Si, señoras y señores: nos toman por idiotas.

16
Este contenido tiene casi 12 años

Vamos a suponer que no estoy forrado y no me da igual tirar mi dinero o, cambiando de supuesto, vamos a suponer que soy un tipo duro y no dejo que me tomen por imbecil a la primera de cambio.

Vamos a suponer que acabo de venir del banco, de pedir un préstamo de 200.000 € a 25 años y me han dicho que me hacen un descuento del 0,8% si contrato el seguro del hogar con la aseguradora que a ellos les convenga. Tal vez les parecerá caprichoso eso del 0,8% pero se trata de un caso real, del caso de un cliente, así que he tomado el simulador de préstamos y ¿saben qué les digo? Pues que o ellos son idiotas o nos toman por tal cosa. Se lo voy a demostrar.

Vamos a suponer, en los ejemplos, que el diferencial sobre el tipo es constante tanto en el caso bonificado como en el que no lo es. Supondremos que el tipo de interés básico, de partida, se mantiene estable a lo largo de toda la duración del préstamo puesto que resulta irrelevante que varíe... al fin y al cabo la diferencia está, como el propio nombre indica, en el diferencial entre los dos tipos y no en el índice de partida (el euribor) sobre el que se aplica este.

  • Si financio 200.000 € a 25 años a un 2.0% tengo una cuota de 847 € mensuales.
  • Si financio 200.000 € a 25 años a un 2.8% tengo una cuota de 927 € mensuales.
Esto es, una diferencia exacta de 80 € mensuales o, lo que es lo mismo, 960 € anuales. En 25 años la diferencia es de 24.000 €

Por tanto, el banco, por el mero hecho de tener mi seguro de hogar del que cobrarán una comisión me va a obsequiar con 24.000 € o, lo que es lo mismo, cuatro millones de las antiguas pesetas. ¿Por qué lo hacen? ¿Acaso son una ONG? ¿Dónde está la cámara oculta?

Como corredor de seguros que soy les anuncio que la comisión típica en un seguro de hogar está entre el 20 y el 25%, los hay al 17% y algún descerebrado acepta comercializar al 40% comiéndose lo que debería ser para siniestros. Ese 20-25% es lo que ganamos los mediadores de seguros "normales" con un seguro de hogar y a cambio de ese comisionamiento tenemos que asistir en el momento de la contratación con un asesoramiento de calidad y atender todas las incidencias y siniestros que puedan presentarse a lo largo de una anualidad. Si un seguro de hogar medio está en unos 240 € de prima neta (el consorcio e impuestos no se comisionan...) llegaremos a la conclusión de que la comisión media está entre los 48 y 60 € anuales.

Si extrapolamos, para que el banco "no pierda" en esa operación en la que nos bajará el tipo de interés, tendría que estar obteniendo del seguro de hogar lo que va a sacrificar en forma de interés ¿verdad? Ese sería un punto de equilibrio que cualquier financiero avalaría: "no le cobro en interés lo que gano en el seguro". Un planteamiento impecable pero... ¿hacemos una cuenta tonta?

Para que el banco o, más concretamente, su operador de bancaseguros obtenga 960 € anuales de comisionamiento de un seguro de hogar, la prima neta anual de dicho seguro tendría que ser de entre 3.840 y 4.800 €, en función de que se cobre un 25 o un 20% de comisión. Es decir, que para que el seguro cubra la pérdida en interés el propietario de un piso con 200.000 € de hipoteca tendría que pagar el seguro de una lujosa villa. Con impuestos y consorcio cerca de 6.000 € anuales de prima total de seguro.

Afortunadamente, eso no ocurre. Porque si un cliente medio paga 240€ (moneda constante) durante 25 años se habrá dejado 6.000 € en seguro de hogar a lo largo de dicho plazo. Si el seguro costara 6.000 anuales, resultaría que en 25 años habría pagado de seguro 150.000 €, lo cual sería bastante estúpido puesto que significaría que para ahorrar 24.000 hemos asumido pagar 150.000 € con un balance en contra de 126.000 €. Como nos daríamos cuenta fácilmente de que eso es desastroso ni nos lo proponen. Así que esto de sacar los 960 € del seguro ...¡ni pensarlo! Hay que explotar otras vías.

Así que, amigos míos, resulta que el banco, esa máquina de hacer dinero, esa entidad que está dirigida por sesudos y privilegiados tipos que ganan millones de euros al año con el placet de sus accionistas en el fondo nos hace una oferta que no haría ni el tonto del pueblo: tu me compras el seguro de tu casa con el que gano 48 ó 60 € y por eso renuncio a 900 €.

Si lo miramos con perspectiva, a 25 años el problema es de psiquiátrico: porque esos 900 € anuales a los accionistas del banco les van a costar la friolera de 22.500 €. Por cliente. Multipliquen por decenas de miles y ¿no habría que defenestrar a todo el Consejo de Administración, por burros?

Por tanto estos tipos son bobos de necesidad, rematadamente tontos y absolutamente necesitados de ayuda urgente salvo que... ¡nos esten engañando!. Y entonces resulta que por arte de birlibirloque los idiotas pasamos a ser la masa, ese acojonado rebaño que dice amén, contento y agradecido con quien se la da con queso mientras viola sus derechos como consumidor. Ni qué decir tiene que la Administración también ve con buenos ojos la bondadosa actitud de bancos y cajas que obsequian dinero a espuertas como deferencia comercial.

Y es que esos señores (llamémosles así) no son tontos. Son listos. Y saben que si ponen por escrito que obligan a contratar un seguro so pena de un grave perjuicio económico la Ley tendrá que intervenir porque eso está prohibido. Porque son listos le han dado ante nuestras narices la vuelta a la historia y nos venden la bendición de gozar de su infinita bondad y deferencia hacia un buen cliente. Nos bonifican, nos protegen de ellos mismos a cambio de la tonta imposición de un segurito intrascendente. Ya está que luego, cuando se necesita, igual a uno le hicieron un bodrio de seguro, le embargan todo y uno, medio loco y totalmente destruido como ser humano acaba secuestrando al personal en una sucursal de Burgos pero eso ¡qué más da!

Mientras siga subiendo la cuenta de resultados en mitad de una crísis que ellos han provocado seguirán tomandonos por bobos; cada vez que alguien pierda la serenidad seguirán mirando para otro lado entonando el "¡yo no he sido!". Y nosotros, distraidos, seguiremos mirando bajo qué patata está la bolita mientras el tiburón nos asesta el golpe final.

  1. #16
    Anonimo
    12/12/09 16:47

    Comparto lo del anuncio de "3.500 de ahorro sólo hasta fin de mes" lo que nunca han dicho es hasta fin de que mes, porque llevan toda la vida con la misma cantinela.

    Sin embargo y aunque comparto la indignación, yo estoy harto de cortar las llamadas de Endesa para venderme seguros porque me niego a comprar seguros a una eléctrica como tampoco compro el pan en una zapatería y me niego a comprar chino o todo a un euro, por principios inicialmente, otra cosa es que se pueda mantener siempre este principio.

    El caso es que con nuestra indignación, chocamos con las leyes de mercado, la libre competencía, etc, Yo siempre he mantenido que cada uno se debe dedicar a lo suyo y que para todos los ámbitos, la ingeniería, la agricultura, la medicina, el derecho, el transporte, etc, etc.. deberían existir unos precios mínimos de comercialización que mantengan la dignidad de la profesión y su viabilidad en occidente, pero esto no es admisible en el libre mercado, como tampoco lo es entonces limitar la competencia.

    ¿Qué se consigue con tanta libertad de mercado? Pues bajo mi punto de vista un gran deterioro del mismo, es decir una espiral de autodestrucción a medio y largo plazo, pero hablar de largo plazo también está mal visto por aquí.

    Fer.

  2. #15
    Anonimo
    11/12/09 14:12

    Yo sufrí el seguro del BBVA...

    Compré un piso y especifiqué que en el seguro cubriera la reforma del mismo... hubo un accidente e inundamos al piso de abajo. Al ir a reclamar al seguro... en la letra pequeña ponía que sólo cubría reformas por menos de 3.000€ de valor. ¡¡Si poner un armario ya te cuesta eso!!

    El caso es que se lavaron las manos, nos devolvieron el importe de la cuota y nos dejaron contratar el seguro donde quisiéramos...

    ¡¡Atentos con los seguros de BBVA!!

  3. #14
    10/12/09 13:31

    Rafa:
    No es eso lo que pienso. Ellos conocen muy bien su negocio (o deberían hacerlo) tras siglos de madurez y saben perfectamente cómo hacerlo para que se cumpla el aforismo de "la banca siempre gana".
    Lo que digo es que ofertan un 2,8% con mentalidad de 2,0%. El 2,0% es lo que garantiza su negocio principal y eso no lo van a mover. El comisionamiento del seguro es un beneficio adicional, no sustitutivo y, en tal escenario, no "sacrifican" ningún decimal.
    Imagina que vendes coches, citroen, por poner un ejemplo. Sabes que debes venderlo a 15.000€ pero necesitas generar expectación y, sobretodo, crear en el consumidor la "ilusión" de que está haciendo un buen negocio, de que es él quien gana. Así que pones el PVP en 18.500 €. Y luego montas una campaña espectacular en TV en la que anuncias "solo hasta fin de mes..." (¿recuerdas la campaña? tuvimos "solo hasta fin de mes" más de dos años) un descuento de 3.500 € "¡hay que ser tonto para no comprar!"
    Al final se consigue que el cliente, satisfecho y confiado, compre por el precio que desde un principio se estableció como óptimo para el producto. ¿Ha perdido la cadena productor-vendedor 3.500 €? No.
    A eso me refería.

  4. #13
    09/12/09 22:29

    Estimado Anónimo de las 19.33 (qué lástima que no pongáis el nombre):
    Estoy de acuerdo contigo en el sentido de que se ha cumplido el teorema de Heinrich por la coexistencia de dos elementos propicios para el desastre. Según dicha teoría, para quien no esté puesto en Gerencia de Riesgos, existen dos elementos básicos en el riesgo: el escenario y el comportamiento de quienes interactuan con él. Así fumar en el desierto no puede desencadenar un incendio, de la misma forma que un depósito de gasolina que se relaciona con gente segura no generará incendios.Para que se inicie un proceso destructivo es necesario que exista un ambiente inseguro en el que se desarrollan actitudes de riesgo.
    Está completamente claro que si el banco era estúpido no se hubieran producido situaciones desastrosas si los consumidores hubieran actuado responsablemente. Idem a la inversa.
    El problema, amigo anónimo, es que el banco tiene rectores profesionales que se supone que conocen no solo los límites de exposición al riesgo de sus empresas sino también las leyes que las regulan. Y son precisamente esos profesionales quienes han urdido una esperpéntica trama en la que:
    - se ha financiado por encima del valor.
    - se han constituido tasadoras propias para poder cumplir esa estrategia
    - se ha financiado sin garantías a promotores que ni tan siquiera compraban el suelo donde edificaban
    - se han sobrepasado los límites que históricamente la banca había considerado aceptables a nivel de endeudamiento familiar
    - se ha apoyado una actividad empresarial basada en la póliza de crédito y no en la reinversión en la propia empresa generando riqueza
    - se ha apoyado la actividad de quienes generaban grandes masas opacas al fisco lo cual también se traducía en términos de moralidad mercantil
    - tal vez sea una visión paternalista del problema, pero no se ha parado los pies a quien intentaba pasar la línea roja.

    Y el consumidor, iluso, ha creído que podía generar a crédito su Falcon Crest y aparentar que un coche financiado a treinta años era una solución para siempre.

    En este sentido tengo que argumentar que en mi vida profesional han sido muchos, cientos, quienes han venido pidiéndome chanchullos, chapuzas y otros engendros que un técnico normalillo, como yo, sabe que no llevan a buen puerto. Siempre me he negado a hacerlo, empezando por el seguro del nene a nombre de papá. Y es que el profesional de algo tiene que ser capaz de negar, de denegar y, con ello, salvarle el culo al cliente que inconscientemente o por impulso de emulación respecto de sus congéneres, tiene a hacer el idiota de vez en cuando.
    Para mí está claro que ambos actores han errado y mucho pero te confirmo que para mí el monstruo es quien hace mal a sabiendas.
    Saludos,

  5. #12
    09/12/09 22:25

    Carlos,
    Crees que ofertan el interés "inflado" para luego con el descuento se acerque mucho al que tenian pensado comercializar?
    Es decir mi campaña se basa en aplicar el 2,3%, y en la publicidad indico que es el 2,8% de interes, pero que si contrato el hogar se me queda en un 2,00% ????

  6. #11
    09/12/09 20:33

    Estoy de acuerdo en casi todo, menos con la superficialidad que tratas el origen de la crisis financiera actual. Afirmar que “una crisis que ellos han provocado” refiriéndose a las bancos, siento decirte que no estoy para nada de acuerdo. Que pasa que ¿los morosos que se empufarón para comprarse el cochazo, la choza en primera línea de playa y la play3 para el niño no tienen nada que ver?

    Yo no tengo ni casa, ni play3 ni cochazo pero nunca se me paso por la cabeza pedir prestamos al banco que pensando un poco con la cabeza sabia que si venia mal dadas no podría devolver.

    Desde luego que los bancos han sido irresponsables en la concesión de créditos pero tan culpables son ellos por darlos, como la gente de a pie por pedirlos.

    Así que eso de demonizar a los bancos, como imputarles lo de la sucursal de Burgos (sin tener ni idea de los motivos que tenia ese hombre para hacer lo que hizo) pues como que no me vale

    Por lo demás enhorabuena por el blog

    Un saludo

  7. #10
    09/12/09 11:58

    Muy interesante el artículo. Desde el punto de vista del consumidor creo que el mediador se habria de ofrecer como tu lo haces, abiertamente. Como cuando tienes que contratar los servicios de un abogado, buscas referencias, experiencia, núm de clientes
    Yo soy socio del RACC, que parece ser una correduria, pero a la hora de la verdad, se contractan los productos con personal no cualificado y solo operan con 3-4 compañias
    Es importante que el consumidor crea de verdad que ejerceis una profesión y no sois medios intermediarios o comisionistas
    saludos

  8. #9
    09/12/09 02:04

    Estimado Tonifinval:

    Ciertamente lo normal en las operaciones "tradicionales" consiste en bonificar pequeños tramos de una a dos décimas a cambio de vincular seguros, tarjetas de crédito, planes de pensiones, la nómina o la nómina de los empleados.

    El caso expuesto es crudamente tal cual lo plasmo: "si te haces el seguro de hogar te ahorras el 0,8% (ocho décimas)". Me escandalizó porque el planteamiento era netamente ofensivo y... calabrés.

    Yo comprendo que la banca precise en los días que corren lo que no ha precisado en varios siglos de actividad y abandone su negocio natural para abrazar otros destinos como el de la mediación de seguros. Entendería, además, que se dedicaran masivamente a la oferta de seguros dado que esa competencia sería estimulante para el sector y beneficiaría al consumidor. Pero no oferta: impone.

    Y al hacerlo utiliza dos vías: aquella abiertamente mafiosa del "si no firmas aquí te rompemos las piernas, financieramente hablando y estás muerto como empresa o familia" o aquella más light, más inofensiva del "mira que majos somos que si contratas los seguros con nosotros te ponemos condiciones normales y si no prepárate porque será duro de narices". A esta última va dedicado este post.

    Para mí, que me dedico a esto desde hace dos décadas y que me he dejado muchas horas de estudio no solo en seguros sino también en Administración de Empresas, creo que es importante reconocer una ventaja, un beneficio, esa situación en la que todos los actores ganan algo y están satisfechos. Asimismo, también es importante reconocer cuando solo uno gana en la transacción y los demás son perdedores porque en ese caso el negocio no es saludable ni ético ni genera valor equitativamente a las partes.

    Lamento tener que asistir a escenas en las que clientes de toda una vida de ciertas entidades financieras descubren que aquella entidad donde su padre le abrió su primera libreta de ahorro, donde siempre ha tenido sus ahorros y a quien siempre había entendido como un socio importante en su vida como proveedor de recursos (de pago) con que incrementar su calidad de vida o el desarrollo de su negocio no es sino una máquina arrolladora para quien su cliente no cuenta más que una gallina ponedora para el granjero.

    Los mediadores tal vez tengamos contadas nuestras horas. Los consumidores tienen la palabra. Si quieren tener aliados, personas que estudien sus riesgos y que les protejan estamos salvados. Si optan por permitir que otros gobiernen sin otro interés que sacarles los cuartos su protección familiar o de negocio, estaremos en un serio aprieto.

    Gracias por comentar tan detallada y abiertamente tus impresiones. Gracias por dejar tu aportación y espero tenerte por este blog, que es vuestro.

    Saludos,

  9. #8
    Anonimo
    09/12/09 01:42

    Buenas noches,
    lo primero de todo es felicitar a Carlos Lluch por expresar con claridad su vision de lo que esta sucediendo en su profesión.
    Mi actividad profesional esta directamente relacionada con las entidades bancarias por lo que dispongo de alguna informacion, no me refiero a información privilegiada, sino a un conocimiento un poco más profundo de dichas bonificiaciones.
    Como todos sabemos un banco es un negocio, pero visto que los habitos del consumo están cambiando y estan surgiendo nuevas necesidades la banca se cree convencida que puede hacer muchas mas cosas aprovechandose de su posición privilegiada y del conocimiento de nuestras cuentas.
    Bueno no me extiendo, pero al igual que la financiacion para comprarse una casa es complicada de conseguir o los tipos de interes no son muy buenos si no eres funcionario, aparecen las facilidades y los buenos tipos cuando se trata de adquirir un inmueble de la entidad o de una promotora a la que financio que tiene serios problemas para salir adelante.
    Curioso el caso del cliente que quiere comprar un mercedes ml y en el concesionario el informan que no se preocupe por la financiación que trabajan con uno de los dos grandes de españa y no es el que patrocina a Alonso. Curiosamente despues de un par de meses y de entrega de un monton de documentación el prestamo no es viable. Al los tres meses llega a su casa una publicidad indicandole que cualquiera de estos coches puede ser suyo por solo x euros al mes, y mira por donde compro el coche que quería tiempo atras, y la financiación fue cosa de un par de semanas. Casualmente el importe de la compra fue superior, pero estaba financiado en comodos pagos mensuales y mira por donde disfrutaria de una rebaja de interes si contrataba el seguro de auto con ellos.
    En el tema de las hipotecas, las cuentas que has realizado son correctas pero seguro que la información que se te dio por parte de tu cliente no lo fuera. Esas cuentas salen así para la entidad, pues hay suelos de tipos de interes, como máximo una serie de bonificaciones, y como siempre las primas de seguros son más caras, tu que eres del gremio te invito a pasar por el banco que financió "el mercedes" en comodos pagos mensuales, y pidas un precio del seguro de vida, te sorprenderas cuando veas que la prima es un 40% más cara de lo que tu podrías conseguir.
    No conozco ningún caso de una bonificacion del 0,8 me imagino que será del 0,08 aunque lo normal es que sean del 0,10% pero en todos las entidades hay una formula que consigue que los beneficios sean para la entidad. La explicación es sencilla, es más facil ganar dinero y sobre todo mas rapido para los balances, haciendo seguros, "no te cobro comisión de apertura, pero ya te hago el seguro de vida de prima única para cinco años y así te olvidas que ya estas cubierto", oye pero que son 4.000€, " no te preocupes que lo pedimos de mas en la hipoteca y así ni lo notas"
    Teniendo en cuenta que la mitad de la prima (creo) se la queda el corredor en los seguros de vida,al banco le queda un beneficio de x y si luego hay siniestro para eso esta la aseguradora, pero como el ramo de vida es bastante rentable pues lo hago con la mia.
    Se que toda esta información no es 100% exacta pero se puede entender que no son "idiotas".
    Por cierto a las personas que trabajan en el sector seguros les deseo lo mejor, pues conozco casos de clientes que fueron a su entidad para preguntarles porque les habían devuelto el seguro de automovil y la respuesta fué " tranquilo no te preocupes, que te presupueste con nuestra compañia y te sale a cuenta".
    Creo las profesiones y en los profesionales, no en los manitas que saben hacer de todo, y banca, seguros,construccion o inmobiliaria creo que son profesiones bastante distintas que requieren el buen desempeño de sus profesionales.

  10. #7
    08/12/09 22:35

    Estimado Carlos Hernández:
    Llegas a las mismas conclusiones que yo y son, por este orden:
    - un consumidor auténticamente abducido y consumido por el temor a la par que enormemente pasivo y, con ello, fácilmente manipulable.
    - un mediador totalmente superado por una realidad. Espera que los demás le saquen del problema pero, al mismo tiempo, no está dispuesto a poner ni esfuerzo ni dinero.
    Para mí todo esto tiene fácil remedio pero no podemos tardar demasiado en aplicar la cura que debería atacar dos frentes, que son los que indicas:
    - por una parte una campaña de información y sensibilización dirigida al consumidor para que sepa identificar exactamente cuando están poniéndolo a cuatro patas.
    - por otra una acción coordinada de la mediación recabando PRUEBAS materiales de las prácticas mafiosas de ciertos canales y presentándolas en sede judicial puesto que la Administración mira para otro lado con una postura que ya va degenerando en tortícolis.
    En ambos casos esto se traduce en dinero y en coordinación desde las organizaciones de mediadores. Es el momento de enterrar los personalismos y los protagonismos y unir fuerzas, pero la experiencia me dice que las voluntades no son aún conscientes de que su actitud juega en contra.
    Hace poco dos asociaciones interpusieron una demanda contra una serie de bancos dadas las malas prácticas de estos. Me puse en contacto con ellas y les manifesté mi satisfacción, mi enhorabuena y... les pedí que me remitieran copia de las argumentaciones y del modelo que habían seguido para trabajarlo en local. ¿Te han contestado a tí?, porque a mí...¡no! Yo no quiero arrebatarles su minuto de gloria, quiero que mi profesión (que entiendo necesaria) tenga futuro.
    En Balears he propuesto a varios colegas abrir un fondo para destinarlo integramente a proclamar los derechos del consumidor de seguros y la identificación de prácticas abusivas. ¿Sabes qué me han contestado? Pues algo así como "muy bonito; nosotros ponemos el dinero y se benefician todos los mediadores sin poner un duro...¡conmigo no cuentes!"
    ¿Adónde nos conduce esta forma de pensar?
    Los señores de las Cajas se han asociado, aún con su poder precisan más fuerza de modo colectivo. Idem los banqueros.
    Mientras, nosotros aún seguimos contemplando nuestras heridas, compadeciéndonos pero sin reconocer que, a veces, uno más uno es más que dos.
    Carlos ¿Tienes alguna idea para que este motor deje de tener sus piezas dispersas, se emsamble y empiece a trabajar?

  11. #6
    Anonimo
    08/12/09 21:01

    Creo que el caso del secuestrador es un claro ejemplo de las tremendas consecuencias de no contar con una cobertura correcta de responsabilidiad civil.

    Por otra parte esta misma queja de los mediadores contra los bancos y su extrañeza ante la falta de actividad del Estado y los consumidores me recuerda la de los talleres contra las aseguradoras en el tema de las peritaciones y los talleres no oficiales.

    La respuesta está en que lamentablemente la gente no suele estar por la labor de reclamar, lo que se ve más como un problema añadido en el que pensar que en una solución. Así que la pregunta no sería de qué manera los consumidores deberían actuar sino de qué modo los profesionales pueden actuar en defensa de sus propios intereses y, a la vez, en defensa de los intereses de los consumidores. Porque si los mediadores no están dispuestos a poner un euro para luchar por su profesión mediante denuncias ante competencia o ( y propongo una solución imaginativa) facilitando las reclamaciones de los consumidores afectados por abusos de los bancos imponiendo sus seguros ( como el de las primas unicas del santander en las hiptoecas) no esperen que el consumidor sea el que asuma tal coste ni el riesgo que ello supone. Al final prima la comodidad, la rapidez, la falta de voluntad y de tiempo para gestionar las reclamaciones así que o los medidadores se ponen las pilas o esto acabará en manos de las entidades financieras. Y basta ver la evolución del sector para pronosticar que eso no tardará mucho.

  12. #5
    08/12/09 00:51

    Estimado Inthemoon:

    Si leemos el Código Civil verás que:
    "- Artículo 1265.Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo.
    - Artículo 1267.Hay violencia cuando para arrancar el consentimiento se emplea una fuerza irresistible.
    Hay intimidación cuando se inspira a uno de los contratantes el temor racional y fundado de sufrir un mal inminente y grave en su persona o bienes, o en la persona o bienes de su cónyuge, descendientes u ascendientes.
    Para calificar la intimidación debe atenderse a la edad y a la condición de la persona.
    El temor de desagradar a las personas a quienes se debe sumisión y respeto no anulará el contrato.
    - Artículo 1269.Hay dolo cuando, con palabras o maquinaciones insidiosas de parte de uno de los contratantes, es inducido el otro a celebrar un contrato que, sin ellas, no hubiera hecho.
    - Artículo 1270.Para que el dolo produzca la nulidad de los contratos, deberá ser grave y no haber sido empleado por las dos partes contratantes.
    El dolo incidental sólo obliga al que lo empleó a indemnizar daños y perjuicios."

    Pero, además, en nuestra Ley 26/2006 de Mediación tienes otra perla:
    "- Artículo 5.2.e.PROHIBICIONES: Imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguro.
    - Artículo 5.2.g. PROHIBICIONES: Celebrar en nombre de su cliente un contrato de seguro sin el consentimiento de éste."

    ¿Qué más quieren los consumidores para defenderse y las Autoridades para proteger a sus administrados?

  13. #4
    Anonimo
    07/12/09 15:56

    Por cierto, me gustaria que interpretaseis si las entidades financieras respetan las leyes hacialos consumidores como por ejemplo este extracto del boe del 18 de julio del 2006:

    "b) Los operadores de banca-seguros, además de lo
    previsto en la letra anterior, deberán comunicar a su clientela
    que el asesoramiento prestado se facilita con la finalidad
    de contratar un seguro y no cualquier otro producto
    que pudiera comercializar la entidad de crédito."

  14. #3
    07/12/09 12:53

    Lo mismo estan cobrandote un % mayor global en la hipoteca y lo cubren a cambio de ese seguro...

    Faltan variables en esta cuestion habria que verlo mas en detalle.

    Pero viendolo tal y como lo planteas, no se como van a engordar su cuenta de resultados si venden a un 0,8 por debajo, y reintegran menos del 0,2 luego.

    Se nos olvida tambien pensar muchas veces que de los 10000 productos diferentes que ofrece un banco, 1 de ellos podria ser un poco peor pensado desde la inteligencia financiera, ya que en resumidas cuentas, quien esta detras de esos productos son personas normales, aun con un sueldo millonario, personas prescindibles que podrian dejar de estar ahi al dia siguiente por un error en la creacion.

  15. #2
    07/12/09 12:32

    Los bancos han tenido manga ancha, cuando les interesa dan creditos por encima del 100 %, cuando les interesa se meten a vender relojes, vajillas, seguros, pisos, etc...es siemplemente competencia desleal. Que se dediquen a lo suyo hacer llegar a las pymes el credito, y si no son profesionales que abandonen el negocio y dejen formar una banca mixta (estado-privada)sanulando todo este caos de cajas, bancos estatales,bancos privados, chiringuitos de refinanciacion, etc, etc)

  16. #1
    Anonimo
    07/12/09 07:27

    Estoy completamente de acuerdo y reitero todo lo comentado. Ante tal injusticia a los consumidores (que somos todos) y tal competencia desleal a los que somos profesionales del seguro, deberiamos actuar de alguna manera. Os invito a hacer una reflexión, a ver si os podeis acordar de si en alguna ocasión os han denegado la venta de algún producto sino comprais 10 o 12 más. A las aseguradoras que disponen de tales acuerdos con las entidades financieras ya les favorece pero a los demás mediadores nos indigna.

    El gobierno ha dejado que el Banco de España permita un control muy escaso con las entidades financieras para que hagan con nuestro dinero lo que les plazca. Además de no legislar correctamente el problema ya comentado, lo que faltaba era subvencionar a estos buitres con mi/nuestro dinero.
    Sin querer entrar en política el resultado es;

    + paro
    + déficit
    + crisis
    - renta per cápita y pobreza
    - empresas
    - seguros

    Prefiero no seguir, pero he escuchado una posible ley milagrosa de economia sostenible...

    Si estamos en democracia, algo deberiamos hacer.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar