesionales, no de vendedorcillos entrenados para decir "le conviene este chupi seguro"

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar