9
Este contenido tiene alrededor de 8 años

Los edificios consumen el 40% de la energía final de toda la Unión Europea y son el grupo que más energía demandan, incluso por delante del transporte, que ya es decir. En España la proporción de consumo final de los edificios sólo llega al 27%, cifra también muy importante. Es por ello que la Comisión Europea se lleva planteando un tiempo que los edificios deben ser objetivo prioritario en cualquier política energética. Con objeto de estimular y encauzar las políticas de ahorro en edificación de los Estados Miembros se cuenta con dos Directivas que les afectan directamente.

  • Directiva 2010/31/UE de eficiencia energética de edificios.
  • Directiva 2012/27/UE de ahorro y eficiencia energética.

Entre los objetivos de estas Directivas Europeas se cuentan los siguientes. Todos los Estados Miembros deberán aplicar de forma obligatoria estas directrices entre otras de una u otra forma y en plazo:

  • Rehabilitar energéticamente al menos el 3% de los edificios públicos cada año desde 2015 como medida ejemplarizante.
  • Aplicación para 2014 de una estrategia nacional de rehabilitación energética de todo el parque de edificios.
  • Fomento de la rehaiblitación energética de edificios desde las autoridades.
  • En 2021 todos los edificios nuevos deberán ser de consumo de energía casi nulo. Es decir, deberán generar tanta energía como la que consumen o bien importarla de las cercanías, y preferentemente de fuentes renovables. Este concepto, que ya está funcionando en muchos edificios en Europa a precios estándar, implica que el edificio nunca más será un elemento consumidor de energía.
  • La obligación de los edificios de consumo de energía casi nulo se adelanta a 2019 para los edificios públicos, de nuevo la administración dando ejemplo.

 

Beddington, Londres. Edificios sociales de consumo de energía casi nulo desde 20005.

Beddington, Londres. Edificios sociales de consumo de energía casi nulo desde 20005.

 

Como toda Directiva europea, no son de directa aplicación, sino que deben ser transpuestas a la legislación nacional. En nuestro caso suelen publicarse, normalmente fuera de plazo, en forma de Real Decreto o Ley. Como resultado de la transposición se aprobó  por parte del Ministerio de Fomento a finales de Junio la Ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas donde se habla por fin de rehabilitación energética de edificios, concepto que lleva ya 30 años funcionando en Alemania o Reino Unido.

Estas medidas son ambiciosas y tiene un alto coste de inversión. Por ello la Comisión establece que se requerirá un informe de viabilidad económica en el que participarán las empresas de servicios energéticos a través de los contratos de rendimiento energético. Es decir, que sólo se acometerán aquellas actuaciones que sean rentables desde el punto de vista económico además de ahorrar energía. ¿Qué significa rentable? Ignoro que plazos de amortización manejan ustedes, pero teniendo en cuenta que un edificio puede tener una vida útil de 80-100 años, una rehabilitación energética que se mortice en sólo 10 años arrojará una TIR simple del 10%. Esas cifras en Finlandia o Alemania se consideran buenas no, buenísimas. En resumen, rehabilitar energéticamente edificios es un muy buen negocio porque el precio de la energía no cesa de crecer.

Además, y para animar al inversor privado a entrar en el negocio, la Comisión va a dotar de ingentes fondos este tipo de actuaciones para el próximo marco financiero 2014-2020, las cuales gozarán de prioridad sobre cualquier otro tipo de actuación de carácter energético. Se prevé una gran cantidad de dinero disponible, en régimen de financiación reembolsable (se acabó la cultura de la subvención) para refrescar los préstamos y así acudir al inversor privado en régimen de colaboración público-privada.

El esquema sería el siguiente: Usted como promotor detecta que un edificio que consume 100.000€ al año en energía sólo consumiría 25.000€ si se acometiesen unas obras por valor de 750.000 €. La TIR simple es del 10% por tanto. Usted va al banco y le pide financiación basándose en la experiencia de la ESE que ejecuta el trabajo y en que la UE pone 250.000€ en concepto de fondo reembolsable. El banco se siente más tranquilo cuando ve entrar fondos públicos europeos en la operación y le concede los 500.000€ que necesita y devolverá en 10 años.

Eso es todo, invertir para recoger. Ganar ahorrando. Sin primas ni tarifas. Sólo una brutal bajada de los precios de la energía daría al traste con esto. Pero el peak-oil hace este escenario altamente improbable. No hace falta decirles lo bien que sentarán estas actuaciones a un mercado inmobiliario hundido y a un sector, el de la construcción, tan faltito de i+d y medidas innovadoras que lo pongan en valor.

 

Pues bien, la Ley que ha aprobado el Ministerio de Fomento choca radicalmente con otra aprobada por el Ministerio de Industria. Los planes de rehabilitación energética colisionan frontalmente con el oligopolio energético. Entre los fines que se establecen en el artículo tercero de la Ley 8/2013 estará el de priorizar las energías renovables frente a los combustibles fósiles y combatir la pobreza energética con medidas a favor de la eficiencia y ahorro energético.

Díganme, ¿cómo podemos priorizar las energías renovables si gracias a la mal llamada reforma energética autoconsumir con renovables en un edificio es más caro que consumir del mix eléctrico que es en gran parte de procedencia fósil? Mientras un ministerio se esfuerza en poner trabas al desarrollo de las renovables sin primas y en ignorar todo lo que suponga una posibilidad de ahorrar en el consumo de energía, otro intenta llevar el ahorro y la eficiencia y la generación de energía renovable in situ al lugar que se merece dentro de un marco comunitario.

Un perfecto ejemplo de esquizofrenia gubernamental energéticamente ineficiente.

 

 

  1. en respuesta a Siames
    -
    #9
    25/07/13 01:10

    Hola Siames,

    Creo que te estás liando. A nadie le cobran la energía eléctrica a más de 0,4€ ni mucho menos a los que van directamente al mercado a comprar la electricidad.

    Si no vas directamente al mercado de generación (que en cualquier caso habría que pagar los peajes correspondientes para llevar la energía al punto de suministro) y te refieres a una factura doméstica tienes que saber que en esa factura no solo se incluyen los costes de generación de la electricidad sino también los del transporte, distribución, comercialización, impuestos varios etc... por lo que comparar ese 0,4€ que comentas (coste total) con el 0,4€ que yo comentaba relacionado con la prima solar fotovoltaica (exclusivamente generación de la electricidad) no tiene ningún sentido.

    Si es este último caso y el dato que comentas es correcto, es decir, la factura te sale a un coste medio por kWh tan alto, quiere decir que tu consumo es muy muy bajo y los costes fijos (término de potencia) tienen un peso muy superior a los del término variable (consumo). En resumen, que tu consumo en tu hogar habitual es muy bajo, o estás hablando de una segunda o tercera residencia que casi no tocas.

    Si es así podría llegar a darse el caso curioso de que incluso en algún periodo te salga un precio medio de más de 1€/kWh, pero eso sería porque habrías consumido unos pocos kWh... pero creo que tampoco hay que llegar a estos extremos para justificar lo que no tiene justificación alguna: pagar 8 o 10 veces más por un producto que no tiene diferenciación ninguna.

    Saludos!

  2. #8
    24/07/13 13:29

    Muy bueno.

  3. en respuesta a Solrac
    -
    #7
    24/07/13 13:01

    Te equivocas Solrac, el que es inmoral a sabiendas es también un malvado.

    Los que están o han estado en la cúpula del poder y están, o estarán, en los consejos de administración de los grandes oligopolios no buscan el bien común, solo les preocupa sus propios intereses.

  4. en respuesta a H3po4
    -
    #6
    24/07/13 11:57

    En mi factura me cobran la electricidad a mas de 0,4

  5. en respuesta a Karinsky
    -
    #5
    24/07/13 11:39

    Yo tampoco lo veo. A lo mejor es que en el 2021 los edificios nuevos van a ser 4... :)

  6. en respuesta a Lafargue
    -
    #4
    24/07/13 01:48

    Lafargue, así es, la realidad es otra muy diferente de que la que mayoritariamente se vende en los foros y en concreto la que se difunde en este blog.

    El tema es muy sencillo:
    - en la tarifa eléctrica se han incluido una serie de costes brutales que esta no puede asumir, principalmente subvenciones a tecnologías renovables (especialmente a las más ineficientes y poco desarrolladas, las solares), e impuestos. Estos costes hay que sacarlos de ahí.
    - en España, debido a una planificación energética en los últimos 15 años esquizofrénica, hay un importante excedente de capacidad de generación.

    Consecuencias:
    - todos jodxxxx: consumidores pagando precios altos por el suministro eléctrico, eléctricas verticales integradas teniendo que asumir reducciones de ingresos de los que no tienen culpa algunas, empresas de renovables que ven que sus ingresos caen y que sus perspectivas de negocio futuro caen aún más, etc... Todos joxxxxx.
    - no se incentivan las nuevas instaciones de generación DE NINGÚN TIPO, ni las renovables ni las que no lo son. Simplemente no son necesarias.

    Y en mi opinión, que es lo que he constatado desde hace años, es que todo lo demás es venta de humo y tratar de hacer comulgar con ruedas de molino. Se quejan de que el pool es injusto y tal y cual, y resulta que le precio del pool es entre 0,04 y 0,06€/kWh, mientras que las fantásticas y ecologistas tecnologías solares se están pagando a 0,250 - 0,400€/kWh... y se han estado pagando incluso a 0,48€/kWh. Es de locos.

    La pregunta es: ¿quién puede querer pagar 8 veces más por la generación eléctrica y al mismo tiempo criticar a los que generan a un precio razonable?

    Saludos!

  7. en respuesta a Lafargue
    -
    #3
    23/07/13 20:23

    Interesante comentario Lafargue.

    Creo que para llegar a la categoría de canalla no hace falta ser mala persona, basta con la amenaza de perder tu puesto de trabajo, el colegio de tus hijos o tu estatus social. ¿Cuántos bancarios comercializaron preferentes porque les iba el colegio privado del niño en ello? Así que no pensemos en Nadal como un demonio o Soria como un orco, son personas normales y corrientes, eso sí, con la moral en mínimos.

    Estaría dispuesto a pensar en que el gobierno socialista hizo lo que se vio obligado a hacer cuando acometió el primero de los seis recortes a las primas. Entonces se escuchó, se negoció, etc... Pero después vinieron varios recortes más mientras la maquinaria mediática trabajaba a todo gas, así se vio ya claramente que se trataba de una lucha del poder establecido contra uno emergente que en pocos años lo pisoteará (obsérvese que sigo usando el tiempo futuro, no el condicional). No hay seres malvados, sólo miedo a perder los privilegios y el estatus. Y por supuesto muy poca vergüenza y nula moral.

    Si recortar con carácter retroactivo puede tener cierta justificación a la luz del endeudamiento del Estado (olvidando los mil casos de corrupción que dilapidan el patrimonio patrio, eso sí) impedir el balance neto es a todas luces injustificable, no le cuesta un duro al gobierno. Podrían haber instaurado un peaje "razonable" que beneficiara a todos, renovables y distribuidoras, pero no. No es suficiente para mantener el modelo caduco de negocio del oligopolio. Si una empresa eléctrica es incapaz de adaptarse a los nuevos modelos de negocio que sí imitan muy bien en Alemania, por ejemplo, reacciona con toda la maquinaria posible. Y créeme, tienen mucho cash para comprar voluntades y reclutar muchos mercenarios entra las plumas de los rotativos y las gargantas de los micrófonos.

    Yo estoy tranquilísimo porque no voy a sueldo de nadie, escribo el blog porque quiero porque sé que me leen y la gente se educa gracias a lo que cuento, como yo me educo leyendo otros blogs de por aquí. Y eso es muy bueno para el futuro que quiero dejar a mis hijos, que es lo que más me importa hoy día. Si tuviera que reinspeccionar mis motivaciones para defender un modelo energético como el que defiendo, ¡qué tranquilo me quedaría! Porque lo hago en completa libertad y bajo el punto de vista de un análisis científico desapasionado. La termodinámica, el sentido común... y hasta las mentes más brillantes de Europa, EE.UU. y muchos otros sitios del mundo están conmigo.

    Saludos.

  8. #2
    23/07/13 19:16

    Buenas.

    Felicidades por el artículo: me ha parecido que apunta varias ideas de interés. Desde mi limitada experiencia, sí que me gustaría mostrarme un poco más pesimista sobre la rentabilidad que presentan las reformas de mejora de eficiencia energética en edificación residencial, al menos en el corto plazo y pensando directamente en un usuario particular medio. Es difícil generalizar sobre los plazos de amortización porque entran en juego factores como el tipo de medida concreta a tomar o el punto de partida (antigüedad, conservación, necesidades,...), pero a día de hoy no es extraño obtener retornos bajos o incluso negativos en función del caso. Si hablamos directamente de la introducción de aprovechamientos por medio de energías renovables (geotérmica, minieólica,... e, incluso en determinadas situaciones, de solar térmica), tengo la sensación de que existe un hándicap económico en el corto plazo que sólo el grado de concienciación del usuario/propietario o la obligatoriedad normativa pueden hacer pasar por alto.

    Por mi parte, más que en la valoración exclusivamente económico-energética, confío en el hecho de que el parque de viviendas va a llegar a un punto en el que la rehabilitación va a ser una opción inevitable por razones funcionales, estructurales, de habitabilidad, urbanísticas,... y que, puestos a tener que plantear ese tipo de intervenciones, dentro de esa combinación de factores a valorar, también se tenga en cuenta con igual consideración el aspecto energético (en lugar de estar a menudo lejos de tener peso en las distintas fases de ejecución de proyectos).

    Asimismo, pese a que tal vez sea aventurar demasiado, dado la situación de la que partimos y conociendo un poco el grado de requisitos que implica un consumo casi nulo, veo complicado que en el año 2021 todos los edificios nuevos vayan a alcanzar ese nivel de exigencia. Viendo cómo ha sido la implantación del CTE, aprobado en 2006,y la distancia que aún existiría respecto a un estándar pasivo, en un mercado además que no deja de caer, creo que es un salto demasiado largo. Veremos, en cualquier caso.

    Un saludo.

  9. #1
    23/07/13 19:06

    Hola Solrac. Se dice que no hay que atribuir a la maldad lo que se puede atribuir a la estupidez. Tiendo a pensar que mi gobierno, con las medidas que está tomando en materia de renovables (y educación, sanidad, etc.), es estúpido y quizás malvado. Pero haciendo un esfuerzo, pecando de candidez, y desafiando la evidencia, intento creer que no lo es, que soy yo el que no lo entiende, y que el gobierno se ve obligado por la coyuntura y porque tiene datos que yo no tengo o no entiendo. No es fácil gobernar España a gusto de todos.

    Si tuvieras que ser "abogado del diablo", y defender lo contrario de lo que sueles defender en tu blog, es decir, si tuvieras que defender las medidas del gobierno en materia de renovables, ¿cómo lo harías? Sé que no te corresponde a ti contestar, pero muchas veces el que más defiende una postura suele conocer sus puntos débiles y me podría dar alguna pista de lo que ocurre. Tampoco encuentro los argumentos del gobierno (quizás estén en la exposición de motivos del decreto, no sé).

    Por lo que leo por ahí, me consta que no se ha tenido en cuenta al sector de renovables y están muy, pero que muy enfadados y llevando el tema a los tribunales. Pero me cuesta creer que se ha dado el decretazo sin consultar ningún comité de expertos, asesores, catedráticos, ingenieros, no sé... ¿Es sólo para beneficiar a un puñado de familias que pululan por los consejos de las grandes eléctricas? ¡No puede ser sólo eso! Tiene que haber algo más. ¿Pero el qué? No entiendo lo que ocurre en España. ¿Alguien me orienta?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar