¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Crédito Magazine
La actualidad del mundo del crédito.

ACUIB denuncia al Banco de España ante el Defensor del Pueblo por no querer inspeccionar a las entidades financieras

El Banco de España tiene competencias de supervisión, inspección y sanción de las entidades financieras. El Banco de España está capacitado, más bien tiene la obligación, de incoar expedientes sancionadores contra las entidades financieras por infracciones de las numerosas normas que protegen a los clientes.

Sin embargo el Banco de España no ejerce dichas funciones desde hace casi una década convirtiendo el sector financiero en una ciudad sin ley en la que se supone que el que debería proteger la ciudad hace años que dormita plácidamente. Por tal motivo ACUIB ha presentado una denuncia contra el Banco de España ante el Defensor del Pueblo con el fin de  intentar modificar esa situación de irresponsable  pasividad.

Esa abúlica mansedumbre del Banco de España genera en las entidades financieras una peligrosa, para los clientes, sensación de impunidad que está promoviendo el desarrollo de conductas cada vez más abusivas, engañosas y contrarias a los intereses de la clientela y el respeto de sus derechos.

Abusar de los clientes sale muy rentable y no conlleva ningún riesgo más que la devolución de las cantidades obtenidas ilícitamente en la hipótesis de que el cliente reclame, el Banco de España le de la razón y le apetezca a la entidad financiera devolver las cantidades. Sin que ello suponga otra cosa que un escrito cuyo efecto en las entidades es el mismo que las admoniciones de un abuelo desdentado a los nietos para que se porten bien. El Banco de España, lejos de acordar la incoación de expedientes sancionadores una vez se constatan hechos que según el propio Banco de España suponen  la violación de los derechos de la clientela opta por recatados requerimientos cuyo nulo resultado están sufriendo millones de clientes diariamente sin que nadie intervenga en su ayuda.

Según datos extraídos de  las memorias de Supervisión del Banco de España en el periodo 1998-2009 se acordó la incoación de 64 expedientes sancionadores. En el periodo 2004-2009 sólo acordó SIETE expediente sancionadores. Casi uno al año  en el que en los últimos años se han llevado a cabo millones de operaciones financieras( por ejemplo más de 10 millones de hipotecas se han concedido desde el año 2003.) con más de 44.000 sucursales y casi 200.000 empleados en oficinas. 

Si consideramos los últimos seis años se constata que la sensación de que el sector financiero es el reino de la impunidad ha calado profundamente en las entidades que en estos momentos se dedican a abusar sin el menor reparo de sus clientes lo que ha contribuido a que las reclamaciones se disparen hasta las 13.637 en el 2009 casi un 100% más que el año anterior.

En los últimos seis años (2004-2009) se presentaron 42.735 reclamaciones, de las cuales aproximadamente la mitad con informes favorables lo que suponen, 21.000 informes favorables a los reclamantes. En ese periodo se acordó la incoación de la escalofriante cifra de .. ¡¡ 7 expedientes !!! … ¡¡ un 0,03 por ciento !!

Cualquier agente encargado de la vigilancia de las zonas de aparcamiento regulado, impone él solo más denuncias en una mañana  en un par de calles que los expedientes que ha acordado incoar el Banco de Españaa Entidades financieras en los últimos seis años.  

Con dichos datos es evidente que el Banco de España ha abdicado de sus competencias de inspección y sanción a las entidades financieras por incumplir los derechos de los clientes. Puede ser que para el Banco de España el sector financiero sea una paradisiaca isla donde el cumplimiento escrupuloso de la normativa, el buen hacer y la satisfacción de los derechos de la clientela impregne la vida diaria de sus habitantes pero más de 20.000 reclamaciones en los últimos años deberían transmitirle lo equivocado que está.

Existen dos circunstancias que entendemos explican esa abúlica complacencia, esa interesada mansedumbre del Banco de España  con la actuación de las entidades financieras . Dos fenómenos ya analizados desde hace décadas confluyen a nuestro entender en dicha situación. Por un lado el efecto de "las puertas giratorias" o "revolving doors" en Derecho anglosajón en el que los funcionarios de los organismos de supervisión pasan frecuentemente del lado de la supervisión al de los supervisados con un sustancial incremento de sus emolumentos ( sin ir más lejos el actual presidente de la Asociación Española de Banca quien fue un alto cargo del Banco de España,  entre otros).

Por otro lado tal como manifestó, citando a J. K. Galbraith, el ex presidente de la CNMV  Sr. Conthe en su toma de posesión el 7 de octubre de 2004: “En la juventud los reguladores son agresivos y contundentes, luego se ablandan y tras quince años se someten al control de los supervisados” [1] en lo que la doctrina ha venido a denominar como el "fenómeno de captura del regulador".

Por desgracia para millones de clientes y para la economía en general en España no ha hecho falta esperar ni tan siquiera esos quince años.

El escrito remitido al defensor del pueblo puede descargarse en la web.

Los datos anteriores extraídos de las Memorias de Supervisión ( aunque a la vista de su actividad más bien deberíamos denominarlas Memorias de Superceguera o Minivisión) suponen que en 11 años se han incoado 62 expedientes menos de cinco por año en un sector que agrupa a 353 entidades de crédito [2] a actividad que se lleva a cabo, en números aproximados en más de 44.000 oficinas por casi 200.000 empleados en oficinas, y en los que seis años este sector de inmensa actividad ha sido objeto de los siguientes expedientes.

62 expedientes incoados en los ultimos once años ¡¡¡¡SIETE EN LOS ULTIMOS SEIS AÑOS¡¡¡¡¡.

En ese mismo periodo el número de reclamaciones planteadas por los ciudadanos a las entidades financieras  ante el Servicio de Reclamaciones del Banco de España (SRBE) fue de 64.082.

Aproximadamente se puede considerar que de esas 64.082 reclamaciones el 50% de las reclamaciones planteadas finalizaron con allanamientos de la entidad o con informes favorables al reclamante. Ello supone 32.041 reclamaciones.

Se insertan aquí los cuadros extraídos de las memorias de supervisión donde se incluyen esos datos.

Memoria de Supervisión del Banco de España 2006 pagina 75

Memoria de Supervisión del banco de España 2009 pag 34

 

[1] Según cita en el periódico EXPANSION de 8 de octubre de 2004

[2] Memoria de Supervisión bancaria 2009 pag 95 cuadro A.3.1

  1. #2

    Franz

    Me imaginaba que las entidades financieras estaban supervisadas.
    Saludos

Autores

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

  • Bencar

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar