¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Invirtiendo en empresas

Frases peligrosas: "La amortización solo es un apunte contable"

Cuando alguien quiere convencer utiliza argumentos, cuanto lo único que le interesa es vencer utiliza consignas o slogans. Esta frase sobre la amortización se ha convertido en una consigna en la que, si el que la utiliza o el que la escucha no es consciente de su significado y no tiene en cuenta tanto lo que dice la frase, como lo que no dice sobre lo que se pretende transmitir, puede dar lugar a situaciones erróneas y muy peligrosas.

He leído muchos comentarios y he visto incluso presentaciones interesadas de proyectos de inversión en las que se utiliza la frase, para hacer pensar al oyente que la amortización es algo irrelevante e irreal, algo así como un apunte sin sentido que un buen día un contable aburrido se le ocurrió apuntar en la contabilidad, así sin más. En consecuencia se concluye en que no hay que considerar la amortización cuando estudiamos una inversión, porque no supone salida de dinero.

 

Esto es una verdad a medias, los importes que se amortizan en cada período y por lo tanto se incorporan al resultado del período restando, no suponen salida de dinero, pero no cabe duda de que los bienes que estamos amortizando se tienen que pagar y eso supone una salida de dinero, que se producirá antes, después o al mismo tiempo que se amortiza, pero realmente se pagan y suponen salida de dinero real. No considerar la amortización o un importe equivalente en un estudio de un proyecto de inversión es un error y puede ser muy peligroso.

Hace algún tiempo publiqué un post sobre un proyecto de inversión real; aunque no era específico sobre amortización se tocaba el tema de forma significativa. Se trataba de invertir en una instalación y en la presentación se entregó un estudio sobre la rentabilidad de la misma en la que no incluían como coste del proyecto la amortización, porque “no supone salida de dinero”. La rentabilidad teórica a obtener, en las condiciones que se presentó el proyecto podía considerarse aceptable, pero si se incluía la amortización nadie hubiera invertido, pues la rentabilidad hubiera sido nula o más bien negativa. El inversor recibía los rendimientos, pero la instalación en la que estaba invertido el capital aportado se iba deteriorando con el tiempo y, como el coste de reposición no estaba considerado en el rendimiento al no considerar la amortización, al final de la vida de la inversión teníamos una instalación-chatarra que representaba el capital aportado. Se cobraban los rendimientos pero el principal que debíamos recuperar además del rendimiento, estaba materializado en la instalación y la instalación en el momento de recuperarlo (o muy probablemente antes) estaría convertida en pura chatarra.

 

Cuando se estudia una empresa o un proyecto de inversión mediante el Descuento de Flujos de Caja, se considera el EDIBTA, por lo que al resultado se le quitan los impuestos, los costes financieros y también se le quita la amortización; eso es así, y lo es porque realmente la amortización no supone salida de dinero en ese momento pues, la amortización no se materializa al mismo tiempo que los flujos de caja, pero en cambio, en los cálculos sí se incluye el CAPEX y ¿Qué es el CAPEX? Ni más ni menos que lo que pagamos en el año por lo bienes que a partir de entonces serán amortizados. Por lo tanto, en el método de DCF no consideramos la inversión en inmovilizado cuando se amortiza, pero sí cuando se paga y al final de la vida de un proyecto o de una empresa, toda la inversión en inmovilizado se paga y se amortiza exactamente por el mismo importe.

El importe que pagamos por los bienes de capital que adquirimos en el año, no difieren en absoluto con el importe que posteriormente amortizaremos, únicamente difieren en el momento en que los consideramos para obtener los resultados o los flujos que queremos obtener. No es una cuestión de diferencias en los importes a considerar, sino de diferencias en el momento en que se consideran y, efectivamente, para el cálculo de flujos lo suyo es hacerlo con el CAPEX en vez de hacerlo con la amortización, porque aunque ambos coinciden en el importe, como se reparten de manera distinta en el tiempo se imputan en distintos años y al aplicar la tasa de descuento, el resultado final depende de los  años concretos desde los que se traen los importes al presente; pero eso no implica que la amortización sea un simple apunte irrelevante. Para conocer una empresa hay que estudiarla desde el punto de vista económico y desde el punto de vista financiero; hace años se miraba más (o casi exclusivamente) el punto de vista económico (una empresa es buena si obtiene beneficios), ahora parece que lo único importante es el punto de vista financiero (una empresa es buena si genera dinero). Los dos puntos de vista son importantes para analizarla y conocerla; verla solo desde el punto de vista financiero es muy peligroso porque una empresa con pérdidas puede seguir viva si genera dinero, pero ese flujo de efectivo se cortará en algún momento,precisamene por las pérdidas y la empresa morirá. La amortización es fundamental para ver la empresa desde el punto de vista económico.

Por otra parte, yo me pregunto ¿por qué no se le da el mismo tratamiento a los costes de personal? En el DCF se proyectan los costes de personal como si fueran pagos reales en el período y no es así. Lo que refleja la Cuenta de Explotación como gastos de personal y que se acepta sin más como flujo, incluye: El pago al personal que se produce en el mes, el pago a la seguridad social que se produce el mes n+1, las retenciones por IRPF que se pagan cada tres meses, la parte proporcional de pagas extras que se producen varios meses después de la imputación, las provisiones para despidos que algunas empresas incluyen en el gasto de cada mes y que se pagan probablemente al cabo de años, las dotaciones para planes de jubilación que se pagarán conforme se produzcan las jubilaciones, algunas provisiones para compensar posibles bajas que se pagan cuando se pagan, etc… y sin embargo se consideran pagos de contado. Muchos de ellos son desfases entre meses que como los cálculos se hacen por años, quedan absorbidos, pero a fin de año, quedan importes pendientes de pago vivos tanto para el año siguiente, como para varios años después. Entonces, si consideramos la amortización “solo un apunte contable” porque “no supone salida de dinero” en el mismo momento, ¿por qué no consideramos los gastos de personal “solo un apunte contable”?

 

Hay diferencias entre lo que se paga por los bienes de capital y lo que se amortiza en cada período; en muchas empresas es una cantidad similar y en otras difiere bastante, en cualquier caso es un factor a tener en cuenta (al menos yo lo tengo en cuenta) a la hora de analizar una empresa, pues esas diferencias nos dan información para calcular resultados futuros, para saber lo buena que es una empresa, incluso para saber que piensan los gestores de la misma, veamos algunos ejemplos con algunas empresas industriales:

Mucho juego da la lectura de los cuadros y no voy a entrar en ellos, en este post se trata de ver que la amortización no es “un simple apunte contable”. La inversión en inmovilizado esta en negativo porque supone un pago (salida de dinero) y la amortización está en positivo porque previamente se descontó del resultado y en realidad no salió ese dinero de la caja. Estos cuadros son parte del Estado de Flujos de las correspondientes empresas y nos describen el camino que va desde el resultado hasta la caja (por supuesto, ese camino lo describe el cuadro entero, aquí solo figuran las dos líneas que nos interesan para el post). En los cuadros vemos como los flujos que suponen una salida de dinero por inversión en inmovilizado, influyen más tarde, haciendo variar la amortización en el mismo sentido, si aumenta el Capex, luego aumentará la amortización y eso supondrá una variación en los costes que se traducirá en variación de resultados futuros. Estos cuadros proporcionan información complementaria al análisis en muchos sentidos, si vemos la relación entre ambas magnitudes podemos estimar el optimismo o pesimismo de la dirección de cara al futuro en función de las inversiones que están haciendo ahora, también la dependencia o necesidad de nuevas inversiones que tiene la empresa para continuar en el negocio, etc..

 

La amortización es un coste muy real y no supone un mero apunte contable que, si bien no supone salida de dinero en el mismo momento en que se amortiza, todo el inmovilizado que se adquiere, se paga (influyendo en los flujos) y se amortiza (influyendo en el resultado). Es fundamental para ver la empresa desde el punto de vista económico porque en realidad funciona como una periodificación que reparte el importe total que pagamos por las inversiones en inmovilizado, entre los años de vida de estos bienes, según son consumidos por el proceso productivo; nos permite enfrentar a los ingresos de un periodo, (sea anual o trimestral o el que sea) los costes correspondientes a la producción o servicio de ese mismo período.

En caso de no utilizar la amortización y sí el pago, una inversión realizada por la empresa para producir durante varios años, sería imputada a resultados según el ritmo en que se pague y no al ritmo en que es consumido por el proceso productivo. El no utilizar la amortización daría lugar a que se penalizaran los resultados de un año en el que se pague más de lo normal por los bienes de capital, en beneficio del resto de años, solo por el hecho de haber pagado más ese año; enfrentaríamos unas veces a las ventas de un año los costes de varios años penalizando de manera errónea los resultados de ese año; otras veces no enfrentaríamos a las ventas del año ningún coste proveniente de los bienes de capital utilizados ese mismo año en el proceso productivo. Eso, desde el punto de vista económico es un error y desde el punto de vista del análisis es un peligroso autoengaño.

En el caso de que simplemente no se utilizara la amortización y no se incluyeran los costes de la inversión en capital, los resultados sencillamente estarían hinchados y serían falsos al no considerar los costes correspondientes a las inversiones en inmovilizado.

Una empresa se analiza para obtener conocimiento sobre la misma, sin la amortización ese conocimiento sería erróneo y provocaría conclusiones falsas al manejar información errónea sobre los costes de la empresa y en consecuencia sobre los resultados.

 

En lo sucesivo iremos viendo algunas frases de este estilo que, sin ser totalmente falsas, la gente las utiliza como consignas, y pueden provocar errores graves, cuando son utilizadas sin ser conscientes de lo que significan y de lo que no significan, como por ejemplo la frase “el beneficio es solo una opinión”.

Saludos

Descripción: C:\Users\Jose Manuel\Pictures\Logo-y-firma-más-grande-300x112.png 

Coaching de inversión: http://josemanueldurba.com/ 

  1. #1

    Titeuf

    Buen artículo. Yo añadiria otra cosa, muchas veces veo analisis sobretodo en páginas inglesas donde recae mucho el peso los ratios sobre el EBITDA.

    Al hilo de lo que comentas, en empresas con poca necesidad de reinversión, podriamos aceptar pulpo, pero en empresas donde amortizan y necesitan reinvertir en grandes cantidades, el EBITDA estaria muy influenciado por las amortizaciones, y nos puede llevar a engaño.

    No puedo estar más de acuerdo con lo que comentas sobre las amortizaciones.

    PD: anda que escribir en otro blog, y no avisarnos a tus lectores más incondicionales tiene delito, de las cervezas que te debo, restale una... :P

    Un abraç Nel.lo!

  2. #2

    José Manuel Durbá

    en respuesta a Titeuf
    Ver mensaje de Titeuf

    Es cierto, el EBITDA está de moda, recuerdo la primera vez que lo escuché, era sobre Amena (Orange) y la noticia era algo así como que "Amena ya gana dinero, este año ha obtenido un EBITDA positivo", cuando me enteré de que era el resultado restándole los impuestos, los financieros y la amortización, dije "si le hubieran quitado los costes de personal hubieran tenido beneficio mucho antes".
    Yo lo utilizo poco (o nada vaya) me acostumbre a las referencias sobre el Resultado de Explotación o EBIT (que queda mejor) y con esas me sitúo mejor.
    Aunque todo es acostumbrarse, igual las referencias sobre el EBITDA son mejores, pero un coste es un coste y combinando la Cuenta de Explotación con el estado de Flujos de Efectivo lo tienes todo, al final se trata de conocer la empresa.

    Lo del Blog de las amigas, fue un experimento para poner análisis de empresas malas, pero está abandonado y hace tiempo que no escribe nadie, escribimos un post o dos cada uno y se quedo muerto.

  3. #3

    Gaspar

    El tema de las Depreciaciones y Amortizaciones es de suma importancia como bien mencionas, ojalá pudieras seguir escribiendo sobre ellas porque muchas veces se olvida o no se entienden bien. Para mi son, junto con el ROCE, el canario en la mina que nos va diciendo mucho acerca del ciclo de vida de la empresas y de sus activos.

    Las tablitas me las copio jeje porque está interesante el ratio.

    Saludos

  4. #4

    José Manuel Durbá

    en respuesta a Gaspar
    Ver mensaje de Gaspar

    Hola Gaspar, sí voy a seguir con el tema, de hecho este artículo estaba incluido como parte de otro sobre resultados/flujos, pero se me hizo tan largo que publiqué este aparte, un día de estos lo haré con el otro. Prácticamente ya lo tengo, pero necesito apoyarme en un Excel para mostrar toda la vida de una empresa, desde que nace hasta que muere y ver el camino que sigue el resultado y el que siguen los flujos, pero tenía problemas al simplificar para que me quepan los datos en una página, bueno ya está más o menos resuelto y un día de estos lo publicaré.
    jeje te ha gustado el ratio? sobre amortización utilizo otros dos: t% de las ventas que se lleva la amortización y t% de flujos de explotación que se lleva la inversión.
    Saludos

  5. #5

    José Manuel Durbá

    en respuesta a Titeuf
    Ver mensaje de Titeuf

    Hola otra vez, escribí con prisas porque me iba a comer y se me olvidó lo de las cervezas. Cuando las tomemos tendremos que decirle al camarero lo que le dice un amigo cuando vamos al bar a tomar cervezas: "pon una ronda de cervezas y ve llamando al repartidor" jajaja

  6. #6

    Siames

    Magnifico Nel, peazo de post. No puedo estar mas de acuerdo, pero ademas es que que bien lo explicas. Yo generalmente utilizo el cashflow como prueba del algodon del beneficio, porque como bien dices usar el cashflow solo puede ser tan engañoso como usar solo el beneficio contable. Vamos que efectivamente una empresa en perididas no la hace buena un cashflow positivo y una empresa con beneficios puede ser mala si tiene CF negativo. Parece poco inteligente no fijarse en las dos. Eso si en España se esconden uno u otro segun conviene a la empresa.

  7. #7

    José Manuel Durbá

    en respuesta a Siames
    Ver mensaje de Siames

    jaja Pues no sabes lo que me alegro de que guste y que estemos de acuerdo. Al ver en el correo que tenía un comentario tuyo, la cabeza se me fue automáticamente a pensar si habría incluido algún porcentaje problemático en el post ;)

    Venga, un abrazo Siamés

  8. #9

    Nairan

    Magnífica explicación ;)

    Con respecto a EBITDA, Charlie Munger lo resume mejor: "I think that, every time you see the word EBITDA, you should substitute the words “bullshit earnings"".

    Me encanta lo del cálculo del ratio inversion/amortización. Uno de los "trucos" que gasto a veces para hacer valoraciones rápidas de descuento de flujos es en lugar de gastar el FCF clásico, utilizo flujo operativo - amortización. La idea detrás de esto es que si la amortización está "bien hecha" debería de corresponder más o menos al gasto de capex de mantenimiento, que no es tan fácil de calcular.

    Evidentemente esto es un método muy "rústico", pero lo comento porque a mi me ha resultado útil.

    Saludos.

  9. #10

    Pedro luis

    en respuesta a Nairan
    Ver mensaje de Nairan

    Supongo que dependerá de si la empresa está en expansión, se defiende de la competencia,,,hablo del capex,es decir,en que emplea esa inversión.
    Suelo mirar primero si gana dinero, y después como utiliza el capex,cuando soy capaz de averiguarlo, estos parámetros no son mi fuerte,bueno,ni ninguno.
    Gracias.

  10. #11

    José Manuel Durbá

    en respuesta a Nairan
    Ver mensaje de Nairan

    jaja, muy buena la frasecita. Respecto al DCF, la verdad es que no profundizo demasiado en las variables o conceptos que intervienen, de hecho siempre lo cito con las iniciales DCF por aquello de "De Ciencia Ficción".
    Por cierto, ¿eres de Valencia no? no se si te has enterado de lo del Club Value. Enrique Roca lo propuso y nos apuntamos unos cuantos y ayer mismo lo constituimos. Te lo digo por si te interesa.
    Saludos

  11. #12

    José Manuel Durbá

    en respuesta a Pedro luis
    Ver mensaje de Pedro luis

    Efectivamente, según las situaciones que citas u otras, la empresa necesita más o menos inversiones, pero en cualquier caso si está invirtiendo más de lo que está amortizando, significa que la amortización en los años siguientes será mayor y hará que aumenten los costes. Aunque también hay que tener en cuenta lo que vayan a hacer los ingresos claro. Es una información más.

  12. #13

    Siames

    en respuesta a Nairan
    Ver mensaje de Nairan

    Me encanta la frase del bueno de Munger! me la apunto

  13. #15

    José Manuel Durbá

    en respuesta a Nairan
    Ver mensaje de Nairan

    jajaja joer, no se si dijiste tu Nick, pero no me enteré y el tuyo me suena.
    Bueno, como había muchos de gráficos, pensé aquí hay uno que analiza por fundamentales y es de Valencia, voy a ver si lo pesco y aumentamos peso ;)
    Nada Andrés, nos vemos el mes que viene.
    Un abrazo

  14. #16

    1755

    Salud nel.lo,
    tu que dominas, ¿en qué partida del balance se ponen el dinero destinado a las amortizaciones?

    Por ejemplo, imaginemos una gran infraestructura que la Ley determina que se tiene que amortizar en 20 años, a razón del 5% anual. ¿En qué partida del balance se irán metiendo cada año, durante 20 años, el 5% del coste de esa inversión?
    Gracias.

  15. #17

    José Manuel Durbá

    en respuesta a 1755
    Ver mensaje de 1755

    He publicado un post que saldrá el lunes y explico eso, con un cuadro incluido ;)

    No hay dinero destinado a amortizaciones, por una parte tu adquieres esa infraestructura y la pagas, bien sea al contado, en dos años, en 20 o en 50 y el dinero sale de prestamos o de la caja durante todo ese tiempo; todo eso da igual, los pagos van a su aire y el resultado al suyo, solo al final coinciden.

    Primero haces la instalación, y el importe de la misma lo contabilizas en el Activo como inmovilizado y como contrapartida tienes una deuda en el Pasivo por el mismo importe. A partir de ahí sigues dos caminos, uno para pagar la deuda adquirida y otro para imputar a resultados el gasto de la instalación. Cuando termines de pagar y amortizar, coincidirá el pago y la amortización, y mientras mantendrás unos saldos que te dirán lo que falta por pagar por una parte y lo que falta por amortizar por otra.

    Dicho de otra forma:
    La parte de la deuda, la pagas como esté acordado y mientras tienes la deuda en el pasivo y vas reduciendo saldo conforme pagas, durante el tiempo que sea, incluso podría ser al contado.

    Por la parte de resultados: cada año, tu te imputas un 5% a resultados, de forma que si has invertido 100 M€ en la instalación, cada año va a resultados 5M€. Por una parte lo cuentas como gasto del año que influye en el resultado y por otra como amortización acumulada.
    En la Amortización acumulada irás metiendo lo que te imputes todos los años a resultados (5M) hasta completar los 100 M€ en los 20 años. Cuando los completes, la instalación ya estará amortizada. Y la cuenta de Amortización Acumulada coincidirá con lo que te costó la instalación.

    A parte de todo esto, como nombras la ley ahí podría entrar otra cosa, que igual te lio (si te lía la explicación olvida este párrafo porque es independiente de lo anterior); si la ley dice que para ese inmueble son 20 años, de cara a hacienda tienes que amortizarlos en esos 20 años (a no ser que justifiques y te acepten en hacienda que tienes que amortizarlo en menos o en más). Pero independientemente de lo que diga hacienda, tu puedes amortizar contra resultados como creas que debes hacerlo (en 15 años o en 25 años por ejemplo) en tu contabilidad interna de costes, utilizando un criterio totalmente económico y no fiscal (aunque suelen ir a la par, no tienen por que ser siempre así)pero a la hora de pagar a Hacienda según los resultados debes considerar solo ese 5% que te han determinado.

    Bueno, de todas formas en el post del lunes lo explico con dos inmovilizados y combino pagos rápidos y lentos con amortizaciones lentas y rápidas.
    Salud

  16. #18

    1755

    en respuesta a José Manuel Durbá
    Ver mensaje de José Manuel Durbá

    Gracias Nel.lo.
    Creo que lo he pillado, aunque me espero a tu post de mañana.
    Estás tocando cuestiones que hace tiempo que me dan vueltas en la cabeza y que me gustaría acabar de aclarar, pues soy un mero aficionado en esto de la bolsa. Con tu permiso, me tomo la libertad de “abusar” de tu generosidad.

    Dos dudas de concepto: ¿el fondo de comercio y los intangibles se amortizan? Lo digo porque en el caso de las cuentas de Tef (hablo de las cuentas de Tef porque son de cuentas más complejas que conozco; es decir, son un compendio contable) ambas partidas suponen 22 K M€ y 25 K M€, respectivamente sobre un activo de 122 KM€ (ver pag 21 de http://www.telefonica.com/es/shareholders-investors/pdf/rdos14t4-esp.pdf).

    Si no se amortizasen, ¿cómo se reflejan en el balance, por ejemplo, un deterioro de valor de una empresa adquirida en el pasado, licencias de radio que ya no se usan, patentes caducadas, etc?

    Así mismo, en el caso de la operadora, dice que dedica 8’5 KM€ a amortizaciones, cuando su OIBDA es de 15 KM€, es decir, amortiza “a lo bestia”; ello puede ser debido a que el equipamiento electrónico que hace servir la operadora “caduca” a los tres o 4 años de uso. (ver página 18 de http://www.telefonica.com/es/shareholders-investors/pdf/rdos14t4-esp.pdf).

    Llama la atención que tengan un resultado financiero de -2,82KM€ y que de los 3’63K M€ de resultado antes de impuestos paguen 383 M€ en impuestos, cuando deberían pagar, al menos 900 M€. Imagino que eso tiene que ver con la partida de “Impuestos diferidos”, que asciende a 6 KM€, no?

    En cuanto a este rubro, “Impuestos Diferidos”, cómo se contabilizan realmente en el pasivo y en el activo y cómo se refleja a cada lado las “compensaciones en el pago de impuestos” que se van haciendo?

    Gracias de nuevo.

  17. #19

    José Manuel Durbá

    en respuesta a 1755
    Ver mensaje de 1755

    Hola 1755, las cuentas de telefónica hace años las estudié y no me gustó ni el negocio ni las cuentas, por lo que ya no las he vuelto a mirar.

    El fondo de comercio en principio no se amortiza, pero todos los años se valora y si se ha deteriorado, ese deterioro se lleva a resultados como pérdida; si aumenta no hacen nada (no dan beneficio). Esa pérdida se lleva a resultados (grupo 6) como amortización del inm. inmaterial y en el balance queda igual que se hace con las máquinas en una cuenta de amortización acumulada pero del inmov. Inmat. Pero es bastante complejo, porque hacienda no siempre autoriza a que se amortice todo el deterioro si es mucho y que se den pérdidas por este concepto e igual hay que hacer algún ajuste en los resultados por los que se paga a hacienda (creo que solo autoriza un 5%).

    El impuesto de sociedades se contabiliza como gasto (grupo 6) en 31/12 y se paga en Julio del año siguiente, por lo que estas difiriendo el pago del impuesto respecto al gasto, esta cantidad diferida se deja hasta que se pague en una cuenta del grupo 4.

    El t% que pagan las empresas no es fiable, ten en cuenta que pagan impuestos en todo el mundo a través de distintas sociedades que consolidan y cada país tiene un tipo, si miras Repsol que paga mucho por las extracciones en el extranjero, tiene un tipo del 40 o 50% (hablo de memoria, igual es menos, pero es muy alto).
    La amortizaciones no se de que son, pero igual a las empresas de tecnología en las que las instalaciones se quedan obsoletas muy pronto es posible que sean pocos años para amortizar. En cualquier caso la empresa puede solicitar a hacienda la amortización acelerada por los motivos que sean y la evolución rápida de la tecnología es buen motivo.

    Bueno, en realidad yo nunca he hecho contabilidad, aunque he trabajado mucho con los balances y para entenderlos has de saber como se mueven las cuentas, por lo que podría haber situaciones o casos excepcionales por el motivo que sea que no funcione exactamente como te he dicho, pero en general es así.
    salud

Autor del blog

  • José Manuel Durbá

    Analista financiero independiente. Miembro de IEAF. Se trata de entender las claves del negocio que proporcionan ventaja a la empresa.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar