¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Cambiando el mundo

Discusión de problemas y soluciones de actualidad económica mundial

Evolución del capitalismo desde 1945

En el mundo anglosajón la ideología que prevalecía entre los oligarcas dice que las empresas (es decir, ellos mismos) son el motor de la economía, y como nunca habían estado en un país sin clientes, no se les ocurrió pensar que una empresa sin clientes fuera una empresa sin negocio.  Era un sistema diseñado para poner al ser humano al servicio de la economía, pero eso todavía no era evidente.

El capitalismo ha evolucionado desde 1945, se ha ido modificando para ir poniendo parches a los mecanismos insostenibles y la frecuencia de los parches indica que los cambios son cada vez más insostenibles y menos duraderos, lo que hace que la tesis del historiador Claudio Vargas sea muy plausible, la idea de que estamos ante una corrección que se acerca.

Si bien los flujos de dinero en una economía fluyen en todas direcciones entre todos los actores de la economía (trabajador, empresa, banca, gobierno y sector externo) he querido simplificar un poco esto, para facilitar la narrativa y la comprensión.  Verás los flujos de dinero como flechas azules.  Los puntos rojos indican dinero que sale y los verdes son dinero que entra.  Así se entiende más fácilmente qué se ha hecho el dinero. La idea no es representar la totalidad de los flujos sino simplemente destacar algunos flujos importantes.

Capitalismo entre 1945 y 1975. Crecimiento.

Tras la segunda guerra mundial, la demanda de productos subía y los salarios comenzaron a ir hacia arriba con el aumento de la productividad.  Sin embargo esta historia llegó a un punto muerto en los años 1970.  El modelo que se usaba para empujar este crecimiento venía de una simbiosis sostenible (en cuanto a flujo de dinero, no sostenible ecológicamente), con un flujo de dinero regular que iba y venía entre los trabajadores y las empresas.

Los industriales se volvían cada vez más poderosos, y en los años 1970 no les resultaba suficiente ganar lo que ganaban, querían más.

Capitalismo entre 1975 y 1985. Globalización.

No podían bajar los salarios porque las organizaciones de trabajadores eran fuertes en el mundo desarrollado, y entonces empezaron a promover la globalización para reducir el poder de estas organizaciones.  Con trabajadores pobres baratísimos en países pobres que habían recibido toda la inflación que resultaba de la estrategia monetaria de la hegemonía del dólar, todo fue maravilloso para las empresas.  Bajísimos costos, habían sometido totalmente a China al sistema americano, y ahora EUA podría seguir con su modelo de producir dinero, mientras que en otros países trabajaban duro para producir cosas, sin que hubiese movimientos obreros organizados.

Los chinos eran distintos de los americanos.  Ellos ahorraban.  la inflación que los americanos y europeos exportaban para mantener la inflación bajo control, no se convertía en inflación en China.

Exceptuando las naciones al sur del Sahara, las condiciones de vida -o sea salud, educación, ingresos, medio ambiente y seguridad- se equipararon en el último tiempo más que el ingreso per cápita del Producto Interno Bruto (PIB), según el estudio. "Por lo tanto el PIB solo refleja de manera insuficiente la calidad de vida", indica. - OCDE: Globalización aumenta considerablemente la desigualdad

Capitalismo 1985 - 2008. Financierización.

Los industriales americanos empezaron a sentir un problema con las ventas, pues al no subir los salarios, la gente no podía comprar como antes, así que la opción cómoda, el parche para la inmediatez, fue prestar dinero al ciudadano, un modelo de crecimiento basado en el crédito.

Sabemos que el modelo de crecimiento basado en el crédito es insostenible por una simple razón.  Si bien es cierto habrá mayor consumo al recibir el dinero prestado, con un ingreso que no crece, el deudor comprará menos cuando tenga que pagar.  La solución fue desregular el crédito, que fue exactamente lo que se tenía antes de la crisis de 1929.  La diferencia es que en 1929 se pensaba que las acciones eran seguras, y ahora se pensaba que las casas eran seguras.

Los mismos oligarcas que antes eran industriales ahora se habían pasado al lado financiero que era más rentable.  Realmente no había problema en delegar el trabajo de la manufactura a otros.  Y así los supergenios dejaron de irse a trabajos técnicos como la NASA y se pasaron a formar parte del mundo financiero.  Soros describe en detalle este periodo como el periodo en que se infla la megaburbuja que desencadena la crisis de 2008 en su artículo Anatomy of a Crisis.

Los chinos que habían ahorrado por tanto tiempo, y le habían prestado dinero a los americanos, ahora ya no eran un simple país receptor de empleos, ahora ya era un gigante industrial y además acreedor de los EUA.

Capitalismo 2009 a 2012. Rescates a bancos

En 2008 se vino todo abajo, y entonces los bancos estaban en problemas, porque todo el dinero que habían hecho con ese modelo de crecimiento basado en el crédito era un espejismo de activos tóxicos incobrables, igual que en 1929.  Ya no sólo los americanos estaban ahogados en abusos por parte de los bancos, sino que perdían sus empleos y sus casas.  Entonces los que estaban a cargo quisieron revisar la historia de 1929 y la revisaron mal.  Habría bastado que dijeran que estaban equivocados, que el cliente-trabajador-ciudadano es el motor de la economía, y que con la estrategia de la hegemonía del dólar estaban perdiendo competitividad y exportando empleos, para empezar a hacer los ajustes y los cambios, como hizo Roosevelt con el New Deal.  Esa fue una oportunidad perdida para efectuar una corrección poco dolorosa.

En los años 1930, los oligarcas anericanos no querían sacrificios como los que Roosevelt les pidió con el New Deal y entonces financiaron a Hitler con la esperanza de poner fin a ese odiosos sistema a favor de los trabajadores, y así los industriales se sacrificaron en EUA, pero en Europa sacaron partido de los esclavos de los nazis para pagar ese sacrificio, de mod que podríamos decir que la recuperación americana se pagó con la miseria europea.  Esta vez ya no había Roosevelt, ni New Deal.  Lo más que había era un Obama y un Krugman, que demostraron su escaso poder en las reformas de sector financiero y de salud.  El único momento donde los banqueros estuvieron en verdadero peligro fue cuando se habló de nacionalizar a los grandes bancos.  Pero Obama fue condescendiente.  Los bancos americanos exportaron la crisis al resto del planeta por medio de los derivados, pero con los banqueros a cargo, no hubo cambio significativo.  Todo siguió operando de la misma manera que antes, excepto por algunos cambios cosméticos.  George Soros apunta el peligro que representan los derivados financieros en su artículo America must face up to the dangers of derivatives. Esta crisis premió económicamente a los que la causaron.

Se miró que las políticas restrictivas de liquidez de la FED en los años 1930 empujaban la recesión, así que esta vez empujaron los QE, que según la ideología, iba a recuperar la economía (las empresas tendrían clientes comprando otra vez), pero el dinero de la FED se iba a los bancos que se dedicaban a comprar bonos de países en recesión.  El impago de los EUA se pintaba lejano, porque EUA tenía la imprenta para pagar todas sus deudas, lo que no sabían es que ese juego les llevaría a estar en futuros problemas.

 

Todos sabemos que la recesión hace que los bonos de un país se vuelvan más rentables, y para mantener esto debían hablar de que los PIIGS estaban en crisis de impago inminente (tan inminente que en todos estos años no ha ocurrido).  Vinieron los rescates a los bancos, dinero regalado por los contribuyentes y los préstamos de la FED que hicieron que los bancos tuvieran cada vez más dinero.  Mientras tanto, se hacía un énfasis en la destrucción de toda política social y en recortes de gastos de gobierno en los países marranos (PIIGS).  Es que así el gobierno de los marranos tendría dinero para rescates, en lugar de pagar el bienestar ciudadano, y con ese dinero extra los bancos podrían comprar más deuda para tener más ganancias.  Y se le hacía creer a los marranos que todos los problemas eran su culpa.  La crisis de los marranos simplemente escondía la necesidad de la FED de revaluar el dólar frente al euro, para poder seguir practicando la hegemonía del dólar.  En la siguiente gráfica, los picos altos corresponden a momentos en que el dólar tocó suelo.  Cada vez que tocaba fondo, era tiempo de relanzar mediáticamente la crisis de los marranos.

Asimismo, era necesario cobrar más impuestos a los marranos, porque no bastaba reducir gasto público para satisfacer los apetitos de los bancos.  El plan original era hacer que los marranos siguieran subsidiando a los bancos americanos hasta el 2016, pero la muerte de Hugo Chávez puso de manifiesto que la existencia de Chávez fue un producto de tratar a los vanezolanos como marranos también.  El chavismo no podría haber existido sin las marranadas del FMI, y de igual manera, los marranos de Europa corren riesgo de desarrollar una especie  chavismo europeo de largo plazo.  Y por eso han dejado un poco más en paz a los marranos, además del hecho de que el shadow banking ya se estaba agotando.

Mientras tanto los empleos se continuaban largando de Europa y EUA.  Ya en 2012 se vislumbran problemas con los techos de deuda y abismo fiscal, y las quiebras municipales que hicieron que los medios americanos criticaran a Meredith Whitney.

Capitalismo 2013. Guerra

En 2013 se continúa con la política del parche, pero EUA se va acercando peligrosamente a la hiperinflación.  A nivel político el empleo no repunta en los EUA.

Entonces EUA acude a la misma táctica para recuperarse tras la crisis de 1929, poner a otros países a pelear, prestarles dinero, venderles armas.  Es el modelo de la guerra.  Los británicos terminaron de pagar las deudas de guerra en la administración de Gordon Brown.  Los QE británicos ya habían metido a Reino Unido en un lío, así que tuvieron que negarse.  EUA no está en posibilidad de maniobrar, así que querría que sus aliados lo hicieran, para que ellos paguen la recuperación.  Pero con todos sus aliados en crisis (porque la crisis fue contagiada a los aliados de los EUA en 2008), ya no hay a quién decirle que haga la guerra.  Encima tienen una nueva guerra fría, pero con una economía real débil, y un dólar que pierde deseabilidad, y con un shadow banking que se agota, ocupan volver a prestar, y se han figurado que prestar a personas ya no es una alternativa, así que tratarán de prestar a gobiernos subprime para que hagan la guerra.

Eso sí, ahora ya EUA tiene rivales de verdad y con una solidez económica real, de modo que es una movida muy peligrosa empezar a tratar de generar crecimiento al organizar peleas de gallos entre países subprime.  Volvemos al viejo juego de la guerra fría.

China e India empiezan a comprar oro como si su vida dependiera de ello, luego de que Alemania hiciera su repatriación de oro.  Los bancos americanos empujan la movida especulativa para bajar el precio del oro, pensando en que así va a espantar a China e India.  Lo que no saben es que al hacer esto le abarataron el oro, pues la razón de comprar ya no es la especulación, sino la pérdida de confianza en el oro.

En río revuelto, ganancia de pescadores.  Cuando hay perspectivas de guerra, ¿quienes ganan?  Pues los fabricantes de armas, los mercaderes de la muerte, que en las historietas son santificados mediante la figura de Ironman.  Son como el dios Marte o Ares que se fortalecen con la guerra.  Como he mencionado antes, con el conflicto de Siria da inicio la segunda guerra fría.  Aunque creamos que hay un bando bueno y uno malo, en realidad en las guerras todos son malos.  Como es de esperar la retórica de la prensa rusa apunta a negativizar lo que hace EEUU en materia de armas (Las corporaciones de EE.UU. que más se benefician de la ayuda militar a Egipto, Niños de la guerra: cuando las armas químicas privan de futuro, EE.UU. persevera en crear un nuevo drone), incluso en lo monetario (EE.UU. le busca las vueltas al bitcóin ¿Preocupado por el destino del dólar?).

Con esa crítica al dios Marte de los EEUU uno esperaría que la actitud fuera pareja.  Pues no.  La venta de armas a Latinoamérica se muestra como si se tratara de una exitosa venta de manzanas que alimentarán a todos (Rusia: El mercado de armas en América Latina superará los 50 billones de dólares). 

Al final la guerra es un juego político en un coliseo, una pelea de gallos (La guerra: Apostando en la pelea de gallos).  Los argumentos para hacer a la gente pelear es un engaño, una mentira para que se vayan a pelear (El triste engaño del terrorismo).  ¿Guerra fría?  Bueno, la aparente rivalidad entre países es al final un juego de coliseo, un negocio para los organizadores.

En el pasado hubo quienes llamaron "Gran Satán" a los EEUU.  En realidad debieron evitar usar el nombre de un país, porque es injusto hablar así, pues es mejor hablar de los grandes satanes en general, aquellos que organizan la pelea de gallos, los que matan o ponen a otros a morir, los Martes y Ares que con su traje de lujo y sus finos autos, sin disparar un sólo tiro se benefician con la muerte de otros en la guerra.  La historia humana está llena de esos grandes satanes.  Las guerras son un enfrentamiento entre gladiadores, los gallos de pelea, el malo contra el más malo, y generalmente el más malo gana.  Las guerras son negocio, los pobres ponen los muertos, la clase media pone el dinero, y unos cuantos salen ganando mucho dinero.  En la guerra los únicos aliados son enemigos.  Y en la geopolítica los amigos son de mentiras, y los enemigos son de verdad.

Es falso que haya una multipolaridad, pues lo único cierto es que queda la unipolaridad del gobierno mundial de Ares, que viene a reemplazar el final del banquete de Crosos que ya se comió a sus hijos, y le deja las sobras a Ares.  La buena noticia es que el mundo nunca estuvo en peligro nuclear, porque los dioses no son inmunes a la radiación, y ellos no tienen intencion de morir en una guerra nuclear de destrucción mutua asegurada.

Los amos del mundo están aburridos, se cansaron de estafar a la gente, y quieren seguir ganando dinero, metiéndola en el circo de la guerra para que la devoren los leones.

Corolario

Como hemos visto, a partir de la avaricia de los oligarcas de los años 1970, se ha empezado un juego de parches al capitalismo que termina en un juego insostenible donde sólo hay 3 opciones para EUA:

  • La economía de EUA se hunde en el tercermundismo (los americanos y europeos pagan el tratado de Versalles bancario)
  • El dólar se hunde y termina la hegemonía del dólar
  • Cambian el sistema que tiene deudas que crecen exponencialmente frente a un mundo físico con recursos que decaen exponencialmente

La única salida sostenible se describe a continuación:

Cualquier opción de parche que no lleve a cobrar la crisis a los oligarcas, terminará en desastre a largo plazo.  Es que en economía no hay almuerzo gratis, alguien tiene que pagar la factura de la crisis, y a los oligarcas no les gusta pagar facturas económicas.

Para poder recuperarse de manera sostenida, tendrían que aceptar que los clientes-trabajadores, y no las empresas (oligarcas), son el motor de la economía.  Eso sería un doble golpe al ego, porque no sólo tendrían que admitir su error, sino que sufrirían el golpe al ego que resulta de saber que ellos no son los motores de la economía.

El modelo que prevaleció hasta 1945 parece sostenible en cuanto a flujos de dinero, pero los estudiosos han encontrado que el crecimiento indefinido no es posible en un mundo con límites físicos.  También han visto que la acumulación de dinero es otro problema del capitalismo.  Y ya hay autores buscando alternativas, aunque por el momento no parece haber una propuesta general, excepto por supuesto la idea de aceptar las limitaciones del mundo físico.

Queda el problema de los países que sin una moneda propia, no son soberanos.  Queda el problema de que las personas están "sirviendo al sistema" (en realidad sirven a los oligarcas), de modo que ante la ausencia de libertad económica, somos esclavos de los desmanes de los amos del mundo, que nos meterán crisis o guerras a su antojo.  No se equivocaron los antiguos al hablar de Cronos que se comía a sus hijos o de Ares que se alimenta de los muertos en la guerra, pues quizás no hablaban de superstición, sino que era su manera simbólica de hacer crítica social.  En la antigua Grecia, el apocalipsis no era el fin del mundo, sino que era una especie de explicación al final de la obra, donde se hablaba del rol de los personajes enmascarados que aparecían en la obra, una suerte de moraleja.

Hoy en día los griegos nos ilustran con su documental Debtocracy, donde nos hablan de un caso al otro lado del charco que ha puesto a los dioses a raya.  El poder de los dioses humanos no es sobrenatural, cuando mucho es social o tecnológico, derrotable.  Y si pensamos como los cristianos, que es una lucha que no es de carne y sangre, sino en el mundo espiritual, nos queda la posibilidad de influir nosotros en ese mundo de espíritu, donde tu tienes igual poder que el amo del mundo.  Pero para obtener el dominio de las fuerzas espirituales ocuparás de la guía de un libro, digamos el Tao, o quizás la Biblia, o quizás las enseñanzas de los Yogis del Tibet (véase post Crisis a la luz de nuestra realidad interior).

En todo caso, los banqueros ha han educado a las masas del mundo (afuera de EUA-Europa) acerca de la idea de que los clientes-trabajadores son el motor de la economía, y a lo interno han creado entre sus propios jóvenes un sentido de pérdida de respeto a la autoridad, de modo que al ser mayores y estar a cargo de los destinos del país, los que hoy son jóvenes podrían hacer cambios impensables, como los cambios ocurridos en Argentina con el kirchnerismo o el impago de deuda odiosa, ilegítima e ilegal, por parte de Ecuador durante el mandato de Rafael Correa (que también surge de las marranadas del FMI). 

Ellos mismos han creado un orden mundial donde EUA ha perdido su poder ideológico, ha perdido su poder económico, y hasta han dañado el poder del dinero mismo que usan, y de seguir la ruta de inflar burbujas, algún día se les puede acabar el aire.  El poder es una ilusión que no se puede aferrar con las manos, porque se escurre entre los dedos.  Los oligarcas debieron leer primero el Tao, que contiene la sabiduría ancestral sobre gobernanza.

Cuando la gente no respeta la autoridad, habrá gran desgracia.
No interfiera con la vida del pueblo. No desprecie sus vidas.
Porque sin saña contra el pueblo, el pueblo no detestará a la autoridad.
El santo se da cuenta de su verdadera naturaleza y por lo tanto no se siente superior.
Tiene un sentido de la autoestima y por lo tanto no se exalta a sí mismo.
Por lo tanto, rechaza los que se sienten superiores y se exaltan.
Y se atiene a estos que tienen la virtud del auto-conocimiento y auto-respeto.

  1. #1

    Claudio Vargas

    Je je, te lo has currado! Me ha gustado mucho. Y sí, soy historiador: el historiador oficial de Rankia. Ja ja. Bueno, tal como veo las cosas, casi todo el mundo se ha convertido al keynesianismo. Nos hemos endeudado para parar otra crisis de deuda... Tienen la convicción de que volveremos a crecer y de que, con ello, pagaremos las deudas pasadas y presentes. El endeudamiento de los Estados y de las sociedades se ha hecho para mayor gloria de los bancos; que tras 5 años de crisis ya habrán limpiado la mitad de la mierda que hay en sus balances. Sin embargo el problema no es ese... El problema es que necesitarán otros 5 años para terminar el proceso; tiempo que ya no disponemos. Los gobiernos ya no pueden endeudarse mucho más porque eso acabará con cualquier atisbo de recuperación. Ni las sociedades podrán aguantar más sufrimiento. Va llegando el momento de solucionar esto de un plumazo; con quitas o hiperinflacion. El caso japonés no me parece una opción porque en Occidente los salarios están muy deprimidos.
    El momento actual es muy delicado. Por eso quieren guerras! Por otro lado, a los americanos les espera la lenta desintegración del sistema montado en Bretton Woods; que cada día progresa un poco más. Por eso creo que comparativamente los europeos estamos mejor. En este juego tenemos menos cosas que perder. De momento la Unión ya tiene superávit por cuenta corriente...

    Un abrazo!

  2. #2

    Solrac

    ¡Excelente artículo Comstar!

    Sólo veo un fallo, una pequeñas ausencia en el corolario final. Y es que por supuesto que hay otra salida hombre. Si el problema principal del capitalismo es que los recursos son finitos hay dos opciones posibles:

    1) Llegar a Marte lo antes posible para seguir depredando planetas. Elon Musk ya está en ello.
    2) Reducir la población todo lo que sea necesario.

    Sí, la solución de matar millones, cientos de millones de personas reactivaría la economía y el caduco modelo capitalista, que duda cabe. ¡Y muchas deudas desaparecerían de un plumazo!

    Soy un genio, lo sé ;)

  3. #3

    Comstar

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    El fallo es de deuda contra recursos. Al final la salida es negarse a pagar las deudas ilegítimas.
    Con una guerra, habrá menos gente, y saldrá más caro contratar personal, además de que hay menos contribuyentes para pagar deuda.

  4. #4

    Comstar

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    A mi manera de ver, realmente no es cosa de "convertirse" al keynesianismo. Keynesianismo es una palabra de la religión económica para decir sentido común.

    Quitale los clientes a una empresa, ¿que queda entonces? Cero ventas. ¿Como es que la empresa en esas condiciones resulta ser el motor de la economía? Es que si la empresa fuera el motor, no importaría que hubiese cero clientes, igual impulsaría la economía. Quitale a los ciudadanos a la empresa, y los ciudadanos emprendedores empezarán a vender lo que la empresa que se fue, ya no logra suplir, porque queda un mercado desatendido.

    Cuando se habla de que "los mercados" empujan la economía, allí los oligarcas se creen el motor. El mercado es el cliente. Si te vas a poner un puesto de ventas en el edificio de la Expo, vas a ver que tu empresa no es motor de nada. Trae a un montón de gente con ganas de comprar, y allí te ganarás un pastón.

    A como lo veo yo, indistintamente de Bretton Woods o no, EUA sólo puede escoger entre:
    * Reabsorber los desajustes creados por la hegemonía del dólar o seguir creándolos y hacer más grande la corrección.
    * Cesar de tratar de imponer un "orden mundial" financierizado o aceptar que a futuro el orden mundial será un chavismo de escala mundial (veamos Venezuela, Argentina, Ecuador, y pronto España y los EUA, y quizás otros países).
    * Renunciar a sus creencias o seguir construyendo la horca dogmática en la que jugarán al ahorcado.

    Lo que yo diga no va a hacer que las cosas sean diferentes, porque yo no inventé los problemas, sino que apunto los problemas que van creando, como en 2008 apunté el problema de desempleo.

    Realmente la guerra como modelo de recuperación puede salir mal, porque con menos población habrá menos gente para pagar las crecientes deudas, con menos gente los salarios tendrían que ir hacia arriba y no hacia abajo. Y si la guerra sirve para exportar problemas, entonces hacen más grande la corrección. Ya no estamos en 1936. Las recetas de 1936 de hacer la guerra no van a funcionar, por una serie de razones que estoy seguro de que ellos mismos saben. No son nada tontos, pero sí "creyenceros" frente a los gurús del experimento social que se están montando. Y eso les puede hacer que nieguen la existencia de un elefante justo enfrente de ellos.

    La manera en que se confunden ellos mismos es centrándose en el detalle y no en el "big picture".

  5. #5

    Comstar

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Una de las cosas que me asombra es que EUA está haciendo todo lo que Hugo Chávez habría querido hacer para "derrotar al imperialismo". Es como si de pronto al morir Chávez, las autoridades de los EUA se hubiesen vuelto chavistas. Realmente no puedo salir de mi asombro.

    Igual que como pasa con el oro, si lo abaratan, el otro gana, si lo encarecen, el otro gana, y si no hacen nada, el otro gana. Ya el sistema ha llegado a extremos tan aberrantes que las reglas ya no son las mismas. Para salir del hoyo tienen que renunciar a sus creencias, a todas sus creencias.

    Miras algo tan de sentido común como el Tao, y ves que tratan de diseñar un sistema de poder que le contraviene a nivel mundial. Miras la historia y miras a los Medici que con todo su poder y se autoimponían límites, el límite de no prestar al que no puede pagar, pero en la actualidad han querido reinventar las reglas, desconociendo las lecciones de los Medici.

    Es como si fuesen temerarios, se creyeran dioses. Como si ya por el hecho de controlar las leyes de los hombres y por el hecho de tener aparatos tecnológicos "magicos", sintieran que pueden cambiar las leyes del universo en esta pequeña mota de polvo llamada planeta Tierra. Recuerda un poco aquella caricatura de Pinky & Brain, donde uno de los ratones decía que iba a conquistar el mundo.

    Decimos que conquistamos la luna, pero sólo hubo unos turistas que llegaron allí por unas horas. Entonces cada vez que vas como turista a algún lado, acabas de conquistar ese país. Algo similar pasa con el sistema. Ya porque tienen una imprenta y un cuaderno de notas, y por tener la capacidad de hacer la vida difícil a otros, piensan que conquistaron el mundo.

    Por cierto, cuando hablaba tan vehementemente sobre el keynesianismo, no te hablaba a tí, en realidad es como si me desahogara en la respuesta frente a aquellos que me echaron de los foros anglosajones. Es como si les dijera lo que nunca quisieron escuchar.

  6. #6

    Vaqubike

    Qué bonita es y qué bien quedamos haciendo teoria económica desde las aulas, eh chicos?
    Yo particularmente echo en falta casi siempre que se encumbra a Keynes un principio que el tuvo muy en cuenta y hoy ( creo que interesadamente ) se olvida: Cuando se inyecta dinero público en el sistema para contrarestar el efecto maligno de un ciclo recesivo, la regla de oro deberia de ser el CUIDADOSO estudio del destino de ese dinero, tratarlo con el máximo rigor, tanto o mas que cuando se trata de dinero privado. Hay que estudiar a fondo el retorno en riqueza( puestos de trabajo y sostenibilidad) que dichas inversiones van a producir.
    Y yo pregunto: Cuando se ha visto eso por estos lares? Ese dinero que sale de nuestros impuestos lo hemos visto gastar en proyectos fatuos, lo hemos visto malgastar en proyectos inútiles, y lo hemos visto robar a manos llenas por los amigos del poder. Ahí quiero ver yo a los keynesianos!
    Lo dicho menos economia de café y mas pensar en dar trabajo a los millones de desempleados, pero ojo un trabajo productivo que cree riqueza , no déficit para que lo paguen nuestros hijos.

  7. #7

    Comstar

    en respuesta a Vaqubike
    Ver mensaje de Vaqubike

    Aunque se dice que el gobierno no busca rentabilidad, en realidad sí la busca. Tal vez no en la forma en que lo hace la empresa privada, que transforma físicamente insumos inútiles en productos útiles (valor agregado), sino de una forma distinta. Al gobierno lo que le conviene es gastar para aumentar sus ingresos fiscales, y por supuesto, gastar menos de lo que recibirá para que obtenga alguna ganancia.

    ¿Cómo se logra esto? Si se usa dinero estatal para que un pobre salga de la pobreza y se convierta en contribuyente. El tema de subsidiar salarios cno dinero estatal es hacer que el gobierno sea el contribuyente. Lo mejor es que las personas reciban crédito barato del gobierno, y asistencia técnica gratuita para arrancar su negocio. Así aumentan los ingresos fiscales.

    Por eso es que yo hablaba sobre jugar Simcity 4 o posterior. Cuando haces que tu ciudad sea atractiva para la gente, tus ingresos fiscales aumentan sin subir los impuestos, pues hay más gente y más negocios. Con más ingresos fiscales puedes dar más y mejores servicios. Usar la táctica de bajar impuestos es menos útil que hacer atractivo tu territorio sin bajar impuestos. En ese sentido, Simcity educa. Inclusive, en Simcity llega el momento en que me interesa eliminar la industria sucia, y le subo los impuestos para que se vaya, porque a la industria de alta tecnología no le gusta la contaminación.

  8. #8

    Gurúmarabú

    ¡Muy buén articulo!.
    Dificilmente se puede decir mejor con menos palabras,
    la verdad é que la exposición es,,¡Impresionante!,je,je,
    lo comparto totalmente.

    Saludos!.

Autor del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar