25
Este contenido tiene más de 13 años
Poniéndome al día de los titulares de prensa de esta semana, veo uno que me llama particularmente la atención: El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), insta a "recuperar la moderación salarial" para frenar el paro. La lógica que subyace tras esto es que si los trabajadores producen lo mismo por menos dinero, las empresas ganarán más y no despedirán gente... y esto a mí me da para unas cuantas reflexiones:

1.- ¿Seguro que funciona?

El primer escollo para "creerse" esto viene precisamente del hecho de la propia moderación salarial: Si al currante no le suben el sueldo, pero le suben un 20% el euribor, un 11% la luz y un 40% la gasolina (por no hablar de la comida), está claro que va a poder gastar menos. Y si los clientes gastan menos, ¿no se resentirán también las empresas?

2.- Mentalidad de pobres

Y es que España es así. Seguro que en USA, Alemania o Japón, el planteamiento sería: ante la crisis, vamos a apretar o a investigar para conseguir producir más y mejor con los mismos recursos. Productividad. Competitividad. Pero aquí, no... tenemos un sistema educativo penoso, tenemos un tejido empresarial con fuertes deficiencias en investigación y productividad, pero ante la crisis nuestro objetivo no es producir más y mejor... sino más barato, como los chinos!! ¿Queremos ser alemanes, o chinos? ¿Por qué el Banco de España, una de las instituciones públicas que mejor funcionan en España, no le da caña al sistema educativo? ¿Por qué cojones (con perdón) no quitan las subvenciones por poner los rótulos en catalán y ponen subvenciones por desarrollar tecnología punta?

3.- Yo de mayor quiero ser... empresa

Y lo digo de verdad. En el 2000, con la crisis puntocom, empezaron a apretarnos las tuercas a los curritos porque había crisis; algunas empresas deslocalizaron, y otras aplicaron congelaciones salariales y condiciones muy inferiores para los nuevos empleados, con la excusa de que había que ser competitivos porque si no, nos deslocalizan. Y ahora que viene otra crisis, otra vez a apretarse el cinturón los currantes para apoyar a las empresas... pero en los años buenos de entre medio, con las empresas en récords históricos de beneficios y márgenes, ni el Banco de España ni nadie salió a pedir "moderación de los beneficios empresariales"!! ¿Nos toman por tontos, o qué?

Pues sí.

Porque lo somos.

Tragamos y callamos. En la empresa que yo trabajaba antes, los beneficios crecían a doble dígito; los sueldos de los consejeros y jerifaltes, también... y los curritos no teníamos ni convenio colectivo (y hablo de una de las grandes), ni subida de al menos la inflación, y la antigüedad nos la descontaban de otros conceptos y la perdíamos también. ¿Es un reparto justo? Pues como he dicho antes... los que entraban después todavía entraban con peores condiciones!! Esto es una tendencia que ha venido para quedarse: cada vez las empresas se llevan más y el trabajador menos. Por eso hay que invertir en empresas, y hay que ser accionista: para llevarnos la parte que nos corresponde!! Si no puedes con ellos, únete a ellos. Es lo mismo que hago con la gasolina... invertir en petroleras!!

s2
  1. #25
    07/07/08 00:30

    Anónimo, sensibilidad y emotividad humana es algo que le sobra a nuestros políticos. A unos les da la sensibilidad por su lengua, a otros por su equipo de fútbol, a otros por los macroeventos deportivos y los proyectos faraónicos... y se tienen todas las sensibilidades contentas, mientras que los servicios públicos están de pena, la productividad es propia del tercer mundo, etc...

    Y aunque es cierto que no todo en la vida se puede analizar en términos de rentabilidad/eficiencia/utilidad empresarial, lo cierto es que la rentabilidad y eficiencia se deberían mirar más de lo que lo hacen los poderes públicos. Y si quieren apoyar al catalán, que lo hagan pero con eficiencia, que también se puede, y no tirando el dinero con la excusa de apoyar sensibilidades.

    Por cierto, lo de "ignorancia psicológica" es la primera vez que lo oigo y no tengo ni idea de lo que es, debo ser efectivamente un "ignorante psicológico"...

    s2

  2. #24
    Anonimo
    05/07/08 17:19

    Fernan2. La falta de sensibilidad y emotividad humana es signo inequivoco de ignorancia psicológica.

    No todo en la vida se puede analizar en términos de rentabilidad/eficiencia/utilidad empresarial. Te lo voy a explicar con un ejemplo directo, contundente, claro pero que te va a resultar pedagógico: ¿acaso cuando se muera tu madre o tu padre los vas a enterrar en una fosa común? Lo digo porque es mucho más coste-efectivo que un cementerio (que tiene muchos gastos que además son inútiles) pues son inversión directa en los muertos, en vez de gastar el dinero en los vivos, ¿no?

    En fin, creo que el ejemplo es bastante claro.

    Lo mismo con la rotulación en catalán, no tendrá una utilidad empresarial o económica. Pero tiene una utilidad social, la preservación de una lengua que es patrimonio cultural de un pueblo, un símbolo de identidad que nos dice quienes somos, de donde venimos y a donde vamos.

    El catalán forma parte de Cataluña. Y esto tiene un valor emocional muy importante para muchas personas.

    Repito, no todo en la vida son los números.

  3. #23
    26/06/08 00:10

    Jaume, si miras la cantidad efectivamente será poco importante. Pero lo importante es lo que apuntas: "gastos inútiles, por parte de los gobiernos hay muchos". No les importa dilapidar en tonterías!! Y no es por la rotulación en concreto, que era sólo un ejemplo, pero cualquiera de los mil ejemplos de cualquier gobierno serviría, sea del signo que sea y de la región que sea.

    Y respecto a no tener claro que la selección se autofinancie, supongo que debes saber poco del dinero que mueve el fútbol, pero te aseguro que las cantidades que genera por derechos de televisión son enormes, y si tienes en cuenta que las selecciones no gastan en fichajes, y apenas en sueldos de los futbolistas... vamos, que si se pudiera ser accionista de la selección de fútbol, yo invertía pero ya!! Y no por ideología, ni mucho menos...

    Anónimo, ¿qué has leído tú? ¿Cómo que todo es culpa de las empresas? Copio y pego:

    "¿Qué tiene de malo ser empresario? Empresarios los hay mejores y peores, como todos..."

    "el verdadero gran culpable es el sistema"

    Las empresas están en un entorno competitivo, compitiendo con otras empresas, y tienen como misión ganar dinero para sus accionistas, y así es como debe ser. Esto les deja un número limitado de opciones (descarta por ejemplo subir los sueldos con demasiada alegría), pero entre las opciones que sí son compatibles con sus objetivos, está la alternativa de enfocarse más a costes, más a productividad o más a calidad... y mi queja es porque en la sociedad española, desde el empresario hasta el gobierno, tienen una fuerte tendencia a enfocarse a los costes porque es lo que funcionaba hace 20 años en España; no hace tanto éramos nosotros los "emergentes", y no hemos sabido cambiar la mentalidad. Y también los currantes tenemos nuestra parte de culpa, pues tendemos más que en otros países a acomodarnos en vez de tratar de ser cada vez más competitivos... parte por nuestra mentalidad, y parte por falta de incentivo para mejorar por el lado de la empresa. Pero no es una cuestión de empresas o empresarios, sino de nuestra sociedad y nuestra mentalidad de pobres.

    s2

  4. #22
    Anonimo
    25/06/08 14:21

    Por supuesto, la culpa es siempre de las empresas y nunca de los trabajadores (o currantes, como nos gusta llamarles, verdad?). Pero si una empresa va bien luego todos queremos parte del pastel, por las horas que le hemos hechado y demas... Fernan2, yo tambien te habia prejuzgado, pero mal. Ahora veo que realmente eres un currante con deseos de ser empresario, pero solo la parte bonita de ser empresario. De mayor no creo que quieras ser empresa, no te lo aconsejo con esta mentalidad.

    Saludos

  5. #21
    Anonimo
    24/06/08 22:15

    Ay! Cuanta razón llevas.

    M Tulio Cicerón.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar