2

Estimados amigos, hoy ha ocurrido en Lorca uno de esos acontecimientos que parecen imposibles en un país como España. Bueno, la gente del Sureste español sabe que de vez en cuando la tierra tiembla pero normalmente solo deja algunos daños materiales de escasa entidad.

En esta ocasión ha sido diferente pues ha segado la vida de, al menos, diez personas. Desde estas líneas quiero hacer llegar un abrazo virtual a Murcia y, muy particularmente, a Lorca donde se ha desencadenado la tragedia.

No puedo hacer mucho por la gente que en este momento está sufriendo o que ha padecido daños o pérdidas pero intentaré en estas líneas dar algunas pistas para que puedan conocer cómo funcionan los seguros en estas situaciones.

De entrada es importante saber que hay una serie de seguros que incorporan una "prima de consorcio" y otros no. Los primeros son, en términos generales (me centro en los más habituales):

  • seguros de coche con alguna cobertura de daños materiales (robo, incendio, lunas, pérdida total o todo riesgo con o sin franquicia). En los seguros a terceros puros y duros puede aparecer en el recibo "prima de consorcio" pero se refiere al seguro de accidentes del conductor/ocupantes así que en dichos seguros básicos NO se está pagando prima de consorcio para el vehículo.
  • seguros de daños materiales (hogar, comercio, pyme, granjas y comunidades) también se paga prima de consorcio.
  • Seguros de vida y accidentes
  • Obra Civil

Y otros que NO incorporan prima de consorcio que, en términos también generales son:

  • seguros de autos a terceros
  • seguros de ingeniería, como los seguros de obral o montaje, entre otros.
  • seguros médicos
  • otros

Dicha prima de Consorcio da derecho al asegurado a que el Consorcio de Compensación de Seguros le cubra, en los mismos términos estipulados en póliza pero con la posible aplicación de franquicia, daños causados por fenómenos extraordinarios de la naturaleza. Entre ellos, el terremoto. Cuando no hay prima de Consorcio, no hay cobertura. Si no se pagó un seguro no hay cobertura.

Eso significa que los afectados asegurados deben abrir un parte de siniestro ante el Consorcio (902.222.665  - MÁS INFO AQUÍ) y reclamar. En el caso de automóviles, hogar y comunidades se indemniza de acuerdo con lo pactado en póliza sin franquicia. Para el resto de bienes se aplica una franquicia del 7% del siniestro. Quienes no tenían seguro no hace falta que malgasten su tiempo con el Consorcio.

Para vuestro conocimiento el Consorcio es un asegurador como otro cualquiera sujeto a la misma Ley de Contrato de Seguro y regulado con un Estatuto propio. Si tenéis cualquier conflicto consultad con vuestro agente o corredor quien os debe asesorar al respecto.

Tened en cuenta que, como todo asegurador, si no hemos asegurado bien nuestros bienes nos aplicará la regla proporcional si hemos declarado menos de lo que realmente tenemos o aplicará la regla de equidad si nuestros bienes no coinciden en uso y riesgo con los declarados. Por otra parte, aplica compensación de capitales y respeta los criterios de valoración pactados.

Para terminar una pequeña reflexión: cuando nos aseguramos no debemos pensar en un cristal roto o en un trabajo de fontanería de 150€; eso lo cubre cualquier aseguradora, incluso la más cutre. Vivimos tiempos en los que oímos mensajes del tipo "asegura solo lo que necesitas" o "un seguro sin coberturas inutiles" pero un servidor, con dos décadas de experiencia en esto, ha visto de todo. Siempre me ha preocupado que mi cliente tuviera cobertura ante lo que puede arruinarlo y dejarle a él y a su familia expuestos a un grave riesgo por lo que nunca se me ha ocurrido pensar que esas "coberturas inútiles" fueran inútiles. Si fueran inútiles el asegurador no te las quitaría para bajar el precio y hacer que piques y compres su producto simplemente porque decoran la póliza, la visten y rellenan de lo lindo ¿no?. Si realmente fueran inútiles y no fuera a gastar un duro con ellas la compañía de seguros te las regalaría ¡Total nunca ocurrirá! ¿Por qué no regalarlo? La respuesta es sencilla: no te lo dan porque saben que puede ocurrir y no quieren exponerse a perder dinero sin cobrarlo. Te inducen a comprar algo que te deja desprotegido sin más pero gracias a ese truco tu póliza es más barata que la de la competencia. Es decir, no son más baratos porque gestionan mejor los costes (low-cost) sino porque ofrecen un producto que no incorpora valor (low-price). Bienvenido a la verdad de las "póliza basura". 

Esta reflexión iba dirigida a esas coberturas que parecen imposibles sin serlo. Afortunadamente los españoles contamos con el Consorcio de Compensación de Seguros que nos protege a todos los asegurados y ante los mismos riesgos. Todos los asegurados contamos con cobertura ante el riesgo de terremotos así que, al menos, eso debe dejarnos tranquilos. Desde luego, también la calidad de la póliza influirá en la calidad de las indemnizaciones: ya he dicho que el Consorcio paga en función del contrato así que habrá vecinos que verán su casa  y sus muebles rehabilitados a valor de nuevo y otros que tendrán que ver como se lo deprecian todo en función de la edad. Cosas del precio del seguro, por supuesto.

Quiero ser claro para todo aquel que sufra daños, para que sepa lo que debe esperar del Consorcio. Y quiero que todo aquel que haya tenido la suerte de no sufrirlos se prepare a conciencia por si algún día le toca a él.

Quedo a vuestra disposición.

 

 

 

 

 

  1. #2
    17/05/11 12:06

    no llevo tanto tiempo en el sector como tú, pero uno se da cuenta de lo que ocurre con determinadas polizas de hogar y tambien con determinados clientes, desde el típico no me incluyas continente que ya tiene seguro la comunidad, a otros muchos mas casos en los que es el cliente y no el asegurador el que busca bajar el precio quitando las coberturas que hagan falta, aunque evidentemente tambien es labor del corredor o mediador, decirle al cliente lo que puede ocurrir si elimina determinadas coberturas. Una vez más das en el clavo amigo. Saludos

  2. #1
    13/05/11 15:39

    Excelente artículo que explica muchas cosas que los usuarios no conocemos, no queremos conocer o no quieren que conozcamos.

    Debería ser de obligada lectura antes de pensar en contratar cualquier seguro.
    Y es que como en todo, lo barato sale caro. Lo mismo se puede aplicar al desconocimiento.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar