Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Ya he comentado muchas veces que en todas las campañas de formación de opinión, nos encontramos con varios elementos comunes. En todo momento se nos dice que tal o cual medida, será beneficiosa para la sociedad; pero al lado del marketing positivo suele venir de varias formas, las amenazas, presiones o simplemente una descripción del panorama que se avecina si no se aprueba lo que determinados agentes nos proponen.

La verdad es que no pretendo desarrollar ahora una tesis sobre las características del delito de extorsión, y mucho menos entrar a valorar donde está la línea que separa una presión lícita de una extorsión directamente. La amenaza de los piratas de asesinar a los pescadores del Alakrana es claramente una amenaza. Las peticiones de determinados colectivos, como autónomos, familias y PYMES que están aguantando la bomba que se ha venido encima está claro que no lo son. El resto depende de donde pongamos una línea que cada vez se ha difuminado más.

Sin embargo la realidad es que la opinión pública, (si esta fuese una persona), y desde luego los gobiernos, están sujetos a presiones e intimidaciones que ya son hasta cotidianas. Y en este sentido, cuando no nos amenazan los bancos, son las de energía, o los de las SICAV o los del Futbol, las empresas automovilísticas, o la CEOE. Curiosamente, los sindicatos y las organizaciones de consumidores, y autónomos, son los que menos gritan en todo este coro, alegando una supuesta responsabilidad que en realidad es reconocer que hace tiempo que se han entregado.

A todos estos chantajes, el gobierno está reaccionando como puede y la mayor parte de las veces es ceder en algo.

¿Qué si no rescatamos a los bancos se hunde todo?. Pues se rescatan, se dice a todos los vientos que no nos ha costado un duro y que tampoco les hemos dado nada. O sea se niega un chantaje que reconoce todo el resto del mundo, y por supuesto se niega el que se haya cedido.

¿Qué las empresas de automóviles, anuncian con su marcha?. Pues subvenciones, ayudas financieras, infraestructuras y aceptamos sin rechistar los despidos que sean, bajo el argumento de que no se han despedido 1.000, sino que se salvan 7.000.

¿Qué usamos a los del futbol, para distraer la atención muy centrada en las SICAVS?, (alguien ha puesto una liebre para que dejemos en paz el tema SICAV que ya empezaba a molestar). Pues lo de siempre. Les damos una moratoria de cinco años, (que curioso que si suben los impuestos mañana, yo pagaré más, tenga o no contrato en vigor, y curioso también que supongo que cuando tuvieron el regalito no tuvieron que esperar 5 años para la bajada). Pero es que aparte de la moratoria, hablamos de bajarles el IVA, (por lo de bien de primera necesidad, supongo), les damos más participación en el negocio de las quinielas y supongo que algún regalito más caerá.

Lo mismo con las constructoras, y tantos y tantos chantajes que llevamos en esta época, (que ya el ICO parece un colador). Y en todos y cada uno de ellos, la oposición ha mantenido un conveniente silencio, dedicándose tan sólo a criticar el discurso de un gobierno, que por cierto es sólo un discurso. Curiosamente, nos encontramos con que al final todo el mundo hace lo que le da la real gana, en función de sus posibilidades y los políticos discutiendo sus cosas y corruptelas varias, (sin que tampoco pongan ni una puñetera solución).

En todo este panorama, han llegado los piratas y secuestran el playa de Bakio, de forma que caemos en otro chantaje, al que como de costumbre volvemos a ceder, (¡y vaya usted a saber si no ha sido pagado también mediante el ICO!). Hasta que llegamos al Alakrana.

Y ahora nos hemos encontrado con el chantaje, y tal cual el matón de medio del cole que abusa de los menores, al gobierno no se le ha ocurrido otra cosa que andar haciendo el tonto con los secuestradores.

Pero vamos a ver, ¡hombre de Dios!, imagine tres secuestradores en un banco, con rehenes. Sale un atracador a la calle a buscar las pizzas que siempre les da la policía y ¿se les ocurre detenerlo?. Hombre, todos sabemos que el delito se tiene que perseguir, pero hay momentos y momentos y sobre todo hay estrategias. Dejen volver al secuestrador al banco, o asáltenlo, pero esta táctica no es la habitual en todas las películas del género, y si no es habitual es porque no tiene el mínimo sentido, (a menos que sea una parodia, claro).

Y ahora, aquí estamos, tras ponernos chulos en el más claro caso en el que debimos haber cedido, (estamos hablando de vidas), pues ahora estamos analizando como demonios hacer legal, lo que no es otra cosa que ceder a un chantaje. Y con las tonterías de siempre de no reconocer oficialmente nada. No soy capaz de comprender como hemos llegado a una situación en la que se dice que hay matiz entre que el pago y la liberación sean oficiales o no. Lo malo de pagar un chantaje es pagarlo, no que sea oficial. Y si se paga, se ha de pagar convencido. Podemos discutir cualquier opción, pero cuando una persona no es capaz de explicar la suya es grave.

Yo no es por dar ideas, pero mi opinión es que los piratas han de liberarse inmediatamente y si hay que invadir la audiencia nacional, se invade. Se liberan los piratas, se paga el dinero y cinco minutos después de puestos a salvo los rehenes, se lanza a la armada y se intenta atrapar a todos los piratas y que paguen sus penas de acuerdo a la ley.

Eso es lo que han hecho otros países y es lo que se debió hacer con el playa de bakio y es lo que corresponde. Se pone a salvo a los rehenes y se captura a los delincuentes, en ese orden y con esa prioridad. Y por supuesto sin olvidar la segunda parte.

¿Qué los planes no salen bien y se escapan?. Pues, yo particularmente seré más indulgente con un plan que sale mal, que con el panorama que estamos haciendo, por no cagarla más.

Y oiga, ya puestos a ponerse en plan líder, aprenda de otros como Sarkozy y Merkel que ante las presiones de los grupos de presión en sus países han reaccionado con energía y firmeza. ¿Qué el sector financiero estaba fastidiado?. Pues ahí tiene nacionalizaciones. Se rescata, pero se hace pagar la factura. Y oiga, que no me creo que no hayan tenido sus presiones en sus países para que entregasen todo el país para salvar al sector financiero.

¿Qué GM cambia de opinión en el último momento, después de poner dinero, apoyos y negociar todo?. Pues Alemania, fue clarito. ¡A devolver los préstamos! y a calificar la acción como inaceptable. ¿En España?. Pues sin saber a ciencia cierta que es lo que va a pasar, (nadie lo sabe aún), el Sr. Sebastián ya salió a anunciar la buena nueva.

En definitiva. Necesitamos un líder, (y no se atisba por ningún lado y desde luego no en esa caterva de 300 y pico que llamamos congreso). Y un líder es alguien capaz de pensar, tomar decisiones y actuar, y además de hacerlo rápido y convenciendo.

O sea que ahora que estamos sometidos a una situación difícil, (en las fáciles cualquiera somos líderes), deberá pensar, tomar decisiones y actuar. Todo rápido y todo desde luego siendo capaz de defenderlo ante todo el mundo, sin necesidad de escusas más o menos elaborada.

En esto nos estamos jugando demasiado y no es tiempo de andar con las improvisaciones o capacidades de reacción.

Y para dárselo más sencillo, las opciones que tiene son tres:
  • Cumplir lo pedido, liberar los rehenes y perseguir a esos piratas al fin del mundo si hace falta.
  • Asaltar el buque.
  • Cumplir lo pedido, pero negarlo, liberar a los rehenes y dejar que los piratas se vayan, y luego ponernos a discutir si oficialmente hemos cedido o no, recalcando la importancia de que mientras no exista un notario por medio podemos decir alto y claro que no se ha pagado un euro y que hemos confiado en la justicia de Somalia.

Porque aburrirlos y marearlos, como hace con el resto de políticos, no creo que sea buena opción. Estos no son políticos, ni demagogos. Estos van con fusiles. Y por favor, ya sé que todas las opciones tienen riesgos. Pero tenga claro que lo más arriesgado es andar jugando con una cerilla encima de un barril de pólvora. Además se supone que las decisiones se exigen cuando la situación es díficil y cuando hay riesgo. Para cuando no nos jugamos nada, cualquiera vale.
  1. #2
    Yo mismo

    De acuerdo contigo.

    lo primero es saber quien manda aqui, en lugar de pasarnos la patata caliente.

    luego mandar. y me falta la tercera opcion que es ceder y luego perseguir.

    y por supuesto controlar la zona...En esto totalmente de acuerdo.

  2. #1
    Anonimo

    Yo diría:
    1) Primero determinar quien lleva el asunto: ¿interior? ¿El ejercito? ¿justicia?
    2) Luego tomar una postura global: o se negocia con los piratas en general o no se negocia nunca, y luego actuar en consecuencia.
    3) Ponerse de acuerdo todos los paises para aportar los medios necesarios para controlar la zona como sea: satelites, portaavines, etc


Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar