Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
5 recomendaciones

 

El otro día coloqué un post en el que trataba de explicar que existe una diferencia clara de valoración cuando estamos hablando de la gestión y de las empresas privadas y públicas. Por tanto tenemos que entender que existen unas distorsiones derivadas de que cuando hablamos de empresas o negocios privados existe una presión mucho mayor para defenderlo que cuando estamos hablando del sector público que incluso en muchas ocasiones es atacado interesadamente para generar negocios.

Un caso muy extremo de tal circunstancia la había expuesto en el post acerca de la privatización de la lotería, que comparaba con Amadeus que salió a bolsa no hace mucho. Evidentemente las diferencias de las dos empresas, tanto en facturación, como en caja, endeudamiento y todo lo que se nos ocurra son abismales. Las formas de valorarlo lo son también.

Pero sin embargo, en uno de los comentarios, me han hecho una cierta crítica que realmente me ha dado unos cuantos ejemplos más para comentar. En todo caso me gustaría aclarar que decir que la gestión de lo público es manifiestamente mejorable, por lo que no se entienda que estoy diciendo que no se han cometido errores; ni tan siquiera que haya sido aceptable. Lo que estoy diciendo es que la gestión privada ha sido como poco igual de nefasta y en muchas ocasiones incluso peor, sin que nadie lo diga. De hecho lo curioso es que lo peor que podemos decir del sector público es que no ha ejercido como tal.

En este comentario, me gustaría destacar el punto de los escandalosos sueldos de Aena, que han salido a la luz en diciembre de 2010, en la huelga, (que por cierto aún pongo en duda). Está claro que Aena es una máquina de perder dinero. Respecto a los sueldos de los controladores, tengo claro que existió cierta manipulación para crear opinión; pero asumamos que todo lo que nos han contado en aquellos días es completamente cierto. En todo caso los controladores no están mal pagados. Sin embargo, lo curioso es que parece que esto es la causa de las pérdidas de Aena, de tal forma que mientras todos hemos discutido de los sueldos de los controladores, nos hemos olvidado de unos cuantos aeropuertos que se está quedando que no son más que instalaciones carísimas que no sirven absolutamente para nada. Claro que esto no se suele criticar, ya que nos olvidamos que los beneficios de medio ibex vienen de actuaciones como estas. ¿O es que creemos que las grandes constructoras y los bancos que las financian y financian a sus clientes podían estar en la situación que están si no se dedicase fomento a darles “negocio”?. Lo malo es que esto es un desastre para las cuentas públicas, pero ¿por gestión?.

Sin embargo, resulta que asumimos que el problema de los elevados sueldos de los controladores es un problema de la gestión de Aena. Pero, ¿Y los elevados sueldos de los pilotos?. Recordemos que estos están en empresas privadas, sin embargo curiosamente, no solemos criticar a Iberia por esto. De hecho, todo el mundo asumirá que Iberia es víctima. Parece que no se tratan igual casos muy similares, incluso aún asumiendo que sea un fallo de gestión el no lograr bajar los sueldos a trabajadores, (lo cual es algo más que discutible).

El comentario habla también de las famosas cajas, de su gestión y de sus sueldos. Sin embargo lo curioso del caso es que de la misma forma que todo el mundo ha disparado contra las cajas, los bancos recurrentemente han quedado a salvo, a pesar de que han sido recurrentemente rescatados con toda suerte de medidas. Por ejemplo, resulta que Draghi nos dice que las inyecciones de liquidez a tres años, no van a tener efectos en la inflación ya que van para cubrir las necesidades de financiación de las entidades financieras. ¿no es esta la definición de rescate?. Sin embargo, los sueldos son muy superiores.

Pero si vamos a más ejemplos, tenemos a las concesionarias  de autopistas, que están en gran parte en quiebra, hasta el punto de que se da por hecho que se van a nacionalizar algunas autopistas que están en quiebra técnica. En este caso resulta que tampoco son ruinosas por una gestión desastrosa, sino que están pagando el pato de una situación sobrevenida que las ha hecho inviables. ¿Alguien ha publicado algo contra las concesionarias de estas autopistas, se ha quejado del sueldo de sus consejeros o ha cuestionado sus decisiones?.

Desde luego no falta razón en que las medidas tomadas han llevado al desastre a los clientes, y en consecuencia, los tráficos de las autopistas ni de lejos son los previstos; pero en el fondo estamos hablando de exactamente la misma situación que nos encontramos en las cajas y bancos. Debemos tener en cuenta que todas las medidas que se han tomado han ido para salvar bancos y el negocio donde estos están fuertes, de tal forma que las cajas han sido penalizadas en términos objetivos, (más allá de defensas a ultranza en análisis y rumores de bancos y ataques a cajas ). De esta forma, las cajas necesitan más capital, tienen valoraciones más duras, (¿alguien ha cuestionado las valoraciones de los activos de Santander?), han de aportar mayor importe al fondo de garantía de depósitos, y tienen más problemas para las deducciones y diseños fiscales al estar hablando de negocios locales.  Por no hablar de que su fuente de negocio está mucho más cercana a las personas en lugar de los bancos que dependen más de los mercados financieros. Si hemos rescatado mercados financieros a costa de las personas, ¿no será lógico pensar que en parte los problemas nos encontraremos por estas razones?.

Pero volviendo a las concesionarias, y si al final resulta que se nacionalizan las concesiones ruinosas, me gustaría llamar la atención sobre un proceso que también se da con las entidades financieras y en general con todo tipo de industria que tenga cierto impacto estratégico. Cuando la empresa o negocio que sea va bien, se privatiza; pero cuando va mal se nacionaliza. Por tanto, ¿esperamos otra cosa que los negocios ruinosos estén en el sector público?.

De hecho, curiosamente el sector público empresarial tiene otra cualidad que deberíamos tener en cuenta. ¿no era el sentido de las empresas públicas operar en aquellos segmentos o mercados en los que la empresa privada no puede entrar por problemas de rentabilidad?. A veces hay servicios que debemos prestar por rentabilidad social y no económica. ¿es normal entonces asumir que estamos hablando de lo mismo?. De hecho, ¿desde cuando está decidido que la empresa pública ha de ser rentable?. Las razones económicas de esto son como poco dudosas. 

  1. en respuesta a jesúsn
    #4
    Jcpprr

    Así que la mano invisible solo son pamplinas, verdad.
    ¿Y esto que es?.
    Coca-Cola controlará la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.
    https://www.rankia.com/foros/economia-politica/temas/1170537-coca-cola-controlara-agencia-espanola-seguridad-alimentaria

    La privatización del canal de Isabel II, una empresa que da beneficios, etc, etc, etc, etc

    Esto no es una mano invisible. Esto es que se han pasado de mano y últimamente se están pasando dos o tres manos, con lo que se les ve el plumero a kilómetros.
    Pero nada, que algunos seguís pensando que todo esto es lo normal y que es una cuestión de los mercados. Y el santo Rajoy luchando por los españoles.

    ¡Españoles, que os estoy quitando el pan por vuestro bien!
    Gracias señor Rajoy, nos lo merecemos, hemos sido muy malos y te agradecemos mucho que nos castigues.

    Saludos.

  2. #4
    jesúsn

    No estoy muy de acuerdo con el comentario, la verdad. Mientras no reconozcamos que la gestión privada tal y como se ejerce en este momento, en colaboración con el estado, es el gran cáncer que nos está consumiendo poco podremos arreglar. El estado, históricamente, se ha situado normalmente apoyando al capitalismo y en ocasiones estorbándolo. Toda esa ideología sobre el mercado, la "mano invisible" etc, son pamplinas, que hoy en día no tienen el mínimo sustento en la realidad. Mercados, y mercados libres han existido y existen, pero van mermando por la acción de la libre empresa. Paradójico, pero cierto, la libertad casi es un juego de suma cero, la que ganas tú se la restas a otro. La cantidad de capital, necesario para el desarrollo y la inversión, que está destruyendo la corporación empresarial moderna para asegurar sus monopolios es literalmente impresionante. Es difícil de cuantificar, pero no creo estar exagerando si digo que casi el 50% del ahorro mundial se tira por el desagüe. Solo hay que ver la punta del iceberg, empresas como Microsoft que destruyen decenas de millones de dólares anualmente robando al usuario una parte de su producción por un producto que es gratuito.
    Os dejo que apenas esboza la cuestión http://laproadelargo.blogspot.com.es/2012/03/una-verdad-incomoda.html

    buen post, en cualquier caso

  3. #3
    Cambioyev

    También comentar, por si alguien está interesado, en que el viernes que viene acaba el plazo de entrega de los poyectos de investigación del CES que resumo a continuación:

    Premio de investigación del Consejo Económico y Social, XVII convocatoria.

    Tema: Estado del bienestar y sistemas fiscales en Europa.

    Dotación económica del Premio: Cuarenta mil euros.

    Los Proyectos de investigación, junto con la documentación complementaria, habrán de entregarse (original y tres copias) en la sede del Consejo Económico y Social, calle de las Huertas, 73, 28014 Madrid, antes del día 31 de marzo de 2012.

    Los Proyectos de investigación deberán contener:

    1) Memoria descriptiva del Proyecto –15 a 30 folios mecanografiados a doble espacio, por una cara, en hojas DIN A4–, que incluya los objetivos, metodología, calendario y plan de ejecución del Proyecto.

    2) Relación de los miembros del grupo de investigación, con la conformidad de los interesados.

    3) Curículum vitae del investigador principal y de los restantes investigadores participantes.

    4) Declaración jurada del carácter original e inédito del Proyecto de investigación así como que no forma parte de Proyectos financiados por organismos públicos o privados.

    El Jurado, antes del día 31 de mayo de 2012, seleccionará el Proyecto que, a su juicio, sea merecedor del Premio, teniendo en cuenta el contenido científico, la calidad y viabilidad de cada Proyecto, así como la adecuación, capacidad y dedicación del investigador o equipo investigador para ejecutar el Proyecto.

    El plazo para el desarrollo y entrega del trabajo de investigación finalizado resultante de la ejecución del Proyecto de investigación premiado finalizará el 30 de noviembre de 2013.

    Los investigadores responsables de la ejecución de dicho Proyecto suscribirán un contrato relativo a la ejecución del mismo. El citado contrato contendrá una cláusula por la que el responsable del Proyecto se compromete a remitir a la Comisión científica un informe trimestral que resuma los avances que se van produciendo en el desarrollo del trabajo de investigación. Este Informe deberá señalar las tareas realizadas en el periodo de que se trate, haciendo referencia expresa al plan de trabajo que figura en el Proyecto, de modo que se pongan de manifiesto los avances en el cumplimiento del mismo.

    http://www.ces.es/detalleConv.jsp?tipoNovedad=9&id=1903

  4. #2
    Cambioyev

    Rentabilidad económica y rentabilidad social

    La empresa privada tiene como objetivo obtener el máximo beneficio posible con la mayor rentabilidad económica de sus inversiones y la mayor rentabilidad financiera para sus accionistas.

    Pero ese correcto objetivo demasiadas veces se busca por encima de cualquier otra consideración, prevaleciendo el enriquecimiento injusto y eludiendo su obligación para con la sociedad mediante la evasión de impuestos, ingeniería contable y fiscal, incumplimiento de las leyes de defensa de la competencia, contaminación ambiental, deslocalizaciones de fábricas hacia otras zonas con mejor oferta fiscal o donde la mano de obra se encuentra más explotada, precariedad laboral de sus empleados, desprecio hacia los clientes obligados a consumir bienes y servicios en situaciones de oligopolio…

    No debemos olvidar que los beneficios empresariales y los millonarios emolumentos de sus directivos provienen de la sociedad. Una sociedad que les ha permitido nacer y crecer como empresa y que les ha dado todas las ganancias.

    Una sociedad que ha votado en elecciones democráticas a un Gobierno y a un Parlamento para que los representen, para que cubra las necesidades sociales y para que legisle creando las condiciones adecuadas para que la actividad empresarial nazca, crezca y se desarrolle de la forma más eficiente posible desde el punto de vista económico y social acercándose lo más posible a la competencia perfecta.

    Un Gobierno que debe llevar a la Administración Pública hacia el objetivo de cubrir las necesidades sociales no rentables económicamente para la empresa privada buscando la rentabilidad social, sin que ésta sirva de excusa para tirar el dinero público en infraestructuras faraónicas o para generar negocios privados a base de subcontratas.

    Queremos empresas que den valor a la sociedad en condiciones de libre y real competencia, queremos empresas que mediante la inversión retorne a la sociedad los beneficios obtenidos, queremos empresas que no enriquezcan injustamente a sus directivos detrayendo recursos a costa del empobrecimiento de la sociedad.

    Hoy en día los millonarios sueldos de demasiados directivos sobretodo de empresas ahora en régimen de oligopolio y que antes fueron públicas, de toda la sociedad (fundamentalmente sector financiero, energético y telecomunicaciones), no es sino sangrante reflejo de un mercado imperfecto e ineficiente en el que el poder político que supuesta y democráticamente nos representa le sonríe con la esperanza de que le dejen entrar en su selecto círculo en un futuro no muy lejano.

    1 recomendaciones

Sitios que sigo
5 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar