Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Psicología del inversor. Las decisiones de Star Trek

En la últimas décadas se han hecho grandes avances en la psicología aplicada a la inversión y mucho de ello se debe a Daniel Kahneman (premio nobel de economía en 2002) y su compañero Amos Tversky que podría haber recibido también el premio de no haber muerto antes.

Muchas son las enseñanzas de estos dos investigadores y esta ocasión será para exponer como veían el cerebro humano y como actuaba ante las decisiones diarias y muy en concreto en las finanzas.

Nos dejamos llevar por impresiones, sentimientos y por la confianza que tenemos en nuestras creencias y preferencias intuitivas suponiendo que están justificada, aunque no siempre. Con frecuencia nos equivocamos y es más probable que un observador objetivo detecte nuestros errores antes que nosotros mismos. Es de gran importancia la toma de decisiones en condiciones de incertidumbre y es unos de los fenómenos de la economía conductual. Uno de los avances más importantes es que ahora entendemos tanto las maravillas como los defectos del pensamiento intuitivo.

Muchas de los errores deben a los sesgos de intuición. Nos dejamos llevar por impresiones y sentimientos y por la confianza que tenemos en nuestras creencias y preferencias intuitivas están justificada, pero no siempre. Con frecuencia nos equivocamos y es más probable que un observador objetivo detecta nuestros errores antes que nosotros mismos. Es de gran importancia la toma de decisiones en condiciones de incertidumbre y es unos de los fenómenos de la economía conductual. Uno de los avances más importantes es que ahora entendemos tanto las ventajas como los defectos del pensamiento intuitivo.

Se le atribuye a Ben Graham  “el principal problema del inversor –e incluso su peor enemigo- suele ser el mismo.

Kahneman nos dice  que el método  para pensar de qué forma funciona nuestro cerebro consiste  en imaginar que tenemos dos sistemas diferentes incorporados a la mente. Estos investigadores Identifican los dos sistemas de conducta y de una forma simple los llaman Sistema 1 y Sistema 2.

Dice que el sistema 1 actúa primero con la conclusión y los argumentos vienen después, es crédulo tiende a creer y se distingue por construir la mejor historia posible que incorpore ideas activadas en el momento, pero no tiene en cuenta la información que no posee. Cuando la información es escasa, cosa que comúnmente ocurre, el sistema 1 opera como una máquina de saltar a las conclusiones. Entre las características básicas del sistema 1 se cuenta su capacidad de generar expectativas. El sistema 1 puede tratar con historias en que los elementos están causalmente relacionados, pero es débil en razonamientos estadísticos.

El sistema 2 tiende a dudar y no creer pero este sistema está a veces ocupado y a menudo es perezoso. Así las personas son más susceptibles de ser influenciadas cuando están cansadas.

Hay dos posible causas para que falle el sistema 2: ignorancia o pereza.

El sistema 1 sugiere una intuición incorrecta y el sistema 2 lo aprueba y lo expresa en un juicio.

Cuando se hace un juicio intuitivo incorrecto hay que acusar tanto al sistema 1 como al sistema 2. El sistema 1 sugiere una intuición incorrecta y el sistema 2 lo aprueba y lo expresa en un juicio.

Estos dos sistemas podían estar caracterizados como el doctor McCoy y el señor Spock. De  Star Trek. McCoy era un humano que siempre dejaba que sus emociones rigiesen su vida diaria. Por el contrario, Spock (mitad humano y mitad vulcaniano) había decidido a eliminar sus emociones, dejando que la lógica impulsara sus decisiones. Los vulcanianos eran una especie de humanoides celebres por intentar vivir de acuerdo con la lógica, sin que en sus actos fuesen influidos por las emociones. La parte de McCoy de nuestro cerebro es básicamente el enfoque emotivo de la toma de decisiones. Es la opción predeterminada, así que toda la información pasa en primer lugar por este sistema para ser procesada. Es automático y no requiere ningún esfuerzo. Sus juicios se basan generalmente en aspectos tales como similitud, familiaridad y proximidad en el tiempo. Estos atajos mentales permiten gestionar gran cantidad de información de manera simultánea. En realidad es un sistema  rápido, que trata de proporcionar respuestas correctas aproximadas, más que precisas. Para que este sistema crea que algo es válido, le basta con necesitar que así sea.

La parte de Spock de nuestro cerebro, procesa la información de manera más lógica. Para que este sistema se ponga efectivamente en marcha se requiere un esfuerzo deliberado. Trata de proporcionar un enfoque deductivo y lógico a la resolución de problemas. Sin embargo, solo puede actuar paso a paso por lo que supone una manera lenta y secuencial de gestionar la información. Para que este sistema crea que algo es verdadero se requieren pruebas lógicas. El ser humano piensa que actúa como el sr Spock. Sin embargo los cierto es que el sistema 1 determina muchas más de nuestras acciones de las que nos gustaría reconocer. De hecho con mucha frecuencia acabamos confiando en nuestra primera reacción emocional y solo ocasionalmente acudimos al sistema 2 para revisar la decisión. Los neurobiólogos han descubierto que las partes del cerebro asociadas con el sistema 1 son mucho más antiguas, evolutivamente hablando, que las partes asociadas al sistema 2. Es decir, hemos desarrollado la necesidad de las emociones antes de la lógica. Todos utilizamos ambos sistemas porque son necesarios. Desde la perspectiva inversora lo mejor sería utilizar el sistema 2. Los humanos tendemos a utilizar el sistema 1. Se le atribuye a Warren Buffett  que los inversores tienen que aprender a controlar sus emociones  (sistema 1) dice: El éxito en las inversiones no se corresponde con el coeficiente intelectual una vez se está por encima de cien. Si tienes una inteligencia corriente, lo que necesita es carácter para controlar los impulsos que hacen que otras personas tengan problemas a la hora de invertir. Como parece que también dijo Buffett : Invertir es sencillo pero no fácil.

Los errores del pensamiento intuitivo son muy difíciles de prevenir. La buena noticia es que esto no tiene por qué ser así. Podemos aprender a tomar mejores decisiones, no es fácil, pero es posible. Así como la ciencia económica detecta muchos problemas, la neurociencia nos dice que cada vez tenemos más posibilidades aprender y superarnos. Normalmente reconocemos los errores pero los vemos más fácilmente en los demás que en nosotros mismos.

En Bolsa el sistema 1 es propenso a las modas, a calcular mal los dividendos, el Per, las noticias por lo que hay que educar al sistema 2 que no sea tan perezoso reflexione, en el fondo no deja de ser cuestión de sentido común.

Podría decirse que disponemos de dos sistemas totalmente distintos pero se complementan y los dos son necesarios para la toma de decisiones, sabemos que nos llegaran a través de las emociones por el Sistema 1 y no debemos dejar de que el Sistema 2 sean holgazan.

8
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  • Bolsa
  • Benjamin Graham
  • Daniel Kahneman
  1. en respuesta a Ismael Vargas
    -
    #8
    23/05/14 23:16

    para seguir los mercados me gusta hacerlo observando bien el contexto y se adelanta bastante con las cuatro ramas que has mencionado.

    La neuroeconomía, también está participada por la psicología, la neurología y la economía. Sirve para la comprensión de la economía real y explica cómo se toman las decisiones, tanto aquellas que están en el plano financiero como las de consumo diario.

    como en todo, cuando uno cree que sabe algo se empiezan a abrir mas puertas y vemos mas las carencias que tenemos y que siguen habiendo muchas cosas por aprender.

    y aun se dice que esto es fácil.

  2. en respuesta a Coe51z
    -
    Top 100
    #7
    20/05/14 09:18

    Ahí está, gran artículo también, yo soy partidario totalmente de este tipo de "directivos" con habilidades sociales, todo lo contrario de lo que sucedía hace unos años, ahora parece que está cambiando el perfil. Hace unos años parece que los directivos "Target" eran los fríos y calculadores, sin sentimientos (aparentemente) y con una gran severidad. Parece que está cambiando hacia personas motivadoras, con habilidades sociales etc.

    Ahora cada vez más se ven "Coach" muchos son pseudo-coach, pero el fondo de la cuestión es que efectivamente personas motivadas, que saben trabajar en equipo con habilidades sociales, empáticas, etc son más productivas y pueden alcanzar un mejor clima laboral.

    Parece que para ser productivo hay que estar castigado, pero no es así.

    Es un tema que a mi me gusta mucho, durante la carrera hemos hecho algunos experimentos de economía comportamental (cómo se comportan los agentes en determinadas circunstancias económicas y sociales). No olvidemos que la economía es una rama de la sociología, que se separó. De hecho en mi carrera el último año que se impartía la optativa de sociología, fue el primer año que yo empecé y me la pude coger ( libro de Anthony Giddens), de hecho haciendo memoria mis preferencias para elegir carrera eran:


    1. Economía

    2. Sociología

    3. Psicología

    4. ADE

    Son temas apasionantes, muy apasionantes.

    Saludos!

  3. en respuesta a Ismael Vargas
    -
  4. en respuesta a Coe51z
    -
    Top 100
    #5
    20/05/14 08:38

    Si, estoy convencido de ello, neuroeconomía, finanzas comportamentales... Son temas muy interesantes. Además me gustan mucho, en algún momento de mi vida me he planteado, tras haber estudiado economía, hacer una especialización en neurociencia, pero sería, aparentemente, desviarse demasiado del tema... Pero me encanta ese tema.

    Un saludo y gracias!

  5. en respuesta a Comstar
    -
    #4
    19/05/14 21:11

    Utilizo la expresión “sentido común” porque es una forma más coloquial de explicarlo. En los últimos años esta expresión está más desarrollada y es mejor denominarla “inteligencia practica”, así lo tenía escrito en principio y lo cambié para hacerlo más coloquial, pero al mismo tiempo le quité precisión.
    Por otra parte no estoy de acuerdo que el sentido común” o la “inteligencia practica” esté en función con el nivel de información de cada uno. No tiene nada que ver con la información ni con el cociente intelectual.

    Podíamos decir que estos dos conceptos son la capacidad de cada persona para salir triunfante de los problemas que se le presentan en la vida.
    Según Kahneman el sistema 1 es intuitivo y el sistema 2 racional. Esto es debido a la formación del cerebro humano. Ninguno de los dos puede ir solo y esto lo sabemos o lo intuimos todos y la inteligencia práctica consiste en saber hacer trabajar a los dos sistemas en equipo.

    No podemos saber nada si no es a través de los sentidos pero no se les debe hacer actuar solo a este sistema ya que es incompleto y es sistema 2 es demasiado racional no avanzaríamos nada.
    Cada persona tiene un nivel de información y de formación pero independientemente del nivel que tenga, la inteligencia práctica ha de trabajar sabiendo que nivel de formación tiene y que nivel de creencias viene a través de los sentidos.

    En definitiva, la naturaleza nos da unas cartas y tiene más posibilidades de ganar quien tiene mejores cartas pero también es muy importante saberlas jugar.

  6. en respuesta a Ismael Vargas
    -
    #3
    19/05/14 21:10

    Daniel Goleman dio un paso muy importante con Inteligencia Emocional; a partir de ahí teníamos dos conceptos: el cerebro pensante y el cerebro que siente; el paso más reciente que puede llamarse “inteligencia practica” es encontrar al director de orquesta que los coordine.

    Importantísimo en la vida y aunque esto es reciente, dentro de pocos años será la tercera gran corriente del pensamiento bursátil.

  7. Top 100
    #2
    19/05/14 20:22

    El sentido común depende del nivel de información. Lo que para uno es sentido común, para otro no lo es. Sobre el tema de la inteligencia, en los EE.UU. los blancos tienen mayor IQ que los negros, y de allí se derivan muchos argumentos racistas, pero también se alega que el IQ está culturalmente sesgado. No veo que a las culturas africanas les importara mucho ver secuencias de cartas... El tema de la inteligencia en todos los sentidos es un tema debatible. No porque no hablen, podemos decir que los animales sean menos inteligentes que no sotros. Nunca hemos hablado con ellos como para saberlo.

  8. Top 100
    #1
    19/05/14 11:12

    Gracias, yo también considero que el aspecto emocional es muy importante, y ya no sólo para la bolsa, sino para la vida cotidiana. Por ello leí Inteligencia Emocional ,de Daniel Goleman, trata temas muy interesantes sobre el aspecto emocional y comportamental, y el porqué de nuestras decisiones, lo que ayuda a tomar mejor nuestras decisiones.

    Saludos!

Definiciones de interés
Sitios que sigo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Configurar
Rechazar todas
Aceptar