El baile de las telecos, las fusiones que se avecinan

45 respuestas
El baile de las telecos, las fusiones que se avecinan
3
suscriptores
El baile de las telecos, las fusiones que se avecinan
Página
2 / 4
#16

La CNMC abre el mercado de las telecos, primeros pasos del baile de las telecos...la música ya esta sondando.


 
La CNMC ha lanzado una consulta sobre la nueva regulación del mercado de banda ancha a las operadoras para posteriormente consultar a la Comisión Europea. Está previsto que la nueva regulación se apruebe, como pronto, el próximo verano.


Entre los puntos más destacados, la CNMC plantea una mayor liberalización del mercado de fibra, ampliando el número de ciudades en las que considera que la competencia es suficiente y por tanto, en las que no existe la exigencia de compartir la red a precios regulados.


La nueva propuesta multiplica por 10 el número de ciudades con competencia suficiente hasta unos 600 municipios, ampliando la liberalización del mercado hasta el 67% de la población española, desde el 35% actual, y cercana al 75% de la huella total desplegada.
En el resto de municipios, más de 7.500 con características más rurales, se mantendría la normativa vigente y Telefónica tendría que seguir ofreciendo la fibra a precios regulados. Otra de las medidas incluidas es la liberalización de precios del ADSL, que utiliza la red antigua de cobre.


En este caso, la CNMC propone eliminar la obligación de que los operadores repliquen los precios ofrecidos por los mayoristas y acortar los plazos para que Telefónica pueda cerrar las centrales de cobre en la que tenga alojados operadores rivales, una medida que permitiría recortar costes de mantenimiento por duplicidad de redes.

Noticias positivas, si bien el proceso para que se aprueben las medidas propuestas es largo en tiempo y puede sufrir modificaciones. 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#17

Telefónica: amortización de un 1,5% de su capital social para pagar dividendo.


 
Telefónica ha dado este jueves las primeras pistas sobre su próximo dividendo elección, que llegará al bolsillo de sus accionistas el próximo enero. En este sentido, ha anunciado que el día 10 de diciembre será el último día para hacerse con acciones de la multinacional con derecho al cobro de esta retribución.

Los detalles definitivos del scrip dividend de 0,20 euros por acción se determinarán por Telefónica en una reunión de su comisión delegada que se celebrará el próximo 4 de diciembre. Si bien, ya se ha adelantado que las cinco sesiones bursátiles anteriores a esta última fecha "determinarán el precio de cotización que se aplicará a la fórmula de fijación del precio de compra de los derechos de asignación gratuita y a la del número provisional de acciones a emitir".

 
Por otra parte, Telefónica ha anunciado que propondrá a su próxima junta general de accionistas, cuya fecha está aún pendiente de determinar, la amortización de un 1,5% de su capital social. Una operación que la multinacional pretende llevar a cabo mediante la amortización de acciones propias en autocartera.

Esto supondría prácticamente liquidar toda su autocartera, ya que actualmente, tal y como recogen los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta asciende a 82,32 millones de acciones propias. Esto es un 1,54% de su capital social.

Además, este jueves Telefónica ha publicado un beneficio de 671 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Una cifra que representa un retroceso del 50,1% respecto al mismo periodo del año pasado, impactada principalmente por el deterioro de 785 millones de euros aplicado en los activos de su filial en Argentina y la depreciación de las monedas latinoamericanas.






No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#18

Telefónica rebota casi un 9% en Bolsa entre rumores de fusiones en España y aliviada por Fitch


Las acciones de Telefónica han subido hoy casi un 9%, y han recuperado la cota de los 3,59 euros. De hecho, los títulos han estado inhibidos, por momentos. Ayer, las matildes se dejaron cerca de un 3,5%, todavía bajo el efecto de la resaca de la rebaja en su calificación por parte de S&P. Las acciones suben un 31% desde su mínimo anual de 2,71 euros, marcado a principios de noviembre, si bien en el año ceden todavía más de un 40%.

La operadora se ha visto favorecida por las especulaciones sobre posibles fusiones entre operadoras en el sector en España, con el consiguiente recorte del número de operadores y menore presión competitiva, según fuentes del mercado.

Además, tras el varapalo sufrido el pasado viernes con la rebaja del rating por parte de S&P, hoy la agencia Fitch ha mantenido el rating y la perspectiva del grupo español en BBB y estable, respectivamente, destacando su posición en el mercado doméstico, así como la fortaleza en infraestructuras, con sus amplios despliegues de fibra.

En su informe, Fitch destaca que la escala y la posición de Telefónica en sus negocios domésticos por si sola es suficiente para respaldar la calificación con grado de inversión, y los ingresos son suficientemente más altos que los de compañías del sector con el mismo rating y perspectiva, como la holandesa KPN y la británica BT.

Mientras la compañía tiene un apalancamiento más alto, todavía se compara operacionalmente con otros competidores como Orange y Deutsche Telekom.

La agencia destaca el negocio doméstico como clave para el rating, al suponer España un tercio del ebitda del grupo en 2019. En un mercado altamente desarrollado en la convergencia fijo-móvil, Telefónica tiene una cuota en el mercado de banda ancha del 45% y del 30% en el móvil. “España es uno de los países de Europa con la mayor cobertura de fibra óptica, situación que ha sido impulsada por Telefónica”, dice la firma.

Firch recuerda que Telefónica ha enfocado su portofolio en cuatro grandes mercados, España, Brasil, Alemania y Reino Unido, en los que sus negocios tienen gran escala y fuerte posición en el mercado. “La fusión de Telefónica O2 y Virgin Media en Reino Unido debería facilitar la generación de sinergias significativas y crear un fuerte competidor en el área de convergencia fijo-móvil”, dice la agencia, que cifra en 540 millones de libras, las sinergias anuales de la transacción.

Con respecto a la segregación del negocio en Hispanoamérica, Fitch cree que es positivo en términos crediticios. En principio, el efecto sobre el rating es moderado, si bien la agencia apunta que la venta de una mayoría del capital en esta división daría a la compañía un mayor espacio para reducir la deuda de forma sustancial.

Igualmente, Fitch advierte de que la evolución de las divisas latinoamericanas son un riesgo para una posible rebaja del rating de la compañía. La agencia indica que Telefónica ha sido prudente en la gestión del apalancamiento y la remuneración al accionista. Sin embargo, espera que en 2020, el apalancamiento de la teleco se sitúe en 3,7 veces en el ebitda, en lugar de 3,6 veces. “Estimamos un impacto de o,3 veces el ebitda a causa de la depreciación del real brasileño”, indica Fitch, que alade que el riesgo de las monedas no está en este momento en el escenario, si bien si perdura la debilidad de las divisas, aumentaría la presión sobre el rating.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#19

La brasileña Oi, objetivo de Telefónica, salda su deuda millonaria con el Estado



 
Oi, la mayor operadora brasileña de telefonía fija y que se encuentra en proceso de recuperación judicial y cuya subasta de operaciones móviles tiene a la española Telefónica como comprador preferente, llegó a un acuerdo con el Estado para pagar la mitad de su deuda por multas impuestas por el regulador, que suman 14.300 millones de reales (unos 2.698 millones de dólares). Se trata del mayor acuerdo de este tipo formalizado por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y la Fiscalía, según un comunicado divulgado este viernes por la Abogacía General del Estado (AGU, por sus siglas en portugués), oficina encargada de los asuntos jurídicos del Gobierno.

De acuerdo con los términos, Oi pagará 7.200 millones de reales (unos 1.358 millones de dólares) la mitad de la deuda total que tiene con el Estado por 198 multas impuestas por la Anatel. La otra mitad de la deuda de la empresa no se pagará por el proceso de recuperación judicial que adelanta Oi, ya que parte de esas obligaciones ya se consideraban irrecuperables, informa Efe. 


 
La legislación brasileña vigente permite que las grandes empresas que se encuentran en proceso de reestructuración liquiden sus deudas con descuentos que pueden llegar hasta el 50%, además de plazos de pago que pueden extenderse hasta por siete años. Según el comunicado divulgado por la AGU, el acuerdo finiquita unas 1.700 demandas presentadas contra la operadora.


Oi, la mayor operadora brasileña de telefonía fija y la tercera en telefonía móvil del país, acumuló pérdidas por 12.328 millones de reales (unos 2.282 millones de dólares) en los primeros nueve meses del año, un 80,9% superiores a las que registro en el mismo período de 2019, según el balance divulgado por la compañía. Las obligaciones de la empresa hasta finales de septiembre sumaban 26.929 millones de reales (unos 4.986 millones de dólares), un 50,3% más que las registrados en el comparativo interanual.

El plan de reestructuración aprobado busca que la compañía tan solo mantenga sus operaciones en banda larga y telefonía fija, por lo que prevé la venta de diferentes activos de la operadora, entre los cuales la unidad de telefonía móvil, cuya subasta está prevista para mediados de diciembre. Un consorcio integrado por las subsidiarias en Brasil de la española Telefónica, que opera en el país bajo la marca Vivo, la mexicana América Móvil (Claro) y Telecom Italia (TIM), tiene la preferencia para adquirir en subasta las operaciones móviles de Oi, que pretenden dividir y repartirse 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#20

Telefónica comprara la brasileña Oi , junto a Telecom Italia y Claro.


 
Telefónica tiene un obstáculo menos para hacerse con la brasileña Oi Móvil, cuarta firma de este mercado en el país, por la que ha presentado una oferta conjunta con Telecom Italia y Claro, la operadora controlada por el mexicano Carlos Slim. Algar Telecom, participada en el país del fondo soberano de Singapur accionista de la española Cellnex, Government of Singapore Investment Corporation (GIC), ha abandonado finalmente la carrera por Oi y no acudirá a la subasta prevista en principio para el próximo 14 de diciembre.

GIC ha tomado posiciones en Cellnex y controla un 7,03% del capital del gigante de las torres de telecomunicaciones español. En 2018 adquirió por 200 millones un 25% de Algar Telecom y en verano dio su apoyo financiero a su participada para pujar por Oi Móvil, que tiene un 17% del mercado brasileño de móviles y que afronta la venta de sus activos para salir del concurso de acreedores.

Sin embargo, la firma ha decidido abandonar la carrera y no competirá con los tres primeros del sector ‘teleco’ en Brasil, según apuntan medios locales. Telefónica, que opera a través de la marca Vivo, Claro, de América Móvil, y Telecom Italia han presentado una oferta conjunta y además tienen la condición de ‘stalking horse’, es decir, han recibido de Oi el derecho de tanteo sobre cualquier oferta superior que aparezca por sorpresa en la próxima subasta.

Para Algar Telecom el precio ofertado por Telefónica, Claro y Telecom Italia, 2.600 millones de euros, es imposible de igualar. Ni con el apoyo financiero del fondo soberano de Singapur. Se trata de una operadora regional que necesita crecer para poder competir en el país con los tres gigantes pero la operación le viene grande. Está previsto que el 14 de diciembre españoles, mexicanos e italianos cierren la compra de Oi y se repartan sus activos.


Además de Algar Telecom, el otro posible rival, Highline Brasil, grupo controlado por el fondo estadounidense Digital Colony, también ha renunciado a pujar por los activos móviles de Oi. Durante un tiempo fue el negociador preferente de Oi pero finalmente desistió y a principios de noviembre anunció que no pujaría por la filial móvil. Tampoco ha sido posible que ambos rivales se juntasen y pujaran contra Telefónica, América Móvil y Telecom Italia. Highline sí ha sido la adjudicataria la semana pasada de las 3.800 torres de Oi.

Pese a la retirada definitiva de Algar Telecom, la compañía confía todavía en que las autoridades de competencia del país obliguen a los tres gigantes del sector a desprenderse de parte de los activos, momento en el que esta firma aparecería de nuevo en la operación.
Operación clave para Telefónica

La operación es clave para la operadora que preside José María Álvarez-Pallete. La oferta conjunta de los tres líderes del mercado -Telefónica ya tiene el 32% del mercado móvil, mientras Claro tiene el 25% y TIM, el 23%- busca repartirse los activos y evitar a las autoridades de competencia. 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#21

Fusiones en 'telecos': la llave está en Competencia


Aunque las posibilidades de una integración entre telecos en España son cada vez mayores, por la mala situación financiera de los grupos y su necesidad de invertir, el riesgo de que la Comisión Europea imponga duras condiciones que facilitasen la creación de un nuevo cuarto operador, podría dar al traste con cualquier tentativa. Por eso los remedies serán un elemento clave de la próxima fusión.

Muchos analistas consideran que el mercado español de telecomunicaciones está abocado a medio plazo a un proceso de consolidación por el que algunos operadores se fusionen, compren o sean comprados por otros para reducir el número de actores. 

Parece que se aproxima el momento en que los reguladores europeos tendrán que facilitar fusiones sino quieren que el viejo modelo se rompa definitivamente, por que los grandes no van a seguir invirtiendo, arriesgando para que aparezcan pequeños que les quiten sus clientes.

Un saludo.



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#22

Telefónica: el regulador británico acelera la fusión de Virgin Media y O2 en Reino Unido


Buena noticia para Telefónica. El regulador británico ha acelerado la revisión del proceso de fusión entre Virgin Media y O2 en Reino Unido, marcas de Liberty Global y Telefónica en este mercado. Aún así, los títulos de la operadora ceden un 3%, tras concluir este jueves el periodo que daba derecho a recibir el próximo dividendo de 0,194 euros brutos por acción.


La autoridad de competencia - Competition and Markets Authority (CMA) - ha aceptado la petición de ambas empresas para acelerar la Fase 2 de su revisión "a través de un proceso de 'vía rápida'".

"La opción de vía rápida proporciona flexibilidad en el proceso de la CMA y permite que estos casos progresen de manera eficiente y rápida", ha explicado el regulador, por lo que se trata de una noticia positiva para la operadora.

Telefónica llegó en mayo a un acuerdo con Liberty Global para unir sus negocios en Reino Unido y formar una 'joint venture' participada al 50% por ambas compañías (O2 Holdings y Virgin Media, respectivamente) que dará lugar a un proveedor integrado de telecomunicaciones en Reino Unido con más de 46 millones de suscriptores de vídeo, banda ancha y conectividad móvil y unos ingresos de aproximadamente 11.000 millones de libras.

REBAJA DE DEUDA

La transacción aportará un valor significativo, según Telefónica, con sinergias considerables y altamente apreciables valoradas en 6.200 millones de libras, en términos de valor actual neto excluyendo los costes de integración, capex e ingresos de 540 millones de libras al año, a partir del quinto año tras el cierre de la operación, y un flujo de caja libre positivo desde el primer año para Telefónica, que espera recibir 5.700 millones de libras de fondos totales tras el pago compensatorio que recibirá por valor de 2,5 millones de libras.

De esta forma, Telefónica rebajará su pasivo en entre 5.500 y 5.800 millones de libras (alrededor de 6.300 y 6.650 millones de euros al cambio actual). Al cierre de marzo, su deuda superaba los 38.200 millones de euros.

La 'joint venture' se fija un objetivo de deuda neta de entre 4 – 5 veces el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA). Esta transacción está totalmente alineada con la estrategia de la 'Nueva Telefónica' enfocada en mejorar el posicionamiento en sus mercados principales, ha dicho la operadora.

Las partes han acordado mecanismos de restricción a la transmisión de las acciones de la 'joint venture' a terceros, que tendrá una duración de hasta cinco años tras el cierre de la operación. A partir de ese momento, los socios podrán transmitir su participación a un tercero, sujeto a un derecho de adquisición preferente otorgado a favor del otro socio.


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#23

Moody’s cree que la fusión de Vodafone y MásMóvil tiene sentido, pero no descarta a Orange


La agencia Moody’s cree que las fusiones y adquisiciones pueden ayudar a mitigar la dura competencia en el conjunto de los mercados europeos. En la presentación de su informe de perspectivas para 2021, sus responsables han indicado que es poco probable que haya grandes operaciones transfronterizas, señalando que es más probable que haya operaciones de consolidación dentro de cada mercado.

La firma, además, cree que los reguladores son ahora más proclives a autorizar las fusiones, especialmente desde la sentencia del Tribunal de la Unión Europea, que falló contra Bruselas por bloquear en 2016 la fusión en Reino Unido entre Telefónica O2 y Hutchison.

En este escenario, la agencia afirma que España es uno de los países más competitivos de Europa con seis operadores integrados. Moody’s ha recordado que una de las operaciones corporativas más comentadas en el mercado español es la posible integración de Vodafone y MásMóvil que, en su opinión, tendría sentido dadas las sinergias que podrían obtenerse. La agencia recuerda que la evolución de la filial española de Vodafone no ha sido todo la buena que debía esperarse tras la decisión de salir del fútbol, perdiendo un poco su lugar en el mercado tras la compra de Ono. Con respecto a MásMóvil, señala que acaba de cambiar de propietarios con la entrada de KKR, Cinven y Providence, y ha destacado la capacidad de la dirección de ejecutar operaciones.

Moody’s, no obstante, no descarta que Orange pudiera meterse en esta transacción y contrarrestar el movimiento de Vodafone, puesto que MásMóvil supone una parte sustancial de sus ingresos mayoristas en España. Según la agencia, Vodafone está ahora inmersa en la salida a Bolsa de su filial de torres de telefonía móvil, con lo cual no podría afrontar dos operaciones de tanto calado en paralelo, mientras que Orange tiene una buena posición global con una amplia flexibilidad financiera.

En cualquier caso, la firma espera que las posibles fusiones no lleguen hasta el segundo semestre de 2021, una vez que haya concluido la subasta de espectro de 700 MHz, clave para el móvil 5G.

En términos generales, la agencia Moody’s mantiene la perspectiva negativa para el conjunto del sector de las telecomunicaciones en Europa para 2021, ante el crecimiento marginal de los ingresos. La firma cree que los desafíos estructurales persisten y la competencia intensa permanece en un mercado muy fragmentado.

Entre sus previsiones, Moody´s señala que el apalancamiento seguirá siendo alto, con un ratio de 3,2 veces en 2021, similar al de 2022, con el riesgo de un aumento en el futuro. “El sector no tiene capacidad para reducir el apalancamiento”, ha indicado Carlos Winzer, vicepresidente de la agencia y responsable del sector telecos, en una presentación con los medios de comunicación, señalando que las compañías tienen poca capacidad financiera para maniobrar ante el nuevo ciclo de inversiones.

El responsable advierte de que parte del apalancamiento de las operadoras no se va a ver ante la aparición de los vehículos de inversión en infraestructuras, en los que se va a dar entrada a fondos especializados, porque estas transacciones quedarán fuera del balance.

En términos generales, Moody’s cree que el crecimiento medio de los ingresos del sector en Europa no superará el 0,5%, como consecuencia de la dura competencia, mientras que las mejoras en el ebitda estarán limitadas a los posibles recortes de costes. Además, advierte de la presión para las operadoras para acelerar las inversiones en los despliegues de fibra y 5G.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#24

La ola de fusiones en las telecos agitará el mercado con Másmóvil en el centro


Tras la OPA sobre el cuarto operador, se esperan movimientos para reducir el campo de juego español especialmente competido por la irrupción de Virgin y el ascenso de Digi.

El año 2021 está llamado a ser el de las fusiones en el sector de las telecos. Más de un lustro después de la primera oleada, en la que las operadoras ONO y Jazztel cambiaron de manos, todas las señales apuntan a que habrá movimiento. La compra de Másmóvil por los tres fondos de inversión KKR, Cinven y Providence es el pistoletazo de salida. Los nuevos dueños del cuarto operador ya han advertido: habrá crecimiento con compras en el futuro. Pero el grupo dirigido por Meinrad Spenger no está solo. La irrupción de Virgin Telco, la marca nacional de Euskaltel, y el ascenso de la rumana Digi ha calentado el mercado, con niveles récord de ‘infidelidad’ de los clientes.

Desde hace varios años, los primeros ejecutivos de las principales operadoras han alzado la voz para defender la necesidad de una consolidación en el mercado español. Desde que en el año 2016 se formara el grupo Másmóvil, tras las compras de las operadoras Yoigo y Pepehone, la competencia en el mercado se ha calentado de manera importante. Ante esto, los directivos siguen señalando el camino. “Orange se mostraría favorable a cualquier consolidación que pueda contribuir a que el mercado sea más racional”, apuntaba en octubre el nuevo consejero delegado de Orange España, Jean François Fallacher. En verano, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, también hizo lo propio: “Las estrellas se están alineando para la consolidación".


Después de varios años señalando este camino de la consolidación, llegó 2020 y con él la pandemia global del coronavirus. Ésta sacudió todos los negocios, aunque el de las telecomunicaciones vivió una auténtica reválida ante la importancia de las redes. Su estallido tumbó los planes iniciales de OPA sobre Másmóvil de los tres grandes fondos de inversión internacionales, liderados por KKR. Unos meses después, y pese a las dudas sobre los efectos económicos, las gestoras formalizaron su oferta tras una renegociación. Casi 3.000 millones por el cuarto operador para excluirlo del Ibex 35 y contar con una pieza clave en la consolidación del mercado, no sólo en España sino también en Europa.



Tras el 'impasse' vivido durante los primeros meses de la Covid-19, y con Másmóvil en la recta final de su venta, el mercado demostró que la fuerte competencia está para quedarse. En septiembre, según los últimos datos que ha hecho públicos la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los cambios de operador se volvieron a disparar alcanzando un nuevo récord: 749.000 probabilidades móviles. Hay que recordar que ese nivel está significativamente por encima del que se daba en el mercado en el año 2014 y 2015. Este 'calentón' del mercado castiga a la cuenta de resultados de las compañías, por el esfuerzo comercial que supone -la captación suele hacerse a base de descuentos en el precio- y por los costes asociados a las transferencias de los clientes.

Fondos que buscan maximizar

En ese contexto, el movimiento de Másmóvil se ha interpretado como un pistoletazo de salida. Los nuevos dueños del cuarto operador ya avisaron en la presentación del folleto de OPA hace varios meses. Se comprometían a apoyar la estrategia de crecimiento "y explorar productivamente oportunidades de adquisición de activos y consolidación en el mercado".

Y advertían de que contaban con fondos de capital adicionales "necesarios para apoyar dicho crecimiento orgánico e inorgánico". Preparaban, por tanto, la chequera ante esta nueva oleada. Ante posibles operaciones vinculadas con Vodafone, el consejero delegado trató de despejar las dudas ante la plantilla y ante los periodistas: "No se va a hacer nada, no se piensa en un trading para nada; ni el management, ni accionistas de la compañía buscan una venta [a corto plazo]".

KKR y sus socios no han querido comprar Másmóvil para mantenerse al margen. Buscan maximizar los 3.000 millones de euros que han pagado por el operador. Como cualquier fondo de capital riesgo, buscan salir con la máxima plusvalía posible. Se da la circunstancia que en el quinto operador español, Euskaltel, también hay un fondo que persigue también rentabilizar su participación. El británico Zegona, formado por dos exdirectivos de Virgin (hoy en proceso de fusión con Telefónica en Reino Unido), se convirtió en accionista de la operadora vasca en el año 2017, cuando le vendió Telecable y recibió como pago principal sus títulos. El canje se hizo a 9,5 euros. Hoy la cotización se acerca a ese nivel, tras años muy abajo, ante la expectativa precisamente del baile de fusiones.

Por si fuera poco se ha sumado al festín un invitado inesperado hace años. La rumana Digi ha ido ganando enteros en el mercado, con su oferta convergente de fibra y móvil 'low cost', gracias al acuerdo mayorista regulado firmado con Telefónica.

De manera sistemática ha sido, junto a Másmóvil, la gran beneficiada de las portabilidades netas de los últimos trimestres. La compañía, cotizada en el mercado bursátil del país, se ha mantenido al margen de cualquier operación corporativa. Al menos, hasta ahora. Y, según confirman varias fuentes del mercado consultadas, mientras siga en fase de crecimiento rápido (hasta septiembre ha logrado 200 millones de ingresos), la compañía no buscará de manera proactiva una venta. En caso de que ésta se produjera, no sería una excepción. En España, la propia Másmóvil compró los activos españoles de la multinacional Lycamobile, muy potente en el segmento del prepago.

El papel de las tres grandes

Esos son los aspirantes. Y luego se encuentran las tres grandes operadoras, que se reparten la mayor parte del mercado: Telefónica, Orange y Vodafone. Las tres han visto dañado su negocio y sus márgenes por esta batalla por el 'low cost' y de captación de nuevos clientes. Las cuentas de resultados se han visto impactadas, con ingresos estancados o claramente a la baja. ¿Qué papel van a jugar? El antiguo monopolio, presidido en España por Emilio Gayo, no podrá mover ficha por su posición de dominio. Los otros dos están llamados a tener un papel activo, mediante adquisiciones o fusiones. Ya en el pasado lo hicieron con las compras de ONO, por 7.200 millones, y Jazztel, por más de 3.500 millones.

¿Qué dicen los analistas ante esta potencial consolidación? La mayoría apuesta por una reducción de competidores en los próximos trimestres. Y también las agencias de calificación se suman a esa opinión. Moody´s entiende que si hay operaciones serán con el año 2021 más avanzado y defiende que una fusión entre Vodafone y Másmóvil "podría tener sentido" por las importantes sinergias que generaría. Pero mete en la ecuación a todos, incluido Orange, especialmente castigado por el incremento de competencia. Esto es sólo a nivel español, pero también los observadores del mercado apuntan a una posible reducción en el continente europeo. Y ahí Telefónica tendría algo más que decir.

Todos estos movimientos tienen una espada de Damocles: las autoridades de la competencia. Tanto en Bruselas, como en la CNMC española, siempre se ha defendido la idoneidad de que existan al menos cuatro operadores en cada uno de los mercados. Y en el caso del organismo europeo también ha sido contrario a las uniones entre compañías de diferentes países. Sin embargo, la sentencia del Tribunal General de la UE que tumbó el rechazo de la venta de O2 a Hutchison de 2016 ha sido interpretada como un argumento más en favor de la consolidación. Ahora, tras un año 2020 marcado por la pandemia, el baile está a punto de comenzar.



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#25

Juntos, los 10 grandes operadores europeos valen en bolsa un 30% de lo que valían hace 20 años



El futuro de las telecos, entre fusiones y ‘mutualizar’ activos:


Estos días vuelve a hablarse de consolidación de los operadores europeos de telecomunicaciones. Desde ángulos distintos, los analistas de Bloomberg Intelligence y los de Analysys Mason coinciden en pronosticar una carrera de fusiones y adquisiciones en el 2021. 

A la vez, advierten que el impulso vendrá de los fondos de inversión, cuyo interés apunta más a la propiedad de infraestructuras que a la prestación de servicios al usuario final. Según esta hipótesis, lo que motiva a los inversores es la captura de oportunidades de generación de flujo de caja predecible.

Hablar de consolidación lleva a recordar que en mayo pasado el Tribunal General de la Unión Europea anuló una decisión del Ejecutivo comunitario que en el 2018 abortó el acuerdo entre dos operadores británicos: Three y O2, este último filial de Telefónica. Por consiguiente, ya no rige el dogma según el cual cada mercado nacional ha de tener un mínimo de cuatro operadores como condición para –supuestamente– preservar la competencia y proteger el poder adquisitivo de los consumidores.

Panorama

El retorno sobre la inversión de capital realizada ha sido inferior al coste medio del capital invertido


Tras encajar el varapalo jurídico, la comisaria europea Margrethe Vestager, a cargo de la cartera de Competencia, ha sugerido que vería con buenos ojos alguna fusión transfronteriza que reduzca el elevado número de operadores en la UE. Por su parte, José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, que desde entonces ha hecho del Reino Unido una clave de su estrategia, interpreta que “algo está cambiando: los astros parecen ali­nearse en favor de la consolidación del sector”.

Quedaría, pues, despejado el camino para amalgamas, como la que en España lleva meses en boca de todos y que fusionaría la filial de Vodafone con MásMóvil, empujada por los tres fondos que, con no disimulada intención, han tomado el control del cuarto operador español. Nadie se engaña: la magnitud de los problemas que aquejan al sector excede de lejos el alivio que pudieran aportar esta u otras fórmulas para ganar escala nacional.

Las operaciones transnacionales se antojan complicadas. Inevitablemente, tocarían sensibilidades patrióticas en el país que se sienta despojado de soberanía por el juego corporativo.

Es apreciable la urgencia de encontrar alguna fórmula que corrija la insostenible fragmentación de sector y el consecuente deterioro económico. Un estudio de Morgan Stanley calculaba, en junio del año pasado, que la capitalización bursátil de los diez primeros operadores europeos sumaba 293.000 millones de euros, apenas un 30% de los 971.000 millones que valían colectivamente en junio del 2000.

Claro está que el declive ha sido provocado por una competencia agudizada, traducida en un descenso del retorno financiero por la prestación de servicios que antaño fueron rentables (mensajería, roaming o tráfico internacional). Durante 20 años las telecos han desembolsado sumas enormes para asegurarse la disponibilidad de frecuencias y para desplegar tres generaciones tecnológicas sucesivas.

Resultados

El retorno sobre la inversión de capital realizada ha sido inferior al coste medio del capital invertido

O sea, que se trata de un sector claramente deflacionario, en el que el precio por unidad de producto (en su caso un GB de datos) ha caído un 30% en ciertos años: los ingresos no han acompañado la curva de crecimiento del tráfico. O, dicho en lenguaje profesional, el retorno de la inversión de capital ha sido inferior al coste medio del capital invertido.

El propio Álvarez-Pallete lo explicaba así a The Financial Times : “Nuestras fuentes de ingresos están exhaustas; de hecho, somos uno de los sectores que durante años han dado peores rendimientos a los inversores”. Por el camino, muchas ambiciones de expansión global se han hundido, y el endeudamiento pesa sobre sus requerimientos de capital para invertir.

La impaciencia mediática por ver el 5G de una vez en servicio ha mutado en escepticismo. Los consumidores parecen no tener prisa o quizá no han tenido ocasión de comprobar las ventajas que ya gozan los usuarios coreanos y chinos. Hay incertidumbre en la ecuación económica de las nuevas redes: puede que a la postre no sirva de mucho quién llega primero, pero ningún operador aceptaría quedar rezagado y dejar que sus clientes se vayan a un competidor que –he ahí otro problema– les cobrará por el 5G una tarifa igual (o inferior) a la del 4G.

Futuro

El año puede depender de las alianzas con terceros

Para inversores y analistas, los árbitros de este debate, el discurso de la consolidación pierde brillo en contraste con otro que se enuncia como desagregración de la cadena de valor. La conectividad tiende a ser un mal negocio, pero se puede extraer lucro al control de unas infraestructuras –hoy son las torres, mañana será el tendido de fibra– que proporcionan una renta garantizada. Este es el modelo de negocio de Cellnex, que acoge desinversiones ajenas; o el de las llamadas tower companies, desgajadas por operadores que optan por internalizar esa plusvalía: Telxius/Telefónica o Vantage/Vodafone.

El dilema que afrontan este año los operadores no es tanto el de con quién fusionarse sino el de cómo mutualizar elementos de sus infraestructuras. Una línea de acción que suele implicar alianzas con terceros y de la que puede depender este año, en buena medida, la vuelta del sector a valoraciones más propias del lugar que ocupa en la sociedad.



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#26

MásMóvil y Vodafone: una fusión compleja a la que le salen los números


Los cálculos de los analistas respaldan la unión de ambos grupos para crear la mayor operadora del mercado español: la creación de valor podría superar los 7.700 millones

Si fuera telefónica quien intentará comprar Másmóvil... Competencia la hubieran quemado por bruja:

El asunto circula con inusitada fuerza en los corrillos del sector y conviene recordarlo: Vodafone España y el Grupo MásMóvil trabajan en una posible alianza que promete convulsionar el negocio de las telecos españolas. La 'boda' viene rumiándose desde hace meses y se asoma a la fase decisiva. Este periódico ya se hizo eco de los contactos entre los embajadores de dichos grupos a principio del pasado otoño.

Los bancos de negocio hacen horas extra, atareados en juegos de valoraciones y en creativas estructuras accionariales del gusto de los futuros socios. Según las fuentes consultadas, las conversaciones avanzan en sigilo y podrían producirse sorpresas en el próximo trimestre. Aunque frágil, parece existir un punto de entendimiento entre el operador rojo y el amarillo. Pero, al mismo tiempo, ha surgido un ruido repentino que desconcierta en un mercado muy sensible a los intereses cruzados.

Como si fuera un secreto a voces, se apunta la posible integración de ambos operadores a través de una nueva sociedad. Nadie compra a nadie. Al no preverse la salida de caja por parte del grupo británico, la oferta en participaciones debe ser suculenta para convencer a los inversores del Grupo MásMóvil.

Se presupone que Vodafone llevará la voz cantante. La matriz podría conservar la enseña de la multinacional, pero cada marca conservaría su independencia. La criatura nacería con un tamaño gigante al conformar al nuevo líder español del móvil. Desde el primer minuto se convertiría en la principal alternativa a Telefónica en el negocio de las telecomunicaciones convergentes.

Los protagonistas no entran en especulaciones. Están en su papel. Otra cosa es lo que suceda entre bambalinas, donde dicen que se repite el "ahora o nunca". Por si fuera poco, la inminente subasta de las nuevas frecuencias de telefonía 5G exigirá de los operadores un esfuerzo económico brutal, no solo para la compra de espectro, sino para el posterior despliegue. Todos han hecho sus cuentas y han descubierto que la apuesta por España carecería de sentido para el tercer o al cuarto operador del mercado. Ahora bien, las cosas serían diferentes si se tratara del primero o segundo.




Saludos.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#27

Vodafone frena la fusión con MásMóvil porque quiere un peso mayor al 50% en la ‘joint venture’


Las aspiraciones entre MásMóvil y Vodafone por crear una joint venture siguen en pie. Aunque las negociaciones se han estancado desde hace varias semanas. Por ahora, hay más intenciones que documentación firmada.

Tal y como avanzó meses atrás Crónica Global, las dos compañías encajan las piezas para crear el segundo operador en cuota de mercado en España. Pero los pensamientos de Vodafone, según ha podido saber El Independiente, han cambiado ostensiblemente. Desde la compañía roja se entiende que debe tener un peso mayor en la sociedad participada por lo que no puede crearse una compañía al 50%, tal y como se pretendía desde un principio.

Vodafone arguye que el contexto en el que se desarrollaron las conversaciones durante el año pasado han cambiado y la situación económica de la empresa inglesa es más boyante que la de hace meses, por lo que el interés por crear una joint venture se ha frenado. 

Un gigante en España

A su vez, Vodafone considera que la cuota de mercado también condiciona la participación en una hipotética unión. Fuentes del sector explican a este medio que la directiva de la empresa de telecomunicaciones piensa que la posible migración de un mayor número de clientes de su cartera es un motivo de peso para que en la nueva sociedad tenga más protagonismo la cotizada británica. 

De fructificar la creación de la nueva empresa, todas las líneas fijas y móviles serían transferidas y nacería un gigante de las telecomunicaciones con más de 19 líneas móviles y casi cinco millones de hogares y empresas con banda ancha fija, según los datos de cuota de mercado ofrecidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), superando a Orange en ambos aspectos.

Desde ambas compañías, no obstante, se insiste que no hay ningún tipo de negociaciones. Tanto Vodafone como MásMóvil recalcan que “no se han producido contactos de acercamiento” para acometer ninguna operación, a pesar de que, tal y como informaba El Confidencial, Goldman Sachs será la encargada de analizar la posible fusión.

Con todo, la nueva sociedad dotaría a Vodafone y a MásMóvil de unas “importantes sinergias positivas”, una vez que aúnen fuerzas en todas las líneas en las que trabajan y compiten ambas compañías. Además, el nacimiento de esta empresa provocaría un “enorme ahorro de costes” y supondría un alivio en las cuentas de resultados de ambas telecos, que han sufrido un importante revés debido a la situación económica actual, tal y como narran voces conocedoras de las negociaciones.

Un experto en fusiones

Cabe recordar que Vodafone realizó un importante cambio en su estructura. La compañía británica puso como consejero delegado a un experto en fusiones y relegar a António Coimbra, actual CEO, a la presidencia y a la fundación. 

Colman Deegan, que empezó a ejercer de consejero delegado el pasado mes de noviembre en la filial en España, conoce a la perfección la casa, puesto que llegó hace 22 años. Desde 2016 fue consejero delegado de Vodafone Turquía, donde aceleró el proceso de digitalización, ayudando a crecimientos de doble dígito en los ingresos por servicios. 

Deegan posee una gran experiencia en el ámbito de fusiones, adquisiciones y tesorería, un perfil que ha provocado el cambio de parecer dentro de Vodafone España y exigir nuevas condiciones a MásMóvil. 

Todo hace indicar que durante 2021 ambas compañías anunciarán el análisis de una posible alianza, siempre y cuando Vodafone tenga más peso dentro de la nueva sociedad creada. 



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#28

Cellnex compra 10.500 torres en Francia por 5.200 millones y ampliará capital en 7.000


Cellnex ha alcanzado un acuerdo de exclusividad con Altice France y Starlight Holdco para la adquisición del 100% de Hivory en Francia, el operador de torres de telecomunicaciones que gestiona los 10.500 emplazamientos que dan servicio mayoritariamente a SFR.

El acuerdo supone una inversión de 5.200 millones de euros para Cellnex que irá acompañada de un programa a ocho años vista por otros c.900 millones de euros destinados al despliegue, entre otros proyectos, de hasta 2.500 nuevos emplazamientos.

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, ha subrayado “la relevancia de un acuerdo que pone en valor el porqué del modelo de negocio de los operadores neutros e independientes de infraestructuras de telecomunicaciones. Con la adquisición de Hivory –que deberá recibir la luz verde de la autoridad de la competencia–, pasaremos a trabajar en Francia con tres de los grandes operadores móviles en este mercado".

Martínez ha destacado que potenciarán "la compartición de las infraestructuras; liberando recursos financieros de dichos operadores; impulsando procesos de racionalización de los emplazamientos existentes; y acelerando el despliegue de los nuevos emplazamientos que aseguren por una parte la extensión eficiente y fluida de la cobertura del 5G en el país, así como el cumplimiento efectivo de un objetivo también compartido por los actores del sector: el de la eliminación de las “zonas blancas” o áreas sin cobertura en el país”.

El ebitda adicional –bajo norma IFRS16 y una vez completada tanto la adquisición como el despliegue de los nuevos emplazamientos– se estima que alcance los c.460 millones de euros, mientras que el caso del flujo de caja (RLFCFC) la estimación es de c.250 millones. El cierre de la operación se estima en el segundo semestre de este 2021.

En términos de backlog (ventas contratadas), y teniendo en cuenta entre otros factores los 18 años –ampliables por períodos de 5 años– acordados para la prestación de servicios de Cellnex a SFR, la integración de Hivory supone para el grupo un incremento estimado de c.13.000 millones de euros, con lo cual el total asciende hasta los c.101.000 millones de euros.

Cellnex ha sido asesorada por Herbert Smith Freehills (en calidad de asesor legal), AZ Capital, J.P. Morgan y BNP Paribas (en calidad de asesores financieros), Price Waterhouse Coopers (en calidad de asesor financiero/fiscal) y PMP Conseil (en calidad de asesor comercial).
AMPLIACIÓN DE CAPITAL DE 7.000 MILLONES
Cellnex prevé realizar una nueva ampliación de capital de hasta 7.000 millones de euros, totalmente asegurada por J.P. Morgan AG, Barclays Bank Ireland PLC, BNP Paribas, Goldman Sachs Bank Europe SE actuando como Coordinadores Globales y Joint Bookrunners. Será tras la renovación por parte de la Junta General Ordinaria de Accionistas de la delegación en el Consejo de Administración de la Sociedad de la facultad de ampliar el capital.

Tras las adquisiciones de los activos de Hutchison en Europa y el acuerdo con Iliad para la adquisición de los activos de Play en Polonia, Cellnex aplicó ya los recursos de 4.000 millones de euros procedentes de la ampliación de capital llevada a cabo en agosto de 2020 y que estaba destinada a financiar proyectos de crecimiento hasta los 11.000 millones de euros.

Con la ampliación que ahora se anuncia Cellnex prevé financiar una cartera de proyectos que podría alcanzar los c.18.000 millones de euros en los 18 meses posteriores a su cierre. De esta cartera, 7.000 millones ya están comprometidos gracias al acuerdo anunciado hoy para la adquisición de Hivory en Francia, y al realizado el pasado 21 de enero para la integración de las torres y emplazamientos de Deutsche Telekom en los Países Bajos.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#29

Las fusiones que siguen llegando...



¿Podría repetirse la jugada en 2021?

Viendo lo que ocurrió entre 2015 y 2017, cuando la convergencia estaba prácticamente en tres manos y los operadores virtuales arrinconados, la pregunta obligatoria es si eso mismo podría volver a ocurrir si se acaba confirmando la fusión entre Vodafone y MásMóvil.

El punto de partida desde luego que es muy distinto: ahora mismo contamos con hasta seis grandes operadores. Además de Movistar, Orange, Vodafone y MásMóvil, Euskaltel tiene una fuerte presencia en todo el país mediante la marca Virgin y Digi tiene activada su fibra en casi todas las provincias.

Además de los anteriores operadores, que en parte tienen infraestructura fija propia y en otra parte usan la de sus rivales, los packs de fibra y móvil no son solo cosa de ellos. Virtuales como Finetwork o Suop ofrecen este tipo de paquetes, que también están presentes en las segundas marcas (O2, Amena, República Móvil, Lowi, LlamaYa…), precisamente para frenar la sangría de portabilidades que se produciría hacia los virtuales cada vez que los grandes suben sus precios. No nos podemos olvidar de las decenas de operadores de cable locales repartidos por todo el país, con precios más o menos competitivos.

Todas las marcas dependen de la fibra de los cuatro grandes operadores Quiere decir esto que la competencia no es la misma que en 2015, aunque la fusión de Vodafone y MásMóvil podría ser solo la primera. Euskaltel tarde o temprano también encontrará su pareja de baile, siempre con el beneplácito de las autoridades que, se supone, velan porque la competencia no se vea reducida. Si se dan dos fusiones (o compras) entre los grandes, ya hablamos de pasar de seis a cuatro operadores con red propia. Seguirían quedando aun así los virtuales, que tienen en los packs baratos su foco.

Más competencia en packs, pero menos en TV

El verdadero riesgo, más allá de que los grandes endurezcan las condiciones para que los virtuales puedan vender packs usando sus redes de fibra, está en los packs más completos. Si Movistar se ha permitido subir sus fusiones a principios de este año es porque realmente no tiene tanta competencia, con una oferta similar.

Ya tiene a O2 para ofrecer packs baratos e incluso se ha inventado una Fusión barata por 55 euros que solo ofrece a los que quieren abandonar el barco. Pero quien quiere tener servicios similares a los que ofrece en sus Fusiones, con un buen número de canales de pago o los deportes, no tiene muchas opciones.

Con los contenidos audiovisuales cada vez más en manos de Netflix y compañía, que se pueden contratar por su lado, son los paquetes con canales de pago y competiciones deportivas los más exclusivos. Son esos los packs los que más pueden subir de precio de darse nuevas fusiones, porque son pocas las opciones para contratarlos y pueden ser menos todavía. Ni Finetwork, ni Digi ni la mayoría de los virtuales con packs de fibra y móvil tienen oferta de televisión y mucho menos ofrecen deportes.

Cada día son menos las opciones para acceder a los canales de pagos o los deportes más demandados (fútbol sobre todo) sin pasar por el aro de los operadores. No hay ahora mismo, tras la retirada de Sky de España, ninguna oferta online para ver canales de pago más allá de Movistar+ Lite. Y por el lado de los deportes solo tenemos a DAZN, pero quien quiera ver los partidos de La Liga no le queda otra que recurrir a Movistar u Orange, teniendo que contratar sí o sí al menos una conexión de fibra. 

Por esto último, si las fusiones se suceden en los próximos meses, los packs que incluyen contenidos televisivos son los más propensos a subir de precio, como ya ocurrió hace seis años. Poca broma cuando son más de 6 millones de hogares (y creciendo) los que tienen un pack de este tipo.


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#30

Cada euro que se invierta en desarrollar casos de uso 5G generará cuatro de beneficio


Cada euro que se invierta en desarrollar casos de uso 5G generarán otros 4 de beneficios en Europa en un plazo de 15 años, según estimaciones del sector, que se refieren a una tecnología móvil que ya ha comenzado a utilizarse y que se prevé que esté a pleno rendimiento en 2025.

De acuerdo con ello, si entre 2025 y 2040 se invirtieran 47.000 millones de euros en casos de uso de esta tecnología, se generarían 208.000 millones de euros, es decir, un beneficio neto de 161.000 millones, según un estudio de Ericsson, Qualcomm y la consultora Analysys Mason, publicado por esta última.

En este análisis se deja claro que estas inversiones se refieren a casos de uso 5G, no al despliegue de las redes móviles necesarias para esta tecnología, que ya está siendo utilizada en Europa y se calcula que esté ya a pleno rendimiento en 2025.

El estudio diferencia la inversión en cuatro grandes áreas: ciudades inteligentes, producción y logística inteligente, zonas rurales y servicios públicos inteligentes.


LAS ÁREAS MÁS RENTABLES

Así, calcula que si se invierten 47.000 millones de euros en estas cuatro áreas se generarán: 68.000 millones de euros de beneficio neto en producción y logística; 54.000 millones en zonas rurales; 29.000 millones en ciudades y 10.000 millones en servicios públicos.

Esto implica que las inversiones más rentables en casos de uso serían las relativas a las áreas de producción y logística, además de zonas rurales, un aspecto que debería ser tenido en cuenta en la política europea, según apunta el estudio.

Entre las ventajas que ofrecen estos casos de uso figurarían el ahorro del tiempo y materiales, lo que se traduce en menor consumo de energía; una mayor vida útil de los equipos; mayor eficiencia; menor necesidad de viajes, mayor sostenibilidad, entre otros.

En el estudio se apunta que, de momento, los beneficios de los casos de uso no se han podido materializar a gran escala y que este análisis se basa en estudios existentes y en los resultados de los casos de uso que están en pruebas.

8 CCAA CON PROYECTOS PILOTO

Saliendo del ámbito de las estimaciones y aterrizando en España, el 5G y sus casos de uso es una de las prioridades del Gobierno en la Estrategia Digital 2025, según fuentes del Ministerio de Asuntos Sociales y Transformación Digital.

Hasta ahora, a través de Red.es, el Gobierno está apoyando diez proyectos piloto, que están desarrollando uniones temporales de empresas lideradas por operadores de telecomunicaciones, además de suministradores de equipamiento y servicios para estas redes, en colaboración con empresas públicas y privadas.

Estos proyectos suponen una inversión superior a los 76 millones de euros, de los que algo más de 20 están siendo financiados por Red.es, con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y País Vasco son las comunidades donde se están desarrollando estos proyectos en virtud de los que se están investigando decenas de casos de uso 5G en sectores como seguridad, educación, salud, defensa, industria, agricultura. turismo o producción de televisión.

COVID

Para que estos casos de uso puedan desarrollarse primero tiene que estar lista la red 5G. La inversión total en telecomunicaciones en Europa (excluyendo el gasto en espectro radioeléctrico) alcanzó los 51.700 millones de euros en 2019, frente a los 48.600 millones de euros de 2018, según datos de la red europea de operadores de telecomunicaciones ETNO (European Telecommunications Network Operators).

ETNO no dispone de momento de los datos de 2020 -teniendo en cuenta que muchos operadores aún no han presentado resultados-, si bien todo apunta a que ha habido una ralentización en la inversión, lo que se debe en parte a la covid-19, que también ha afectado en la demora en los procesos de subasta de espectro.

Sin embargo, la red europea no estima que se diluyan los planes de inversión a largo plazo, teniendo en cuenta que un momento de recesión es buena época para invertir en infraestructura estratégicas.

Según datos de noviembre de 2020, 18 países europeos cuentan con cobertura de esta tecnología de quinta generación, que en este continente no va tan rápido como en otros países del mundo.

Así, mientras que la cobertura 5G en Europa cubre al 24 % de la población, en EE.UU el porcentaje asciende al 76 % y al 93 % de Corea del Sur.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar