¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

El Radar

Invierta en el sitio justo en el momento adecuado con la ayuda de Víctor Alvargonzález

Estar dentro o fuera de la revolución digital, esa es la cuestión.

Es curioso observar la evolución de los mercados en los últimos años. Si te fijas encuentras un elemento en común y es que, salvo raras excepciones, a más cercano un mercado de una economía que se beneficia de la revolución digital, mejor ha ido la bolsa de ese país.

Pese a la fuerte corrección que ha sufrido recientemente, el Nasdaq sigue siendo el rey de las bolsas, ya sea a uno, cinco o diez años vista. Y lo mismo se puede decir del índice amplio, el SP 500. Si se compara con las bolsas europeas o las emergentes es como comparar una liebre con varias tortugas.

También es llamativa la evolución de las bolsas de los mercados emergentes. Primero, porque representan el paradigma de lo que he afirmado al principio: las materias primas y la industria clásica han dejado de estar de moda y lo que se valora actualmente son los datos y la información. Incluso dentro de los propios emergentes la diferencia entre ganar o perder ha estado muy relacionada con el grado de participación en esta nueva revolución industrial. Países como Taiwán o Corea llevan una evolución bursátil mucho mejor que la de países como Chile, México o Sudáfrica. Y en mi opinión esto no es casual. No es que los primeros sean creadores de empresas como Google o Netflix, pero son quienes fabrican y exportan el hardware o componente físico de la revolución digital, empezando por todo tipo de dispositivos.   Leer más

El Nasdaq es el Rey

Hay quien dice que los grandes disruptores digitales se harán con todo el mercado. Especialmente el de las empresas analógicas que no sepan defenderlo adaptándose rápida y efectivamente al cambio digital. Y yo creo que llevan, si no toda, mucha razón.

Dicen – y tiene toda la pinta de que va a ser así - que Amazon entrará no ya en la alimentación o la parafarmacia, sino también en los servicios financieros, la venta de coches o cualquier otro producto o servicio de distribución masiva. Y que podría ocurrir algo parecido en el caso de Facebook.

Las redes sociales y su publicidad a la carta, que va directa al cliente potencial, se están haciendo con el pastel publicitario y podrían entrar en otros sectores. Y que decir de Google, que es como el nuevo Gran Hermano - el de Orwell, no el de Tele 5 – y que podría irrumpir en la banca o vaya Ud. a saber en qué otro sector. Con su base de clientes, esa información y esa confianza del consumidor en la marca se pueden hacer maravillas. ¿Y que me dicen de Netflix? No se Uds., pero yo en la tele ya solo veo series y, muy ocasionalmente, las noticias. Y me encanta el cine, pero cada vez voy menos, porque veo mejor “cine” – guión, fotografía, actores, etc., - en “Breacking Bad” o en “The Wire” que en el que ponen en la gran pantalla. Y me da la sensación de que no soy el único.   Leer más

“Timing” para correcciones

El único motivo por el que no estoy seguro que lo que estamos viviendo en el mercado sea una corrección es porque estoy viendo que es lo que opina el consenso. Y de forma casi unánime, lo cual es mucho peor. Si hay algo que me haga sentir incómodo cuando tomo una posición en los mercados es coincidir con el famoso consenso. Después de muchos años sé positivamente que seguir al consenso es casi garantía de error. De hecho “manufacturé” un ratio “contrario” que se llama “el ratio del consenso” –, nombre muy original como puede verse, cuyo denominador son todos los encuestados y el numerador los que tienen una determinada opinión. Si el resultado es uno – máximo consenso - es para mi motivo para replantearme la estrategia. Se lo digo totalmente en serio y les sugiero que lo tengan en cuenta cada vez que tomen una decisión de inversión.   Leer más

Porqué hay que estar posicionados al inicio del ejercicio bursátil

Tomar posiciones para el rally de fin de año suele ser una buena idea, sobre todo si piensas que va a haberlo. Pero de lo que no se habla tanto es de tomarlas para el inicio del año, y está demostrado que muchos gestores re balancean sus carteras justo al inicio del ejercicio bursátil, lo cual significa que entra mucho dinero de unos activos y sale de otros. En otras palabras:

No será la primera vez que detectando cuales son las preferencias de los inversores al inicio del ejercicio puedes obtener una parte de la rentabilidad de todo el año. Apostando tanto al alza como a la baja.

Leer más

¿Seguirá vigente el “long – short” estrella de 2017?

El BCE tiene un problema: si los inversores siguen comprando euros a mansalva, el programa de estímulo monetario - el famoso QE - no habrá servido de nada.

El mandato del BCE es muy claro: tiene que mantener la estabilidad de precios en la zona euro y, al menos hasta el día de hoy, un IPC anual “cercano al 2%” es lo que los bancos centrales consideran estable y deseable.

Como estábamos muy por debajo del objetivo, el BCE se lanzó a inyectar dinero en la economía, con la esperanza de que dicho estímulo fomentaría el crecimiento y repuntaría la inflación.

Pero esos cálculos no tuvieron en cuenta el profundo cambio económico que se estaba produciendo en la economía mundial y, muy especialmente, en las economías avanzadas. El comercio electrónico, el auge de las energías alternativas, el vehículo eléctrico o hibrido, la robotización y un nuevo modelo laboral donde la capacidad de negociación salarial es cada vez menor, están cambiando la estructura de formación de los precios. Presionan a la baja, es decir, son factores desinflacionista.   Leer más

El “Trump trade” está en plena forma

Cuando en el mercado hablan del “Trump trade” se refieren a ganar dinero aprovechando la llegada de Donald Trump al poder, especialmente por la eventual implementación de su programa económico. Pero “trade” en inglés significa comercio, es decir, comprar y vender. Quienes dicen que el “Trump trade” se ha acabado no se dan cuenta de que está en plena forma. Porque los reveses que sufre el señor Trump permiten comprar a un precio razonable.

Recordarán que a primeros de año les propuse una sencilla estrategia de trading: aprovechar los obstáculos con los que se encontraría la administración Trump a la hora de implementar su programa económico para comprar en las correspondientes correcciones (Trump “off”) Y luego, o bien mantener o , si se es un operador de corto plazo, vender cuando fuera capaz de implementarlo, aprovechando los resultados de un plan que beneficia claramente a las empresas (Trump “on”).   Leer más

Estrategia de cara a las elecciones francesas

El mercado se está tomando con mucha calma el resultado de la primera vuelta de las elecciones francesas. Probablemente tenga razón, dado que solo hay una combinación realmente peligrosa, que sería aquella en la que los ganadores fueran Le Pen (extrema derecha) y Melenchon (extrema izquierda). Las demás no me preocupan demasiado, porque pienso que cualquier combinación de Le Pen contra un candidato pro Europa y pro euro daría ganador al segundo. Los franceses no están preparados – todavía – para el “Frexit”.

En lo que no coincido con el mercado es en descartar totalmente el escenario Armagedon, el de lo malo contra lo peor, el de que le Pen y Melenchon vayan a la segunda vuelta y obviamente uno de los dos acabe siendo presidente. Tampoco coincido en la actitud de no vigilar, de esperar y ver del mercado en general y tampoco descarto que hubiera que actuar si de aquí al día de las elecciones  aumentaran las posibilidades de que se materialice ese difícil, pero no imposible, escenario.   Leer más

Los curiosos beneficiarios de la presidencia de Donald Trump

Cuando Donald Trump llegó a la presidencia, las declaraciones menos cariñosas le llegaron de las grandes empresas tecnológicas. Pero curiosamente es el Nasdaq el índice que mejor lo hace desde el inicio del año: un 9,75% frente al 4,80% del Dow Jones ¿Y qué me dice de los malvados banqueros, los aliados naturales de Trump, que ha prometido eliminar todo tipo de barreras regulatorias? Pues de momento el mercado ha premiado más a lo políticamente correctos empresarios de Silicón Valley que a los de la banca, porque el índice bancario KBW sólo sube un 1,18% este año.

Teóricamente Donald Trump tiene más votantes entre los propietarios y directivos de las medianas empresas que entre los titanes puntocom, pero, de momento, a nivel bursátil está beneficiando más a sus críticos: el índice Rusell 2000 sube un modesto 1,47%.¿Y qué me dicen del dólar? El gran beneficiario del proteccionismo y del “América primero” pierde el 1,86% en el momento de escribir este artículo. Es la evolución del “Dólar Index en 2017” (índice que compara el dólar con las principales divisas mundiales). No voy a entrar en un análisis político ni en argumentos de tertulia. Lo que nos interesa como inversores es analizar estos movimientos y, donde lleguemos a la conclusión de que pueden cambiar o que algo falla, actuar en consecuencia.Ya conocen mi opinión: tarde o temprano el mayor nivel de inflación y de crecimiento y su consecuencia, las subidas de tipos de interés, harán que el dólar retome la tendencia alcista frente al euro. Ayer mismo se publicaba un dato bastante mayor de lo estimado previamente del crecimiento en el cuarto trimestre de 2017, impulsado por un importante tirón del consumo. La mezcla de crecimiento económico y estímulo fiscal sobre una economía que ya está cerca del pleno empleo es explosiva para los tipos de interés, mientras que en Europa no existe ese estímulo ni perspectiva de subida en el precio del dinero en el medio plazo.   Leer más

“Habemus” correlaciones

Una buena forma de mejorar los resultados de una estrategia de inversión consiste en localizar activos, sectores y países que se mueven a la par que aquel o aquellos que hemos detectado que funcionan en un determinado escenario de mercado.

Cuando dos activos se mueven en la misma dirección se dice que están correlacionados o, lo que es lo mismo, que su correlación es positiva. Y viceversa: si cada vez que uno sube baja otro, esos dos están descorrelacionados o su correlación es negativa.

No se hagan ilusiones: detectar las correlaciones no es fácil y, peor todavía, son caprichosas y muchas veces temporales. Tampoco hay reglas científicas al respecto. Como mucho hay tendencias. Por ejemplo, normalmente cuando sube los tipos de interés bajan las bolsas, ¿no? Pues ya ven, este año no es así. En esta ocasión – y no es la primera vez - el mercado norteamericano interpreta que la subida de tipos es un síntoma de salud económica y no un freno al crecimiento. Porque piensa que las expectativas de crecimiento en Norteamérica son muy fuertes. Por las mismas, ya verán como si siguen subiendo la correlación cambiará y pasará a ser negativa. Jugar con las correlaciones no sólo significa buscar activos con correlación positiva, igual que un inversor profesional no sólo apuesta al alza. Por ejemplo, en los últimos 12 meses apostar al alza por la bolsa y ponerse corto en bonos ha sido una máquina de hacer dinero. Es duro, pero en teoría un fondo mixto que hubiera tenido esa visión habría tenido un año estupendo, en lugar del año más bien pobre que han tenido la mayoría.   Leer más

Donde interesa invertir ahora en gestión activa

Según escribo vengo de participar en Forinvest, en un foro patrocinado por Rankia, y concretamente en una mesa redonda sobre la gestión pasiva, o, creo que mejor dicho, la gestión indexada.

Es llamativo que todavía se debata si es interesante o no utilizar fondos indexados en lugar de productos de gestión activa, cuando está sobradamente demostrado que menos del 10% de los segundos son capaces de batir a sus índices de referencia, pese a que todos – no sólo los que lo consiguen - cuestan cinco veces más que un producto indexado que gana más. Es como comer pescado congelado y pagar como si fuera de anzuelo, pero a sabiendas de que es congelado y que el fresco es cinco veces mejor.

Pero también soy de la opinión – y en esto difiero de quienes me acompañaban en la mesa – de que una parte de la cartera debe estar en fondos de gestión activa. Y para hacer mi afirmación de más actualidad, a demás de ejemplos generales voy a ponerlos para una cartera que se hiciera hoy mismo.   Leer más

Autor del blog

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar