Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
22 recomendaciones

Aunque no menciona la palabra, eso parece decir Santiago Niño Becerra en uno de sus últimos artículos, Salarios, beneficios y ocupación - 1.

 

El neoliberalismo está destruyendo la importancia del factor trabajo.

El claro ganador en esta contienda, porque se trata de una lucha clara entre rentas del capital y rentas del trabajo, es el factor capital.

No puedo estar más de acuerdo con esta tesis, como ya dejé por escrito cuando hablaba de la aparente separación entre rentas del trabajo y rentas del capital en España. Y por lo que parece, el fenómeno es global, aunque en algunas economías más respetuosas con la clase media están capeando mejor la ola neoliberal que lleva imponiéndose de forma dogmática, como si no hubiera otra forma de conducir el mundo, desde hace más de treinta años.

En la siguiente gráfica Niño Becerra nos presenta la evolución de los salarios en Estados Unidos desde los años setenta.

 

¿Qué observamos?, pues que en 33 años el peso de los salarios ha caído la friolera de siete puntos, aunque en realidad la cosa es peor: desde el máximo alcanzado en 1979 hasta el mínimo del 2006, la caída fue de once puntos, y el tramo final está por ver porque ya pueden intuir por donde va ir la tendencia. ¿Qué ha sucedido? ¿Qué explica tal caída?

 

La variación anual de los salarios en Estados Unidos los últimos años también tiene una tendencia escalofriante:

 

Se puede deducir de forma cualitativa que los salarios apenas se han movido en USA desde Marzo de 2005. Desde esa fecha se tiene más o menos la misma área por encima del eje que por debajo. Es curioso observar, no obstante, que el índice S&P500 sí que se ha movido al alza, y bastante, desde entonces.

 

 

Mientras el americano medio cobra lo mismo desde 2005, Wall Street  ha ganado un escalofriante 57%.

Es cierto que la inflación ha sido bastante más baja los últimos 10 años que en los años setenta y ochenta, y puede que esto justifique parte del congelamiento salarial (no moderación, no, estancamiento con todas sus letras). Pero si bien ha habido menos inflación, lo cierto es que ha habido una notable inflación, por poca que fuera.

Como se observa en la imagen, desde 2005 han sido escasos los momentos de inflación negativa en EE.UU. Si acuden a la fuente original del gráfico, pueden comprobar fácilmente que la media de la inflación interanual desde 2005 se sitúa en el entorno del 2%.

El americano medio ha disfrutado de una inflación oficial del 2% durante los últimos 8 años, haciéndole frente al incremento de los precios con aumento nulo de su salario. Mientras tanto la bolsa -el capital- ha ganado un 57%, espoleada en gran parte por una política de Quantitative Easing por parte de la Reserva Federal que el ciudadano medio ni ha olido salvo que sea inversor en el mercado de valores. Gracias a la magia del interés compuesto sabemos que esto se traduce en un 23% de caída del poder adquisitivo con respecto al IPC americano. Y ojo, que el IPC suele subestimar siempre la inflación real. Es decir, los salarios nominales se han estancado, los salarios reales han caído un 23% en los últimos ocho años y las rentas del capital están exultantes, habiendo crecido un 57%.

Esa es la situación a día de hoy en EE.UU., el capital ganando por goleada al factor trabajo, pero también en muchos países de Europa, Japón y en gran parte de los países más desarrollados de la OCDE.

 

¿Por qué ocurre esto?

En su día Nexcanex me dio una más que convincente explicación a este fenómeno que llevo sucediendo, que casualidad, justamente desde que las tesis neoliberales se impusieron en el mundo capitalista, siendo sus máximos exponentes por un lado Ronald Reagan en Estados Unidos y por otro Margaret Thatcher en Reino Unido.

En los años 60 y 70 cualquier persona que fuese muy trabajadora y ordenada en sus finanzas podia acumular un pequeño capital.
Poco a poco la posibilidad de ganarse la vida con dignidad a traves del trabajo (e incluso acumular un pequeño capital) se ha ido restringiendo a favor de la gente formada o a favor de la gente que trabaja de determinados nichos de mercado.
Ahora ya ni con la mejor formación tienes ninguna garantia. Esto no es solo un problema español, vease como en USA el esquema de creditos a estudiantes universitarios esta reduciendose rapidamente.


El factor trabajo , ese de la ecuación Q = f(T,K) - el output es función del capital y el trabajo - , vale poco por haber demasiado (en el mundo hay mas de 6000 millones de factor trabajo) y lo que es -mucho- peor, se esta quedando obsoleto a marchas forzadas frente a la tecnologia (no solo frente a robots sino tambien frente al software)


Las nuevas generaciones, desde el punto de vista del trabajo, lo tienen chungo.
Aquellos que posean capital (dinero, empresas, tecnologia) lo tienen bien.


El factor trabajo sera cada vez menos valorado, quizas todavía quedaran oportunidades para gente que pueda aunar formación + creatividad + iniciativa.

 

Según Niño Becerra,

El factor trabajo cada vez tiene un menor valor práctico y, consecuentemente, se valora menos. Si estuviésemos hablando de cobre, café, manganeso, madera, petróleo o mármol, lo encontraríamos lógico y hasta deseable, el problema es que estamos hablando de personas y las personas son las que consumen.

 

Pero, ¿Cómo siguen habiendo consumo si las personas cada vez tienen menos poder adquisitivo debido a unos salarios decrecientes?

Pues a través de un superinvento: el crédito-masivo: concediendo a esas personas -cuyo trabajo cada vez valía menos- una creciente capacidad de endeudamiento para que compensasen sus menores salarios reales y consumieran.

 

 

Y esto nos lleva, en parte, a la crisis de deuda de gran parte del mundo occidental. La verdad es que la ecuación cuadra muy bien: Los salarios se congelan mientras el coste de la vida sube para favorecer al capital. Y para mantener el nivel de gasto y evitar que la economía estalle, se endeuda crecientemente a las familias (deuda privada), al Estado y autoridades públicas en general (deuda pública) y, ¿por qué no?, también a las empresas (deuda corporativa).

Pero algún día tanta deuda debe pesar terriblemente en el balance, y de hecho en no pocos países, España entre ellos, es el principal problema económico a largo plazo. ¿cómo hacerle frente si el PIB nacional se ve afectado por las consecuencias de unos salarios tan estáticos? Claudio Vargas me iluminó con su respuesta:

España se está japonizando, como medio mundo. Aunque con una notable diferencia, nuestros salarios son de risa... en comparación. Para mi tiene dos opciones:

1) impagar una parte de la deuda a medio plazo, hablo de quitas; o

2) Dejar que la deuda nos japonice por completo; ya que el pago de los intereses de la misma, más las pensiones y todo lo demás, jamás nos dejará crecer como es debido para crear empleo.

La primera opción es la mejor, pero el gobierno está atado de manos porque, sin el visto bueno de Alemania y de Francia, jamás podremos aplicarla sin correr el riesgo de salir de la U.E. Si vamos por libre, nos echan de la eurozona. Eso seguro. Así que tendríamos que negociarla como, en su momento, han hecho los griegos (tal vez cuando la exposición de la banca francesa y alemana a la deuda española está bajo mínimos en 3 o 5 años, sea posible). Pero hasta entonces, tocará sufrir más políticas de recorte del gasto que nos conducen a la recesión...

La segunda opción deja las cosas como están. Se confía en que España pueda pagar sus deudas, porque ésta se convertirá en el geriátrico de Europa. Parece que los tiros van por ahí... Las ventas de propiedades inmobiliarias de la costa a rusos, alemanes y demás, nos garantiza que todos estos se jubilen en sus segundas o terceras residencias en la Costa del Sol, en Canarias, Baleares o demás. Esto mejorará nuestra balanza por cuenta corriente y tendremos dinero para pagar las deudas, poco a poco; con gran sufrimiento, siempre y cuando los sucesivos gobiernos paren de endeudarse.

 

Yo le ofrecía a Claudio una tercera opción basada en un estudio de Carmen M. Reinhart y Kenneth S. Rogoff -ex economista jefe del FMI-:

No descartes la tercera vía que ya apuntó el FMI hace poco. Y la considero la más probable de todas. Espero que no me pille en este país cuando se lleve a cabo.

http://es.finance.yahoo.com/blogs/finlaotracaradelamoneda/pueden-acabar-quit%C3%A1ndonos-parte-los-ahorros-para-pagar-100612789.html

¿Qué se entiende por riqueza? Yo creo que será un nuevo expolio a las clases medias, no se van a ir a por el patrimonio de los poderosos, por supuesto que no.

 

En efecto, ante el problemón de deuda creciente, lo más probable es que apliquen la solución en Europa que menos perjudique la próspera Era Dorada que lleva al menos treinta años viviendo el capital: Creación de impuestos extraoridnarios para pagar deuda pública, es decir, confiscación de ahorros, si es que queda algo, y de la exigua riqueza de las clases medias. No vayan a pensar que la ultraliberal FMI optará, de entre la panoplia de soluciones aportadas por Reinhart y Rogoff, por la que menos perjudicaría a las clases medias, como una quita, o la creación de un impuesto a los ricos como propone Warren Buffett. No por Dios, ¡nunca muerdas la mano que te da de comer!

Entre las muchas medidas propuestas por este informe para tratar el problemón de la deuda pública figuran:

  • Condonación de la deuda externa
  • Controles de capital
  • Confiscación de depósitos -corralito-
  • Creación de inflación
  • Represión financiera (creación de impuestos)

Adivinen que medidas tomará finalmente el FMI si se le deja sin atar.

 

 

 

Tras exponerles lo que otros piensan quisiera darles mi pincelada.

A decir verdad parece que sobra factor trabajo y de ahí que aumente el desempleo y se congelen los salarios. Pero esto no ocurre porque falte dinero. El dinero no se destruye, sólo se concentra en unas pocas manos cada vez más animadas por las tesis neoliberales imperantes. Para darle alas de nuevo a la clase media se puede redistribuir el capital, por ejemplo con la creación de un impuesto extraordinario si no favorece a economía productiva. Esa fue la base de la fallida tasa Tobin. Los teóricos liberales criticarán la medida, y con razón, porque favorecerá una fuga de capitales hacia otros países más amigables con el mismo. Eso es cierto.

Por ello el esfuerzo es titánico, utópico, y debe adquirir tintes mundiales. Si no se ponen todos los países importantes de acuerdo, y además se les mete mano de una vez a los vergonzosos paraísos fiscales, el factor capital seguirá creciendo en importancia y la clase media seguirá languideciendo, con jornadas de trabajo interminables y desempleo creciente. El común de los mortales del mundo occidental lleva camino de convertirse en una nueva clase de siervos del capital.

Llevamos desde 1914 con una jornada de trabajo de ocho horas diarias. En todo un siglo en que hemos visto como la tecnología ha dado saltos de gigante y se han automatizado gran parte de las tareas fabriles, seguimos empeñados en trabajar demasiadas horas. Para colmo, la mujer se incorporó al mercado laboral a mitad de camino con la esperanza de adquirir cienta independencia, repartir las tareas con la preja, cuando la verdad es que acaba extenuada tras trabajar fuera, trabajar en casa y atender a los hijos, con suerte, insisto, con algo de apoyo de la pareja. La incorporación de la mujer al mercado laboral, seguramente impulsada por los neoliberales, ha sido en mi opinión una de las más grandes estafas de la humanidad. Y hasta mi propia esposa, universitaria, trabajadora, madre y hacendosa ama de casa como yo, no puede estar más de acuerdo.

Sencillamente, sobran horas de trabajo. En países más respetusosos con la clase media, es decir, en aquellos países que tienen por prioridad salvaguardar la prosperidad de las personas, pues son sencillamente el corazón del sistema, se tiende a reducir la jornada semanal, o bien a aumentar los días de vacaciones, que es lo mismo, y a atar bien corto al capital por la sencilla razón de que es posible hacerlo y revierte en el bienestar de las personas y la sociedad en general. Pero al mismo tiempo se trata de sociedades avanzadas, altamente educadas y con un control efectivo de sus ciudadanos sobre el gobierno y los lobbies económicos. Me refiero sobre todo, pero no exclusivamente, a los países nórdicos, pero también a Canadá y Francia entre otros. Obviamente no son edenes económicos, pero como ciudadano de clase media preferiría vivir en ellos.

http://www.google.es/url?sa=i&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&docid=a1kmN7lNqwVeJM&tbnid=DPf4o7DW6_CucM:&ved=0CAgQjRw&url=http%3A%2F%2Fwww.zastavki.com%2Feng%2FAnimals%2FDogs%2Fwallpaper-47968.htm&ei=_bkyU4fQMKnB0gXT94DgAw&psig=AFQjCNFpAzoATRx6L7snp7BOa5P8SC0LQQ&ust=1395919741924488

Cuando las sociedades nórdicas pierdan ese modus operandi y se rindan a la teoría neoliberal de un capital omnipotente, empezaré a mostrarme pesimista. Pero por ahora lo cierto es que estamos a tiempo de revertir la situación. Es esencial atacar el problema desde diversos frentes a la vez reduciendo jornada laboral, atando corto al capital, amortizando deuda con el capital en manos de los que no tienen problemas en llegar a fin de mes, y desalojando del gobierno a los políticos que actúan en connivencia con las tesis neoliberales en lugar de poner al ciudadano en el centro del sistema. De esa forma el capital volverá a servir a las personas, y no las personas al capital.

Soy profundamente capitalista, no puedo sino estar agradecido a esta modalidad económica que procura prosperidad al mundo occidental y en consecuencia rechazo cualquier experimento social que intente intervenir en el libre mercado basado en las tesis comunistas clásicas, malas interpretaciones del legado de Marx y que nos han puesto los pelos como escarpias en aplicaciones prácticas en la URSS, Cuba y Corea del Norte. Por eso creo que el capital debe cuidarse con el debido respeto. Darle más poder de la cuenta al capital es como darle de comer azúcar a un perro.

Al principio estará encantado. Con el tiempo se volverá loco y ciego y puede que acabe atacando al amo.

 

  1. en respuesta a lucilio
    #33
    Claudio Vargas

    Es innegable lucilio. Yo me paseé por Cuba hace unos años y hablé con los guajiros y los negros; que antes de Fidel no tenían nada y eran unos muertos de hambre y ahora, al menos, tienen la comida, la sanidad y la educación garantizadas. Por supuesto, en las grandes ciudades es otro cantar... Pero en el campo a Fidel lo adoran (por algo será?). De Venezuela sólo puedo decirte lo que sé de gente que ha ido a trabajar allí a través de ONG, cuando Chávez todavía estaba vivo. Y puedo decirte también, que la labor del Estado en las favelas es igualmente impresionante...

    Que Venezuela sea un Estado fallido se debe a su nefasta política macroeconómica. Pero no se puede vilipendiar a nadie por intentar ayudar a los que no tienen nada (no hablo por ti, claro).

    Un saludo!

    2 recomendaciones
  2. en respuesta a Claudio Vargas
    #32
    lucilio

    Divertido eso de que Cuba y Venezuela han tenido importantes mejoras en el Bienestar Social. Es usted un cachondo.

  3. en respuesta a Solrac
    #31
    Claudio Vargas

    Krugman tiene razón, pero también es el campeón de la hipocresía... Pues los QE, precisamente, contribuyen a agravar las diferencias sociales; pues hacen a los ricos más ricos y a los pobres, más pobres. Lo sabemos desde la época en que Strong estuvo al frente de la FED hace casi 100 años.
    Personalmente, creo que cuando el Estado ya no pueda esquilmar a la clase media, irá a por los ricos. Los que tengan información privilegiada salvará los muebles y los que no -la mayoría-, palmarán un pastón cuando las bolsas caigan y suban los tipos de interés y nos demos cuenta de que toda la economía occidental se está japonizando.

    Un abrazo amigo!

  4. en respuesta a Claudio Vargas
    #30
    Solrac

    Paul Krugman también comparte nuestros puntos de vista:

    El profesor de Economía de la Universidad de Princeton y premio Nobel de Economía, Paul Krugman, cree el Partido Republicano están "entregado a defender los intereses de la oligarquía", lo que puede incrementar la desigualdad en Estados Unidos.

    Krugman señala en un artículo publicado por el diario El País, que "el Partido Republicano actual pone los intereses de los ricos por encima de los de las familias corrientes. El predominio de los rendimientos del capital, que puede heredarse, sobre los salarios, el predominio de la riqueza sobre el trabajo, este es el fundamento del capitalismo patrimonial".

    Ante esta situación, Krugman asegura que "los hijos de la élite económica de hoy parten de una posición de inmenso privilegio. Ya seis de los diez estadounidenses más ricos son herederos, más que emprendedores hechos a sí mismos".

    "Los ingresos de las empresas y los rendimientos del capital están cada vez más concentrados en manos de unos pocos. En 1979, el 1% de las familias más ricas representaba el 17% de los ingresos empresariales; en 2007, el mismo grupo obtenía el 43% de los ingresos empresariales y el 75% de las plusvalías", denuncia el premio Nobel de Economía.
    ¿Por qué ocurre esto?

    Krugman señala que "las grandes fortunas sirven para comprar una gran influencia política, y no solo mediante contribuciones a las campañas".

    Esta situación "tiende a derivar hacia la oligarquía continua". Una oligarquía en la que la igualdad de oportunidades queda muy lejos y donde importa más el donde nazcas que el esfuerzo que realices en la vida.


  5. en respuesta a tober
    #29
    Mars1978

    Cierto es que se resiente la salud ...

    1 recomendaciones
  6. en respuesta a Claudio Vargas
    #28
    tober

    Francamente las manifestaciones como las del otro día de Madrid son el antibiótico perfecto para mantener en pie este gobierno enfermo. La inmensa mayoría del pueblo no se ve ni de lejos representado por esos pocos cientos de niñatos curtidos en montar guerra callejera y destrozar un mobiliario público que debemos pagar todos.
    Cuanto más se ven como terminan esas manifas, más leña al mono que queremos se les aticen, no sé como no se dan cuenta del efecto contrario que están causando.

    Una manifestación pacífica, masiva y continua se lleva por delante un gobierno.
    4 ninis destrozando todo producen apoyo a un gobierno para librarnos de esa delincuencia suburbana. Vaya panda de subnormales que no se dan cuenta aún.

    2 recomendaciones
  7. en respuesta a Mars1978
    #27
    tober

    Si es cierto lo que dices, pero en esta nueva superespecie laboral que se busca, adaptable a todo y con conocimientos nuevos que nadie tiene y que cuesta sudor sangre y lágrimas ganar te dejas una cosa fundamental, ¿a qué para conseguirlos debes sacrificar en parte tu salud y tu familia??

    2 recomendaciones
  8. #26
    Vaqubike

    Vamos a ver SOLRAC, el mundo está lleno de teoricos buenistas, que quedan como dios con los desfavorecidos, pero solo en el papel.Sus teorias jamas han funcionado.A corto plazo consiguen un cierto reparto de la riqueza, pero luego caen ( como dijo Churchill) en un equitativo reparto de la pobreza.
    En el m undo somos mas de 6.ooo.oooooo de personas y da la casualidad que todos queremos comer, vivir mejor y progresar económicamente. Pues bien, la sociedad occidental, opulenta y en la que tenemos de todo, ha vivido hasta hace unas pocas décadas en la autocomplacencia. Trabajando lo menos posible, echando mano del aumento de productividad via tecnologia para ganar mucho dinero.Pero como todo tiene un límite... resulta que el personal de los paises del tercer mundo( ahora emergentes) han demostrado que con salarios mas bajos lo hacen igual o mejor que nosotros.Y ya está el lio armado. Es la dinámica de la historia.
    Con respecto al tema de la fiscalidad de las rentas del trabajo versus las del capital, qué mal suena esto del capital eh? Pues sencillamente no son comparables , por la sencilla razón que mi capital lo he conseguido con mi ahorro sobre la base de una remuneracion por mi trabajo.Por ello ya pagué los impuestos que me tocaban.Entonces viene el Estado intervencionista y confiscatorio, y para hacer dinero con el que pagar sus gastos desmesurados me quiere poner unos impuestos en continuo aumento. Qué consigue , aparte de poner de mala leche al ciudadano,pues que la base para la creacion de riqueza que es el ahorro, se vaya extinguiendo.
    Para no extenderme mas, reparto equitativo de la pobreza.

    1 recomendaciones
  9. en respuesta a Siames
    #25
    Txuska

    Siames Marx estaba equivocado en cosas al igual que Adan Smith que veía imposible la existencia de acciones como hoy las entendemos

    Marx en cuanto a la praxis se equivoco pero en cuanto al análisis se acerco y MUCHO a la realidad de lo que se hacia y se hace

    Cuestion diferente es que desde una visión austriaca se pueda ver distinto y opinar distinto sobre lass verdades monetarias .. pero sin olvidarnos a Poper que enseguida nuestro distinguido austriaco Rallo infiere que la gente hara B si ocurre A

    por cierto para mi la critica mas demoledora de Marx esta aquí http://es.wikipedia.org/wiki/La_sociedad_abierta_y_sus_enemigos

    Un abrazo

  10. en respuesta a Quiebra S.l.
    #24
    ivancico

    Precisamente, del uso de información privilegiada saben mucho... los políticos (no es casualidad que no la persigan). Imaginad, por ejemplo, el ministro de Industria, días antes de anunciar la reforma eléctrica; lo fácil que sería para él forrarse operando con derivados. Eso es socialismo: otorgar un poder enorme a los políticos, al soviet, y distraer la atención hablando del capital, que suena a algo muy abstracto y malvado.

    Precisamente de ese "malvado capital" forman parte la Mafia de los medios de comunicación; corporaciones millonarias, que cotizan en los malvados mercados financieros, y sirven a los intereses políticos.

    1 recomendaciones
  11. en respuesta a Solrac
    #23
    ivancico

    Es que no existe ningún socialismo que genere progreso y libertades civiles. Quién socializa los beneficios?, el político. Y qué hace el que reparte?, se lleva la mejor parte. Eso lo entiende cualquiera; no hacen falta sesudas teorías económicas, es puro sentido común. Además, aún suponiendo que llegase ese político "muy honrado, muy inteligente, y tremendamente valiente" que llevamos esperando desde el Big Bang, y socializase las ganancias, para qué iba yo a arriesgar mi patrimonio?; que invierta otro y a mí que me den mi parte del pastel; que la riqueza hay que repartirla, tú.

    Eso del reparto de la riqueza no es más que un invento de los políticos para desviar la atención (mientras la gente culpe al millonario, no me culpa a mí). A mí me da igual que Amancio Oterga tenga un patrimonio 100000 veces más grande que el mío. Lo que me importa es que yo, y mi familia, y mis amigos vivan lo mejor posible. Si Ortega se hubiera dedicado a echar quinielas, habría mucha menos "desigualdad" entre él y yo. Viviría yo mejor?, no; y él?, tampoco. En Corea del Norte no hay desigualdad (bueno, dejando a un lado al gordo y sus acólitos) , y viven de pena con tanta "igualdad". Lo importante es que todo el mundo sea lo más rico posible, y eso no se consigue trincando al rico y a la clase media para dárselo (que ya sabemos luego quien se lo queda) al pobre. Se consigue garantizando a todos igualdad de derechos, que no haya delitos, e incordiando lo menos posible.

    1 recomendaciones
  12. en respuesta a Quiebra S.l.
    #22
    Solrac

    Yo también tengo mis momentos mas creativos en la ducha. Parece como si el cerebro se sintiera más cómodo cuando aún no estás despierto del todo.

  13. #21
    Quiebra S.l.

    Saludos amigos,

    Un día, hace tiempo, recuerdo que mientras estaba en la ducha (donde tengo mis mejores momentos a lo Doc descubriendo el Condensador de Fluzo) pensaba que esto se le fue de las manos a alguien en algún momento antes de nacer yo. No parece racional que una persona con cierto capital, haciendo dos o tres clicks mensuales y manejando (eso sí) cierta información, gane mucho más dinero que un agricultor que ha invertido la misma cantidad en tierra, fertilizantes y semillas, y que además pasa 8 horas diarias deslomándose en la zanja con las vides ¿no? Supongo que este artículo viene a confirmar, con datos, parte de esa ocurrencia.

    Gracias por compartir los razonamientos.

    Saludos.

    3 recomendaciones
22 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar