Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
11 recomendaciones

De las cinco grandes empresas eléctricas que operan en España, sólo E.On me parece adaptada al siglo XXI si aceptamos que el modelo energético de este siglo se parecerá poco al que tenemos aún hoy día.

E.On era hasta hace poco una utility europea más, un gran grupo energético que integraba tradicionalmente los negocios de prospección de hidrocarburos y generación eléctrica (generación de energía), redes (distribución de energía) y comercialización (venta de energía), dando lugar a una estructura típica de conglomerado energético tendente a operar en monopolio privado o en oligopolio. Una más entre el selecto club de RWEs, Enels, Endesas e Iberdrolas varias de Europa.

Como otras empresas energéticas, probó suerte en España, donde se la dieron con queso. No sólo se quedó con un palmo de narices en la puja por Endesa, lucha que ganó finalmente Enel with a little help from their hispanistanic friends, sino que al probar suerte al entrar como distribuidora comprando Viesgo en junio de 2008, lo hizo precisamente en el peor momento. Además de la red de distribución de 650.000 clientes de Cantabria y otras zonas ricas en energía hidráulica del Norte de España, se quedó con las centrales térmicas de Los Barrios (carbón) y Tarragona (gas natural en ciclo combinado). Una pica en Hispania, por aquello de diversificar.

 

 

Pero claro, justo pasado el verano, en septiembre de 2008, el gobierno empieza a dar muestras de que cree que las renovables se comen a los niños crudos y empieza a putearlas sin compasión. Las empresas con intereses minoritatios en la red de distribución o con un mix de producción basado sobre todo en centrales renovables (caso de E.On), o simplemente que provienen de países donde la seguridad jurídica es sagrada (caso de E.On de nuevo) se las ven y se las desean para mantener los números en negro en un país cuya opacidad regulatoria rivaliza con la capacidad de visionado a través de las paredes de hormigón.

E.On estaba desorientada. Pero después de todo, España es un país no demasiado importante y podría seguir por la senda "tradicional" y luchar por ser una empresa energética más, "competiría" con las otras grandes en centroeuropa.

Pero todo eso cambió apenas despuntaba la primavera de 2011. Fukushima hace acto de presencia y Alemania, con una conciencia medioambiental a prueba de balas, cierra una buena parte de sus centrales nucleares, asestando un palo tremendo a las grandes del sector. Las cotizaciones de RWE, E.On y otras caen estrepitosamente.

E.On empieza entonces a pasar un calvario en bolsa y a arrojar pérdidas en varias divisiones de forma sistemática.

Al poco, hacia 2013 empiezo a detectar un cambio en el discurso corporativo de E.On.

  • Mientras las empresas oligopólicas defienden la generación con centrales de centenares de megavatios, el representante de E.On en España habla de generación distribuida y descentralización del sistema.
  • Mientras Unesa echa la culpa de los males de la humanidad a las renovables, E.On apunta a las renovables como clave del futuro sistema energético.
  • Mientras en España no se ven apenas coches eléctricos por las calles, E.On dice que que quiere convertirse en un proveedor de servicios para gestionar este elemento en el hogar y el trabajo.
  • Mientras en España se parapetan las empresas oligopólicas protegiendo sus intereses basados en un sistema energético caduco, chirriante, contaminante y peligroso que se limita a ver girar la rueda del contador y expoliar a los ciudadanos, E.On habla de un cambio de sistema energético, de afrontar el siglo XXI y de proveer de servicios al consumidor, el cual se erige en protagonista del sistema.

 

Escuchar a una de las cinco grandes empresas dueñas de la red distribuidora española sobre la red eléctrica del futuro me produjo más sorpresa que ver a un dinosaurio andando por el Real de la Feria. Esto no podría terminar bien: O E.On triunfaba forzando un cambio en el gobierno español o se acababa largando.

Y eso es lo que ha pasado. La empresa repliega y se marcha con la música a otra parte. Opta por reconocer pérdidas, vende sus propiedades en España y decide apostar por una idea que lleva años fraguándose en la Unión Europea. E.On ha decidido apostar por el cambio de modelo, por la red eléctrica del siglo XXI. Tras vender sus activos en España se centrará en la gestión de la red (distribución restante en Europa), en buscar soluciones y ofrecer servicios a sus clientes (división de comercialización) y en mantener las energías del futuro (activos renovables). Por su parte, tiene planeado agrupar sus activos fósiles, mal llamados convencionales, y sacarlos en forma de spin-off en una empresa separada.

Dicen que E.On se divide en dos, pero yo no lo veo así. La empresa se centra en el modelo energético que cee imperará en el siglo XXI mientras que vende lo caduco, el pasado.

Si crees que ese modelo  energético basado en una red más descentralizada y en más renovables será el que triunfe en Europa en el futuro, E.On es tu empresa para invertir a largo plazo.  Si las perspectivas son las que yo creo que serán, la empresa habrá acertado al largar lastre y centrarse en el modelo energético del siglo XXI, que me parece que va a tener muy poco que ver con el del siglo XX.

Si, en cambio, crees que gracias a San Fracking y a la Virgen del Shale más otras panaceas energéticas venideras tendremos energía abundante para varias décadas y que el petróleo barato ha venido estos meses para quedarse para siempre, olvídala y compra deuda de empresas norteamericanas que trabajen en Bakken.

 

Ojo, KIO ha vuelto a España al participar en la compra de los activos de E.On. La participación de países árabes en el negocio energético español es ya muy notable.

 

 

  1. #6
    Solrac

    Análisis de Bloomberg sobre el split de E.On:

    E.ON splits up with itself, as Germany plans how to meet its 40% goal

    The European power sector was a-flutter last week after Germany’s biggest utility, E.ON, announced plans to split itself in two: in particular, its conventional generation, and mid- and upstream businesses will be spun off into a new entity, while the ‘new E.ON’ will retain its renewables, distribution and retail units, with the last two activities accounting for over 80% of projected earnings. The restructure is due to be completed by H2 2016.

    Bloomberg New Energy Finance analysed the implications of the announcement: the new E.ON will still be one of the largest distribution network operators and energy suppliers in Europe. These activities will account for over 80% of the company’s projected earnings, though the era of long-term predictable returns for grid businesses may be coming to an end. While renewables will be a runner-up in revenue terms, these technologies will be a core focus of the new E.ON, which will still be a top wind developer. It also said it would "strengthen its solar business", although it will start from a much more modest position in that sector.

    The new entity, separated off, will be one of the largest generators in Europe but will face the growing challenge from renewables, faltering power demand and unfavourable commodity market conditions. Observers have suggested the spin-off is equivalent of a ‘bad bank’: indeed, its generating fleet will be relatively old compared with its peers and the company will be left with E.ON’s nuclear assets – together with the EUR 16.8bn provisions for nuclear waste management obligations.

    The question now is whether other energy companies will follow suit: in our view, E.ON’s move does not mean the end of the integrated utility as some will continue to value having the natural hedge between generation and supply.

    E.ON will also be affected by another big development last week, after Germany’s Cabinet passed a new climate package to ensure the country meets its 2020 target to reduce emissions by 40% from 1990 levels. The energy efficiency plan is expected to deliver the biggest cut in greenhouse-gas output, of 25-30Mt a year by 2020. But the power sector will still have to achieve a 22Mt annual reduction, though generators will be able to decide how to best to do this. Our Analyst Reaction published the following day found that generators will switch from hard coal with gas, a development that is likely to benefit smaller companies as they generally own a larger share of gas-fired generation. E.ON’s split of assets suggests it would benefit more than some of Germany’s other large generators. The package must now be approved by the Parliament next year.

  2. #5
    Tywin Lannister

    Buen post amigo Solrac, llevo mucho tiempo siguiendo EON y creo que cada vez esta más apetecible, creo que con este cambio ha dado un gran salto hacia el futuro.

    Otra que me gusta de USA y no se si conoces es NEXT ERA que también apuesta fuertemente por las renovables:

    http://quotes.morningstar.com/stock/nee/s?t=NEE

    Un s2 compy

    1 recomendaciones
  3. en respuesta a Solrac
    #4
    Marco Porcio Catón

    Ya sabes me refiero a las cuatro que mangonean el oligopolio ibérico independientemente de quién las controle.

  4. en respuesta a Marco Porcio Catón
    #3
    Solrac

    ¿grandes ibéricas?

    O sea, Iberdrola. Porque Endesa es italiana y EDP es china.

  5. #2
    Marco Porcio Catón

    Creo que se ha largado porque ve imposible crecer y competir. Está todo bien atado y es lo que hay. El fondo que ha entrado hará el trabajo sucio. Una buena poda en la antigua Electra del Viesgo y finalmente terminará el negocio en manos de una de las grandes ibéricas.

    Su nuevo discurso se parece mucho al programa de un partido político. Mucho bla, bla, bla, pero en concreto na de na.

    Si van a hacer negocio con renovables o saben algo que los demás desconocemos o no lo veo, todavía. Todo esto dicho por el más atrevido ignorante en asuntos eléctricos.

    1 recomendaciones
  6. #1
    tirikos

    lo que me parece incredible es que cotiza mas barato q hace 12 anos...excesivo el castigo de lo poco barato q hay hoy en dia la verdad.

11 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar