Rankia España
Blog Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

¿Eliminamos el impuesto de sociedades?

 

El 15 de  febrero de 2016 publicaba un post acerca de las cifras del documento que Podemos remite al PSOE para alcanzar un pacto de gobierno. En ese post se desencadena un debate acerca de la conveniencia de analizar la eliminación del impuesto sobre sociedades. Overdose acaba ironizando sobre la subida del 50% en el impuesto de sociedades que propone Podemos.

Por determinadas casualidades de la vida el 17 de febrero de 2016, Juan Ramón Rallo publica un artículo (entiendo que post son publicaciones en blogs, mientras que artículos son publicaciones en medios de comunicación) en “El Economista” en el que cuantifica la subida del impuesto de sociedades en el 50%. En dicho artículo aparecía algún error que he tratado de corregir en los comentarios. Pero, al igual que me ocurre en la página de Rallo, mis comentarios no se publican. Supongo que no tendré el nivel o educación apropiada, o que existe algún tipo de error informático. En todo caso he de aclarar que todo el mundo tiene todo el derecho a vetar a quien le da la gana; incluso tiene todo el derecho del mundo a presumir de defender valores como el respeto, liberalismo y demás…

Por tanto lo primero es corregir el error. La recaudación de impuesto de sociedades en 2014 ascendió a 18.713 millones de euros. Dado que Podemos cuantifica en 12.000 millones la subida fiscal en el impuesto de sociedades (aparte de lo que pudiera corresponder en la partida de crecimiento económico y fraude, en caso de que no fuese un error) es sencillo inferir que Podemos está planteando una subida del 64,13% de la cuota de impuesto de sociedades.

Otro error que comete está en la siguiente frase:

dado que actualmente el tipo efectivo de las pymes se halla en el 16% y en las grandes empresas en algo más del 20%.

Sorprende y mucho que nos enteremos ahora que el tipo efectivo de las grandes empresas sea superior al de las pymes. Supongo que tal dato sale de un artículo de “libremercado” que surge de otros artículos y estudios (principalmente una noticia de “El confidencial” en la que auditores que, con razón, no quieren ser identificados lo explican).

Hagamos un ejercicio y creamos lo que dice el artículo de libremercado (dejo los links):

Según la estadística de 2012, la tasa efectiva del Impuesto de Sociedades alcanza, de media, un 19,3%. Entre los grandes grupos empresariales, el tipo medio llega al 17,7%, mientras que para el Ibex 35, la mordida de Hacienda alcanza, de media, el 19,5%.

Llama la atención el hecho de que aquí los grandes grupos pagan un porcentaje menor que la media, lo que nos lleva a que las pymes tienen que pagar más que la media (y por tanto más). Pero hagamos un cálculo simple: las empresas han pagado un 19,3% de sus beneficios de media, y han pagado 14.229 millones (varias páginas, por ejemplo la 15, del primer link al que hacía referencia este artículo) ¿Cuánto se supone que han ganado las empresas en España? Pues 73.725 millones.

El artículo afirma también que los trabajadores tienen retenciones medias del 14% en concepto de IRPF. Dado que se han retenido en 2012 un total de 62.020 millones de euros en IRPF (página 16). ¿Cuántos son los sueldos en España? 443.000 millones de euros.

¿Consecuencia? Se supone que con estos datos en España las sociedades han ganado 73.725 millones en sus actividades y los trabajadores 443.000 millones de euros por su empleo. Soy consciente de que me faltarían las rentas de autónomos, de ahorro y alguna más; pero creo que ya se ve claramente que los números no cuadran. Se supone que las rentas totales del país ascendieron a 1.042.000 millones de euros en 2012 y entre estos dos datos tan sólo se explican 526.000 millones. 

Es sencillo identificar numerosos errores y fallos metodológicos en estos informes (que desaparezcan 500.000 millones anuales de rentas no es tan sencillo). No me voy a extender en todos y cada uno de ellos. Han elaborado un análisis con varias patas para al final demostrar que 2+2= 17. Dada la situación me gustaría comenzar de nuevo para tratar de sacar algo de luz sobre la tributación de las distintas rentas. Además esto me permite analizar el año 2014 y poner en consideración algunas variables:

En el tercer trimestre de 2015 la deuda de las administraciones públicas asciende a 1.480.794 millones de euros. Es cierto que la deuda computable a efectos del protocolo de déficit excesivo asciende a 1.062.315 millones de euros (tal y como aparece también en el link anterior) pero tengamos en cuenta que lo que hemos de pagar es el total.

El PIB de 2014 ha ascendido, según el INE, a 1.041.160 millones de euros (a precios corrientes). Según el INE tenemos un total de 490.829 millones de renta de los asalariados y 449.388 millones correspondientes al excedente bruto de explotación.

La agencia tributaria nos dice (en la página 11 del informe de 2014) que el INE  afirma que se han pagado sueldos por importe  468.875 millones de euros (21.954 millones menos que lo que afirma el INE). Curiosamente nos dice que el INE afirma que el PIB es de 1.058.469 millones de euros también a precios corrientes (17.309 millones de euros más). De alguna forma la demanda interna es mayor que el PIB en la tabla de hacienda. (1.062.058 millones de euros) y las bases imponibles agregadas suman un poco más hasta los 1.098.038 millones de euros (son las bases imponibles de todos los impuestos pagados por lo que es un dato que no ofrece demasiada información al sumar churras y merinas). Debe tenerse en cuenta que los 468.875 millones en sueldos incluye todos los sueldos pagados en España, incluidos los de los consejeros, los premios, las prestaciones de desempleo y las pensiones.

Respecto al consumo, hacienda nos dice que en 2014 el gasto final sujeto a IVA ha ascendido a 387.236 millones de euros con el siguiente desglose: 320.131 millones de gasto de los hogares, 53.007 millones desde las administraciones públicas y 14.099 millones por la compra de hogares. Dado que el IVA de las administraciones públicas es ingreso y gasto de las administraciones, podemos concluir que ha existido un gasto sujeto a IVA de 334.000 millones de euros que supone un efectivo ingreso en el tesoro.

Curiosamente la agencia tributaria hace constar que el consumo en los hogares, según el ine,  en la contabilidad nacional asciende a 642.549 millones de euros (el doble que el gasto de los hogares a efectos de IVA) y el ine hace constar que el gasto en consumo de los hogares asciende a 595.791 millones de euros. Todo ello en 2014. Es evidente que las diferencias vienen de muchos lados: fraude, errores en las estimaciones, consumos en actividades ilegales (prostitución y droga no están sujetos a IVA), consumos no sujetos a IVA y sobre todo imputaciones (renta imputada derivada de tener una vivienda propia, los SIFMI…). Pero también es evidente que hay algo que no acaba de cuadrar.

Pero con estos datos, debemos tener claro un aspecto: con unos sueldos (incluyendo en tal categoría también pensiones y prestaciones de desempleo) declarados de 468.875 millones de euros y un consumo declarado de 334.000 millones en 2014 la deuda sería manifiestamente insostenible. Grabando con un 50% todos los sueldos y con un 50% todo el consumo, y asumiendo que la economía seguiría funcionando exactamente igual con estas salvajadas, tendríamos una recaudación de 400.000 millones que pagarían íntegramente los trabajadores y consumidores. Destinando absolutamente todo el importe a pagar la deuda tardaríamos casi 4 años en pagar lo que debemos (también asumiendo que la economía siguiese funcionando exactamente igual, aunque (y que) no cobrasen ni empresas proveedoras, ni empleados, ni parados, ni los tenedores de deuda pública….).

Espero que quede más o menos claro un aspecto: ¿existe la posibilidad de que las empresas no paguen impuestos sobre sociedades? Pues no. En nuestra situación el planteamiento de que existan personas que tengan una renta y no contribuyan al sostenimiento de la administración pública es directamente absurdo.

Pongámonos en plan crédulo e imaginemos que renunciando al impuesto de sociedades se logra una expansión tremenda y completamente sana. Pongamos que se duplican los sueldos en la economía y se duplica el gasto de los consumidores: pues serían dos años enteros  en un entorno totalmente irreal.

Podemos dejar aparte razones éticas (¿Sería razonable pedir que determinadas rentas queden exentas? ¿Y que lo pidan para las personas que están insistiendo en los sacrificios ajenos para pagar la deuda?),  económicas (cargarse lo poco que queda de la clase media, inyectar regresividad fiscal en vena, introducir serias dudas sobre capacidad de pago del país…) e incluso legales (no deja de sorprender que estos planteamientos suelen venir de personas pro-sistema que defienden a capa y espada una constitución que establece aquello de que todo el mundo contribuirá a sostener la hacienda pública de acuerdo a la progresividad).

Pero ya tendremos que tener un mínimo: o estamos intentando sostener todos esto (con los sacrificios que haya que hacer) o algunos ya proponen directamente ni intentarlo.

Cómo la cosa se me ha ido de madre para contestar esta pregunta me tocará otro post para aquello de: ¿subir o bajar? Lo bueno es que gran parte de los números ya los he recopilado.

Lecturas relacionadas
La contundente regresividad en la reforma de IRPF explicada
¿Por qué el IVA es regresivo? , (parte 1)
Los números de Podemos
  1. en respuesta a emprendeitor
    - Ver mensaje
    #10
    Yo mismo

    vale.. si tu lo dices...

  2. en respuesta a Yo mismo
    - Ver mensaje
    #9
    emprendeitor

    Las empresas y los trabajadores crean riqueza de forma muy diferente.

    Mientras que los trabajadores, generalmente, actúan de forma pasiva (esperando que alguien les de trabajo para realizar), las empresas lo hacen de forma activa (investigando, esforzándose para abrir nuevas vías de negocio, o para obtener nuevas rentabilidades).

    Entiendo que se ve la diferencia entre una persona que busca que alguien le ofrezca un trabajo... al de otra que se esfuerza por crear una actividad. Es decir, se esfuerza por ofrecer un trabajo a otros.
    Deberíamos tratar de ponerle pocas pegas al que se esfuerza en crear actividad.

    Ese circulo de los impuestos es terrible. Hemos creado una sociedad dependiente del gasto y de los impuestos. Una burocracia en la que se pagan sueldos solo para que el círculo de papeles y de impuestos siga girando.

    Al final, pagamos cerca del 75% de todo lo que ganamos, al estado.
    Paga impuestos nuestra empresa cuando nos paga el sueldo (del orden de un 25%).
    Pagamos impuestos nosotros por el sueldo recibido (entre SS y Renta, del orden de un 30%).
    Pagamos impuestos cuando consumimos (del orden de un 20%).

    25+30+20 = 75%.

    El 25% restante, es lo que nos queda para poder vivir.

    ¡qué tiempos aquellos cuando en la edad media, se pagaba el diezmo al señor feudal!
    (diezmo = 10%).

  3. en respuesta a emprendeitor
    - Ver mensaje
    #8
    Yo mismo

    Hombre... Todo el mundo crea riqueza...las empresas y los trabajadores... De hecho se trata de poner impuestos a la renta que es la traducción de generar riqueza(en base a que el sistema es necesario para que existan las condiciones para que se pueda generar).

    Respecto a que unos pagan impuestos.... Verás...esto es un círculo... Las empresas pagan unos sueldos(que ya han pagado antes impuestos) porque venden sus productos..(iva). Pero es que estos productos sujetos a iva han sido fabricados con sueldos y beneficios sujetos a impuestos..... Es decir... Flujo circular de la renta.

  4. en respuesta a cuquello
    - Ver mensaje
    #7
    emprendeitor

    Los intereses no suben por sorpresa. La deuda ya tiene un interés. El interés que suba, es para la "deuda nueva".

    No es que se acumule deuda sin parar.
    Es que si generas, digamos, un 2% de deuda, y creces un 3%... el coste real de esa deuda ha sido del -1% (grosso modo).

    Es decir... que sale rentable endeudarse, siempre y cuando el endeudamiento sea más bajo que el crecimiento del PIB. Si no nos hubiéramos endeudado, habría habido menos dinero destinado a servicios y a gasto, y por lo tanto, se habría tenido que sacar de otro sitio. Tal vez de una subida de impuestos, lo cual habría reducido el crecimiento del PIB.

    No hay que cancelar la deuda (se cancela deuda vieja con deuda nueva). Lo de "la deuda es impagable" es de risa. ¡si ya se está pagando!. ¿cómo va a ser impagable?

    Sí es "sano" tener una deuda más baja. Y de ahí la contención del déficit.
    Pero curiosamente, muchos de los que argumentan que "esta deuda es una ruina", también están en contra de los recortes....

    Lo lógico es que, ahora que hay crecimiento, el gasto se reduzca, el PIB crezca, y la deuda sobre el PIB, baje.

    Hace algo más de una década, con el primer gobierno de Aznar, la deuda empezó a bajar y pasó del 65% al 35% (este valor ya con Zapatero).
    En realidad, el importe absoluto no se redujo. Se mantuvo más o menos constante en un valor entre 350 - 380 mil millones, mientras que el PIB crecía.

    A Aznar se le criticó mucho por su política de "déficit cero". Pero ese nivel un nivel de deuda del 35% alcanzado... nos ha permitido mantener mejor la situación endeudándonos desde ese 35% hasta el actual nivel cercano al 100%. Gracias a aquello, se ha podido aumentar deuda y con esa deuda, se han podido pagar pensionistas, médicos, etc. y se ha podido evitar la quiebra del sistema financiero.

    Lo lógico, ahora, es empezar a reducir deuda, con una nueva política de déficit cero. Esto no significa forzosamente rebajar el importe de la deuda (que también se puede hacer), sino mantener la deuda más o menos constante, mientras va creciendo el PIB.
    Un crecimiento del PIB mantenido del orden aproximado de un 3% anual durante una serie de unos 13 años, con una deuda estancada en el valor actual, hará que en unos años, el valor vuelva a ser del orden del 50% del PIB.
    La anterior fase de "crecimiento del PIB" duró, precisamente, 13 años (del 94 al 2007).

    No sé si se logrará contener la deuda y mantener el crecimiento. Sería lo saludable.
    Y con las condiciones actuales (crecimiento, tipos de interés muy bajos), no es ninguna entelequia. Es algo, en mi opinión, alcanzable.

  5. en respuesta a Yo mismo
    - Ver mensaje
    #6
    emprendeitor

    Yo considero que las empresas no deberían pagar impuesto por los beneficios. O si existe, este ser muy reducido.
    Se grava dos veces.
    Cuando la empresa reparte dividendos por los beneficios obtenidos, la persona física que los recibe ya paga un impuesto.

    Quienes deben pagar impuestos son las personas físicas, no las empresas.

    Impuestos elevados sobre los beneficios significan castigar el hecho de tener beneficios.
    Significa que, como es un castigo, existe un incentivo para no tener beneficios. "¿para qué te esfuerzas tanto?, el 25% de tu esfuerzo, se lo lleva el estado..".

    Las empresas deben generar riqueza. Con la riqueza generada se crean puestos de trabajo. Los trabajadores ya pagan impuestos (y la empresa también). Se crean productos y servicios, sobre los que también se aplica un IVA, que pagan los consumidores de dicho producto o servicio.

    Gravar, además, el hecho de tener beneficios, es como "castigar" el ser bueno.

    Además, incentiva los chanchullos y la burocracia para generar desgravaciones.
    Como lo que te he comentado de la I+D. Se compra un carrito, se pinta de verde, se argumenta que se ha innovado porque nunca se ha usado un carrito verde para hacer tal cosa... y ale, desgravación.
    El carrito hacía falta y se habría comprado igual... pero el tipo haciendo el informe para justificar que ese carrito es I+D y por tanto desgrava, no hacía falta.
    Es una carga para las empresas. Burocracia innecesaria que penaliza el funcionamiento de la empresa.

  6. #5
    cuquello

    Eprendeitor: si no tuvieramos la deuda que tenemos podríamos dedicar los intereses que pagamos a gasto social.El día que suban los intereses de la deuda que subirán nos vamos a ahogar.Por otra parte acumular deuda sin parar es gastarse el dinero de los impuestos de nuestros hijos.Motivos para no endeudarse sin parar y frenar este disparate cuanto antes los hay.Otra cosa es que no los quieras ver.

    1 recomendaciones
  7. en respuesta a Alejperez
    - Ver mensaje
    #4
    Yo mismo

    hombre.. no habiendo impuesto, no hay fraude... está perfectamente claro.

    pero creo que cuando se habla de acabar con el fraude, estamos pensando en otra cosa.

    Lo que planteas... muy bien, pero estaremos entendiendo que los que más ganan, son los que tienen más posibilidades de "no repartir" beneficios..y por tanto son los que tienen más posibilidades de no pagar.

    que yo sepa esto es regresivo, además de ir contra la constitución y de lo de siempre... si los que más ganan son los que no pagan (porque pueden), si los que menos ganan no pagan (porque no pueden), resulta que todo se tendría que sostener por la menguante... por los de siempre.

  8. en respuesta a emprendeitor
    - Ver mensaje
    #3
    Yo mismo

    hombre.

    imaginaba que no lo entendías....

    vamos a ver si te lo explico:

    ¿ves normal que cada persona tribute en función del dinero que gane? ¿consideras que alguien debe "no pagar" o "pagar menos"?

    ¿Crees normal que con un problemilla de deuda que tenemos "unos" pidan "sacrificios para todos" y que a la vez pidan que los mismos "unos" no paguen?

    Pd. entiendo que cuando hablas de tipo de interés quieres hablar de tipo impositivo.

  9. #2
    Alejperez

    Pues siempre he pensado que quizás estaría bien suprimir el Impuesto de Sociedades a cambio de poner un impuesto del 45-50% a toda retirada de beneficios de la empresa, tipo Dividendos (como ahora sería un 25% sociedades + 25% IRPF) o extracción de beneficios fuera del país.

    Lógicamente ahí debería una buena inspección fiscal para evitar el pago por parte de la empresa de beneficios personales de los dueños o quién sea, pero eso ya se debería estar haciendo. Que la tasa de impuesto sea 0 no quiere decir que no haya que presentar las cuentas y demás.

    Así, sin mover la tarifa se incentivaría la reinversión de beneficios. Y no habiendo impuesto no hay mamoneo de deducciones y de sectores "políticamente" beneficiados al respecto. Supongo que el lobby de asesores fiscales no estaría muy de acuerdo.

    2 recomendaciones
  10. #1
    emprendeitor

    No entiendo la obsesión por pagar la deuda en X años (4, o los que quieras).

    ¿por qué? ¿qué necesidad hay?
    La deuda se puede quedar ahí, de forma indefinida, mientras sea sostenible, y mientras los intereses sean inferiores al crecimiento.

    A mí no se me ocurriría pensar que tengo que hacer lo que sea para pagar mi hipoteca en 4 años... De hecho, una vez la acabe de pagar encuentro perfectamente lógico pedir otra para comprar otro inmueble y ganar rentas con él (si no fuera por la edad, claro).

    La deuda no hay que cancelarla nunca. Sólo hay que ir pagando los intereses y la amortización que corresponda, y perfectamente se puede sustituir por más deuda.

    El resto del post, me resulta complejo. No acabo de ver qué pretendes demostrar, ni cómo lo haces.

    Desde luego, lo que habría que hacer es bajar impuesto de sociedades y acabar con las deducciones.

    Las deducciones suponen que las empresas tienen que gastar recursos muy significativos en burocracia, para demostrar o justificar tal cosa o tal otra.
    Al final son costes en programas de gestión, en auditorías y en certificados, para poder justificar unos gastos y así tener deducciones.
    Unos gastos que tendrían igual si no existiesen esas deducciones, ya que realmente ninguna empresa hace, por ejemplo, I+D, para así bonificase unos gastos.

    Hace I+D porque es parte de su gestión empresarial, y además, con eso se deduce el gasto. Pero para deducirse ese gasto, emplea a una persona que se dedica a justificar las horas y los gastos, elaborar memorias (que serían innecesarias), pagar unas auditorías... y todo eso le supone un coste nada despreciable.

    Todo para poder bajar el tipo de interés real que paga sobre los beneficios.

    Todo burocracia, y costes que no aportan ningún valor a la sociedad.

    2 recomendaciones
Autor del blog
  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar