5
Este contenido tiene casi 12 años


En su blog  www.polizasyseguros.com Adrián Couceiro (actuario de seguros) explica de un modo ameno y sencillísimo cómo en la industria aseguradora los departamentos financieros dedican parte de su tiempo a estudiar los flujos de caja necesarios para atender los compromisos con liquidez mientras a la par se mantienen inversiones que aporten un rendimiento financiero a la cuenta técnica (ingresos por primas-(siniestros+gastos)). Uno de los instrumentos más utilizados son los swaps.

Alguno en este momento estará pensando, sin duda, que la institución aseguradora está como una cabra. Que visto lo que una serie de bancos ha hecho con sus clientes particulares y de pequeña empresa con tales derivados, hay que ser tonto de necesidad para meterse uno mismo en tal embolado y que vaya desgracia saber que uno ni puede confiar en el sector asegurador puesto que de esta... desaparece.

Nada más lejos de la realidad.

En las imágenes que encabezan este post podemos observar tanto el mecanismo de funcionamiento de los swaps como, especialmente, cual es el peso que dicho derivado tiene en la industria aseguradora norteamericana, una de las más desarrolladas del mundo. Mientras el mercado de deuda del Tesoro norteamericano encajaba en 2007 4,4 trillones (americanos) de USD o el mercado de renta variable tenía un valor de 21,9 trillones (americanos) de USD la institución aseguradora negociaba derivados por valor de 45,5 trillones (americanos) de USD. Eso no solo nos da el perfil de experto gestor de dichos instrumentos que cabe suponer a este sector sino también la importancia relativa del sector seguros frente a otros mercados inversores que cuentan con un tratamiento más mediático.

En 2000 yo culminé un trabajo de cuatro años con una empresa pública: gané por concurso su programa de exteriorización de compromisos por pensiones, su programa de rentas para clases pasivas y el seguro de vida colectivo. Para ello recurrimos a los swaps pues había que garantizar flujos de tesorería contínuos con un escenario de deuda pública que presentaba claros indicios de mejora a medio plazo por lo que resultaba contraproducente comercializar de acuerdo con el escenario de tipos del momento. Recurrir a los swaps, significó un importante ahorro para el cliente y una mayor seguridad para el asegurador a cambio de una prima. Por cierto, una anécdota: ganado el concurso por 807.000.000 de ptas llegó una carta de mandato de un concejal y la operación se la quedó una correduría bancaria que ni siquiera había cotizado esa solución. Mi empresa no vió ni un céntimo y tampoco recibió del asegurador un "lo siento". Ese día aprendí mucho pero les garantizo que mi familia viviría mejor sin ese ataque de piratería y yo más felíz si hubiera hallado personas donde creía que las había.

Desde luego, no creo que este sea el mejor sitio para ponerme a explicar cómo funcionan los swaps y, dado que a alguno puede picarle el gusanillo, además del link que ofrezco al principio y que recomiendo también es muy instructivo el artículo de la Wikipedia al respecto.

Si uno lee hasta aquí puede llegar a pensar que yo soy un enamorado de los swaps o que, al menos, los recomiendo. Nada más lejos de la realidad. Se trata de productos complejos, derivados con una cierta referencia a un indicador o a un subyacente que para un consumidor particular o para un pequeño empresario puede resultar más confuso que un escrito en chino mandarín. Además, se trata de productos de riesgo con un pricing o cotización de partida y una cobertura o hedge referida a los cambios que puede sufrir otro instrumento financiero. Además, la liquidez del mercado puede desaparecer ocasionando que la cobertura, literalmente, desaparezca con ella. Si a ello le sumamos el riesgo de crédito puesto que nuestra contrapartida puede llegar a impagar sus compromisos, el asunto requiere un sello de "SOLO ESPECIALISTAS".

Por ello me parece una auténtica barbaridad que algunas entidades financieras hayan arrastrado a sus clientes a suscribir swaps referenciados a instrumentos o indicadores que estaban encaminados absolutamente a generar deuda a favor del banco. Es inmoral.

Asimismo es extremadamente salvaje que se hayan formalizado este tipo de operaciones desechando todas las prevenciones que establece la MiFID. Es, simplemente, un acto de sabotaje contra los derechos del cliente financiero y una horripilante práctica si se consideran los demoledores efectos sobre el bienestar de familias o la capacidad de supervivencia de microempresas y pymes. 

Para acabar de tocar las narices al sector asegurador, resulta además que este tipo de productos se ha comercializado como si fuera un seguro. Sí, a la gente se le ha dicho que era un "seguro de tipos de interés". Así que ya tienes a los bancos vendiendo otro seguro, como si no fuera con ellos lo que estaban endosando a su cliente y como si fuera algo que aporta seguridad, tranquilidad y confianza que son atributos netamente aseguradores (de quienes cumplen, claro). Desde luego al no tratarse de productos sujetos a un interés técnico y carecer de base actuarial está claro que no se trata de "seguros", amén de que si el banco de turno se dedicara a desarrollar operaciones de seguro estaría operando fuera de la Ley puesto que tanto se le exige objeto social exclusivo como se le prohibe realizar operaciones reservadas a las entidades aseguradoras autorizadas por la DGSyFP.

Dicho esto solo quiero dejar claras dos cosas: que no se debe demonizar el producto cuando se utiliza adecuadamente y con conocimiento de qué es y qué cabe esperar de él y que un servidor espera que todo el peso de la Ley caiga sobre quienes han abusado de la confianza de sus clientes para hacer su agosto. El arma no mata, mata quien la dirige contra sus semejantes.

A ver qué día deja de ganar siempre la banca trucando la mesa. Esta ruleta apesta .

  1. #5
    Anonimo
    08/10/09 17:01

    Muchas gracias por escribir un artículo sobre mi post.
    Despues de todo el follón que se ha montado con la venta de swaps a particulares, creía oportuno hablar de los asset-swaps pues han supuesto una mejora significativa en los Seguros de Vida.

    Hablaré más sobre Inmunización, si es que os interesa el tema!

    Un saludo,

    Adrián

  2. #4
    07/10/09 03:42

    Estimado Carlos:

    Gracias por tu amable comentario acerca del blog. Espero tenerte entre nosotros con frecuencia.

    Mi trabajo es asegurador y, más concretamente, como director técnico de una correduría y gerente de riesgos. Mi relación con los swaps, esporádica y tangencial, se limita al ámbito asegurador.

    Por ello creo que la consulta que me planteas deberías formularla ante un experto como, por ejemplo, Fernan2 o Echevarri que, sin duda, podrán ayudarte o ... disuadirte.

    En todo caso, te avanzo que son productos que no considero adecuados para cubrir riesgos asumibles. Ten en cuenta que cuando pisas el terreno de los derivados "con diez juegas como si tuvieras cien, por tanto ganas como si tuvieras cien pero también pierdes como si tuvieras cien" por lo que una pérdida del 10% puede suponer perder todo y si es superior ser deudor. Aparte, como indico a Arturo el contrato puede resultar poco estimulante en el mercado si uno quiere salir y el valor ser igual a cero.

    No sigo: contacta con Echevarri o con Fernan2 que a buen seguro sabrán darte un mejor consejo.

  3. #3
    07/10/09 03:32

    Estimado Arturo:
    Imagina que te propongo lo siguiente:
    "Mira, Arturo, hoy el gasoleo A está a 0,985 €. Me parece que el 06/10/2014 estará a 1,05 € así que te propongo hacer un swap: si el gasóleo está por encima de 1,05 € trimestralmente tú me pagas XX y si está por debajo yo te pago trimestralmente YY €; como actualemnte está por debajo yo empiezo pagando... Para ello formalizamos un contrato a siete años con una cláusula de penalización de ZZ si el valor del litro de gasóleo A en ese momento es inferior a 1.00 € pero puedes perder toda tu inversión si no localizo a nadie interesado en comprar este derivado, simplemente porque está referenciado al gasoleo A pero no existe un solo litro de gasoleo A como objeto de inversión, solo hablamos de gasoleo A... sin tenerlo".

    Acabamos de formalizar un swap.

    Insisto en que si conoces el activo, bien, divisa, commodities, materia prima, circunstancia climática, etc que subyace a un determinado derivado, si cuentas con recursos sobrados para hacer frente a un eventual riesgo de pérdida, si el swap se formaliza para contrarrestar el riesgo de un activo físico (no derivado) al que compensa en sentido contrario, si dicho activo está sujeto a posibles pérdidas de competitividad en el mercado y si cuentas con una estructura de personas expertas en la gestión de estos productos, entonces puedes confiar en ellos. Las aseguradoras cuentan con esos elementos y recurren frecuentemente al swap sin problemas.

    Pero es una burrada de espanto ofrecerle esto a un particular sin formación y pasándose la MiFID por el arco del triunfo. En ese caso si se trata de una partida de póker en las que el tahur está a punto de esquilmar a su víctima sin piedad.

    Como bien dices: para cortarse las venas. Perdón, corrijo: para cortárselas al tahur.

    Saludos,

  4. #2
    Anonimo
    03/10/09 10:32

    Hola Carlos, muy interesante tu blog, enhorabuena.

    queria hacerte un par de preguntas.

    No tengo hipotecas, pero me gustaria ayudar a algun familiar que si la tiene. Con el euribor al 1,2 actualmente, el riesgo a la baja es minimo, pero la posibilidad de que los tipos suban de aqui a tres años es muy elevada.

    me gustaria ayudar a convertir el interes variable de la hipoteca de mi familiar en interes fijo, por el maximo plazo posible.

    las cuestiones son:

    -¿cual seria el producto idoneo, un swap, un cap, otros?
    -¿cual es el plazo maximo por el que se puede contratar?
    -¿que entidades venden estos productos?
    -¿se puede contratar con una entidad distinta de la entidad con la que se tiene la hipoteca?
    -¿cual es el coste tipico de la operacion en terminos anuales?

    muchas gracias de antemano

  5. #1
    Anonimo
    02/10/09 14:22

    Siempre que he intentado entender qué es un swap, me aparecen todas esas historias sobre flujos, pagos futuros, subyacentes, etc. Sin embargo, cuando termino de leer, siempre me quedo con la misma sensación: es como una apuesta.

    Es decir, alguien apuesta a que va a pasar algo, y otro alguien a que va a pasar lo contrario. El que pierda paga, y el que gana cobra. Da lo mismo el subyacente, igual que no importa el motivo de la apuesta: la ruleta, la carta más alta o cuál de esas palomas va a emprender antes el vuelo.

    El problema es que hay tanta gente que ha palmada pasta, que el casino ha saldado por los aires.

    ¿Es así? Por favor, dime que son un peazo ignorante y que se trata de algo distinto. Porque como todo esta crisis haya sido resultado de una gigantesca partida de poker, es para cortarse las venas. ;-)

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar