¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El blog de Echevarri
O lo que se me ocurre sobre el mundo financiero

Comentarios a 10 consejos sobre como empezar una empresa, de Jesús Encinar

Tengo una pequeña lista de peticiones pendientes. Voy a intentar ir sacándolas poco a poco. Si alguna se me olvida recordármela. Y la primera es, a petición de Gallardo y también de motu propio, el comentar una entrada, algo antigua ya, de Jesús Encinar titulada 10 consejos sobre como empezar una empresa. Espero que sea algo ligero y que fomente el debate. Allá vamos.
1. Si de veras quieres empezar un negocio deja tu trabajo, reduce tus gastos y dedícate a ello a tiempo completo: Entiendo el fundamento de la afirmación, y en buena medida estoy de acuerdo. Sacar un proyecto adelante cuesta mucho esfuerzo, tiempo, y es muy difícil de compatibilizar con el trabajo diario. Vendría ser algo así como intentar sacar una oposición de las duras y trabajar al mismo tiempo, complicado muy complicado. Pero quizás conviene hacer tres matices:
a) Hay una fase de testeo, de pruebas, de prototipos, de pequeños estudios de mercado, donde quizás no es tan buena idea el prescindir de nuestra actual ocupación, no vaya ser que en la piscina no haya agua. Dicha fase, además, no suele exigir una implicación tan brutal como la decisiva, y por tanto permite compaginar este tipo de actividades.
b) El deja tu trabajo admite muchas modulaciones. Cabe hablar de excedencias, pero también de establecer un proyecto de intraemprendizaje, de llegar a algún acuerdo con tu empresa para que esta colabore contigo, bien como socio capitalista, bien a través de una jointventure o como cliente destacado. Igual no es tanto dejar el trabajo como hacerlo evolucionar para que se funda con tu proyecto de empresa.
c) En muchas ocasiones, este tipo de decisiones se toman como efecto motivador, en plan quema de naves a lo Hernán Cortés. No hay vuelta atrás, no existe otra opción que triunfar. Ojito que a algunos esto les va de perlas y a otros les puede stressar de tal manera que acaban paralizados por el miedo, o tomando decisiones erróneas.
2. En un proyecto lo más importante no es la idea sino el equipo que está detrás: Totalmente de acuerdo, más importante que las brillantes ideas son las brillantes ejecuciones, y en eso tiene mucho que ver el equipo. Sólo señalar que si bien yo soy el primero al que le gusta trabajar siempre con gente brillante, he de reconocer que el equipo ha de estar equilibrado, que todo el mundo no puede ser una eminencia, que tiene que haber perfiles complementarios. Me limito a recordaros ejemplos futbolísticos que los aficionados conoceréis. Vamos, que ni os los recuerdo ya que están en la mente de todos. Y además, es que ese equipo, nuestro equipo, debe satisfacer las necesidades de su miembro, de crecimiento profesional, personal, y eso exige que haya gente que todavía no hay alcanzado su máximo nivel, junto con otros que quizás ya buscan otras cosas. Creo que se me entiende por donde voy.
3. Ten una discusión seria con tus socios sobre como repartir el capital y qué ocurre si alguno abandona el barco: Fun-da-men-tal. El reparto del capital, de las funciones, los compromisos que se adquieren deben quedar claros desde un principio, y plasmados por escrito hasta el limite de lo posible social y humanamente. Y por supuesto, dejar los protocolos de salida del proyecto para el final es suicida. El mejor momento para ponerlo por escrito es ayer. Y, para aquellos que te suelen decir eso de para qué ponerlo por escrito, es que no te fías de mi, usad mi respuesta:
Precisamente debido a que me fío lo ponemos por escrito. Si no me fiase, ni siquiera me molestaría en hacerlo.
4. Evita el reparto de capital a partes iguales, nadie aporta lo mismo que otros y al final es una fuente de problemas[...]Alguien tiene que ser el jefe: Totalmente de acuerdo. Muy ligado al punto anterior. Lo que ocurre es que, siendo consciente de que en las sociedades mercantiles capitalistas el capital es el soberano, una cosa es el máximo accionista y otra es el gestor, y se pueden establecer medidas que permitan su coexistencia pacífica en caso de que no coincidan en la misma persona. Buena muestra la tenemos en las sociedades cotizadas, donde no suele ser frecuente que coincidan ambas personas. Aunque claro, todo depende de que entendamos por jefe.
5. Nunca utilices el argumento “esto o aquello es justo” porque el concepto de justicia es subjetivo y dará muchos problemas de interpretación. Es mejor hablar de lo que es “razonable”: Totalmente de acuerdo. Utilizar categorías morales para hablar de negocios suele conducir a discusiones eternas. Hay que cuidar muy mucho el lenguaje. Es mejor usar el término que indica Jesús, o también usar expresiones como es más práctico, más viable, etc. Al final, la vara de medir que hemos de usar para saber si algo es justo o no, desde el punto de vista económico debería ser si eso es bueno o malo para el negocio, para la empresa. Lo que es bueno para la empresa es "justo" (ya, ya se que es difícil ponerse de acuerdo también en eso).
6. Calcula tus necesidades de financiación con muchos meses de antelación. No sólo eso, diría yo. Haz lo mismo con los importes. Es mejor que "sobre un poco" que quedarse corto. Estoy de acuerdo en que fallar en este punto es peligroso. No es que limite nuestro poder de negociación,es que comprabaréis como cambian las entrevistas al respecto, pensareis que estáis en otro juego muy distinto. Y eso que me consta que hay quien defiende las tesis contrarias por aquello de la abundancia financiera limita la creatividad y el esfuerzo. Bueno, creo que en el 2009 no va a haber ese problema, pero es que tampoco pretende que nadéis en pasta, solo que uséis el rotu gordo para calcular vuestras previsiones, tendiendo en cuenta que vais a tener que justificarlas , y que no te van a dar dinero si no tienes claro en que lo vas a emplear y que rentabilidad, de qué modo y en que tiempo vas a sacar de dichos capitales.
7. En los contratos legales importantes y ampliaciones de capital revisa tú mismo todos los cálculos y los números. Cierto, muy cierto. Conozco letrados que son incapaces de entender un balance, que no comprenden que el activo y el pasivo han de sumar lo mismo. Y lo más gracioso es que algunos han pretendido dedicarse a ramas como el Derecho Fiscal. Repasa los números. Y fíate de ellos, pero ojo, ten en cuenta que un abogado, un auditor, un asesor, tiene deformaciones profesionales, que tiende a ser en ocasiones muy estricto. En parte es su trabajo, y en parte por motivos de trabajo. Y eso, en ocasiones, arruina más de una relación, más de un negocio.
8. En el mundo ideal, una idea tiene poca inversión necesaria inicial, cash flows positivos desde el comienzo, activos reales, break even cercano y barreras de entrada reales: Pues eso, que suele ser justo al revés. Las dosis de realismo son imprescindibles, conviene tener la visión de alguien desde fuera que no este abducido por "nuestra" idea.
9. No te preocupes de tener todo absolutamente atado y bien atado: Cierto. Si pretendes tenerlo todo atado nunca arrancaras. Hay que definir nuestro umbral de riesgo, y en un momento dado lanzarse. O eso, acabaremos en la parálisis por análisis, todo un clásico de la (mala) gestión empresarial.
10. Muchas pequeñas empresas y emprendedores pierden el sueño pensando “cómo va a reaccionar el mamut que tengo por competidor a mi entrada en su negocio” pero la realidad es que muchas grandes empresas no pueden hacer lo que hace un emprendedor porque tienen un distinto “perfil de riesgo”. Otro pleno. Absolutamente cierto. Los elefantes empresariales no pueden permitirse la guerra de guerrillas, no pueden hacer apuestas innovadoras sitemáticamente, ya que implican riesgos que no quieren o pueden correr, o para cuando lo hacen, sus estructuras burocráticas les han hecho perder un tiempo valioso. Debemos ser conscientes de que hay guerras en las que no se van a meter, estrategias en la que no podrán seguirnos. Elijamos esas, y no un enfrentamiento frontal (por ejemplo, el precio por el precio) donde llevamos todas las de perder.
  1. #1

    Anonimo

    Lo primero debe ser determinar que empresa queremos montar.
    Por lo que dice el post parece que se trata de una empresa grande, importante con mucha gente y mucho capital, en resumen un Microsoft o similar.
    Yo creo que es mejor hablar de una empresa normal, como una empresa de reformas, una fontaneria, una fruteria, instalaciones electricas, etc.
    Primero vamos a montar algo pequeño y asumible y despues ya creceremos.

  2. #2

    Echevarri

    Anónimo, no me lo parece. Creo que muchos, por no decir todos, son perfectamente aplicables a las pymes. Es más, lanzarse a montra una empresa sin tener claro el tema del capital, las posibilidades de salida de los coiso y los compromisos que se adquieren, el tener una financiación holgada, la relación con el curro actual, etc...me pare sumamente arriesgado...
    Si ese negocio llega a ser grande se deberá más a la fortuna que a una gestión adecuada (que no lo es) del mismo.

  3. #3

    Anonimo

    Centrate en algo concreto, por ejemplo una empresa de instalaciones electricas.
    Necesitamos un ingeniero para las memorias de las instalaciones y la normativa y unos oficiales electricistas para la realizacion del trabajo.
    Aplica a esta empresa tus diez puntos.

  4. #4

    Anonimo

    Luego te dire como se monta esta empresa en la realidad dek dia a dia y como se gana dinero y se hace viable sin financiaciones, sin socios y sin parasitos de la empresa.
    Todo de una forma sencilla y clara.

  5. #5

    Echevarri

    Anónimo, me parece estupendo que tu tengas un caso que comentar. Coméntalo y ya está.

    Respecto a los 10 puntos que indica Jessús, conozco de primera mano caso, p.ej. una asesoria de barrio, donde les hubiese venido muy bien pensar en ellos. Asi de facil, por ejemplo el mal asesoramiento juridico (hubo una separación por medio de dos de los socios), o la inadecuada financiación a la que optaron, por no hablar de un previsión de ingresos de la señorita pepis o la configuración de unos porcentajes de participación que bloqueraon el proyecto, sin contra con la inexistencia de unos modos pacatados previos para ver como podía salir un socio de la firma plazos minimos, valoración de sus participaciones, etc...).

  6. #6

    Anonimo

    Wenas echevarri, la verdad es que hace poco puse un post en rankia sobre que hay que hacer para montar una empresa, porque me lo comentaban un amigo funcionario que tenía problemas de compatibilidad, le prometí mirarle algo el tema y a la primera pregunta zas¡ se acabó el proyecto, tenía que darse de alta un administrador como autónomo y pagarle sus cotizaciones, él quería empezar sin gastos y a la primera de cambio date de alta de autónomo, a mi me extraño porque en españa hay varios millones de empresa y estoy seguro que no se dan de alta en el reta ni de coña, luego me dijeron que se podía hacer el chanchullo llamando a otro autonomo que ese no debería pagar, luego el lío de que si eres socio en un determinado porcentaje te limita a la hora de trabajar, yo pensaba en la sl nueva empresa, pero viendo el lío le dije que mejor que pensara en otra cosa, porque veía un lío y un marrón meterse en un negocio pequeñito y buscando como dices en las 10 razones poco riesgo (nada de k ajeno, aportar dinero y trabajo, pagar impuestos,...)

  7. #7

    Joldi

    Learner,
    por norma general, la Seguridad Social siempre querrá ver un autónomo en el empresa, o en su defecto un grupo 1 de cotización al Régimen General, obviamente muchas empresas ponen testaferros que van echando firmillas como administrador en varias empresas. Lo que no saben muchos de estos incautos son las responsabilidades en que pueden incurrir por ostentar el cargo de administador, pero en fin, ahí cada cual.

    En todo caso, cabe recordar que la cuota de autónomos es una "pajillada" que no pasa de 200 Euros al mes en su cuota mínima (aparte de bonificaciones de cuotas, etc...), y que es única para poder efectuar varias actividades profesionales. Tampoco no creo que sea una barrera de entrada fundamental para abrir un negocio.

    Felicidades Echevarri por el blog, un saludo a todos

  8. #8

    Anonimo

    Hola a todos, me surge una duda, si en la empresa en cuestión está "gobernada" por varios administradores independientemente de su forma de actuación, ¿tendrían que estar todos ellos dados de alta como autónomos? ¿y si está gobernada por un Consejo de Administración?.

    Echevarri enhorabuena por el blog, voy a "devorar" literalmente tu blog durante el fin de semana e intentar aprender de tus comentarios y de la gente que participa, saludos.

  9. #9

    Echevarri

    Learner, lo cierto es que si incurre en incompatibilidad, yo me nadaría con cuidado.

    Gracias Joldi.

    Ricardo, gracias. Y si, los administradores, sean uno o más de uno, debenestar dados de alta. Otra cosa distinta es el apoderado. Pero sobre el administrador no hay dudas...

  10. #10

    Gallardo

    Gracias por los esperados y acertados comentarios. Me gusta el blog de Encinar porque destila sentido común, conocimiento y sinceridad; valores que creo que compartís, sin contar que cada vez sois menos los que sabéis expresaros con claridad.
    Un gran saludo.

Autor del blog

  • Echevarri

    Usuario de Rankia desde sus inicios. Su blog está considerado uno de los más representativos de Rankia.

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar