Lecciones marxistas sobre precios y gestión comercial

9
Este contenido tiene más de 12 años
He de reconocerlo. Las enseñanzas marxistas son sumamente inteligentes, vitales para comprender como funcionan muchos aspectos de nuestra sociedad. Claro que hablo de los Hermanos Marx, la rama avispada de la familia. Y es que hay que serlo para, en clave de humor destripar en apenas 5 minutos muchas de las claves y estrategias comerciales que usan las empresas. Estoy hablando de un fragmento de su cinta Un día en las carreras. Y pensad que estamos ante una cinta con una antigüedad superior al medio siglo, pero tremendamente actual.

A continuación os cuelgo el vídeo. Mi recomendación es que lo veáis una primera vez, disfrutando la comicidad. Una vez saciados nuestros instintos cinéfilos, volved a verlo, haciendo pausas para deleitaros con cada situación. A mi me suena tremendamente familiar, moderno, y es que la economía, las ventas, las finanzas, todas giran alrededor del ser humano. Y éste parece no cambiar en absoluto.






Ahora toca el momento serio, y esta secuencia me hace pensar, y mucho:


1. Uno siempre ha estado a favor de que, en la medida de lo posible, no se le obliguen a coger paquetes completos de productos. A la industria le encanta colocar dobles CDs, coches con seguros+extensiones de garantía+mil extras en producto cerrado, etc. Y en la industria financiera ocurre otro tanto.


Por tanto me gusta pagar solo por aquello que quiero comprar, y no por lo que desean colocarme. Claro que, y eso ocurre con frecuencia, hay quien aprovecha esta tendencia para pervertirla. Se vende un producto a un precio x, muy barato, pero luego comprobamos que es inútil, inviable o lastimoso sin otra serie de componentes, opciones, etc. Y si sumamos todos esos precio nos podemos llevar una sorpresa de aupa. Hay mil ejemplos, en el mundo financiero, informático, del gran consumo, de las lineas aéreas. Ojo con los precios tan sumamente baratos.
Claro que, aquello que me resulta más familiar con la situación descrita es lo de determinados negocios multinivel. Los Marx se sitúan aquí a la altura de Nostradamus. Oye, no entiendo como no les llevan a Cuarto Milenio o a la portada de Año Cero (si se sigue publicando, que lo desconozco). es que es clavado: te voy a hacer rico, y para ello solo debes hacer una pequeña inversión en este producto/curso/licencia. Claro que luego te diré, que, si de verdad quieres ser un gran profesional tienes que acudir a todas reuniones x, con un coste de tanto. Además deberías ir a la Convención Y, para hacer networking, que son sol unos euros más. ¿Qué no lo entiendes? tienes unos maravillosos libros que vendemos que te lo explican todo. ¿Qué no los quieres? Claro, entonces no me extraña que no consigas nada de nada, fracasado, más que fracasado.



2. Y lo que absolutamente barato es lo que es gratis. Claro que entonces habrá que pensar a que se refieren con gratis. Y es que alguno entiende por gratis aquello que no tiene un PVP, pero que posiblemente tenga unos costes de envió, manipulación o llámale X donde esta escondido nuestro amigo el margen. Pero, aunque lo sospechemos, la palabra gratis es tan sugestiva....


3. Es maravilloso comprobar como se tienta la avaricia, como desde la óptica del vendedor se transforma una ganancia probable en algo poco interesante, en casi una perdida, en algo despreciable. De la curiosa percepción del ser humano acerca de lo que es riesgo y de lo que no lo es ya hemos hablado en este Blog.


4. Hace tiempo, en Family Office posteaban acerca de la muerte de la rana. Resumiendo, si la rana nota un súbito y fuerte aumento de calor en el agua en la que esta sale pitando. Sin embargo, si la subida es poco a poco, gradual, para cuando la rana quiere darse cuenta esta muerta. La explicación venia a propósito del comportamiento de inversores en los mercados de valores. Creo que es plenamente aplicable a la estrategia que siguen algunas empresas. En vez de intentar extraer todo lo que pueden del cliente en un primer momento , lo que podría asustarle, lo hacen muy poco a poco, gradualmente.


Este juego tiene además otra variante que, los gestores de chiringuitos como los de inversiones en Forex, conocen perfectamente. Una vez el cliente ha acometido una serie de inversiones, se le dice que hay que seguir adelante, que aportando un poco más uno puede recuperar lo ya invertido y ganar más dinero, que de lo contrario lo hecho hasta ahora esta perdido. Se trata de vender algo tan viejo como el doblar la apuesta.


5. Que grande es nuestro amigo el vendedor de helados haciendo que sea el cliente el que se vea obligado a pedirnos el producto. Maneja las emociones del cliente como quiere. Incluso llega a jugar con la necesidad de la apariencia social con la que cuentan muchos clientes, no vayan a pensar sus compañeros de golf que es tonto por no invertir con Madoff y Piedrahita.


Lo mejor es que, llegado un momento, el cliente sabe perfectamente de que va todo, pero ya no es dueño de su destino, es un espectador más de lo que ocurre, de lo que se avecina.
¡Qué grande es el cine!
  1. #9
    Anonimo
    24/01/10 12:40

    Tienes uno de los peores blogs que jamás he leído. Marx te deja a tí como la altura del betún y seguro que nunca abriste ni una de sus obras.

    Ignorancia se llama lo tuyo.

  2. #8
    06/01/09 22:40

    Cojonudo el vídeo!!

  3. #7
    06/01/09 18:29

    Muy bueno.

  4. #6
    05/01/09 23:30

    ¡Fantástico! No sé cómo no incluyen este marxismo en las campañas de las organizaciones de consumidores. Porque en las escuelas de negocios seguro que más de uno se inspira en ellos.

    Y que mirada la de Groucho cuando entiende que lo que ha pagado no va a servirle de nada si no sigue comprando libros. Porque ahora no va a echarse atrás, claro. Y un final pseudopiramial total. Impagable.

    Salu2

  5. #5
    05/01/09 21:21

    Maty, gracias. La experiencia es fundamental, vaya que si, lo que pasa que cuesta tanto hacerse con ella.

    Gurus, perdón por el olvido, eso que mereí con la entrada. Nuestro peor enemigo somos , casí siempre, nosotros mismos...

    Ese jeercicio me suena, me suena, Gallina. De todos modos el Vendedor no es malo, hce su papel. Elque es malo es Groucho, que no hace lo que debiera...

  6. #4
    05/01/09 19:23

    Ya me gustaría que se hicieran películas como las de antes.

    Deberían cerrar Hollywood y alguna que otra academia nacional, al menos mientras no sean capaces de igualuar lo que les precede.

    Así es como nos chulean a diario y casi sin darnos cuenta: LLEVO DOS Y PAGO TRES, DEPÓSITO A CAMBIO DE CACEROLA, PUNTOS QUE NO SIRVEN PARA NADA, ORDENADORES CON LA OSTIA DE MEIGAS...

    Difícil y a la vez admirable la profesión de vendedor. Manténgase alejado de ellos en la medida de lo posible.

    El video me ha hecho recordar las trampas de la web de una conocida compañía aérea de bajo coste. Joder, casi pago por facturar los palos de golf que no tengo.

    Propongo realizar un sencillo ejercicio para conocer con exactitud el porcentaje de veces que hemos hecho el primo. Se trata de colocar una pegatina con la fecha a todas las prendas, utensilios y artefactos que atesoramos en casa. Dentro de una temporada (seis meses, un año), miaremos cuantos de ellos la conservan intacta.

  7. #3
    05/01/09 17:14

    Echevarri el humor y sarcasmo del "marxismo" es magistral. En el pasado mes de Abril no me pude resistir a copiar las lúcidas reflexiones que Groucho Marx hizo cuando sufrió en sus propias carnes el crack de 1929:

    "Groucho y Yo"

    Para los que no quieran releerlo, sólo unas perlas:

    "Constituyó una sorpresa muy agradable descubrir que era un negociante muy astuto"

    "Nunca obtuve beneficios. Parecía absurdo vender una acción a treinta cuando se sabía que dentro del año doblaría o triplicaría su valor."

    "...si uno compraba ochenta mil dólares de acciones, sólo tenía que pagar en efectivo veinte mil. El resto se le quedaba a deber al agente. Era como robar dinero."

    "Incluso la desdicha financiera, al igual que la de cualquier otra especie, prefiere la compañía."

    ...y muchas otras que encontraréis en el texto linkado más arriba. Como bien dices, la propia avaricia es el arma más poderosa contra la que se enfrenta todo inversor, y el entorno (vendedores, intermediarios, asesores a comisión, etc...) lo usa como arma arrojadiza sin nungún pudor ni ética.

    Salud y €.

  8. #2
    Anonimo
    05/01/09 12:43

    Por cierto, acabo de leer que Antonio Mingote y su mujer han sido víctimas de la estafa de Madoff vía Barclays.

    El Confidencial Mingote abandona el ABC para fichar por La Razón

    [ Porque la pareja formada por Antonio e Isabel Mingote parece haber resultado afectada por la gigantesca estafa Madoff, como tantos otros cientos, quizá miles, de familias españolas que, con más o menos conocimiento de los entresijos del mundo de las finanzas, decidieron un día poner parte de sus ahorros (850.000 euros en este caso) en manos de un banco (Barclays Bank en este caso), que luego decidió invertir el dinero en el delictivo negocio piramidal del tal Madoff... ]

    Lo dicho, lo mejor es que dediquemos tiempo y esfuerzo intelectual a aprender cómo gestionar debidamente nuestro patrimonio y restemos tiempo a "tonterías" para centrarnos en lo importante en estos momentos, digo. En fin, allá cada cual.

  9. #1
    Anonimo
    05/01/09 12:31

    Excelente anotación/reflexión, y gran secuencia cinematográfica a diferencia de tanto producto cinematográfico actual que adolece de guión.

    Lo que está claro es que hemos de aprender de lo acaecido estos años y actuar en consecuencia, desde la máxima prudencia.

    Ya lo dicen: "el diablo sabe más por viejo que por diablo" o, en versión moderna: "la experiencia es un grado".

    Fijémonos que gracias a internet podemos acumular experiencias ajenas, enriqueciendo la nuestra a una velocidad nunca antes vista en la historia humana. Sólo hay que procurar realizar una buena selección de seguimientos con el paso de los años, manteniendo aquellas bitácoras que no bajan el listón de calidad en sus contenidos (propios o selección).

    Ante el nuevo año habrá que repensar cómo vamos a posicionarnos. Sigo apostando por posiciones ultra defensivas, dejando que otros asuman el riesgo de las primeras ganancias mientras no cambie la senda bajista principal en los mercados, no sólo financieros.

    Pero si alguien me convence de lo contrario, estoy dispuesto a cambiar pero, eso sí, antes demandaré consejo a otros no vaya a ser que me vendan "gato por liebre".

    Pues eso, tenemos internet, exprimamos al máximo las facilidades que nos ofrecer para aprender y aprender, rectificando cuando sea necesario sin que "se nos caiga los anillos".

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar