Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
10 recomendaciones

Que la energía es un factor fundamental que influye en la salud de la economía en particular, y de todo el planeta y el medio ambiente en general, se trata de algo indiscutible. Desde la primera crisis del petróleo en 1973 el mundo moderno tiene conciencia de lo delicado que resultaría una restricción de la entrada de flujos energéticos en una determinada nación y de lo insostenible que resultaría seguir un modelo de patada hacia adelante para evitarlo.

Mi preocupación sobre el impacto que ejercería un estrangulamiento de la oferta energética en aquellos países más dependientes de la energía  extranjera es patente a través de varios artículos en este blog, especialmente del país en el que sobrevivo, Hispanistán. Paralelamente, he tratado de estudiar y comprender como una crisis de oferta de la fuente energética más utilizada en el mundo, el petróleo, puede estar explicando las crisis económicas de países productores que se enfrentan a la debacle que supone la disminución de su renta petrolera, particularmente Argentina (I y II) y México. Así mismo, he tratado de inferir que puede estar pasando en el plano físico en esa loca carrera por perforar la corteza terrestre que se lleva a cabo tanto para buscar petróleos ultraprofundos de rendimiento energético más que discutible, como desenmascarando al shale gas para desmentir que se trata de la nueva panacea energética que, ni nunca ha existido ni nunca existirá (I y II)

Así las cosas, cualquiera que se limite a buscar información en este humilde blog pensará que soy un pesimista integral. Pero resulta que las etiquetas de este blog no llaman a engaño. Un análisis cuidadoso de los tags muestra el pilar central que sostiene mis convicciones.

En efecto, si hay un tema que se trata mucho aquí, ese es el de las energías renovables.

Como dije muchas veces, la panacea energética no existe, pero creo las renovables podrían ser un buen sucedáneo. Sencillamente no existe alternativa real, viable, económica e inagotable que pueda competir con ellas. A la fusión nuclear le quedan muchos años de desarrollo. Y cuando sea una realidad descubriremos que no es tan bonita como nos muestran. Se tratará de una generación centralizada que no podrá aportar todos los tipos de energía, cara, en manos de pocos paises y sí, también radiactiva. Una versión "light" de la nuclear de fisión que languidece actualmente.

Mientras tanto el petróleo, la mitad de la energía que consumimos y que no sólo sirve para mover los transportes a gran escala, sino que se integra en la cadena alimentaria de una forma brutal (se podría decir que los cultivos modernos deben 3 de cada 4 calorías al petróleo), parece que llega a su cénit de producción o ha llegado recientemente. Pues bien, si uno se cree la idea del peak-oil hay básicamente tres posturas que se adoptan a partir de su reconocimiento:

  1. Estamos jodidos. Es el fin de la economía YA tal y como la conocemos y volveremos a Olduvai, a la Edad de Piedra donde sólo 10 millones de humanos podrán sobrevivir.
  2. No pasa nada chicos, el mundo es happy flower, las petroleras tienen muchas patentes compradas, como el coche de agua y el motor de energía inagotable. Para cuando el petróleo se acabe ya tendremos otras soluciones.
  3. Existen alternativas para el mix energético actual y se están implementando. Pero mientras el nuevo modelo energético se materializa, la transición energética será algo dolorosa.

 

1. Estamos jodidos, volveremos a Olduvai.

La primera posibilidad me parece una teoría respaldada por quien no conoce ni el poder de las renovables ni los paupérrimos índices de eficiencia en el uso de la energía hoy día.  En resumen la teoría de Olduvai es esto.

Del poder de las renovables ya tienen una idea a través de este blog. Que la mayor fuente de electricidad de España sea la eólica y que nada menos que el 43% provenga de las renovables, a pesar de ser la electricidad una energía que no es la más importante en el mix final, no ha sido por casualidad. Ha habido mucho esfuerzo detrás, mucha investigación y promotor luchando por una transición del modelo energético que está en marcha en todo el mundo, incluso en los países menos desarrollados.

En cuanto a que nuestro consumo de energía es en extremo ineficiente es algo indiscutible. Daré sólo algunos ejemplos:

Conducimos coches de 2.000 kilos con motores con un rendimiento no superior al 20% para ir a trabajar la mitad de las ocasiones en labores administrativas que podrían ser realizadas cómodamente en casa sin desplazarse más que una vez a la semana. Si la gasolina subiera repentinamente a 2,5€/litro, ¿qué margen de actuación tenemos para adaptarnos? Sencillamente, un margen enorme. Y eso sin contar con que el Estado podría disminuir impuestos sobre hidrocarburos de considerarlo necesario, racionar el uso de energía superflua (sí, una gran parte del consumo de energía es superflua), dictar medidas de rehabilitación energética integral de edificios, obligar a utilizar fuentes autócotonas, etc. Existe una panoplia de soluciones que podrían ser tomadas en caso de emergencia. Esas soluciones tendrían posibilidad de darle el vuelco necesario a la situación porque la física, la termodinámica al fin y al cabo, nos dice que existe mucho margen de eficiencia tecnológica y que el problema no es ingenieríl, sino de la escasez devoluntad humana. Eso sí, se necesitaría de muchos años para volver a una situación "saludable"

 

2. No pasa nada, Dios (o las petroleras) proveerá

Creer que ante una reducción de los flujos energéticos las cosas se arreglarán solas porque sí es puro optimismo antropológico. Ni las petroleras son omnipotentes ni tienen la capacidad o el deseo de anteponerse a los problemas futuros de la humanidad. Por otra parte, la termodinámica nos dice que no existe el motor de agua ni el móvil perpetuo. Les sugiero una visita a youtube buscando estos términos, algunos videos son verdaderamente hilarantes.

Sencillamente hace falta energía, y mucha, para mantener la máquina tal y como funciona actualmente. Cuando la oferta de petróleo caiga, pongamos, un 20%, y ello vaya en conjunción con una más que probable devaluación del dólar para sanear el balance de deuda americana, el petróleo se disparará de precio y el resto de los fósiles también, por pura simpatía. Los países más dependientes de la energía extranjera, que es lo mismo que decir los que menos piensan colectivamente a largo plazo, los más brutos, los que tienen menos suerte o sencillamente aquellos en los que la democracia no ha llegado al estadio de distribuir la soberanía energética entre sus ciudadanos, sufrirán de lo lindo mientras encuentran un nuevo punto de equilibrio. España será uno de ellos.

¿Significará eso que moriremos todos tres o cuatro veces? No, la crisis vendrá y será gigantesca, la  inflación nos comerá vivos, el desempleo subirá y estaremos aún más apretados. Pero la vida seguirá. ¿De qué forma y con que nuevos estándares? Pues depende de lo velozmente que se lleve a cabo la necesaria transición energética en cada entidad política.

 

3. La transición energética dolerá, pero será

Ante una crisis de oferta de hidrocarburos algunos países lo pasarán peor que otros.

Por ejemplo, Islandia, que provee de electricidad y energía térmica al 99,99% de sus ciudadanos con energías renovables propias y sólo importa el 20% de su energía para mover los vehículos (lo que significa que su dependencia energética TOTAL es sólo del 20%), tendrá muchas menos dificultades en afrontar la crisis que otra isla europea también tocada por la crisis financiera con dureza, Chipre, la cual tiene una dependencia energética superior al 100%, por extraño que parezca. Mientras Chipre se pone las pilas y no para aprovechar sus cuantiosos recursos solares, sufrirá, y mucho, las restricciones energéticas.

Regiones y países con menor desarrollo tecnológico notarán mucho más el impacto pues necesitan la energía para comer y los márgenes de explotación energéticos ya son bajos. Desgraciadamente, países con economía subdesarrollada pero dependientes del petróleo, como muchos de África, serán los grandes perdedores y morirán millones de personas de inanición.

Pero la humanidad se sobrepondrá porque cuenta con el dinamismo, la inventiva y el margen necesario para sobreponerse como especie a la crisis energética culmen.

 

Mi tesis favorita es, como habrán podido adivinar, la tercera. Muchos países ya tienen en marcha programas que, no por casualidad, se llaman de transición energética, de entre los que Alemania merece un destacado lugar. El nombre no está puesto de casualidad. Realizar una transición de un modelo energético a otro no significa sólo emitir menos CO2, genera hidrógeno renovable para inyectarlo en la red térmica, cerrar nucleares o montar muchas plantas solares. Significa sobre todo preparar a a la economía para una crisis de oferta de hidrocarburos comprados en el exterior que seguro llegará, sea una crisis repentina o gradual, mediante el desarrollo tecnológico y la sustitución de las infraestructuras energéticas por otras que aprovechen las energías renovables.

Irónicamente, los países productores de petróleo tendrán mucho que temer. Economías potentes con buenos ejércitos pero gran voracidad energética y una historia imperialista demostrada como Estados Unidos o Rusia, y sospecho que también China, tardarán más tiempo que otros países más pequeños en avanzar con esfuerzos redoblados hacia esa deseada transición que, en muchos casos, ya está en marcha. Y mientras llegan y no, sus ciudadanos se cabrearán y querrán petróleo, de grado o a la fuerza. Países con grandes reservas petrolíferas y sistemas de gobierno discutibles como Venezuela, Arabia  Saudí o Irán serán requeridos para satisfacer esa voracidad energética y en último grado serán invadidos, como la historia nos demuestra con no pocas guerras promovidas en el pasado por esta exclusiva razón. Y se producirán movimientos geopolíticos que pondrán los pelos como escarpias, esperemos que la cosa no pase a mayores. Es decir, habrá millones de muertos en guerras. Pero si nadie hace explotar la temida bomba, todo seguirá su curso más o menos normal. Ese curso normal será el de la supervivencia de la especie humana y su cultura actual ante cualquier adversidad, sea la que sea, gracias al avance de la tecnología.

Como pacifista convencido creo que la transición hacia ese nuevo modelo energético es la mejor forma de evitar la debacle y el entrar en una espiral autodestructiva buscando la última gota de oro negro. Y me parece que, dado que muchos países importantes o con peso específico se toman muy en serio esa cuestión y realmente están dando pasos para conseguir este objetivo, el requerimiento principal se está cumpliendo: tener voluntad. Desgraciadamente el ritmo que se le está imprimiendo a esta transición no es el que me gustaría, por lo que creo que bastantes millones de personas inocentes morirán sin remedio. Eso sí, la civilización resultante de este bache será más sabia y seguro que más sana.

Si no se creen lo que les cuento, y desean tesis más catastrofistas sin salir de Rankia, el gran Claudio Vargas tiene otras. Espero, y seguro que el también, el tiempo me dé la razón a mí y no a él.

 

  1. #12
    Fleischman

    Añado una cuarta alternativa: la de una larga decadencia. Las renovables van aumentando su parte en la tarta pero no consiguen sustituir cuantitativamente a la energía fósil (es decir, podemos tener un futuro 100% renovable pero eso no significa que tengamos toda la energía neta que tenemos ahora). Los Turiel, Tom Murphy, Tverberg, Prieto, Castro, etc., no dicen que vayamos a morir todos mañana, sino que las vamos a pasar putas, más pronto que tarde (en un marco temporal de decenios). Así, la crisis actual no es más que el comienzo de una crisis que no acabaría nunca (como titula Turiel uno de sus posts). En esa visión, el precio del petróleo no se dispara forever ante su escasez, puesto que a partir de un cierto precio se agudiza la crisis económica y la destrucción de la demanda consiguiente (es decir, fluctuaría en una banda ascendente). Dado que el petróleo convencional ya está en declive, con suerte estaremos por aquí para ver como acaba la película (20 años como mucho).

    Esto a mayores del problema de fondo de nuestro sistema económico que requiere crecimiento infinito (es decir, las renovables no es que tuvieran que sustituir a las fósiles en su consumo actual, sino sustituir su crecimiento exponencial, algo que sabemos que es imposible).

    Y con permiso de los problemas ecológicos de la carrera hacia adelante en la que estamos (cambio climático, reducción de pesquerías, etc.), algo que probablemente también veamos los más jovenzuelos.

    1 recomendaciones
  2. en respuesta a Claudio Vargas
    #11
    Solrac

    Estamos asistiendo a un verdadero debate de lujo en mi blog por cortesía de dos pedazo de blogueros y pensadores. Muchas gracias.

    No quisiera intervenir aportando mi opinión porque creo, perdonadme si me cuelo, que los tres estamos diciendo básicamente lo mismo. Y es que el mundo saldrá adelante. En lo único que diferimos es en la cifra de muertos y la gravedad de la crisis que sobrevendrá. Parece que Gfierro es el más optimista, Claudio el más pesimista y yo en medio. Pero como bien dice Gfierro, eso nadie lo sabe porque se manejan muchos escenarios. Y concediendo el debido valor a las palabras de Claudio, debería aplicarse el principìo de precaución, ya que somos seres inteligentes capaces de anticiparse a los problemas... o eso creemos.

    2 recomendaciones
  3. #10
    Lafargue

    Joer... entre el blog de Claudio Vargas de los jinetes del apocalipsis y el de Solrac me está entrando un yuyu que ni te cuento...

    Cuando hacía EGB recuerdo que me enseñaron que la producción de petroleo llegaría a un tope, allá en el futuro, cuando los coches circularan volando y los robots nos hicieran la cena. Y estos días leyendo vuestros blogs, tras años sin oir nada del tema (curioso el silencio ¿no?)... ¡zas! ¡en toda la boca! ¡Que el peak oil ya es historia! ¡Que ya hemos pasado el ecuador! Que con petroleo más caro todo será más caro, y por tanto bajará el consumo, y el PIB bajará, habrá más paro... y encima el mundo está inundado de dinero! uyuyuyuy... ¿Cómo diantre se va a cuadrar este círculo vicioso?

    Y por si fuera poco también tenemos picos de uranio, gas y carbón que con toda probabilidad veremos en directo y azuzarán la problemática.

    Parece que la crisis ha venido para quedarse y ya por fin entiendo en toda su magnitud eso de que "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades".

    Para acabar, una frase de mi admiradísimo David Thoureau, al final de su "Walden", que me parece apropiada al discurso de Gfierro: "El universo es más amplio que nuestras perspectivas".

    Un saludo :)

    3 recomendaciones
  4. en respuesta a Gaspar
    #9
    Claudio Vargas

    Es cierto lo que comentas Gfierro. Pero desde el principio de los tiempos la supervivencia del ser humano se basa en la planificación; en preveer escenarios posibles y, en consecuencia, actuar en consecuencia. Por supuesto fallamos más que una escopeta de feria, aunque esa forma de actuar es inherente al ser humano. O no? Es un planteamiento de lo más filosófico. En caso contrario seriamos como el resto de los animales, que viven a salto de mata. Es cómo en la II Guerra Mundial; los japos experimentaban con las armas basadas en microondas, los yanquees con la bomba atómico y Hitler con las V1 y V2. Al final, la ventaja corrió del lado de los norteamericanos y los demás fallaron en sus predicciones. Pero no se puede negar que había planificación en todas esas cosas. Como cuando Alejandromagno planteaba las batallas en función del terreno y de los posibles movimientos estratégicos de su enemigo.

    De acuerdo, en lo que planteé en el comentario 6 es "imperfecto". Por análisis no te voy a ganar... Je je.

    Pero mi mente funciona todo el rato estableciendo asociaciones y dibujando escenarios futuros. Por eso me gusta el ajedrez. La resolución de esta crisis procederá de un conjunto de medidas imaginativas para reducir las deudas -estamos de acuerdo-, redistribuir mejor la riqueza (hay que subir los salarios como sea), etc.

    Un abrazo!

    2 recomendaciones
  5. en respuesta a Claudio Vargas
    #8
    Gaspar

    Claudio pero es que la gente que no es consciente de lo que se viene encima, no son las personas que van a tomar las decisiones (para bien o para mal). Las personas que tomaran las decisiones son es porcentaje pequeño que fácilmente puede escribir en un ordenador en google "peak oil" y encontrara 46 millones de enlances. El peak oil y sus consecuencias, impacto, etc, no es nada Contrarian, no es descubrir la rueda, hay 46 millones de enlaces que hablan de eso. Quienes toman y tomaran las decisiones (buenas o malas), quienes realmente influirán en la resolución de esto, no son los que viven día a día (aunque tal vez la desesperación produzca algun genio como usualmente sucede), son las personas que pueden leer algunos de esos 46 millones de ligas. Y exactamente algo parecido sucedió cuando el muro de Berlin cayó, las personas que podían leer periodicos, libros, papers y revistas, ese pequeño porcentaje que podía influir, todos estuvieron mal. La cuestión es ser contrarian entre ellos, no entre los que no tienen información o están preocupados con sobrevivir. Ahora imagina que si casi todos se equivocaron con pronósticos tan "simples" como el muro de Berlín, lo mas probable es que se equivoquen mas con problemas tan complejos como el peak oil.

    Ahora por ejemplo busca "artificial organs" en google y aparecen poco mas de 3 millones de links contra 46 millones del peak oil. no parece que 46 millones de links sean muy contarian o si?

    Yo no digo que no vaya a ser un problema como miles que hemos tenido, lo único que quiero decir es que es imposible saber cómo se resolverá, qué pasará, cómo nos afectará, qué interacciones habrá, será tan grande como todos dicen al final. Y no lo podemos saber porque no sabemos que va a pasar en cinco o 10 años, tal vez antes del peak oil alguien invente la maquina del tiempo o caiga un meteoro o comienza WWIII, o vengan aliens o se escape un virus que mate a la mitad del mundo o venga un nuevo mesias o llegue en una nave Kal-El jeje yo qué sé. Lo mas probable es que tanto yo como vosotros nos equivoquemos terriblemente en lo que va a pasar. Y volvemos a lo mismo, de poco sirve sacar pronósticos de cosas obvias si no podemos decir bien a bien cómo nos afectará o cuándo pasará. Con cosas obvias me refiero a: los recursos finitos de acabaran, pues claro que se acabaran porque son finitos. Podemos planear para posibles futuros escenarios pero para eso necesitamos varios futuros y no sólo uno o dos

    Si basamos nuestra visión del futuro viendo únicamente los países que tiene problemas y conflictos, entonces en ninguna década desde hace siglos el futuro habría pintado bien. Aquí cometemos el mismo error, haciendo predicciones basándonos en cosas que vemos y no en cosas que no podemos ver porque aun no existen. Es el mismo error de ver únicamente un futuro o dos futuros posibles. Lo ideal sería mostrar una distribución de posibles futuros con sus probabilidades, aunque sean subjetivas si quieres.

    Lo que haces en tu comentario 6 es un error, porque cada punto implica un futuro en vez de varios posibles futuros, es mas no sólo hay un punto que implique varios posibles futuros, sino muchos puntos que implican muchos posibles futuros, como las ramas de un arbol.

    Cómo sabemos que para pagar las deudas necesitamos crecimiento fuerte, eso dice el textbook y parece lógico, pero ya hemos visto que el libro se ha equivocado antes y que a veces lo lógico no es lo que funciona en la vida real. Por qué no imaginar al menos otras 5 posibilidades para pagar las deudas o tal vez ni siquiera se tengan que pagar todas de hoy para mañana, tal vez haya haircuts, restructuraciones, licuación por inflación, o cancelación parcial contable o algun otro truco o una combinacion de todas las anteriores, tal vez un país invada otro o se repartan un continente. Qué pasa si para crecer en lugar de petroleo hacemos una combinación de otros 10 outputs que complementen al petroleo.

    No sé si me explico? Hay muchas posibilidades y no solamente las que mencionas como una hoja de ruta que no tiene mas que un camino, como su una posibilidad únicamente tuviera como resultado un escenario. Con las deudas pueden pasar 5 cosas diferentes, con el petroleo otras 5, y ahi ya llevamos 25 escenarios posibles sin tomar en cuenta mil variables mas.

    Saludos

    2 recomendaciones
  6. en respuesta a Solrac
    #7
    Gaspar

    Jeje creo que no me expliqué bien con la idea de Iceland, el Sahara, etc. Mi punto es que ese tipo de noticias (independientemente de quienes sean los beneficiados, los timados, los vendidos, los engañados, los que se hagan ricos, etc), noticias que si uno busca en google son pocos enlaces, noticias que tienen un poco mas de imaginación (como la energía solar espacial) y que nadie se las cree o las creen pocos (como tu acabas de aclarar para Islandia y Groenlandia), son esas noticias increibles (no precisamente las que yo escribí como ejemplo sino otras) o de las que nadie habla o cosas que parecen fantasía, las que van a cambiar el mundo, tal y como el extracto que colgué dice.

    ¿Quien les va a comprar agua a los de Groenlandia? Pues no lo sé porque no conozco el futuro, lo estoy imaginando (y no soy muy creativo), no me estoy basando en lo que veo hoy. Si Jobs hubiera pensado igual ¿quien va a comprar el iPod cuando ya había devices parecidos? o Lego hubiera pensado por qué hacer juguetes de plástico cuando todos son de madera, quién va a comprar juguetes de plástico? Repito, el punto no es hacer pronósticos con lo que ya sabemos, sino incorporar la imaginación a ellos para tener varios posibles futuros y no únicamente un par de futuros.

    El problema es que hacemos predicciones con cosas que ya sabemos y pronosticamos un futuro o un par de ellos, pero por eso fallan casi todos los pronósticos y pronosticadores de este estilo, porque no son capaces de ver que existen muchos futuros posibles y que las variables que los modifican constantemente a veces no las conocemos o no han aparecido.

    Repito, díganme algo que no sepa, algo que cuando lo busque en google aparezcan 10 paginas (estoy exagerando), algo de lo que casi nadie está hablando, algo que cause risa y negativas, dudas como lo que ha pasado cuando mencione a Groenlandia y su agua. Eso es lo que a mi me interesa saber.

    Saludos

  7. #6
    Claudio Vargas

    Piensa en este dilema Solrac: si parar pagar las deudas necesitamos crecer con fuerza, eso significará que tendremos que utilizar más recursos naturales para sostener el crecimiento económico. Lo que para el caso significa "MÁS PETRÓLEO". Pero si este escasea porque ya está declinando... O una de dos: O produces más petróleo haciendo subir sus precios para que las inversiones sean más rentables -malo para la economía- o reduces las deudas via quitas, hiperinflación o reset de las mismas. En cualquier caso, habrá turbulencias de las buenas.

    Un abrazo!

  8. #5
    Claudio Vargas

    El problema -discrepo en esto con Gfierro-, es que la gente no es consciente de la que se nos viene encima. La gente bien informada sí; pero a fin de cuentas, que porcentaje es de la población? La gran mayoría de todos nosotros sobrevivimos día a día, buscando pasta para pagar las facturas, la hipoteca, la educación de nuestros hijos y poco más. Y tocamos madera por no perder nuestros trabajos... Así que lo de la crisis del petróleo o de las deudas es un asunto que queda muy lejos. Y desde luego, los políticos no te lo van a contar...

    Todo esos progresos, los avances de la Humanidad, se han financiado directa o indirectamente con petróleo. Seguiremos progresando, claro que sí, pero antes tendremos que encarar una dura transición energética y material que nos vaya desvinculando del crudo. Y como cuentas habrá guerras, hambrunas, conflictos de todo tipo. Somos incapaces de entender esto porque el crudo nos ha regalado 150 años de crecimiento exponencial y, a estas alturas, estamos tan imbuídos de la confianza ciega en la ciencia como lo estaban los positivistas durante el s.XIX. Y está muy bien ser optimista, pero también hay que ser REALISTA; saber a lo que nos enfrentamos.

    Islandia está muy bien, Groenlandia también... pero son cuatro gatos y el problema lo tendrán los restantes 7000 millones de personas que pueblan este planeta. Por eso lo que yo digo es que hay que resetear las deudas y acabar con este problema de una puñetera vez; hay que limpiar el sistema, empezar de nuevo sin deudas y encarar los retos que tenemos por delante. En un capitalismo normal, los acreedores que han arriesgado demasiado, palman su pasta y asunto concluído. Pero no, imprimimos dinero para escurrir el bulto... Por otro lado, los conflictos sociales en Tailandia, Ucrania y en un montón de países más, nos advierte a las claras de que la gente aspira a un nuevo tipo de democracia más participativa en la que los políticos no lo decidan todo por "decreto ley" y en la que la riqueza esté mejor distribuída (por dios, si hasta Warren Buffet se sobresalta cuando su secretaria paga más impuestos que él).

    Es un tema muy complejo. Pero como historiador tengo otro punto de vista. Pues tengo conciencia de que la Humanidad se ha enfrentado a un montón de crisis en el pasado, algunas mucho más complejas de la que se avecina, y las superado con nota. Esta vez no será diferente. Aunque el cuento de hadas proporcionado por el petróleo durante los últimos 150 años toca a su fin...

    Un abrazo amigo!

    4 recomendaciones
  9. en respuesta a Gaspar
    #4
    Solrac

    Yo he visto el caso islandés sobre el terreno. Islandia no atraerá industrias por su energía barata, YA las atrae. Y no te creas que es la panacea. Islandia es un proveedor de materias primas, sobre todo pescado y algas, y una fábrica de aluminio con bauxita importada del Caribe. Se acabó, importa todo lo demás. Todo.
    He conversado con sus dirigentes en materia energética, conozco su sistema de aprovisionamiento y como funciona su economía. Probablemente sea uno de los países mejor posicionados para aguantar un vendaval mundial. Pero ojo, no será por su abundancia de recursos, sino sobre todo por su exquisita educación. El islandés, como buen nórdico, hace piña con sus semejantes cuando hay dificultades y arrima el hombro para sacar la economía adelante. Lo están haciendo.

    Obviamente la abundancia de energía ayuda. Pero mira, a Venezuela la abundancia de crudo no le va a servir de nada. Todos sabemos el destino que le espera a ese país si no cambia su sistema, su política industrial y la forma de gobernar.

    ¿Qué Groenlandia puede exportar agua, Islandia energía y Jamaica bauxita? Claro que sí. Y... ¿quién será capaz de comprarla? ¿Crees que España se podrá permitir el lujo de comprar esos productos exóticos? ¿Todos los países tendrán capacidad de compra?

    En cuanto al proyecto de exportar energía solar del Norte de África para llevarla a Europa, el DESERTEC, desengáñate Gfierro. El proyecto no pretende que el flujo de energía vaya a abajo a arriba, sino de arriba a abajo. Sorpresa, ¿eh? Una cosa es lo que se dice y otra lo que se pretende, Mientras esos países saharianos montan sus centrales (con tecnología extranjera) y no, el Norte de Europa dispondrá de abundante eólica para exportar, cada vez más. Que curioso... neocolonialismo energético.

    Mandará quien posea la tecnología, es decir, quien se adelante e invierta para sacarla adelante e implementarla, sea industrial, militar o know-how de servicios. Así lo veo yo.

    Y resistirán los países que hagan de sus ciudadanos personas soberanas desde el punto de vista energético. En Islandia no hace falta descentralizar la producción de energía porque las decisiones son realmente democráticas. Pero aquellos países que mantienen oligopolios o monopolios con escaso control ciudadano lo tienen crudo, porque proveer de energía a la ciudadanía será bastante más caro y difícil que hoy día. En cambio, países como Dinamarca que han logrado que el ciudadano sea consciente de su papel en la energía del país y donde prácticamente una de cada tres casas ya es una central, asumirá el cambio de paradigma de una forma mucho más ventajosa.

    Saludos.

    2 recomendaciones
  10. en respuesta a Gaspar
    #3
    Solrac

    Gracias por tu comentario GFierro, y me alegro de que seas optimista.

    La cuestión crucial que hay de fondo es que la economía está chocando con límites físicos insoslayables. Crisis ha habido de todos los colores y sabores y de todas ha salido el ser humano como hemos visto en la historia. Y de esta futura crisis energética también saldremos. Pero cuando las empresas y gobernantes empiecen a echar mano de las soluciones clásicas se darán cuenta de que no funcionan porque "de donde no hay no se puede sacar".

    Peak-oil nacionales ha habido ya muchos, pero como el comercio mundial de crudo seguía sostenido y acotado en precios, lo peor que podría pasar es una crisis nacional localizada. Y luego vuelta al ruedo. Pero cuando sea el planeta en su conjunto el que no encuentra la forma de seguir abriendo el grifo, amigo, por mucho PIB, tapering, QE, LTRO y otras magias numerarias que se saquen a la palestra no se podrá revertir la situación.

    No se tratará entonces de darle al botón del reset. Habrá que cambiar de ordenador y habrá que hacerlo sobre la marcha, componente a componente y sin poder desconectarlo de la red. Te aseguro que se hará, pero por el camino nos cargaremos una placa de memoria y algún técnico recibirá un chispazo por trabajar sin guantes.

    Saludos.

    2 recomendaciones
  11. #2
    Gaspar

    Indudablemente cada cabeza es un mundo. Yo estoy mas alineado con tu forma de ver el futuro, aunque diría que estoy probando entre la alternativa 2 y la 3, algo así como las versión beta 2.7 jeje, aunque no es por las petroleras que veo el cambio sino por las empresas de automatización, IT y software y algo que seguramente aun no conocemos.

    El mundo siempre ha tenido crisis y crisis muy severas, pero parece que quienes las imaginan son mas catastrofistas que quienes las han logrado sobrevivir, porque por eso sobrevivieron porque no fueron catastrofistas, pero por eso las sobreviven pocos o pocos son los que tienen éxito durante ellas porque la mayoría tienden a ser catastrofistas esa es la forma en la que nuestro cerebro está conectado. De hecho quienes viven para contarlas y enseñarnos a superarlas, esas personas que tuvieron éxito mientras todos nublaban su vista con problemas y no con oportunidades, son casi siempre los que nadan contra la sabiduría popular y no alreves.

    Cuando alguien me dice que estamos peor que antes o que el fin del mundo se acerca o cosas parecidas, lo primero que me viene a la mente es: por qué no mencionan a personas como Norman Borlaug, al Dr. Yamanakaque o incluso al niño Jack Andraka, por qué no mencionan los enormes avances en organos artificiales e implantes robóticos. Nadie habla de enfermedades casi erradicadas como Polio o hepatitis. No mencionan que la tasa de mortalidad infantil ha disminuido exponencialmente en los últimos 100 años y que la edad de vida ha aumentado casi 10 años en el mejor de los casos o que el control natal en países pobres ha tenido excelentes resultados en los últimos años. Nunca antes habíamos tenido mas acceso a información, inclusive en países como China, el calentamiento global ya no nos preguntamos si es cierto o no sino que tanto impacto estamos teniendo sobre el, en colorado ya es legal la Marijane jeje, hoy asisten mas niños a escuelas que hace 10 años y hay menor analfabetismo.

    Hombre una crisis del petroleo es lo mejor que nos pudiera pasar, porque solo bajo presión y acorralados es cuando actuamos. Yo no veo las cosas color con lentes rosas claro que habrá guerras, muertes, crisis, hambre, crímenes, vejaciones, etc. Eso habrá siempre, la cuestión no es verlo en términos absolutos sino en términos relativos, la cuestión no es inferir sino imaginar, el punto no es enfocarse en las cosas malas pasarán mañana, sino en las cosas buenas que Yo voy a hacer Hoy, no dormirnos pensando que mañana podría comenzar el fin del mundo, sino que mañana puede ser el comienzo de algo nuevo y mejor que ayer.

    If anyone had said in 1950 that the world’s great economic powerhouses a
    half century later would be Japan and Germany, ranked second and third,
    that person would have been ridiculed. If you argued in 1970 that by 2007
    China would be the world’s fourth- largest economic power, the laughter
    would have been even more intense. But it would have been no funnier
    than arguing in 1800 that the United States by 1900 would be a world
    power. Things change, and the unexpected should be expected., The Next 100 Years by George Friedman

    Hoy todos hablan de crisis, burbujas, reset del sistema, colapsos, USA, Eropa y los BRICs, eso es de domino público, no es nada nuevo, eso no es ni contrarian ni innovador ni imaginativo. Díganme algo nuevo porque esos cuentos ya los he leído y no son de hoy, aparecen de cuando en cuando en los periódicos y publicaciones, sólo hay que ir a la hemeroteca a revisar. Por ejemplo porque no decir que Iceland se convertirá en una potencia mundial que atraerá mucha manufactura e industries por su energía geotérmica, tal vez sean el nuevo "milagro". O que algún país africano será el mayor exportador de energía solar desde el Sahara, algo que también Chile puede hacer con Atacama. O que Greenland se convertirá en el mayor exportador de agua fresca jeje. Creo que esas son de las cosas que pocos hablan.

    Saludos

    2 recomendaciones
  12. #1
    Elespia

    Me alegro que publiques esto, las casualidades existen y precisamente Claudio Vargas me tomaba por vulcanologo cuando le hablaba de Olduvai, en este articulo has explicado la teoria mucho mejor que en la puñetera wikipedia.

    1 recomendaciones
10 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar