Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
60 recomendaciones

 

La Agencia Tributaria nos recuerda que de nuevo estamos en los últimos días de junio y, como siempre, nos toca pagar peaje por vivir en uno de los peores infiernos fiscales del mundo libre. Y el mes próximo será aún peor porque nos cobrarán el Impuesto de Sociedades.

Es la leche que empresas que este año están casi en la ruina tengan que pagar un pastón por los beneficios del año pasado.

Tú paga hoy a Hacienda y luego, ya si eso, cierras

¿Y todo para qué?

España lleva siglos encadenando pésimos gobiernos cuya única máxima es enriquecer lo más posible a sus amigos. Y retener el poder para enriquecerse aún más. Llevan las cuentas del Estado como si el dinero público no fuera de nadie, algo que algunos políticos tontainas incluso tienen la desvergüenza de manifestar en público.

No solo gastan nuestro dinero a manos llenas sin ningún control y sin optimizar la utilidad del gasto, sino que ellos mismos han creado una casta que se incrementa los sueldos sin rebozo. Algunos incluso llegan al poder predicando una austeridad personal que convierten en opulencia en cuanto acceden a él.

Nos esquilman para alimentar a una clase parasitaria, desarraigada del aparato productivo, acostumbrada a vivir sobre las espaldas de sus vecinos y a tener cubiertas sin esfuerzo todas sus necesidades básicas desde la cuna a la tumba. Personas que no tienen ganas de pujar por la vida, que han perdido el amor propio hasta el punto de no tener remordimientos de conciencia por vivir del cuento.

Y cada año son más los parásitos que se apuntan a vivir sin trabajar.

Yo mismo conozco a muchos de ellos. Todos los okupas que he conocido están cobrando su cheque de la Administración Pública. Algunos de ellos se conforman con ese cheque y malviven con eso y otras ayudas y otros, sin embargo, lo utilizan solo para complementar lo que obtienen delinquiendo o trabajando de pascuas a ramos en negro. Resumiendo, que no son la flor y nata de España.

También conozco a un par de amiguetes escaladores que, fanatizados por ese deporte, hace tiempo que decidieron no dedicarse a otra cosa que a escalar y se mudaron a la España vacía para vivir por cuatro euros junto a alguna pared de roca. A uno de ellos el alquiler de la vivienda le cuesta exactamente 150 euros, cuyo gasto comparte con otros tan fanatizados por la escalada como él. De vez en cuando hace alguna chapucilla en negro. Y entre eso y la caridad del gobierno, ya tiene para llevar la vida que quiere sin que pase ni un solo día sin practicar su deporte favorito.

Definición perfecta del parásito. Pero al menos estos no delinquen okupando viviendas ajenas o robando casas.

Siempre he estado a favor de que las administraciones públicas socorran, con el dinero de mis impuestos, a los ciudadanos que, por su mala suerte o por su incapacidad para pilotar sus propias vidas, no puedan sobrevivir por sí mismos. Hacer frente a la pobreza y proteger a los más desfavorecidos debería ser una de las primeras responsabilidades de cualquier gobierno. Pero eso no tiene nada que ver con el modelo de subvención masiva que llevan años imponiéndonos para facilitar la vida a quienes no han dado golpe en su vida y llevan años viviendo del erario público sin trabajar.

El resultado de ello es que este exceso de seguridad con cargo al presupuesto destruye la cadena de incentivos que estimula el progreso de las personas y desestimula la iniciativa individual, de forma que cada vez son más los que pierden el amor al riesgo y la aventura, condiciones ineludibles del progreso económico y la riqueza de las naciones.

Estoy completamente a favor de que se gaste todo lo que sea necesario en sostener a las empresas y, ahora, en ayudar a sus empleados mediante el pago de los ERTE o lo que sea necesario. Las empresas y los autónomos son especies en peligro de extinción y todo lo que se gaste en protegerles me parecerá bien.

Es decir, gastar en proteger a la gente productiva, bien, gastar en parásitos y gorrones sociales, mal, muy mal.

Que sí, que ya se que en los Presupuestos Generales del Estado no todo es gasto social, pero éste asciende casi al 60% del total y, francamente, estoy convencido de que la economía del país y la vida de todos mejoraría si, en vez de subvencionar al mediocre con dineros que podrían gastarse en nuevas inversiones y en crear empleos, se dejara el dinero en las manos de quienes sabemos hacer mejor uso de él que el que hace la Administración.

 

 

Lo que necesita la gente es un empleo que le permita llevar adelante su proyecto de vida y no una subvención que le obligue a llevar la vida que le indique el gobierno de turno.

Ni se sabe los años que llevo publicando todos los meses de junio mi llanto por los excesos de la Agencia Tributaria. Comencé cuando el IVA era solo del 16% y ahora es del 21%. Pero ni las increíbles subidas de impuestos ni los inexistentes recortes de gastos han sido capaces de evitar que el Estado continúe, año tras año gastando 40.000 millones de euros más de los que ingresa.

Cuanto más dinero extrae la Agencia Tributaria de los tristes contribuyentes más aumenta el gasto y por ende el diferencial entre ingresos y gastos sigue siendo el mismo.

Y ojo, que vienen subidas de impuestos que van van a dejar en nada las habidas hasta ahora y a estrangular, aún más, la actividad económica. Esta relación directa entre las subidas de impuestos y la erosión de la economía la entiende hasta el más tonto. Parece obvio que todo lo que ahora me quite la Agencia Tributaria no voy a poder invertirlo los próximos meses y que cuantas menos viviendas adquiera, menos gastaré en reformarlas y menos actividad económica generaré.

Por lo que el coste de mantener por la cara a nuestros parásitos es enorme. Todo el dinero que se malgasta con ellos podría estar generando actividad económica y puestos de trabajo.

Además, estos 40.000 millones de euros que el gobierno gasta cada año por encima de lo que ingresa es una deuda que tarde o temprano tendrán que pagar nuestros nietos.

¿Acaso es justo que los ciudadanos del año 2070 tengan que pagar los gastos de los parásitos de 2020? ¿Acaso no tendrán ellos sus propios parásitos a los que atender?

No puede ser que un país como España se endeude hasta el infinito para atender gastos corrientes. Otra cosa sería endeudarse para construir infraestructuras que, al fin y al cabo, las pueden disfrutar varias generaciones de españoles. Eso sería perfectamente entendible. Pero los españoles de 2070 tendrán que pagar su propia caridad como para tener que pagar también la excesiva generosidad de los gobiernos irresponsables actuales.

La ruina de nuestras cuentas públicas tiene su origen en la enervante avaricia de estos parásitos, a quienes siempre les parece poco por mucho que les regalemos para satisfacer su holgazanería y su insaciable ansiedad de bienes y servicios gratuitos. Para poder satisfacer a estos yonquis del gasto social, la Agencia Tributaria nos ordeña hasta límites insoportables. El resultado final es que la inmensa mayoría de los trabajadores productivos nos estemos dejando la piel para mantener por la cara y de por vida a una élite de gorrones sociales, alérgicos al trabajo, que están constantemente amenazando con incendiar las calles.

 

 

¿En qué desgraciado momento hemos dejado de darle garrote a esta gentuza para comenzar a protegerles como si fueran especies en peligro de extinción?

Hasta hace dos telediarios estos detritus sociales malvivían como ratas desde que nacían hasta que eran ajusticiados por sus crímenes. Luego los políticos tontainas nos hicieron creer que si la sociedad les mejoraba un poco la vida dejarían de ser como son y podríamos reinsertarles como miembros útiles de la sociedad. Pero no ha sido así. Décadas de darles casa, subsidios, sanidad gratuita, escolarizar a sus niños, etc. no han servido de nada.

Que sí, que ya se que con estas opiniones me salgo del consenso general y que la corrección política pasa por decir que el patriotismo está en pagar impuestos. Pero eso no es patriotismo sino mansedumbre.

Y a mi nunca me ha gustado el calor del establo.

  1. en respuesta a Jaruh
    #39
    Iggarpe
    La falacia ya te la he explicado: del hecho cierto de que una empresa sea un constructo no se obtiene la conclusión lógica de que no pueda ser un parásito. Simplemente una cosa no implica la otra. Tu argumento parece basarse en que una empresa es exactamente lo mismo que las personas que la forman, lo cual es obviamente falso porque entonces no existirían las empresas.

    Lo de la contrapartida creo que no lo has pensado bien, ayudar a alguien a salir de la espiral de la pobreza para entonces cargarle con una deuda que le impida ahorrar destruye sus oportunidades de progresar y le coloca en inferioridad de condiciones con respecto a los demás. ¿Has dado limosna alguna vez? ¿Has hecho alguna donación alguna vez? ¿Esperabas que te lo devolvieran? Como sociedad obtenemos un beneficio colectivo de reducir la pobreza, ¿estás al menos de acuerdo en eso?

    Sí, lo hago, entre otras formas vía impuestos (y tú también). ¿Si te van mal las cosas te irás a un rincón a "morirte de asco" sin molestar? No me lo creo. Lo que pasa es que no concibes que tal cosa puede pasar. En todo caso yo no quiero que nadie se "muera de asco" porque le ha ido mal. No sé, llámalo empatía, llámalo que nuestro progreso depende de la colaboración que se da en una sociedad.
    1 recomendaciones
  2. en respuesta a Tristán el subastero
    #38
    Iggarpe
    Mira qué fácil es llevar las cosas al extremo: yo no he visto a un puto parásito en mi vida y tú no has visto a alguien desesperado por poner comida en la mesa en tu vida.

    Resulta que ninguna de las dos cosas es cierta.

    Al escribir 99% confirmas lo que yo decía: nadie, por muy sesgado que esté, tiene el cuajo de decir que no hay nadie que necesite esas ayudas, por lo tanto mi pregunta sigue siendo: ¿te parece aceptable que se "muera de asco" ese 1%? ¿no sería lo lógico acabar con el parasitismo en lugar de con las ayudas?

  3. en respuesta a Iggarpe
    #37
    Jaruh
    No veo falacias por ningún lado. He dicho que estoy en contra de subvenciones a empresas pero en cualquier caso los recursos finalmente se los comen las personas que hay detras. El 1% que si necesitan recursos en un momento de su vida que sean con contrapartida si no se crea un vago más. Pero me parerce muy bien que tu quieras regalar dinero a desfavorrcidos, lo haces?. Yo decido ser insolidario y si me van mal las cosas me buscare las castañas no ire a mendigar tu caridad
  4. en respuesta a Iggarpe
    No has visto a un puto parásito en toda tu vida. Me refiero a uno de verdad, en carne y hueso. Uno de esos que nunca han trabajado a cambio de un salario, que nunca han movido un dedo en nada que no sea ilegal y que, aun así, todo lo obtienen de la "caridad" del Estado. Que sepas que todas esas ayudas que tanto defiendes van al 99% para esta gentuza semi delincuente y para extranjeros atraídos por el efecto llamada. Ojo, no digo que todos los extranjeros vengan a gorronear, eso no es así, pero sí lo hacen muchos y lo hacen muy bien, a la altura de los parásitos locales.
    1 recomendaciones
  5. en respuesta a Jaruh
    #35
    Iggarpe
    Eso es un non-sequitur. De que una empresa sea un constructo no se sigue que no pueda ser un parásito. Anda que no hay empresas que viven de subvenciones.

    Vamos a volver a hacer el mismo ejercicio de antes:

    "Estoy en contra de toda subvención a personas, hay algunas invevitables por desequilibrios pero siempre deben ser temporales y con contrapartida al Estado"

    ¿Estás de acuerdo?

    "Entonces por que piensas que a las personas directamente si hay que regalarles dinero que han trabajado otros?"

    Para que, en tus palabras, no "se mueran de asco". A los que no hemos sido nunca pobres se nos hace muy difícil asimilar lo difícil que es salir de la espiral de la pobreza. Yo no quiero una sociedad en la que nadie se "muera de asco", y parece mentira que haya que explicarte que nadie se "muere de asco" por elección.

    El problema de muchos es que cuando visualizan a un perceptor de una ayuda del Estado, no pueden visualizar otra cosa que no sea un jeta y un parásito, aunque son conscientes de que hay gente que realmente necesita esa ayuda para no "morirse de asco" (no me creo que ni siquiera tú creas que el número de personas que necesitan ayuda es cero). Lo que ya no entiendo es que para evitar el parasitismo les parezca una buena solución que los que necesitan esa ayuda se "mueran de asco". En serio que no lo entiendo. La solución sería acabar con los parásitos, no eliminar las ayudas.
    1 recomendaciones
  6. en respuesta a Iggarpe
    #34
    Jaruh
    Las empresas son constructos, no comen nada los que comen son todas las personas que hay detras de ellas. Es absurdo verlas como un parásito. Estoy en contra de toda subvención a las empresas, hay algunas inevitables por desequilibrios pero siempre deben ser temporales y con contrapartida al Estado. Estas de acuerdo no?. Entonces por que piensas que a las personas directamente si hay que regalarles dinero que han trabajado otros?
  7. en respuesta a Jaruh
    #33
    Iggarpe
    Otro que piensa que la gente se "muere de asco" porque le apetece.

    Y mientras las oportunidades llegan, que se "mueran de asco", aunque no esté en su mano elegir tal cosa.

    Y ahora reescribe esa frase cambiando personas por empresas y cuéntanos como estás en contra de lo que dice Tristán de ayudar a las empresas.
  8. en respuesta a Iggarpe
    #32
    Jaruh
    Me da que lo tuyo si se puede llamar sesgo ideológico. Ese que han inoculado durante años mediante presion social en este pais a los borregos para aprovecharse 4 soplagaitas y cientos de miles de arrimados. Toda ayuda es aberrante exceptuando discapacidades y poco más. Lo que el estado debe facilitar son oportunidades y el que no quiera aprovecharlas esta en su mano morirse de asco
  9. #31
    Iggarpe
    Atención al sesgo: "estoy a favor de que se gaste todo lo que sea necesario en sostener a las empresas". Porque empresarios parásitos que viven del cuento no hay ninguno.

    La solución no es no ayudar a las personas o a las empresas, la solución es acabar con el fraude en las ayudas, y, además, asumir que dicho fraude nunca va a ser cero, y aún así seguirá siendo preferible a no ayudar a las personas y a las empresas.

    "Lo que necesita la gente es un empleo que le permita llevar adelante su proyecto de vida y no una subvención que le obligue a llevar la vida que le indique el gobierno de turno"

    Ya, lo que pasa es que mientras se crea ese empleo y lo encuentran siguen teniendo la mala costumbre de comer tres veces al día.

    Creo que por tu profesión estás sobreexpuesto a parásitos y caraduras y eso te crea un sesgo respecto a la proporción que representan en el cojunto de las personas que reciben ayuda en forma de prestaciones sociales.
  10. en respuesta a Luis70
    En honor a la verdad hubo un diputado al que le dio vergüenza cobrar las dietas del mes de abril, eso es un 0,28% de sus señorías. El resto sin vergüenza.

    https://www.elconfidencial.com/espana/2020-06-16/odon-elorza-renuncio-dietas-congreso-coronavirus_2641075


    1 recomendaciones
  11. en respuesta a Trasquiladocaixabank
    #29
    Luis70
    Según esta la situación y los ingresos del estado no hayan sido capaces de "renunciar" o hacerles renunciar a los 1.900 € mensuales libres de impuestos de dietas no tienen nombre y son todos que ninguno ha dicho esta boca es mía. A lo único que se llevan dedicando es a parasitar la administración creando gasto improductivo que solo va en su propio beneficio (sueldos, pensiones, asesores, choferes, coches a su disposición...)
  12. Este año he batido mi record: mañana me espera un cargo 4.200 €.
    Evidentemente además de retenciones y pagos a cuenta.

    Como pensandolo friamente para mi es mucho dinero, ve voy a quedar a gusto.
    Pienso en la mujer de la limpieza de mi empresa, que es colombiana y tiene un contrato de media jornada partida: de 6:00 a 8:00 y de 14:00 a 16:00. No sé cuanto cobrará, pero pienso que es un fastidio tener un contrato de media jornada y tener que levantarse cada día a las 5:00. Me cuenta que compatriotas suyas le dicen que es tonta: ellas prefieren quedarse en casa, cobrar los 400 euros de paga y luego ir a hacer compañía a una señora mayor durante unas horas que luego cobran en metálico.

    Y pienso en lo guapo que es el "preparao", y en su mujer que siempre aspiró a grandes metas. En el putero comisionista ininputable (es una gran suerte que no nos saliera violador, asesino o ladrón de museos). En el doctorado copión. En el estudiante, que fue incapaz durante años de aprobar un curso de Derecho, hasta que al matricularse en la universidad de unos amigachos pudo demostrar que en el fondo era un tipo listo aprobando media carrera en un curso académico (aunque luego no se atreviera a mostrar ni uno solo de sus trabajos de otro master que le dieron otros amigos). En el señor que preocupado por el problema de acceso a la vivienda, se compra un chalet de lujo en Galapagar. En el español más español que ninguno y por ello merece haber pasado toda su vida cobrando un sueldo público, aunque como reconoce, algunas veces fuera para no hacer nada, pero es que su españolidad lo vale. ¡Y qué decir del partido político que nos iba a rescatar de la corrupción que tanto ha esquilmado a este país! Es un partido corrupto en sí mismo. Es la máxima expresión en la concepción de la sinvergonzonería y la corrupción. Cierto es que los partidos políticos son los ranchos de sus dirigentes, pero estos iban de demócratas. Para ello manifestaban que cualquiera podía optar a una candidatura presentandose a las primarias, pero lo cierto es que si aparece alguien que no sea el elegido por el aparato, diseñaron un proceso totalmente manipulable para que siempre gane el que ellos han decidido. En algun pucherazo demasiado escandaloso se les ha visto el plumero, pero lo normal es que si aparece alguien que no es de los suyos, manipulen el proceso "democrático" del que alardean. Bajo la divisa de ética y democracia, tuvieron la sinvergonzonería de decir que uno de sus miembros dimitía de su cargo, pero a cambio se le asignaba un sueldo de asesor del partido. ¡Gran dimisión! Por no hablar de su maquinación designando en organismos reguladores (teóricamente objetivos) a personal que tienen a sueldo y luego vocear hasta la saciedad sin ningún tipo de vergüenza: ¡La junta electoral nos ha dado la razón! Esta es su concepción de la democracia: democracia corrupta en su concepción.
    ¡Pues que panorama! El populacho hipnotizado sigue apoyando a cualquiera de ellos como si de una secta se tratara y bajo mi punto de vista, ninguno de ellos merece ninguna prebenda de las que goza.

    Casi todos ellos cobrando sin pestañear unas dietas de desplazamiento y alojamiento que el mero hecho de cobrarlas durante el período de pandemia constituye un fraude a la nación porque no se ha dado el hecho objetivo (viajar a Madrid para la asistencia a plenos) que en teoría genera el derecho a cobrarlas. Pero no pasa nada, todo es normal. 
    Ninguno de ellos es defraudador oficial, Hacienda no les dirá nada y parece que no tienen que acreditar nada.

    Después de este panorama es evidente que una mis mejores decisiones fue llevarme la mayor parte de mis ahorros a otros países de Europa.
    Los imbéciles y los adoctrinados por sus sectas ideológicas me acusan de no ser patriota y de no pagar impuestos. Son patriotas tontos que creen que Europa sólo sirve para ir a pedir dinero, ignorando la libre circulación de trabajadores, bienes, capitales y servicios. Luego están los patriotas "listos", que van con la banderita en la muñeca (española o catalana), pero que se llevan lo que les "sobra" a Suiza. Yo pago todos los impuestos que me corresponde pagar en España, aparte de las retenciones que pueda tener en Alemania. Esta es una de las razones por las que a la hora de pasar cuentas con la Hacienda española resulta una "bonita" factura y después de todo ello, que no se me olvide acreditar la doble retención y, como no, perder el exceso de retención en el país de origen porque así lo han decidido sus señorías.

    ¡Ah, se me olvidaba! Por no hablar de la intranquilidad que al salir de alguna de mis propiedades que aun estoy pagando (y que el estado me condena a pagar anualmente por ellas el IBI y la renta imputada en el IRPF), ninguno tenga la ocurrencia de entrar y adueñarse de ellas. Mi estado tiene la delicadeza de condenarme a pagar luz, agua y gas a los sinvergüenzas y emprender un proceso judicial a mi costa para acabar con el atropello quien sabe cuando. Aunque no sé por qué me quejo, porque de momento mi único desahucio se resolvió en 4 meses y medio.
    4 recomendaciones
  13. #27
    javiro
    Un estado urgido de ingresos pretende subir la presión fiscal a una clase media agonizante   29 junio 2020
    Sánchez lo ha dicho claro poniéndose el disfraz de protector del pueblo  y de papá-estado “el sistema impositivo va a mejorar hacia la justicia fiscal” desde luego ignora la realidad si aumenta la presión fiscal a la clase media, y digo bien, a la clase media, porque a la baja no puede porque no tiene y a la clase alta porque les ha retirado el impuesto previsto para ella, por lo tanto queda claro quien va a hacer el esfuerzo fiscal de cuadrar la contabilidad nacional ¿verdad? pues claro, los de siempre, los que tienen un ingreso mensual estable  y un nivel adquisitivo nivel funcionario de la administración medio.
    Pero lo que va a suceder es que las empresas españolas al amparo del efecto del covid regularán plantillas, bajarán sueldos, no pagarán horas extras, aparcarán incentivos y pluses, la nueva contratación ni se la plantean cuando el objteivo primo es mantener la empresa en pie, han cancelado proyectos, han desestimado inversiones, han roto con subcontratas, han dado permisos vacacionales para aprovechar el parón mercantil,  muchas están vivas gracias a los ERTES, y qué deciros que no sepáis de los pequeños negocios,  negocios familiares  y  autónomos en general
    Pues en este ambiente tan positivo y optimista nuestro presidente del gobierno engalanado con su uniforme de progresía-populista nos dice que “el sistema impositivo va a mejorar hacia la justicia fiscal”, eufemismo de como dijo Casado en Galicia “nos van a freír a impuestos”, eso si, no se confunda absolutamente nadie la derecha española en la situación de Sánchez haría exactamente lo mismo que él, subir la presión fiscal para tratar de cuadrar números y cumplir condiciones para recibir las ayudas que van a llegar de la UE, a ver si se va creer alguien que la derecha lo haría mejor ni mucho menos, o con la derecha no pasaría esto, vamos que no, e incluso peor, porque la derecha tiende a resolver los problemas de España expoliando bombeando la administración pública hacia la empresa privada, y no se si es peor que nos frían a impuestos o quedarnos sin lo poco  del estado de bienestar que nos resta.
    Si aumentamos presión fiscal a una economía en estado de estancamiento pueden suceder dos cosas si se aumenta el precio final de los productos y servicios al ver incrementado el coste su interno tendremos ESTANFLACIÓN , y si no se aumentan tendríamos DEFLACIÓN. Desde luego la administración pública optará por una situación estanflacionaria dado que subirá tasas e impuestos subiendo los precios de allí donde participe en una factura ejemplo: impuestos y tasas municipales, carburantes, electricidad, gas, juego, alcohol, etc …  es decir que la empresa aunque no suba el coste del suministro subirá el coste del recibo por impacto que tiene que aplicar por la demanda pública.
    Y el sector privado generará deflación porque ante la caída del poder adquisitivo de sus clientes y un nivel de competencia constante el reclamo para mantener sus ingresos aunque sean menores es no subido o incluso bajando precios.
    Si, apañados vamos señores, cada vez que oigo el término “nueva normalidad” se me ponen los pelos como tachas porque miro hacia la administración pública y solo veo parásitos sociales depredando el erario público sin capacidad de gestión maldita, miro hacia la economía y veo “un sálvese quien pueda”. Quiero ser positivo u optimista y ahora mismo no puedo, quizás más adelante vea las cosas de otra manera pero ahora mismo las veo a peor porque no estamos funcionando como equipo , coordinados, unidos.
    No se tenía que haber planteado ni pactos de la Moncloa porque era una ficción anacrónica,  ni una comisión de reconstrucción porque ha sido una pantochada sin nombre , tenía simplemente que montarse un gobierno de salvación hasta al menos el 31.12.2021 donde una mesa parlamentaria rigiera en comandita el destino de este país o en su defecto porque claro el nacionalismo pesa y mucho, pues un consejo de sabios avalados por mayoría cualificada de dos tercios de la cámara baja y que el sistema político español se vinculase a sus decisiones para hacerlas efectivas. Esto hubiese sido desde mi punto de vista ejemplar, percibiendo la ciudadanía que el país estaría en manos de técnicos sobradamente preparados reconducir nuestro futuro.
    Una comisión de la reconstrucción económica española presidida por Patxi López y 45 diputados más pues ha sido lo que ha sido una farsa para no llegar a absolutamente nada, una serie de conclusiones y soluciones  de críos  de Bachiller que hasta Sánchez avergonzado ha tenido que llamar a cien expertos a ver si estos son capaces de hacerlo mucho mejor para tener una guía , agenda u hoja de ruta que seguir porque por parte política desde luego no se llegaría a ningún sitio por la escasa experiencia de sus señorías en el mundo real económico-empresarial, acostumbrados casi todos a la sopa boba del sueldo público o del partido.
    ¿Cuantos del hemiciclo español  han sido empresarios con responsabilidades sobre recursos económicos, materiales y humanos, de toma de decisiones importantes que importan millones? ¿Cuantos vienen del sector privado avalados por carreras profesionales ejemplares? ¿Cuantos son los expertos en gestión de recursos públicos , servicios sociales, expertos en trabajo y seguridad social, sanidad , justicia, educación? En fin no sigo porque me deprimo.


    https://invertiryespecular.com/2020/06/29/un-estado-urgido-de-ingresos-pretende-subir-la-presion-fiscal-a-una-clase-media-agon
     

    4 recomendaciones
  14. en respuesta a mikelbar
    #26
    Aprendis
    No creo que sea así, si no fuera por los autónomos y las empresas dime quién crearía trabajo, que siempre es muy fácil criticar al empresario pero cuando vives en tus carnes lo que cuesta un empleado, un alquiler, y los gastos fijos de todos los meses, la cosa cambia

    Al margen de que generalizar nunca es bueno, y menos en este caso concreto

    Respecto a los impuestos, por supuesto que puede ser un impedimento para el crecimiento economico, puedes echar un vistazo a la curva de laffer para saber que todo impuesto tiene su punto óptimo de recaudación, y si lo subes sin analizarlo, puede conllevar que se recaude menos, que haya menor creación de empleo, menor desarrollo de una industria...etc




  15. en respuesta a Tristán el subastero
    #25
    mikelbar
    ¿empresas y autonomos son todos productivos? Eso es tan falso como impreciso.
    En éste país las empresas viven las subvenciones tanto o más que las personas.
    Tener más o menos impuestos no es impedimento de progreso económico,
    De momento tenemos una democracia con políticos de mierda. ¿que otra alternativa se te ocurre? 

  16. en respuesta a Unomasomenos
    No digas bobadas, Unomasomenos, o te pondremos orejas de burro, que es lo que mereces por no haber entendido cuando he dicho que "Siempre he estado a favor de que las administraciones públicas socorran, con el dinero de mis impuestos, a los ciudadanos que, por su mala suerte o por su incapacidad para pilotar sus propias vidas, no puedan sobrevivir por sí mismos. Hacer frente a la pobreza y proteger a los más desfavorecidos debería ser una de las primeras responsabilidades de cualquier gobierno".
    Cuando leas un texto, hazlo despacio y sin saltarte frases ni párrafos. Así lo entenderás todo y luego podrás opinar sin que nadie se burle de ti.
    1 recomendaciones
  17. en respuesta a Tristán el subastero
    #23
    Unomasomenos
    Pues en tu comentario parece que todos los que viven del estado sean unos parásitos,en ningún momento específicas quienes lo son y queines no,la próxima exprésate mejor y no se te criticara.
  18. en respuesta a Unomasomenos
    Desde luego que entre los parásitos sociales que yo menciono NO incluyo a los parados. Hay que estar muy enfermo para mezclar en este asunto a churras con merinas. Una cosa son los parados y la gente que atraviesa un bache y necesita una ayuda temporal y otra cosa muy distinta son los parásitos y los gorrones sociales. No pongas en mi boca cosas que yo nunca he dicho ni diría nunca.
  19. en respuesta a mikelbar
    Qué hay Mikel  Cada día que me levanto para producir y generar ingresos, me acuerdo que parte de mi esfuerzo se va a ir hacia alguien que vive del Estado, de mis impuestos, de mi esfuerzo. Ese que cuando se levante, en vez de producir, va a invertir su día en llamarme oligarca, neoliberal y facha. Hoy has sido tú.
    2 recomendaciones
60 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar