Hora de emprender

9
Este contenido tiene casi 14 años
De vez en cuando conviene sacar la cabeza del mundo financiero, de los fondos, de la hipotecas, y dedicarse a contemplar por un momento el mundo empresarial que podríamos llamar real, y que es el que da sentido y sustento al primero. Si un país no tiene empresas que produzcan bienes y servicios, de que le sirve su sistema financiero. vale, exceptuemos el caso de los paraísos fiscales, como excepciones a la regla, pero que tienen sus sentido último en tanto en cuanto hay una regla. Por que ya me dirán cual es el atractivo de colocar la pasta en Suiza más que minimizar la presión fiscal y asegurar la preservación del capital ante posibles hecatombes. Pero bueno, volvamos a la economía real. Y volvamos a la economía real de España.
No me cansaré de repetir, que en este país la figura del empresario no esta bien vista, ni por la derecha, ni por la izquierda,ni por la iglesia, ni por....Venimos de una tradición católica-feudal donde el trabajar estaba mal visto, donde el hidalgo era el prototipo nacional, donde se despreciaba lo material en aras de lo espiritual, etc...todo ello a diferencia de otras zonas de Europa, influidas por el soplo protestante. Pero es que cuando llega los movimientos de izquierda (que por otro lado, y aunque este no es el lugar, entroncan con la visión más cateta del cristianismo) y le sacuden por otro lado al empresariado. Si a eso le sumamos nuestro proverbial aislacionismo durante la dictadura, la defensa de un mercado intervenido por el Estado, el establecimiento de aranceles proteccionistas para proteger a las burguesías catalana y vasca, pues desembocamos en la transición con el empresario (el de verdad, no el beneficiario del Régimen) como objeto de pim pam pum. No hay más que ver la atención que se dedica en los planes de estudio a la formación empresarial ( y no me refiero a carreras como LADE donde ni Dios quiere ser empresario, salvo algún freakie).
Es por ello que te alivia ver casos como el comentado en el Blog Salmón de Extático, y sus relojes con Hora Española. Gente que se juega su pasta, su tiempo, su energía, en lanzar un proyecto empresarial en un sector donde, aparentemente, España no cuenta con muchas ventajas competitivas. Gente que se esfuerza en buscar esas ventajas y en demostrar que se puede innovar. Gente consecuente con sus ideas. Creo que su caso, fracase o triunfe, es un caso para estudiar en los MBAs. Necesitamos mucho como ellos.
Lo cierto es que a cuenta de ese post, me empape un poco en el mundo de los relojes, especialmente gracias a un foro, relojes-especiales. Y descubrí que aunque pocos, existen un pequeño grupo de auténticos visionarios, de gente que auna una concepción artesanal, de dedicación completa a su trabajo, con una clara mentalidad empresarial de su estilo de juego: pequeñas tiradas, esmeradísimo servicio, comunión con el cliente, etc...
Descubrí así las pequeñas obras de arte de Pedro Izquierdo, donde el clasicismo y el gusto por el detalle casi me producen un Síndrome de Stendhal. Que decir de la mezcla entre tradición e innovación de Pita, que entre otras cosas suprime la corona del reloj, gracias a su mecanismo patentado. Me quede con pena de no poder navegar en la web de SAWC, otro fabricante hispano con fama bien ganada, según parece. Incluso, fuera de los fabricantes, me alegre de una iniciativa como Uhren, distribuidora de relojes alemanes, apostando por relojes alemanes de pequeñas marcas, que apuestan más por el producto que por el Marketing. O mejor dicho, su producto es su Marketing.
En cierto modo todos ellos me recuerdan a la primera parte de Tucker, la pelicula de Coppola acerca del magnate del automóvil del mismo nombre. Aquel soñador que se adelanto a su tiempo. Espero que todos ellos tengan mucha mejor suerte que Tucker, machacado por una competencia desleal. Se la merecen, sin duda.
Y hablando de coches, el mismo fenómeno, el del pequeño artesano-empresario, el de la empresa dirigida un público selecto, el de la producción limitada, etc...también se da. Y si no que se lo digan al fundador de Hurtan, Juan Hurtado. Una empresa granadina que tuvo el atrevimiento de fabricar el llamado Morgan Español. Una empresa con 30 años de antiguedad, y que estoy seguro, capeara las crisis mucho mejor que otras más grandes. Y compartiendo estrategia, que no segmento tenemos a la gente de Tramontana. Pasamos de vender estilo clásico/ingles a precio accesible a vender prototipos de alta tecnología cercana a la F1 por 600.000 euros. Apuestas arriesgadas, pero una vez que fragüen, dificilmente abordables, dificilmente replicables.
La Hora Española es la Hora de los Empresarios.
  1. #9
    Anonimo
    30/10/07 08:56

    Gracias por lo que nos toca Echevarri
    surfista
    www.extatico.es

  2. #8
    28/09/07 17:40

    Hola Miguel Angel, apasionantela web de Paco. Y coincido contigo en que gran parte de nuestros males tienen un or´gen religioso. Cada vez que veo a Gabilondo desprende un aire a sacristía que no puede con ella. Ofica un Culto "laico" pero Culto al fin y al cabo.
    Anónimo Chino, soy un provocador, que le vamos a hacer. Aunque quizas podían haber dicho Hora Ex-pañola. Y sobre la competencia en productos de gama alta me parece racional. Por precio siempre habrá alguien que te gane. Que nos lo digan a nosotros que en su día competíamos gracias a ello.Sin embargo, en la gama alta, en el mundo de las marcas con un fuerte intangible en el subconscinete, ahí la comptencia es más difícil. Los productos de lujo, cuando las cosas van bien,s e vnden mucho, y cuando van mal , algo menos, pero también se venden, pero sus margenes se mantienen.
    Celecanto, te doy en parte larazón con el tema del I+D, aunque creo que tambíen hay que responsabilizar a la Universidad(y me refiero a los universitarios) por su falta de orientación empresarial. El I+D ha de estar enfocado al negocio, no un ejercicio de narcisismo académico.
    Dudo mucho que Martin este de broma. Es como decir que Pol Pot estaba de broma.
    Y si, se me ha olvidado ese fatalismo que arrastramos ddesde hace ya más de dos siglos.
    Vínculos arreglados.
    Gurus, efectivamente se trat de crear nuestras propias barreras y nni vivir de las que ponen los políticos agradecidos.
    Pirosan gracias por los ánimos.

  3. #7
    Anonimo
    28/09/07 09:43

    Hola,

    interesante comentario, tienes mucha razón al decir que en españa se mira al empresario con recelo. Parece que sólo sepamos trabajar para el estado o para empresas con una plantilla muy elevada.

    Al pequeño empresario muchas veces se le asocia con el típico caradura que se crea una sociedad sólo para lavar dinero. Por desgracia esto existe, pero no hay que olvidar que las empresas son las que crean el empleo. Cuantas más haya mejores condiciones laborales tendremos. La clave está en tener donde elegir.

    Es terrible leer comentarios como "Buen comentario fascista", argumentaciones así dan la medida de nuestra sociedad. Ánimo tienes un blog excelente

  4. #6
    27/09/07 17:14

    Creo que das en el clavo en la última frase: "Apuestas arriesgadas, pero una vez que fragüen, dificilmente abordables, dificilmente replicables." Un empresario puede ser la excepción de la regla en un entorno donde las manufacturas son caras y donde el mercado interno no le protege. Es decir en un escenrio totalmente inhóspito. La clave es liderar en toda la extensión de la palabra. Si es difícilmente abordable será difícilmente replicable. Y por lo tanto excepcional.
    Me gustaría recordar el ejemplo de la Fórmula 1 del mes de mayo.

    Salud y €.

  5. #5
    Anonimo
    27/09/07 10:34

    Dado que se nos está secando el ladrillo, creo que nos va a tocar lanzar nuestra economía de otra forma:
    - I+D desde luego que no es nuestro fuerte, no hay cultura, ni medios, ni se paga decentemente al investigador.
    - Manufacturas: ahí sí que somos un país destacado, comprando o produciendo bienes de equipo para manufacturar productos, siempre que no intentemos competir por precio sino por innovación o diseño.

    PD.: supongo que Martín estaba de broma ¿no?
    PD2: sobre nuestro carácter se te ha olvidado comentar nuestro fatalismo, aunque está implicito en el artículo. :)
    PD3: arregla los hipervínculos que te sobra un http

  6. #4
    Anonimo
    27/09/07 09:18

    Es que escribir "español"....

    A estas alturas....

    Echevarri, como te atreves....

    Deberías haber escrito "este país", etc, etc.... vocablos netamente "esp....", perdón, "estepaiseños".

    Cambiando de tercio, lo que me sorprende es que para poder encontrar un nicho de mercado hay que tirar por la gama alta. Es una pena.

    En China, donde me encuentro, las empresillas de todo, literalmente todo, desde corchetes hasta sistemas de contactless para ascensores crecen como champiñones.

    Claro esta, que tienen muchísimas ventajas competitivas frente a productos extranjeros, como puede ser que los chinos optan por comprar productos chinos, antes que extranjeros, etc. Pero....

    ¿Porque nosotros no podemos? Porque no podemos hacer televisores, moviles, calentadores, etc...

    Lo pregunto desde mi ignorancia.

  7. #3
    Anonimo
    26/09/07 23:32

    Puedes ver esta web, además de ser un buen diseñador (y amigo) que nos ha hecho todo el trabajo de imagen corporativa del despacho, fabrica unos relojes impresionantes. Klepsidras de agua, series basadas en la naturaleza, etc.

    http://www.pacotime.com/index.html

    Y completamente de acuerdo con la opinión que se tiene de los empresarios en España, creo que los motivos basados en la religión son los que más han influido (cuando dices que los dos objetivos de tu empresa son perdurar en el tiempo y ganar dinero, te ponen mala cara con el segundo).

    Espero que te guste. Saludos

  8. #2
    26/09/07 23:01

    ¿Fascista? Como no se te ocurre nada que decir, tiremos de manual. O facha o fascista...triste sujeto, digno de pena.

  9. #1
    Anonimo
    26/09/07 22:13

    Interesante Comentario Fascista. Es cierto, necestamos mas personas asi.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar