Dos bloggeros y un destino: Marc Vidal y Alberto Noguera

10
Desde pequeñito me enseñaron que, quien sólo hace lo que le gusta, solo come lo que le gusta, solo lee lo que le gusta, se autolimita de maña manera y raramente crece y/o evoluciona. Voy más allá. tengo tendencia disfrutar más del debate, provocándole incluso, que de los consensos a la búlgara. La mejor manera de reforzar las ideas de uno es conocer de primera mano lo que opinan aquellos que no las comparten. Si son lo suficientemente sólidas resistirán el embate. De no hacerlo, mejor ahora que más adelante.
Digo esto ya que mi lista de blogs de lectura habitual es bastante heterodoxa y para nada significativa de lo que pienso o dejo de pensar. Y así, entre los vinculados al mundo crediticio, inmobiliario, o llámale-X, tengo, entre otros, al Blog de Marc Vidal y al de Alberto Noguera.
Aun teniendo una serie de puntos en común, discrepo en muchas cuestiones de fondo con Marc. En muchas. Pero en otras me alegra coincidir. Así, en su post El Dinero es arroz se hace eco de algo que vengo diciendo a quien me quiera oír desde hace más de 8 años. La subida o bajada de los tipos de interés no es la principal palanca en la expansión o en la crisis económica. El principal motor es la confianza en el futuro. Evidentemente esa confianza en el futuro se cimenta, no solo en las expectativas-pajas mentales de cada uno, también en como descontamos los indicadores económicos, actuales y previstos.Que el tipo este en el 4 o en el 5 puede suponer un mayor o menor crecimiento, pero lo fundamental es la confianza, la fe en el futuro, en que vamos a ser capaces de devolver ese crédito, que la inversión en nuestra empresa va a generar retornos superiores a los pagos derivados de la operación financiera. Y si ese motor se gripa, si a esa confianza se evapora, que si quieres arroz Catalina. No hay nada que hacer. Incluso los gestos que e en pasado podían ser considerados positivos son interpretados en clave de desconfianza. Como la bajada de tipos de ayer. La respuesta de los mercados financieros, con la subida del Euribor, ha sido demoledora.
En el caso de Alberto, a la diferencias de fondo evidentes, se unen además diferencias también en las formas. Muchas veces no me gusta como dice las cosas (soy hombre de matices). Sin embargo, debido a algún tipo de conjunción planetaria o a lo impepinable del tema, hay dos posts seguidos que los hubiese firmado yo mismo.
Por un lado esta el post ZP, el hombre que veía amanecer. Lo de las hemerotecas es fantástico, lo de Google es genial. Los links deberían ser canonizados. La manera en que Alberto nos va dando, uno tras otro, los distintos titulares de nuestros Gran Timonel me recuerda a una cámara hiperlenta de las utilizadas en espectáculos deportivos, donde se retrata a la milésima la firmeza de las convicciones de ZP. Abrumador.
Por otro esta la reflexión de Tus ahorros están a salvo, no su valor. En ella nos traslada como el hecho de la fiebre garantista de los depósitos o de los planes-todo-vale es posible que consigan blindar nuestros depósitos, pero también que eso sea a costa del valor de lo mismos. Y recordemos que el dinero es lo que podemos comprar con ello, ni más ni menos. Que se produzcan depreciaciones de nuestra divisa, procesos inflacionarios, etc...tranquilo Alberto, a la gente le suena pero no sabe muy bien como hilvanar una cosa con otra. Mientras el saldo de la cuenta siga ahí nadie dirá nada. Y cuando, en el futuro, alguien se de cuenta, echará la culpa otra vez los liberales, a los mercados, o a una conspiración de reptiles extraterrestres. Y nuestros políticos ya estarán muy lejos, disfrutando de su jubilación en Rodiezmo o en Sangenjo, mientras murmuran: No querían seguridad, pues toma seguridad.
PD: En la ruptura de la confianza el actual Gobierno no puede irse de rositas. Esta claro que el PP tendrá sus responsabilidades, pero los últimos 4 años y medio del PSOE han sido un despropósito, en materia económica y en suministros de los miligramos de confianzina necesarios para el sistema. Lo más triste es que en el 2004 ya le dije a un amigo que los principales perjudicados del desaguisado económico que se iba a montar estarian entre los votantes tradicionales del PSOE. Al tiempo.
  1. #10
    15/10/08 18:35

    Ves Fer, yo lop veo justo al revés. No es que todo se interprete en clave política, es que los políticos se estan dedicando sistematicamente a intervenir en la economía.

    Cuando dices que y cosas independientemente de los políticos creo no estas en lo cierto. El problema esta en que, estos políticos tienen mucho más en omún de lo que pensamos. Para empezar su amor por el intervencionismo, ya sean de derechas o de izquierdas.

    ¿Control? ¿legitimado en base a que? ¿quién nos garantiza que ese control no sirve a interes privados, bien individuales o de grupos concretos. En palabras de Bastiat

    "Si [como piensan algunos] la tendencia natural de los seres humanos es tan mala que no resulta seguro permitir la libertad de la gente, ¿cómo es que la tendencia de estos organizadores es siempre tan buena?"

  2. #9
    Anonimo
    15/10/08 12:23

    Uno de los mayores motivos de la parálisis del análisis en la que nos movemos es la excesiva politización de cualquier acto, gesto o comentario, para muestra un botón.

    Tal y como dice El Gallina, ciertos acontencimientos se antojan totalmente independientes del gobierno, el estilo laissez faire en el cual cada vez nos movemos más, se antoja inadecuado, el control es necesario, como decía un anuncio, la potencia sin control no sirve.

  3. #7
    14/10/08 22:59

    Mira que tengo un espíritu acrata, pero me temo que ese caos no puede traer nada bueno. Y es que no hay Gobierno peay una Administración que va por libre y eso es aún más peligroso.

  4. #8
    14/10/08 22:59

    Mira que tengo un espíritu acrata, pero me temo que ese caos no puede traer nada bueno. Y es que no hay Gobierno peay una Administración que va por libre y eso es aún más peligroso.

  5. #6
    14/10/08 21:52

    En Bélgica han estado medio año sin gobierno, en Italia ni se sabe.

    A veces pienso que pase lo que pase, depende más del azar que del gobierno que nos toque.

  6. #5
    13/10/08 16:16

    Gracias Eversor.
    Jaime, va a haber que atarse los machos.
    Fer, el oro y mas cosas, va haber un reajuste de precios, unos al alaza y otros a a baja, de considerables dimensiones.
    Onda de Elliot, el nivel es tan bajo. Pero siempre digo que no merecemos más. Son la perfecta representación de lo que somos como nación.

  7. #4
    Anonimo
    10/10/08 13:50

    Creo que hace falta un "back to basics". Yo echo de menos esos grandes estadistas de otras épocas, en busca de el "bien común". Me sobran los mequetrefes que intentan sacar rédito político inmediato de cualquier hecho, todo forma, nada de fondo. Al final nos lleva al inmobilismo. Según mi modesta opinión, desde los inicios de la democracia, cada gobierno ha ido haciendo menos y menos (ya se que al principio había mucho por hacer), pero es que los últimos cuatro años, creo que los consejos de ministros podrían haberse sustituido por timbas de mus y no hubiera pasado nada.

    Eso sí, qué sonrisa tiene José Luís Rodríguez, y yo que creo que al final se le borrara ...

    El tiempo es un juez inescrutable y pone a cada uno en su sitio.

    ¡Gracias por tus perlas!

  8. #3
    10/10/08 11:54

    Lo del valor del dinero se ve venir... por eso el oro va como va!!

    s2

  9. #2
    Anonimo
    10/10/08 02:06

    Buenas Echevarri,

    Pues yo también los leo. Con Marc postulo bastante, con Alberto ya es otro cantar porque muchas veces se le va la olla (y eso que a mi también se me va pero no tanto jaja).

    "Confiemos" porque no nos queda otra,

    Saludos,

    Jaime

  10. #1
    Anonimo
    09/10/08 23:41

    Gran post.

    Me encantó el link con las frases de ZP.

    Saludos
    Eversor

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar