Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
24 recomendaciones

En este post vamos a analizar como ha evolucionado el mercado mundial eólico los últimos años, en que estado se encuentra, y también nos asomaremos al futuro con precaución tratando de sacar algunas conclusiones de valor. Para ello nos serviremos principalmente de los datos y expectativas que el Consejo Global de la Energía Eólica (Global Wind Energy Council, GWEC) acaba de hacer público en su último informe anual, el Global Wind Report. Annual Market Update 2013. También analizaremos que se puede derivar de los movimientos registrados recientemente en torno a Alstom y trataré de justificar que una parte muy importante del interés de General Electric por la compañía francesa gravita en torno al negocio eólico.

 

Introducción. La energía eólica en el contexto energético. Datos básicos

La energía eólica es en la actualidad el segundo tipo de energía renovable productora de electricidad más importante del mundo, tras una madura hidroeléctrica. Ambas dos, eólica e hidroeléctrica, no son sino distintos tipos de energía solar transformada, bien en diferencias de presión atmosférica, bien en diferencias de energía potencial del agua evaporada de los océanos. Pero tienen en esencia, como todas las energías renovables excepto la geotérmica de alta entalpía, al Sol como responsable primario.

Mapa de recurso eólico de España a 80 m. de altura. Fuente: IDAE.

 

Para hacernos una idea de lo que representa la energía eólica y las posibilidades que tiene por delante, vamos a dar sólo unas pinceladas de interés:

  • De toda la potencia eléctrica instalada en 2012 en el mundo, la mitad es de origen renovable. La eólica fue la tecnología que más aportó con el 39%, seguida de la solar fotovoltaica. Es decir, el 20% de la potencia eléctrica total instalada en el mundo en 2012 fue eólica.
  • De entre todas las renovables que sirven para producir electricidad, es la que tiene unos costes de inversión más bajos junto con la hidráulica y la fotovoltaica.
  • Su potencial de aplicación y crecimiento sigue siendo enorme. A pesar de que el recurso eólico no representa apenas ni el 2% de lo que es el potencial de la energía solar mundial, sigue siendo un potencial inmenso y excede en varios órdenes de magnitud a las necesidades de electricidad de toda la humanidad.
  • Aunque en algunos países como España, Dinamarca o Alemania se han copado en tierra los sitios más interesantes en términos de densidad de recurso eólico, quedan aún inmensas extensiones de terreno susceptibles de albergar grandes parques eólicos con aerogeneradores multimegavatio, en todos los continentes,tanto tierra adentro como en el mar.
  • Sin embargo, donde más electricidad produce un aerogenerador no es en tierra, sino en el medio marino. Un parque eólico off-shore a veinte kilómetros aguas afuera de la costa puede producir el doble de electricidad que tierra adentro.
  • Apenas se ha empezado a instalar eólica marina en las plataformas continentales submarinas del mundo, la eólica marina está como quien dice recién comenzando. Por ahora casi toda la eólica marina instalada se encuentra en Europa, sobre todo en el Mar del Norte debido a la feliz coincidencia de escasa profundidad marina, buen recurso eólico y excelentes instalaciones y presencia de i+d.
  • La eólica es una tecnología que ha progresado mucho en términos de curva de aprendizaje; sin embargo, aún queda margen para más reducción de costes, especialmente en eólica marina.
  • La minieólica como fuente de electricidad asociada a los puntos de consumo (ponga un miniaerogenerador en su casa) apenas está empezando a despuntar a escala comercial en el Norte de Europa. Es un nicho de mercado prácticamente virgen.
  • China es, con gran diferencia, el principal mercado eólico mundial y el país que más potencia instalada alberga, en torno a la cuarta parte del mundo.
  • Existen experimentos a escala demostrativa que tratan de asociar generación eólica y almacenamiento para lograr que la variabilidad del recurso eólico no constituya un problema de la red, se consiga que se almacenen los excedentes eólicos cuando no se puedan utilizar y, en definitiva, que el factor de uso del parque eólico crezca; y con ello, su rentabilidad.
  • La eólica se postuló como la principal fuente de electricidad de España desde el año pasado, por delante de la nuclear y de cualquier otra (ciclo combinado, carbón, hidráulica, etc.). Esta situación, a pesar de que ya no se instala más potencia eólica debido a la moratoria del régimen especial, se mantendrá al menos por varios años.
  • La eólica ha sido capaz de sustentar hasta las dos terceras partes del consumo eléctrico durante ciertas horas del día en España y la red no sólo no se ha caído, sino que nadie se ha enterado de este hecho, lo que indica que una alta penetración eólica no pone en peligro al sistema eléctrico si el gestor de la red cumple y, lo más importante, hace cumplir.

 

 

La energía eólica en el pasado

España es el cuarto país del mundo con más energía eólica instalada tras China, Estados Unidos y Alemania. Este puesto nos lo arrebatará pronto India, el quinto clasificado, y es natural que así ocurra, tarde o temprano, exista un gobierno que se quiera cargar a las renovables en España o no. India tiene veinticinco veces más población que España y unas necesidades de energía eléctrica brutales. Pero lo importante para España en mi opinión no es si la tiene más larga que otros países, sino cuan alargada es su presencia en esos países. Es decir, España debe, tras una experiencia exitosa de instalación de energía eólica en suelo propio durante años, hacer uso de su know-how y capacidades para exportar equipos, tecnología, conocimientos y profesionalidad a otros países necesitados de energía, como India o Estados Unidos. Y precisamente por eso estoy invertido en empresas que hacen eso mismo, como Gamesa, a pesar de que ha renunciado al mercado chino por la alta dificultad que conlleva sacarle partido.

Apúntense esto a fuego: El que dice que China es una oportunidad magnífica que nos está esperando con los brazos abiertos no ha tenido que lidiar con la realidad china.

Ranking de los diez países con más energía eólica instalada en el mundo. Sí, el campeón, de lejos, es China.

 

Si nos atenemos a cuales son los mercados que más han crecido el último año, España ya no aparece. La moratoria al régimen especial a primeros de 2012 surtió efecto. De nuevo, China es líder indiscutible, causa impresión caer en la cuenta de que el año pasado instaló nada menos que el 45% de la potencia del mundo, más de 16.000 MW, las dos terceras partes de lo que ha instalado España en toda su historia, que es mucho. Y ese ritmo no decaerá a corto plazo.

 

 

En la siguiente imagen podemos ver cuales han sido los principales mercados, por regiones, durante la última década. Se observa como Europa registra un crecimiento constante, típico de una economía madura a la que aún le queda bastante capacidad por instalar, pues la eólica marina gozará de muy buena salud en los siguientes años. Norteamérica registra saltos año a año dependiendo de las rachas de Estados Unidos, mientras que Asia, sobre todo China y de forma secundaria India, se ha embalado, liderando el mercado mundial por goleada. La gran incógnita es si América Latina (Sur y Centroamérica) será capaz de arrancar por fin. Se trata de una región con unas necesidades de electricidad inmensas, economías muy pujantes y nada menos que 600 millones de habitantes que hablan español o una lengua prima hermana: portugués. Un mercado perfecto para las empresas españolas, no en vano Gamesa tiene intereses comerciales en toda la región, destacando Brasil y México como principales mercados.

 

 

Para sintetizar y terminar con esta vista al pasado antes de asomarnos al futuro, veamos la evolución global tanto de la potencia instalada año a año como de la potencia acumulada instalada en el mundo. Se observa como en 2013 se ha roto ligeramente la tendencia exponencial de instalación, aunque la situación seguramente se reanimará a lo largo de 2014.

 

 

Por último,  haré uso de una gráfica del REN21′s 2013 Renewables Global Status Report para ilustrar que a la eólica le queda aún mucho tirón debido a los porcentajes de crecimiento registrados recientemente. Si bien es de justicia recordar que la solar fotovoltaica la igualará en potencia instalada en unos años pues su ritmo de crecimiento es aún mayor.

 

 

Energía eólica. Una mirada al futuro.

GEWC considera unas previsiones de instalación de energía eólica de aquí a 2018 bastante halagüeñas. De hecho, prevé que para ese mismo año se cuente en el mundo ya con nada menos que 600.000 MW instalados. Eso supondría casi duplicar, de nuevo, la potencia total instalada en unos cinco años. Esta potencia producirá aproximadamente unos 1.500 TWh de energía (teravatio-hora, equivalente a mil millones de kilovatios-hora), una cantidad que padilece frente a los 150.000 TWh de energía primaria total que se deben estar consumiendo en el mundo cada año, ni el 1%. No obstante, recordemos que la electricidad es sólo una parte de la energía que consume el mundo (unos 20.000 TWh en 2010 según la Agencia Internacional de la Energía) y que la energía eólica sólo produce electricidad. Por tanto, haciendo algún cálculo interno más bien grueso, me atrevo a pronosticar que para 2020 la energía eólica representará ya en torno al 7% de la generación eléctrica total del mundo.

La inversión que suponen todos los megavatios a instalar en estos cinco años puede representar, a grandes rasgos, una cantidad superior al medio billón (europeo) de dólares americanos. 500.000 millones $.

En los siguientes gráficos se aprecia la estimación del mercado anual y acumulado en GW (miles de MW de potencia) para cada región mundial entre 2013 y 2018.

 

 

Hacer de Rappel, incluso para sólo a 5 años vista, no es nada sencillo. Es relativamente evidente que Asia seguirá liderando el desarrollo eólica mundial con China a la cabeza. También está claro que Europa ha apostado y seguirá apostando por crear una supergrid de verdad y basada en la eólica. También se puede deducir de forma sencilla que Norteamérica tendrá mucha importancia. Pero en mi opinión yo me habría mostrado algo más conservador con las cifras europeas y más entusiasta con las de Sudamérica. Y es que nuestros primos hermanos americanos apenas han empezado, pero tienen muchas ganas. No sólo Brasil o México, grandes mercados, sino que Perú, Argentina y Ecuador tienen intenciones serias de explotar ya su potencial apenas aprovechado.

Sin embargo, para mí una cosa es evidente: el mercado eólico seguirá creciendo y a ritmos muy fuertes. Pero ¿por qué? Fundamentalmente debido a esto:

 

Aunque el análisis de los costes eléctricos equivalentes es todo un mundo muy difícil de manejar y no se deben mezclar alegremente precios de distintas regiones debido a una amplia panoplia de factores que los hacen difícilmente coomparables (precio de la mano de obra, de los equipos, variabilidad en las divisas, disponibilidad y abundancia de recurso eólico, etc.) es indiscutible que la eólica es una de las fuentes de energía eléctrica más competitivas del mundo.

El gráfico anterior hay que cogerlo con pinzas y no tomárselo al pie de la letra, en mi opinión es meramente orientativo debido a esas amplias horquillas. Y, además, me sorprende que haya microhidráulicas más baratas que sus hermanas mayores. Nunca he visto centrales eléctricas que produzcan electricidad más baratas cuanto más pequeñas sean. Pero en fin, sirva el diagrama para ilustrar que sí, que la eólica terrestre está en plena zona de rentabilidad y que la eólica marina no es tan cara como pensamos. A todo esto, hay que añadir el efecto de una curva de aprendizaje que nunca descansa.

 

Este gráfico aparece en el defenestrado Plan de Energías Renovables español, PER 2011-2020. El plan está defenestrado porque sus previsiones de potencia instalada o energía generada han quedado totalmente machacadas por la moratoria el régimen especial, la falta de regulación de balance neto, las trabas al autoconsumo y mil impedimientos más que se interponen entre las energías renovables y el consumidor final. Pero aunque las previsiones del PER ya no sean válidas, las curvas de aprendizaje siguen trabajando en España el mundo entero.

En el diagrama anterior se observa que una central eólica terrestre de 2.900 horas nominales por año se cruza con la curva de la estimación del precio del mercado diario (de electricidad) a lo largo de 2013. Y eso que en su día se consideró un crecimiento del precio del mercado diario muy inferior al que se ha registrado en realidad. ¿Y qué significa que se crucen ambas curvas? Muy sencillo, aparece nuestra amiga la grid parity, competitividad de esa central eólica sin primas ni subsidios ni ayuda alguna. Allí donde vean que una curva se cruza con otra se tiene una renovable que puede competir en mercado sin ayudas de ningún tipo. El tiempo es nuestro aliado en este menester.

Y es que existe una cualidad en el ámbito tecnológico que no entiende de argucias legales: la innovación. La innovación es el más poderoso factor motriz de la reducción de precios de los equipos de todo tipo, incluidos los equipos productores de electricidad. En el caso de los aerogeneradores cada vez se hacen, por ejemplo, palas más largas y estilizadas a un precio por densidad de potencia menor, se prescinde de mecanismos pesados para ser sustituidos por electrónica de alta precisión, se innova en pinturas especiales, materiales compuestos, sistemas eficaces de frenado, aumento de la velocidad nominal de giro del rotor, se asiste también en suma al espectáculo del abaratamiento de productos por las meras economías de escala.

Ese gráfico no hace sino reflejar una cualidad inherente a cualquier sector tecnológico con futuro. Las renovables no son una excepción. Y la eólica, a pesar de ser una de las renovables más maduras y baratas, todavía tiene margen de mejora, sobre todo en el ámbito marino.

 

Algunas ideas (y contraideas) de inversión en energía eólica

De acuerdo, el futuro de la eólica es esplendoroso. ¿Y dónde invertir? Bien, tenemos que ser conscientes de que todo mercado en libre competencia considerado maduro o cerca de su madurez no cuenta generalmente con ratios de rentabilidad escandalosos. Quizás hace 20 años, Vestas, el más grande tecnólogo eólico del mundo, disfrutaba de unos márgenes de beneficio de dos cifras. Pero lo cierto es que no hace ni dos años tuvo pérdidas abultadas. Que una tecnología energética sea buena para el mundo no significa que sea buena también para los accionistas de las empresas que fabrican equipos, como es lógico. Si se quiere ser rentable en energía eólica será más probable que se consiga en campos menos explorados pero más arriesgados. Por ejemplo, mejor en eólica marina que terrestre, mejor con almacenamiento energético que sin él.

Las empresas fabricantes de aerogeneradores que se llevarán el gato al agua serán las que estén constantemente innovando, no sólo reduciendo costes de inversión, sino también ofreciendo un buen servicio post-venta y sacando soluciones factibles. Por ejemplo, Japón estaría dipuesto a embarcarse en aerogeneradores flotantes porque no posee plataforma marina donde hacerlos descansar (ni valor para poner sus 52 centrales nucleares actualmente paradas a funcionar a pleno rendimiento tras Fukushima). Pero, ¿existe algún modelo que haya pasado la fase de demostración?

http://www.offshorewind.biz

http://www.gtglobaltrader.com

 

Cuando pensamos en energía eólica se nos vienen a la cabeza los fabricantes de aerogeneradores. Helos aquí.

Porción de mercado de los fabricantes de aerogeneradores más importantes en el mundo. Fuente: REN21′s 2013 Renewables Global Status Report.

 

Sin embargo, hay más negocio aparte de fabricar turbinas, un negocio por cierto en el que mantener márgenes es algo heroico. Por ejemplo, se necesitan embarcaciones enormes para llevar las turbinas a mar abierto, subestaciones flotantes, largos cables submarinos, sistemas de gestión de datos, de gestión de la demanda de red para casarlo con la energía variable producida por la eólica, sistemas de predicción meteorológica más fiables y precisos...  Y la eólica marina necesita de nuevos sistemas de sujeción al lecho marino. Hoy día no se pueden aventurar a más de 40-50 metros de profundidad debido al encarecimiento de la inversión. ¿Qué pasará con la primera empresa que haga factible montar parques eólicos off-shore a 100, 200 ó 500 metros de profundidad? Mi previsión es que se disparará en bolsa porque dará acceso a muchísima más superficie marina de instalación, que normalmente es además la que cuenta con  mayor recurso eólico.

Ya saben de mi apuesta por Gamesa como fabricante de turbinas. Pero eso no significa que sea el mejor, de hecho no es el mejor, pero sí es el que mejor conozco.

Lo cierto es que, a la vista del cuadro que he pintado, si existiera un ETF o índice que cotizara en función de la potencia eólica instalada en el mundo pondría no el 100%, sino el 1.100% de mi dinero en él (todo mi dinero y diez veces más que pediría prestado, je, je). Desgraciadamente los negocios no son buenos o malos por las cifras de negocio que generan (facturación, turnover), sino por la rentaiblidad que obtienen (beneficios, earnings).

¿Y qué tal un ETF que agrupe a las principales empresas del sector? Pues... normalmente no me gustan las mezclas que se dan en los ETFs sectoriales. Cuando no están muy repartidos, excesivamente diversificados diría yo, te mete cosas que no pegan ni con cola. Una vez me encontré al Deutsche Post en un "ETF medioambiental", sin comentarios. Y dado que China será el principal mercado eólico por mucho tiempo, el riesgo de que se incluyan en ese ETF empresas que incurran en, digámoslo de una forma suave, prácticas contables que descansan sus cimientos en Shangri-La en lugar de los GAAP, es alta. Vamos, que yo no me jugaría los cuartos con empresas chinas salvo que se tratara de casos muy puntuales y demostrados.

Tengan los ojos abiertos y la mente dispuesta a ser flexible, be water y tal. No se trata de comprar acciones del mayor fabricante, sino de estar atentos a que empresa concreta puede hacerse con el control de una buena parte de un determinado nicho de mercado del sector eólico. La falta de competencia efectiva es el mejor catalizador de beneficios de una empresa.

 

Epílogo: Las noticias de hoy dibujan al panorama eólico del mañana

No puedo dejar de fijarme en que Siemens aparece como uno de los principales fabricantes de turbinas, a cierta distancia del primer clasificado, General Electric (GE). Ya saben que el mercado de equipamiento para producir electricidad está a punto de ser sacudido en Europa con la supuesta OPA de GE a Alstom y la contraoferta de Siemens a Alstom. Todo un lío, porque Siemens, probablemente la mayor ingeniería del mundo, es precisamente competidor de Alstom en muchos mercados y además es alemana mientras que Alstom es francesa. ¿Qué está pasando aquí?

A pesar de que Alstom es un gigante ferroviario, GE no está interesado en esa parte del negocio. GE quiere la división de energía. Alstom es uno de los mejores fabricantes de turbinas para grandes centrales de combustión (sobre todo de ciclo combinado, porque nucleares... si se instala alguna por ahí, puede que en China, pero desde luego en Europa lo llevan claro), pero también es una de las dos empresas que fabrica los aerogeneradores marinos más grandes del mundo.

Aerogenerador marino de 6 MW y 150 m de diámetro de rotor de Alstom, la denominada Haliade™ 150-6MW.

 

Adivinen quien es la otra empresa que fabrica también inmensos aerogeneradores marinos de 6 MW en el mundo.

 

Premio. Es Siemens.

Aerogenerador marino de 6 MW y 154 m de diámetro de rotor de Siemens, SWT-6.0-154

 

No les sabría decir a ciencia cierta que máquina es mejor porque no las conozco de cerca. Pero viendo el perfil y las características de ambas máquinas mi intuición de ingeniero me dice que la máquina de Alstom tiene un diseño más acertado e innovador que la máquina equivalente de 6 MW de Siemens, por lo  que Siemens podría estar dispuesta a pagar por ella.

Por supuesto, hay más fabricantes de aerogeneradores marinos en el mundo. Pero estos dos son europeos y es en Europa donde ha nacido precisamente la energía eólica marina, por tanto tienen mucha ventaja en forma de innovación,mucho trecho recorrido. Así pues, yo diría que GE tiene un especial interés en hacerse con la parte energética de Alstom para tener su tecnología de turbinas fósiles, que siempre viene bien, pero sobre todo para estar preparados para instalar eólica marina en Estados Unidos a gran escala, país donde, a pesar de haberse instalada muchísima energía eólica terrestre, apenas se ha explotado la inmensa disponibilidad de recurso eólico de sus mares. Y eso que Siemens ya cuenta con presencia en los mares yanquis. Así, GE podría tener una posición de gran ventaja en la inmensa tarta eólica marina de Norteamérica, México incluído, simplemente comprando tecnología avanzada de una empresa con problemas como Alstom.

Poco después de que Bloomberg filtrara la noticia, todo el mundo ya sabía que, por mucha libre empresa que predique con la boca pequeña, a las instancias europeas no le hacía ninguna gracia que un sector tan estratégico de una gran empresa francesa ya rescatada en 2004 acabe en manos yanquis. De ahí a proponerle a Siemens que a su vez rescate a su rival francés media un solo paso, y encima con el aplauso del gobierno francés. Y Siemens ha aceptado a condición de que los alemanes se queden con la supremacía de la fabricación de equipos energéticos en Europa. Es decir, de que todo el negocio energético de alstom, incluídas sus avanzados aerogeneradores marinos, pasen a manos alemanas. Por su parte, Alstom aceptará si el negocio ferroviario de Siemens pasa a manos de Alstom para que todo quede en familia y aquí paz y después gloria.

Bruselas, y el gobierno francés, podrá estar contenta con el cambio de cromos. En lugar de tener peleando a dos grandes empresas de dos países condenados a entenderse, Francia y Alemania, tendrá a un gigante energético aleman y a un campeón ferroviario francés que competirán contra otras regiones mundiales sin darse por saco el uno al otro.

¿Les parece demasiado pretenciosa esta tesis? ¿Se justifica una supuesta compra tan gigantesca sólo por las posibilidades de la eólica en el mundo o se trata de delirios de grandeza de Solrac y sus manidas renovables? Bueno, recuerden el dato fundamental que les daba al principio de este ladrillo en que se ha convertido el post: la mitad de la potencia eléctrica instalada en el mundo en 2012 fue renovable. Y subiendo. Y el 20% de la potencia eléctrica total mundial fue sólo eólica. Y subiendo, vaya si sube. ¿Dónde está, pues, el futuro? ¿En las turbinas de las centrales fósiles (carbón,gas, etc.) o en las turbinas eólicas? ¿Dónde hay más capacidad de innovar y, por tanto, merece la pena gastarse los cuartos para invertir con visión de futuro?

Siemens renunció en 2011 a seguir con el negocio nuclear porque no le veía sentido alguno, pero está claro que con esta contraoferta quiere estar muy presente en el negocio energético. Así que blanco y en botella: Siemens luchará con ventaja por ser el campeón mundial de la energía eólica contra General Electric gracias al chute de tecnología de Alstom. Y tendrá a toda la administración europea de su parte.

GE, en mi humilde opinión, puede ir olvidándose de Alstom porque lo tiene todo en contra. En las licitaciones de los futuros parques eólicos marinos de Estados Unidos y del mundo entero deberá competir contra Siemens y ahí veremos quien se lleva el gato al agua.

A todo esto, ¿dónde queda Gamesa en el negocio offshore? Eso lo dejaremos para más adelante, je, je.

 

P.D. 1: Y ojo, aquí no acaba la historia. ¿Recuerdan que Japón necesita desesperadamente electricidad y no tiene nada fácil volver a la nuclear? Mitsubishi, un gran fabricante también de turbinas fósiles, podría entrar en liza para adquirir tecnología eólica marina. Esto ya son sólo especulaciones

P.D. 2: Gracias a Prometeo13 por el chivatazo de la contraopa.

  1. #23
    Tywin Lannister

    Pues tu especulación puede ha acertado:
    http://www.reuters.com/article/2014/06/13/us-alstom-siemens-idUSKBN0EO1UM20140613

    Un s2 compy

    1 recomendaciones
  2. en respuesta a Aguadulce6
    #22
    Solrac

    No opino sobre futuribles poco probables ni mucho menos OPAs. Espero y deseo que Gamesa conserve esta prometedora trayectoria. Si lo sigue haciendo bien podrá repartir algún día dividendos, tener joint ventures con muhcas empresas o incluso ser carne de OPA. Pero lo importante es lo primero: Ser buenos. Lo demás viene solo.

    Saludos.

    1 recomendaciones
  3. en respuesta a Solrac
    #21
    Aguadulce6

    Vamos a tope en Gamesa desde 2012 y con importantes plusvalias. Como tu, cero preocupaciones y a ver crecer beneficios y cotización.
    Pero despues de los últimos movimientos en el sector, ¿Piensas que Gamesa sera objeto a medio plazo de alguna OPA? ¿Como ves la Joint Venture con Areva?

24 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar