Rankia España
Blog de economía doméstica y pequeñas empresas
Debate de ideas, financiación y formación financiera básica

El equilibrio de las prestaciones entre las partes en un contrato *218*

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y en este caso tal río seria esta noticia 

http://economia.elpais.com/economia/2016/01/21/actualidad/1453380627_975705.html . No, no voy a comentar esto porque en Rankia y en este blog hay montones de entradas y post’s sobre la cuestión, y solo indicaré que la “cláusula de suelo” está muerta desde hace tiempo, la resistencia de algunas entidades en no dejar de aplicarla, o solo hacerlo cuando hay una reclamación formal al SAC y luego al Banco de España, va a durar 500 telediarios a lo sumo. Cosa distinta es la nueva batalla que se presenta para la retroactividad de las sentencias, para esto el camino solo ha empezado y por los precedentes del Tribunal Supremo, no tengo tan claro el mismo destino que la cláusula en sí, veremos acontecimientos en los próximos años.

Lo que pretendo en esta entrada de blog, es hablar de “las prestaciones de las partes, de equilibrio de las mismas”, y el “suelo hipotecario” es un buen ejemplo. 

Pongamos primero este ejemplo, el contrato determinaba que el tipo de interés podría cambiar anualmente (en algunos casos incluso semestralmente) en función de la evolución  de los tipos de interés del momento, considerando que dicho momento, lo refleja el Euribor, a dicho tipo considerado oficial, se le aplica un diferencial a favor del banco, que tiene su lógica, porque de alguna forma se supone que el Euribor es el precio del dinero del momento, y una empresa está para ganar dinero, por tanto deben sumarle algo encima que será su margen comercial, al igual que cualquier otro negocio que sobre el precio de coste le aplica un margen.

El problema estaba en que se jugaba con ventaja al menos a primera vista, porque luego demostraré que no es así (*), ya se contrataba un  tipo variable más un diferencial a favor del banco, pero que si tal interés era demasiado bajo, el banco se aseguraba por otra lado que “de ahí no bajo”. La verdad es que es algo conceptual, al menos en mi opinión, NO PARECEN EQUILIBRADAS LAS PRESTACIONES DE LA PARTES, SI UNA DE ELLAS JUEGA CON DOS POSIBILIDADES, una es el variable (Euribor más un diferencial) pero que si tal cálculo no alcanza cierto nivel, se aplica un interés fijo (el suelo), y no parece valer tampoco, poner un techo, si éste está fuera de lo que parece lógico, 12,15 o incluso 18%, porque al margen de la improbabilidad de tal tipo (esto no lo conoce nadie) es un hecho que las diferencias entre suelo y techo, son absolutamente desequilibradas. Otra cosa serían suelos del 4% por ejemplo con techos de 8%, ya que entonces el problema podría ser la falta de información, pero no el desequilibrio entre las dos partes del contrato.

Pero es que está ocurriendo lo mismo en tema de seguros, bueno no exactamente, pero si en términos prácticos. Vamos a ver ….. son montones los contratos de seguro, por el cual el capital de contenido (muebles, enseres, etc.)  se calcula en base a un porcentual del capital de continente (las paredes, por decirlo llanamente), o bien que la compañía para simplificar cálculos, exige un capital mínimo de contenido, que puede o no tener relación con lo que tenemos dentro de la casa, y por tal “mínimo” se calcula la prima a pagar.  

 

A ninguno nos entra en la cabeza que si vamos a comprar al supermercado, imaginemos estar en la cola con un brick de leche, solo un brick, y el cajero o la cajera, nos digan, lo siento “no alcanza usted el mínimo de compra”, en otra ocasión debe adquirir más productos, ya que el mínimo “de facturación” es de  30 € !!!!!, por tanto el brick de leche son eso, 30 € !!!!! 

Evidentemente en tal caso, la solución sería muy sencilla, nos vamos a otro súper y en paz. Pues depende, de si actuarán parecido al negocio financiero o de los seguros, que sales de una entidad, entras en otra y con muy poca diferencia las cosas son iguales.

Con todo, a mi entender, el problema con el que “se están dando de leches en los juzgados”, no es tanto un tema de precios, que son libres en prácticamente todo, eso rezan las normas de la Unión Europea, sino la forma de aplicarlos. No se está sentenciando contra la banca, y puede que en poco los seguros y otros negocios asimilables en este sentido, sino contra una forma de protección por dos caminos, que no es aceptado de dicho modo.

Creo que estamos asistiendo a una clarificación de los sistemas, de forma de entender las cosas, no estamos ante un revolución de precios, ni siquiera de una reducción de los mismos, sino ante una deseable mayor transparencia, y que las políticas empresariales pueden ir legítimamente en un sentido concreto, pero no en dos sentidos al mismo tiempo. 

 

(*) Sobre lo que en párrafos anteriores he indicado “comentaré”:

 

A pesar de la mala de la banca, a mi entender en muchos casos no merecida, no estamos ante “el negocio del siglo”, ni siquiera es de los mejores negocios que existen en este momento, lo demostré (creo) en este post:

Mayor nivel de solvencia (capitalización) menor riesgo *213*  VER EL CUADRO CENTRAL ….  Ok, solo está Banco Santander, pero realizando el mismo cálculo con la mayoría de entidades, las rentabilidades sobre capitalización, no lo olvidemos, la inversión de los socios (accionistas) en la empresa, es parecida, vamos … menor, mucho menor que otros negocios. Ciertamente las cifras absolutas de resultados las podemos tildar de “escandalosas”, pero acto seguido debemos considerar ¿sobre qué inversión realizada en la empresa? Y la respuesta va a ser, en la mayoría de casos, justita, justita…..

Por tanto la banca, los seguros, y algún otro tipo de negocio,  deben encontrar su camino de rentabilidad suficiente, que hoy no lo es, pero al mismo tiempo, se verán obligados a cuidar mejor su reputación, que a mi parecer no es tanto lo que cobran, sino la forma en que lo cobran, sobre que cosas lo hacen, y que servicios de valor aportan.

Dice un amigo mío, tú que prefieres “mil euros de todos los ricos de España, o un euro de todos los medios y pobres”, la respuesta es obvia, simplemente porque el abanico de lo segundo es infinitamente mayor, entonces lo fácil en una empresa es cobrar a la máxima gente posible, y lo inteligente es hacerlo pero en temas que no generen debate, en asuntos que supongan valor añadido a quien recibe el servicio. Creo que hoy por hoy es una asignatura no pendiente, es que ni se ha impartido en “tal escuela”.

 

 

  1. #1

    Favatares

    Hola Petersen.
    No puedo estar más de acuerdo. Yo personalmente estoy seguro que los bancos, con sus preparadisimos servicios de asesores económicos (o eso venden cuando les interesa colocar sus productos financieros) sabían perfectamente que los intereses interbancarios iban a bajar mucho y se aseguraron unos mínimos que sólo podían colocar comercialmente si los escondían. Y aprovecho para mostrar mi desconfianza hacia las nuevas hipotecas que nos venden a tipo fijo, cuando nunca las han visto con buenos ojos. ¿De verdad me tengo que creer que el banco me asegura un tipo fijo bajito aunque suba mucho en futuro el euribor? ¿O es porque esta seguro que el euribor va a estar por los suelos durante mucho mucho tiempo?
    Saludos

  2. #2

    W. Petersen

    en respuesta a Favatares
    Ver mensaje de Favatares

    Yo creo que obedece a dos razones, una que esperaban una caída, lo que no tengo tan claro es que pudieran prever que tan grande y durante tanto tiempo ..... la razón más consistente creo que es otra, se trata de margen financiero, si los tipos están al 4% puedes "comprar dinero" al 2,5 ó 3% y "venderlo" de media al 6, 7 u 8%, la media va a depender si hay mucha operación hipotecaria de por medio, que supone más seguridad (menos dotaciones) pero menor rentabilidad, mientras que el resto de financiaciones serán a mayor margen, con lo que el margen financiero se puede ir fácilmente a 3 - 3,5 puntos, es relativamente fácil de verificar, se trata de tomar balances publicados en la web de la CNMV de años como 2008 o incluso 2009, atendiendo al margen financiero de la cuenta de resultados comparado con la cifra de crédito ...

    A la que los tipos están en el 1%, con hipotecarios al euribor más cero coma algo de media, aunque fuera un diferencial medio de un punto que no es, porque entonces una hipoteca a euribor más 1,25 era de las caras, y lo normal no siendo más medio punto, estaría en 0,7 - 0,8, lo personales al 7-8% y los empresariales a tipos del euribor más 2 puntos y en pymes no mucho más de 3-4 puntos, por mucho que se baje la remuneración de los depósitos, no pueden ponerlos a menos de cero, con lo que un margen financiero de 2 puntos es un éxito asombroso. Con lo cual al margen de consideraciones legales si los ingresos de la intermediación con el dinero se te va al cuerno, hay un mínimo de interés al que no se puede renunciar porque se manda el negocio al carajo, yo creo que esta es la síntesis de los suelos hipotecarios, no era una forma de ganar más dinero, simplemente una forma de que el negocio fuera viable.

    Seguramente me indicarás que hubo bancos como Santander, Bankia en la parte de Caja Madrid, Banesto y algún otro, salvo raras excepciones no aplicaron suelo y sobrevivieron con cuentas de resultados bastante presentables, salvo Bankia cuyo problema fue otro, no era el margen, sino "la poca seriedad" en otorgar préstamo, pero sabes perfectamente que la respuesta es no y si, en este orden, no aplicaron suelos, si utilizaron otro sistema con mucha más insistencia que los demás, los contratos de derivados a todo Cristo, como abogado sabes de los swaps, en algunos casos llamándolos caps disfrazados, porque convertían en una opción en un swap, bajo barreras que al tocarla te ibas a swap puro y duro, y esto generaba las comisiones que de alguna forma compensaban la falta de suelos.

Autor del blog
Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar