Recopilación de post sobre las actuaciones de los estados. ¿Es democracia esto?

 

La segunda recopilación de la semana santa es aquella que hace referencia a la actuación de los gobiernos, y en especial del nuestro en la gestación y en la crisis. Uno de los efectos de esta crisis es que está dejando completamente al desnudo las actuaciones de los distintos gobiernos, y los fallos que en mi opinión tienen los sistemas democráticos en este momento.

Lo que en todo el mundo se ve claramente, en España parece estar marcado en fosforito.  En el post de “dos lecturas para el fin de semana”,  he tratado de analizar dos libros que en mi opinión, suponen lecturas clave en esta situación; la constitución española, (que en teoría debe ser el texto donde fijamos las normas de la convivencia de la sociedad), y el libro “1984” de George Orwell, que lamentablemente en muchos aspectos recoge mejor la realidad de nuestra situación; de hecho me parece muy útil una descripción que el autor del celebre libro, que simplemente me parece un brillante resumen de la situación en España:

 

 “Ya de joven me había fijado en que ningún periódico cuenta nunca con fidelidad cómo suceden las cosas, pero en España vi por primera vez noticias de prensa que no tenían ninguna relación con los hechos, ni siquiera la relación que se presupone en una mentira corriente. (...) En realidad vi que la historia se estaba escribiendo no desde el punto de vista de lo que había ocurrido, sino desde el punto de vista de lo que tenía que haber ocurrido según las distintas «líneas de partido». (...) Estas cosas me parecen aterradoras, porque me hacen creer que incluso la idea de verdad objetiva está desapareciendo del mundo. A fin de cuentas, es muy probable que estas mentiras, o en cualquier caso otras equivalentes, pasen a la historia. ¿Cómo se escribirá la historia de la guerra civil española? (...) Sin embargo, es evidente que se escribirá una historia, la que sea, y cuando hayan muerto los que recuerden la guerra, se aceptará universalmente. Así que, a todos los efectos prácticos, la mentira se habrá convertido en verdad. (...) El objetivo tácito de esa argumentación es un mundo de pesadilla en el que el jefe, o la camarilla gobernante, controla no sólo el futuro sino también el pasado. Si el jefe dice de tal o cual acontecimiento que no ha sucedido, pues no ha sucedido; si dice que dos y dos son cinco, dos y dos serán cinco. Esta perspectiva me asusta mucho más que las bombas, y después de las experiencias de los últimos años no es una conjetura hecha a tontas y a locas”.

 

En el post de “La democracia”, he intentado entender una realidad en España, donde nos encontramos con una situación política que desde luego nos lleva a absurdos increíbles, y en gran parte considero que parte de nuestro pasado y nuestro sistema electoral. En la época de la transición, lo importante era tratar de fortalecer los partidos políticos, el consenso y la democracia de la que se hablaba en todos y cada uno de los foros. Esto nos ha llevado a un sistema electoral en el que los aparatos de los partidos, son los que mantienen el poder, al combinar la combinación de un sistema electoral de listas cerradas y el tema de la disciplina de voto. Por supuesto, entender que los partidos, son los que atesoran el poder, lo único que nos indica es que estamos completamente en manos de los lobbys de turno.

La realidad es que desde hace tiempo no es difícil ver el poder de los mercados sobre los gobiernos, de tal forma que en esta recopilación no puede faltar un post que he denominado “¿Democracia?, ¿Despotismo Ilustrado?, ¿Dictadura económica?”; no trataba de defender cual de los sistemas es mejor; sino más bien, saber exactamente donde estamos. Puede que lo mejor sea la democracia, puede ser que determinadas personas decidan lo que es mejor para nosotros, (sin contar con nosotros); o bien pudiera ser que esto es una dictadura económica, en la que como todas las dictaduras, se busca el beneficio justificándose en lo que sea aunque se llegue a absurdos; que es de donde sale el post “¿Economía?, ¿Política?, ¡un absurdo!”.

El caso es que los chantajes y las presiones a todos los gobiernos, en España, son mucho más efectivos, que en el resto del mundo. En este caso, es normal suponer que cuanto mayor sea el poder de la sociedad, mayor poder tendrán los políticos, en este sentido en España es fácil encontrar miles de casos donde nuestro gobierno cede ante todo chantaje o presión que venga desde un grupo de presión; eso es lo que he tratado de poner en el post: “De chantajes, presiones y muchas historias más”. Esto es lo que diferencia a unos gobiernos de otros y en España, cualquiera que tenga acceso a los despachos oficiales podrá conseguir sin problemas “lo suyo”.

Debemos reconocer que algunos gobiernos, están tratando de imponer un poco de cordura y por lo menos reconocer el poder extorsionador de la banca. En este apartado me gustaría mencionar a Sarkozy y sobre todo a Merkel, que son los más beligerantes en la práctica, y han sido los que han tomado decisiones más duras; Las intervenciones han supuesto nacionalizaciones en el caso alemán; el francés ha presionado a la banca, amenazando con la nacionalización y con vetar el trabajar con el estado a los bancos “que no colaborasen”, y ambos están empeñados en la cruzada para desmembrar los bancos, para que en palabras de Merkel; “que no tengan esta capacidad extorsionadora”. El caso es que pese a que curiosamente, son los países que mejor se están comportando, resulta que en España, lejos de presionar, presumimos, y lejos de fragmentar las entidades, lo que hacemos es subvencionar que sean más grandes; esto me ha llevado al post: “de megabancos a frobs”.

En Estados Unidos, Obama, de vez en cuando se mete con la banca, pero lo cierto es que sobre todo de cara a la galería; de ahí surge el post “Obama y la guerra, (con los bancos)” ; he tenido que poner en paréntesis, a cual de las guerras me refería, a pesar de ser un nobel de la paz, lo cual da una idea de mi opinión acerca de este señor. Tiene buenos discursos, ¡muy buenos!, y se cura en salud echando la culpa a los bancos de todo. Pero luego les da la pasta, las reglas y pelea por ellos. En todo caso no llega al nivel de España, donde ni tan siquiera se admite criticas, (salvo el discursito este que no dice nada de la codicia humana).

Es curioso ahora que nos encontráramos con una reformilla fiscal que absolutamente todo el mundo rechaza. La izquierda, la derecha, los consumidores y las empresas están de acuerdo en censurar la subida del IVA, (aunque desde luego por motivos distintos). Esto es lo que traté de analizar en  “Reflexiones acerca del vodevil de la subida del IVA”. Está claro que si nadie quiere la subida del IVA, tendríamos que saber porque ha sido, y desde luego, no nos queda más que pensar en las recomendaciones, (que ya parecen hasta órdenes), del sistema financiero, de tal forma que deberíamos recordar “las recomendaciones de Funcas”. Podemos discutir lo que queramos, pero la situación está clara; “el sistema financiero manda”; Desde luego todas y cada una de las decisiones que se han tomado obedecen a los intereses del sistema financiero.

Pero más curioso es comprobar como en todos los países que se han entregado a los bancos, las soluciones y propuestas son las mismas; Y no son otras que las que se tomarían para maximizar el valor para el accionista de las cotizadas.  De ahí sale el post “Beneficios y creación de valor, ¿Puede haber contradicción?”.  Sacando la lista de medidas, para subir el valor de una acción, coincide pasmosamente con las medidas propuestas o aprobadas por todos los gobiernos en especiales problemas, que no son otros que los que en situación más precaria están; Irlanda, Italia, Grecia, Portugal y España, han tomado o están tomando todos exactamente las mismas medidas, (curiosamente a nadie parece preocuparle que sean las contrarias a las de Alemania y Francia, que se recuperan, mientras estos PIIGS caemos sin que sepamos como levantarnos).

De esta forma, todos los gobiernos están abanderando las reformas de la seguridad social; que son auténticos despropósitos que se venden en presentaciones como una lucha contra el déficit fiscal, (cuando en realidad curiosamente el sistema de seguridad social es ajeno al presupuesto del estado, por lo que no influye). ¿las ventajas de esta reforma?. Al bajar las pensiones, se pueden bajar las cotizaciones, lo cual supone beneficios para las empresas. Por otra parte se incrementan las ventajas,(o necesidad de los planes de pensiones privados). Lo cual supone que básicamente, estamos mejorando la situación de las empresas y entidades financieras, con cargo a nuestras pensiones. Esto no es otro que el resumen del post de “la reforma de la seguridad social”.

Con ideas como aquellas que defienden que la seguridad social es un esquema ponzi, (claramente errónea como he puesto en el post: ¿Es la seguridad social un esquema piramidal?), o estudios completamente irreales sobre “el futuro de la seguridad social”, unido a la reforma planteada, lo que está provocando no es ni más, ni menos que entregar el futuro de la sociedad a los bancos, (nada nuevo, por otra parte), ya que las pensiones en muchas zonas del mundo, (principalmente el entorno anglosajón), dependen de los mercados financieros para el pago de pensiones. Este creo que es el grave problema que nos encontramos actualmente. Si se derrumban las acciones y los mercados financieros, los pensionistas británicos y norteamericanos están condenados a la indigencia; Este fue el leiv motiv del post: “Los riesgos de los sistemas de pensiones privados”.

Si nos damos cuenta, este poder abarca todo y se ha manifestado con toda su claridad en unas jornadas acerca del futuro del sector financiero, cuyo titulo manifiesta claramente las intenciones, (que por otra parte coinciden con las propuestas de los gobiernos, casi al pie de la letra). El post tiene un titulo que no necesita más comentario: “Financieros hablando de la reforma financiera, (o de la reforma de la seguridad social, laboral,….).”

En conclusión tenemos una situación en la que existe una clara asimetría, que raya el absurdo en la defensa sobre el nivel de regulación óptimo; en el post “desregulación y seguridad jurídica”, he tratado de exponer lo curioso de la sensación de que los mismos que afirman que es conveniente una desregulación, se quejan amargamente de la escasa seguridad jurídica, según convenga.

Todo esto, nos ha llevado a que los gobiernos, (y muy especialmente el español), hace tiempo que no gobierna, lo cual me ha llevado a preguntarme “Quién es quién; ¿Crisis financiera o sistema destrozado?”, ya que desde luego en esta crisis, no podemos obviar que es un grave problema que los estados no estén gobernando. Esto nos lleva a la pura “Anarquía; cuando pasamos, utilizamos y pervertimos las reglas”.

Casi todos los post tienen una serie de aspectos en común, que me llevan a concluir un grave problema; Por un lado, los grupos de presión, se pasan todos los días presionando; Por supuesto se puede estar de acuerdo o no, con las pretensiones. Incluso, (como es mi caso), se puede considerar que se están cometiendo errores derivados de no levantar los ojos, (La situación no se puede sostener, mientras no se cambie el sistema y el esquema de pensamiento, y lo peor es que el sistema financiero, depende de la economía; sin esta no tiene posibilidades de salir bien de esta).

Pero por supuesto, lo que tengo claro es que la función del sistema financiero es ganar dinero; y no es pensar en el futuro, ser razonable, ni defender la economía. Es el estado el que tiene que fijar reglas, exigir que se cumplan y poner en su sitio a todo el mundo y no sólo a los ciudadanos; es por tanto, a mi juicio el responsable máximo de esta crisis, tal y como he puesto en el post: “Escaramuzas en rankia a cuenta de la culpabilidad”.

Son los gobiernos los que han de representarnos, han de lograr que esto sea una democracia, y sobre todo han de imponer reglas y orden en todo este caos, donde todo el que tenga un poco de poder lo aprovecha en su propio beneficio, incluso a costa de perder ellos.

Y por supuesto, son los estados los que han decidido salvar al sistema financiero, a costa de todos y a cualquier precio, con tan sólo una ligera argumentación, (basada principalmente en el “lo contrario es peor”), sin tan siquiera preguntarse si es posible salvar el sistema tal y como está: “Riesgo sistémico; ¿demasiado grandes para caer?; ¿y para ser salvados?”.

Algunas veces estamos en la discusión sobre si es el estado el que debe liderar la recuperación, y desde luego estoy de acuerdo en tal afirmación, pero no en el sentido de que sea “el dinero del estado”, sino que los gobernantes, están tardando en recuperar el sentido de la democracia, y a lo mejor convertimos esto en algo menos hostil para los ciudadanos.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar