II. La cigarra y la hormiga, o Esopo aplicado a las finanzas.

35
Este contenido tiene más de 14 años
Si quieres leer el comienzo de la historia...

A los 40 años


Cigarra y Hormiga vivían puerta con puerta en el mismo ático. El rellano de la escalera es de lo poco que tenian en común. Cigarra, oyendo los sabios consejos de la mayoria se afilió al sindicato conveniente. Era un sindicato bisagra entre los dos mayoritarios, y acababa determinando cada 4 años, con su apoyo, la mayoría sindical. Pocos los afiliados y votantes pero unidos y determinados. La verdad es que no trabajaba mucho, pero desde que salio elegido como representante sindical menos. Las horas sindicales , las empleaba basicamente en ir de bar en bar. Había montado con otros socios un negocio de maquinas tragaperras. Tenian instaladas un buen número de ellos en una serie de locales, y cada x tiempo se pasaban a recaudar. Eso si, a Hacienda la mitad de la mitad.

A pesar de la buena fuente de ingresos del trabajo, y del pellizco considerable de las tragaperras, financieramente no iba holgado. Las tarjetas de crédito estaban a tope. Había tenido que ampliar la pequeña hipoteca con la que adquirió la vivienda para refinanciar varios préstamos personales de financieras. Eso si, no se privaba de nada. Lucia un bronceado envidiable. El y su familia,(había tenido dos hijos) solían ir un par de veces al año de vacaciones al Caribe. Tenian casi tatuado el cerco blanco en la muñeca de las pulseras de plástico del Todo Incluido. El Mercedes había sido sustituido por un BMW 320 de importación(coño, que problemas le daba en averías) y un TodoTerreno para su mujer, fundamental para que aparcase con confianza. Como inversión decidió meterse en un complejo de multipropiedad o tiempo compartido. Lo que se iba a ahorrar en vacaciones, y ademas es una inversión inmobiliaria cojonuda. Ya tenia su quincenita reservada a perpetuidad. Evidentemente para ello, se acogió a la financiación bancaria que le ofreció el vendedor.

Hormiga seguia en la misma empresa familiar. Seguía cobrando sustancialmente menos que su hermano. A diferencia de él, que con el paso del tiempo, se iba cargando de pluses, complementos y demás prebendas de cada nuevo convenio, a duras penas arrancaba de la empresa la antiguedad y actualización del sueldo correspondientes. Quizás por el ritmo de vida tranquilo y sosegado, porque hubo años en que no se fue de vacaciones, no sabía lo que era comer fuera de casa, etc...quizás por todo ello, su hipoteca iba menguando. Cada tres o 4 meses hacia pequeñas entregas anticipadas al préstamo, reduciendo plazo. Así hasta que la finiquito. Poco antes, y animado por su buena situación financiera, y porque que caray, el también quería disfrutar de la vida, el y su mujer compraron un pequeño apartamento en la costa, dentro de su Comunidad Autónoma. El lugar ideal para pasar fines de semana y las vacaciones ellos y sus dos críos. A pesar de todo seguia con aquella vieja cuota actualizada del Plan de Pensiones y ademas iba tambien haciendo aportaciones de cuotas mensuales a una carterita de fondos de inversion. En la comunión de su sobrino charlo con su hermano. Y Cigarra le dijó.

Tienes alma de pobre. Mira que comprarte ese apartamento cutre, de zoospañolito medio. Dios os cria y vosotros, los panchitos, os juntais. No evolucionaís. Para inversión inmobiliaria la mia. Una quincenita a perpetuidad en Cayo Malayo(Malayan Cape), para codearme con gente de un nivel superior. Un chollazo. Puedo cambiar el destino si quiero y venderlo, porque ésto tendrá una demanda de la pera. Lo que no puedo ademas es hacer lo del plan de pensiones. Joder, es que hay que vivir y entre los niños, las cuotas de los préstamos y la vida....que la vida son dos días tío. Mas adelante, en cuanto me quite estas cuotas igual puedo hasta triplicar lo que tu aportas y me haré un capitalito...


A los 50 años

Las cosas se pusieron difíciles. Los indios estaban rompiendo el mercado de componentes de automóvil. Los sindicatos ponían el grito en el cielo: competencia desleal, esclavismo, falta de solidaridad internacional de la calse trabajadora etc....(eso si, algunos recordaban como cuando las multinacionales llegarón a la comarca, venían buscando exactamente lo mismo que buscaban en India ahora, y como cerrarón sus principales factoría en USA). La Fábrica trasladaba constantemente carga de trabajo al etranjero, reduciendo con un goteo lento, pero implacable la megaplantilla.

Pero los sindicatos de La Fabrica jugarón fuerte. Estos norteamericanos no sabían con quienes e lo jugaban: huelgas, manifestaciones, disurbios publicos...en la comarca , el día que ellos señalaban no abría ni San Pedro las puertas del cielo. Solidaridad. Las empresas provedoras tambien cerraban. Ellas tambien sufrían, en mayor medida y con antelación, los coletazos de la crisis. Más de una vez se encontraban ambos hermanos en las manifestaciones, en las protestas ante el ayuntamiento y la Diputación, etc... Y por fin , todos juntos, lo lograron.

Los sindicatos obtuvieron una solución no traúmatica, decían ellos.. El 90% de la plantilla causaría baja, el resto continuaría trabajando en la fabrica reconvertida en centro logístico. Los más jovenes de los que cesaban, con una oferta notablemente superior a los 42 días por año trabajado, garantizandoles un pequeño minimo jugoso. Además, los poders públicos habían logrado que Hacienda, a pesar de la propia normativa, alcanzase un convenio con la empresa y sindicatos para declarar exentos 100% esos rendimientos que superaban la indemnización legal. Los mayores de 52 años se acogían a una prejubilación, que en el fondo consistia en un despido en el que les pagaban otro pico. Ademas, y hasta que alcanzasen la edad para obtener la jubilación, la empresa, a traves de una compañia de seguros, complementaría las prestaciones y subsidios por desempleo que iba cobrar, hasta que obtuviese el equivalente al 100%. Parte de todo este dispendio se financiaba con la recalificación de terrenos de la fabrica, que en su nueva actividad ya no necesitaba,

Cigarra estaba moderadamente contento. Habían salido bastante bien de la crisis. tenía dinero en el bolsillo. Le mandarían el sueldo a casa. Habia terminado de pagar casi toda su deuda. Se había quitado de encima la multipropiedad, donde no podía ir porque se le disparaban los gastos y cuyo mantenimiento era muy costoso. Y entonces se le ocurrió, vendería las maquinas a su socio. Y con ese dinero y el pellizquito de la Fábrica le montaría un Bar a su mujer(el no, que había que cobriar de la paro). Además el tenía experiencia en Hostelería, bueno, como cliente. ¿Quién dice que a los 50 no se pude volver a empezar?

Hormiga, como todos los trabajadores de las empresas proveedoras, tuvo una peor salida. A la p...calle. La empresa, como todas, quebró, tras un largo periodo en que iba arrastrando: en vez de las indemnizaciones legales fijadas por el ET, consiguieron cobrar lo del Fogasa y una pequeña cantidad de la masa patrimonial de la quiebra. Afortunadamente Hormiga estaba libre de deudas. vendio el apartamento, más que doblando lo que en su dia invirtio en el(el Bloque de Siniestra Fundida, aliado del partido en el Gobierno había connseguido que este subiese exponecialmente el uso de las viviendas vacias, y mantenerlo era caro). Buscó trabajo por cuenta ajena aunque sabía que estaba muy muy dificil. Mientras se adhirió a un convenio con la Seguridad Social. El ponía dinero y así lograba mantener las bases de cotización para que su futura pensión no se redujese sustancialmente(cosa que su hermano no hizó). Entre la prestación por desempleo, y luego los subsidios, los ahorrillos que tenia y los de la venta del apartamento, y un dinerillo extra que se sacaba la mujer en trabajos domesticos, tenían un vida frugal pero sencilla. Quizás por inercia, quizás por visión financiera, seguia con aquella cuota mensual al Plan de Pensiones..En la inauguración del Bar de su hermano charlaron sobre el tema...

Al final no voy a aportar al Plan de Pensiones. He estado hablando con el del Banco, me ha hecho una simulación y tendría que aportar la leche para que sacase algo. Además a nuestra edad, me ha recomendado un plan basicamente de Renta Fija, y joder, la rentabilidad es muy baja. Mi Plan va ser el Bar. Ya lo verás...


Hormiga sonreia. Poco antes de los 65, su plan alcanzaría los 1,6 millones de euros, segun calculos moderados.


A los 65 años

Los dos hermanos fueron juntos a darse de alta como jubilados en la Seg. Social. Una vez más, el escenario era muy diferente...pero esta vez ambos estaban puteados. Y es que en los ultimos años habían ocurrio una serie de sucesos fundamentales.

El sistema de seguridad social había petado. El primer ministro de la Confederación de Estados Libres Asociados de Zoospania lo tuvo que reconocer. El sistema era inviable, dijo González Sastre. Pero su partido, el Partido de la Memoria Desmemoriada, el hegemónico en el panorama político, de acuerdo con la oposición, el Partido del Complejo Permanente, habían encontrado una solución. No traúmatica. El sistema no debía dejar desportegidas a las clases más humildes y desfavorecidas. Se fijaría una pensión unica, independiente del importe de lo que se hubise cotizado. Todo aquel que tuviese unos ingresos superiores a los 60.000 euros de otras fuentes o un patrimonio superior a los 300.000 euros no tenían derecho a la pensión. ¿Eran ricos, no? Había que ser solidarios. Los zoospañoles debiamos apoyarnos unos a otros. Era lo más justo e igualitario en su opinion. Por otro lado firmaria con la oposicion un Pacto(tachannnnnnnnn) por la Pensiones, diseñando un sistema futuro de pensiones privadas, aunque estaba por definir el sistema.

Años antes, el Ministro de Economía del PMD había sacado adelante una reforma fiscal por la que la que sólo cabían dos formas de cobrar un Plan de Pensiones. En forma de renta vitalicia o en forma de capital. Y con efectos retroactivos. Eso si, en forma de capital, deberia pagar impuestos por un 43% de los derechos consolidados, eliminado la exención del 40% de la que gozaban hasta ese momento. Y es que, como defendia su partido y todo el mundo sabía, los Planes eran para ricos. Todo en arás de la justicia social y de la función idem de la propiedad.

Asi que Hormiga no estaba muy contento. Como no se fíaba un pelo del gobierno, prefirio pagar. Se dejó en la gatera de hacienda unos 700.000 euros, pero ahora contaba con los 900.000 en su poder. A un tipo del 4-5% con una cartera de bonos con vencimientos escalonados, le sacaría unos 36000 . Estaba francamente irritado con quien le había robado, no sólo parte de su pensión privada, sino tambien la totalidad de la pública. Pero, ¿qué podía hacer?

Cigarra lo llevaba peor. Contaba con las dos pensiones, la suya y la de su mujer. El Bar no había ido muy bien. Le costo darse cuenta de que lo había en la Caja registradora no era el benificio diario(que coño es eso del cashflow). Consiguio un poco de dinero con el traspaso del local. Con las pensiones públicas y una hipoteca inversa al 50% del valor de su vivienda obtenia unos ingresos brutos de 48000 euros e iba rascando de sus escaso fondos propios. Pero le costaba acostumbrarse a la fuerte reducción de sus ingresos.

Un día Cigarra llamo por teléfono a Hormiga. Le comento que habían conseguido plaza él y su mujer en una residencia publica de la Diputación...
 
Hemos tenido suerte. Ya sabes lo carísimas que son las residencias. Pagamos una cuota muy ajustada. Ademas, al ser basicamente nuestro único patrimonio nuestra vivienda habitual, nos han eximido de la obligación de firmar un reconocimiento de deuda. Si hombre, la Diputación calcula el coste real de lo que supone tenerte a ti en la residencia y cuando falleces le gira la diferencia entre lo que pagaste y lo que realmente costaste a tus herederos. Pero vamos, despues de toda una vida de trabajo era una injusticia dejarles mi piso. Menos mal que los del Bloque de Siniestra Fundida, consiguieron enmendar esa ley. Me parece bien que ese reconocimiento de deuda sea para otro patrimonio, pero para el piso de un obrero no. Por cierto, que me han dicho que vosotros también tendríais posibilidad de optar a plaza. Claro que con la pasta que tienes tu deberias pagar el 100% del coste. Ah, que lo has invertido en Renta Fija y no lo puedes sacar así como asi,...para eso esta el reconocimiento de deuda...que tu eres rico, tienes que ser solidario...


Despues de aquella conversación algo se rompió dentro de Hormiga. Ese mismo año vendió la vivienda, traspaso el saldo y la cartera de bonos a un Banco en Suiza y compro un par de Billetes de avión solo ida para el matrimonio. Destino: La cálida Costa Rica.

En Zoospania comenzaba un crudo invierno.
  1. en respuesta a Echevarri
    -
    #36
    22/11/11 23:29

    Creo que 3 años y pico despues , la cosa a cambiado tela , da como para escribir una tercera parte y confirmar/discutir mas de un comentario...

    Que perra es la vida.

  2. en respuesta a Echevarri
    -
    #34
    10/05/10 21:30

    Yo he sido hormiga durante los primeros 30 años de mi vida. Luchadora, guerrera, siempre esforzándome, todo para llegar a donde la cigarra llega sin esfuerzo. Mientras yo me mataba estudiando para sacar una carrera, mis amigos fumaban el cigarrito (hijito de la cigarra) y cobraban el paro cuando no trabajaban en la obra. Mientras en verano ellos estaban de barbacoa, ligando, divirtiéndose, yo estaba en mi casa con los tochos de libros. Al final todos tenían trabajos decentes, menos yo, que tengo una carrera con muchas salidas. Cuando yo trabajaba echaba muchas horas y no las pagaban porque yo era uno de los "jefes". Mientras mis amigos salían de su trabajo el viernes y tenían el fin de semana libre, yo tenía que perfeccionar inglés y dominar ciertos programas, pues cada año había nuevas herramientas informáticas. En relación con las horas invertidas mis amigos, las cigarras, cobraban más que yo. Así que un día me dije: "Qué demonios", y me hice casi cigarra. Empecé a quejarme de todo al gobierno como si fuera yo un bebe y ellos mis padres. Mandé a la mierda mi empleo. Y subasté mi titulo universitario. Ser pobre, víctima del sistema vende mejor. Yo quería ser un "desahuciado".¿Qué no tenía dinero?. Para eso estaban las ayudas del estado, subvenciones. Y la economía sumergida. En mi nuevo empleo de operario de fábrica trabajo por horas y me pagan mejor que antes. Cuando amenacen con cerrar la fábrica, nos manifestaremos, quemaremos neumáticos en las carretera, meteremos miedo y el gobierno nos prejubilará o nos recolocará como ha ocurrido con el caao de Delphi, Astilleros Españoles, etc.
    ¿Qué no habrá pensiones?. No me lo creo, porque como soy pobre tengo derecho a todo, a que me ayuden. Soy como Grecia. Aunque llegaré a la vejez con la tranquilidad de haber disfrutado algo la vida cosa que cuando era hormiga no sabía lo que era.
    Aunque tengo una duda: realmente, no se si soy cigarra. Comencé mi metamorfosis cuando me hice "el capullo". Dudo si salí, si completé el ciclo, porque "capullo sigo siendo", "un capullo muy capullo"

  3. #33
    01/07/09 17:12

    Gracias Pilar, está claro que todos tenemos algo de cigarra, algo de hormiga, algo de Quijote y algo de Sancho...

  4. #32
    Anonimo
    25/06/09 22:33

    Muy buena la idea de recuperar post pasados; gracias a ello he leído esta entrada taaaan instructiva. He estado, como buena hormiga, reflexionando un poco ... y bueno: hoy vengo de la clínica, de hacerme un injerto de cigarra.

    Se acabó el ser hormiga 100%. Desde ahora tengo el 35% de cigarra.

    ¿Por qué lo he hecho?

    Porque hubo veces que, después de un verano de trabajo agotador, NO hubo invierno. Y mi grano, almacenado con tanto sudor, se quedó reseco. Nada que ver con los productos frescos que había al alcance de la mano.

    Porque, mientras yo aplazaba el disfrute de mis bienes al futuro (un futuro muy lejano), las cigarras disfrutaban el presente sin complejos. Más alegría, el sistema inmunológico a tope, confianza en el futuro (imprescindible para prosperar)...

    Ser hormiga 100% es muy "cansao". Hay que temer al frío que vendrá. Hay que anticipar problemas para poder prepararte. Hay que angustiarse un poquillo.

    Porque la envidia pesa.
    - ¿Envidia?
    Pues sí, es lo que tiene ser hormiga 100%
    - Eso lo dirá por usted, no todas somos envidiosas. Las hormigas somos humildes y trabajadoras, buena gente. No sufrimos de ese mal.
    Ejem... Lea, lea el diccionario: Envidia: tristeza por el bien ajeno. Y, ¿no es eso lo que nos reconcome, un fastidio, una tristeza, cuando vemos que las cigarras, después de saltarse todas las reglas del buen hacer (ser humildes y trabajadoras, como usted dice, y también previsoras, añado yo) consiguen el éxito? Y nosotras esperando que llegue ese futuro tan lejano y tan improbablemente cargado de éxito. Llámelo envidia, que es su nombre.

    Además, las cigarras son necesarias para mantener el equilibrio ecológico, mirémoslas con simpatía. Sus continuos dispendios hacen que el consumo funcione, que las ventas suban, que las empresas suban, que los créditos florezcan... ¡el delirio!

    ¿Que por qué no me hago 100% cigarra? Mire usted, pero no.

    Primero: que no sé cantar. Y nadie toma en serio a una cigarra que no canta.

    Segundo: no soy tan grande. Una cigarra de buen ver es grande, con sueldo grande y coche grande, y yo aún no tengo masa crítica para tamaña transformación.

    Tercero: Porque tendría que despreocuparme de a quién aplasto con las patazas al saltar. Y eso no lo consiente mi corazón de hormiga. Todo mis sitema inmunológico rechaza el trasplante.

    Cuarto: Porque me gustan, me gustan decididamente muchos aspectos de ser hormiga, como el poder contar con mis compañeras para el duro trabajo de robarnos una montaña de grano, y luego de compartirlo juntas.

    Quinto: Porque se estrellan. Las cigarras se estrellan más que las hormigas. Y desde el toril del 65% de hormiga que conservo, será un PLACER verlo. Llámenlo envidia, sin complejos (Je, je, je, JA, JA,JA)

    La solución está en la ingeniería genética. En la Cigarra-hormiga (Cigamiga? Hormarra?)

    Pilar (La amiga más amiga de la hormiga Miga)

  5. #31
    Anonimo
    07/08/08 03:57

    Yo no veo la ventaja de reducir plazo frente a reducir cuota, es mas todo lo contrario. Reduciendo cuota se tiene más margen de maniobra frente a la disciplina autoimpuesta de mantener cuota al reducir plazo. La única ventaja que veo es para el banco, que reduce riesgos. Bueno, y para el poco disciplinado, como ese cigarra :-)

    Todo esto, claro, si la comisión sobre cancelación parcial no trastoca mucho (o mejor nada).

    Espero con mucho interés ese post de septiembre para ver dónde fallan mis cálculos o qué se me escapa. Mientras, qué te cunda agosto!

  6. #30
    06/08/08 00:47

    Gracias Quenia.
    Financiaramente es algo mejor reducir plazo que cuota, aunque luego hay otras consideraciones (a ver si me apunto hacer un post en septiembre sobre ello)
    Por lo demás, tomátelo con calma, que los atracones no son buenos. Hasta septiembre no volveré a publicar nada nuevo, salvo algo extraordinario.

  7. #29
    Anonimo
    06/08/08 00:12

    Con mucho retardo el comentario, pero ahí va.

    Me ha gustado mucho la historia.

    Aunque, (se veía venir no? ;-)) yo a hormiguita le veo más reduciendo cuota que plazo. Total, vive a largo, sabe que el plazo es cuestión de tiempo y también que es mejor desplazar amortización hacia enero.

    Por lo demás, enhorabuena por el blog. Lo he descubierto hace días, y me estoy pegando el atracón a leer. Gracias.

  8. #28
    Anonimo
    29/06/07 01:50

    Me ha gustado mucho tu fabula, y me he visto identificado en los dos casos pues siendo hormiga he tenido la suerte de la cigarra hasta ahora. Lo jodido será para el que sea cigarra en la vida de la hormiga.

  9. #27
    27/06/07 22:38

    Gracias HAyek, me pongo con ello.

  10. #26
    27/06/07 14:46

    Excelente historia, Echevarri. Felicidades!
    Una sugerencia técnica: sería conveniente que pusieras al principio y/o al final el enlace a la otra parte de la historia en los dos posts para facilitar que los lectores que te encuentren (en el futuro la mayoría vendrán de los buscadores) puedan leer la historia completa.

    Saludos

  11. #25
    26/06/07 20:46

    Una pequeña hormiga, que no es triste, que no, que Costa Rica esta muy bien...

  12. #24
    26/06/07 20:40

    Celecanto, discrepo de los que te querian suspender.
    1. Sobre la productividad española hay un debate brutal. No esta tan claro su ascenso en el caso español. Lo que si tengo claro es que el sistema de reparto que tenemos se nutre de las cuotas que se aplicansobre las bases de cotización de los currelas actuales. Y tengo la sensación de que las bases actuales estan muy ajustaditas. Vamos, sueldos bajos en valor absoluto. No creo que eso garantice la viabilidad del sistema
    2.- Los ciclos económicos no son eternos. En el ssistema de reparto la pasta de hoy se gasta hoy, salvo el excedente famoso que sale en prensa.
    3.- Lo de los votos esta muy bien, pero cuando se llega a un tope se llega a un tope. Creo que ya lo he dicho, pero en los 80 el Estado ya recorto las pensiones. Y le salio bien, jodio a muchos recortando sus derechos, pero beneficio a más reconociendo pensiones no contributivas. Eso a medio plazo es insostenible.
    4.- Debe haber cambiado mucho la Seg Social desde que yo la estudie, pero tiene un presupuesto propio. las pensiones no se pagan con los impuestos, sino con las cotizaciones, salvo determinados subisidos que no paga la Seg. Social, y son eso, subsidios.
    Sobre el caracter cautivo de los planes ya lo he comentado. Más cautivo me parece mi aportacion al sistema público. Si el Banco x no me gusta, al menosmelo puedo llevar a la Caja y, o a la gestora Z. Dile a Caldera que quieres tus aportaciones. Y respecto a Estados, pues yo me fio más de los bonos del Barclays que de los emitidos por Marruecos...
    De todas maneras, haya o no plan, lo importante es tener claro que nos tenemos que buscar la vida..
    saludetes...

  13. #23
    Anonimo
    26/06/07 20:22

    ¡Ah! se me olvidaba. A mi tampoco me gustan los planes de pensiones porque bajo ningún concepto quiero tener mi dinero cautivo con nadie.
    Mis finanzas las quiero manejar yo, y si en el futuro quiero montar un negocio, cambiar de piso o hacerme un cambio de sexo, no me gustaría tener que perder el dinero. Y, si no os fiáis de que el estado sobreviva 40 años ¿Os fiáis de vuestro banco? ¿Habéis mirado las crisis y quiebras de los últimos 40 años?

  14. #22
    Anonimo
    26/06/07 20:15

    Hace unos días, después de leer a Gurusmundi) me hice una simulación de meter 15000 EUR ahora y luego 6000 (actualizados) al año durante 25. Con un IPC del 3% y una rentabilidad del 10%, me salen al final 837.000 EUR, que en Euros de 2007 son 400.000.
    El valor de lo aportado (deflactado a 2007) serían 165.000 EUR. No está mal, y es un plan tirando por lo conservador.

    Con lo que no estoy de acuerdo es con la quiebra del sistema de pensiones (esta opinión casi me cuesta catear economía hace 10 años). Me explico:
    1.- En estos cálculos nunca tenéis en cuenta el incremento de la productividad de la mano de obra, que como el interés compuesto sube un pico.
    2.- Mientras haya trabajo, vendrán trabajadores aunque sea de Mongolia Oriental. (Hace 10 años esto no era tan claro, pero ahora...).
    3.- A más pensionistas, más votos para el partido que proteja las pensiones. (Esta creo que es la razón que realmente asegura las pensiones).
    4.- Las pensiones salen de los presupuestos del estado, no de las cotizaciones a la SS. Si falta dinero se aportará de ahí por la 3ª razón (se aumentará IVA, impuestos especiales, reducirán ayudas, etc. pero se asegurarán la poltrona).

  15. #21
    Anonimo
    25/06/07 20:26

    Después de plantear ese triste final para la hormiga, ya sólo se me ocurre que la pobre hormiga la palme en un accidente de tráfico con toda su familia. Así la cigarra podría tomar digna posesión de una merecida herencia.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar