Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

¿Es hora de invertir en oro?

517 respuestas
¿Es hora de invertir en oro?
30 suscriptores
¿Es hora de invertir en oro?
Página
63 / 67
#497

Re: ¿Es hora de invertir en oro?

Si, ciertamente es un sector muy complicado, las mineras en general y el del oro en particular. Yo estuve mirando varios fondos:

Morningstar® Integrated Web Tools™ - Fund Compare

Y al final entré en el Schroeder. Desde luego no es para inversores impresionables, pero yo estoy contento con él, de momento

saludos
#498

Re: ¿Es hora de invertir en oro?

En el caso de fondos y ETF las opciones son
  • ETF (UCITS) de oro físico por ej WisdonTree, Xetra, Invesco ...

  • Fondos (no indexados)de mineras y royalties por ej BGFWorld Gold Mining, DWS Gold & Precious Minerales, Schroeder, LO, Amundi (también habrá ETF)
    Llevé un tiempo pero los sustos (volatilidad y DD) eran grandes.

  • Fondos de derivados sobre metales preciosos,  ojo no es solo sobre oro sino sobre una cesta de varios metales (oro, plata etc) 
    Hay muy pocos por ej OFI Precious Metelas (muy errático, en negativo este año!!) o Quadriga Igneo (mínimo 125.000 me temo, la case "cara para pobres", hay otras con mínimos de 2 a 5 millones ).
#499

Re: ¿Es hora de invertir en oro?

Los royalties son una opcion interesante pq no tienen el riesgo operacional o de deuda de las mineras.

#501

¿Qué factores tener en cuenta para invertir en oro?

Comparto un análisis que me ha llegado de un gestor de Edmond de Rothschild

La rentabilidad del oro en 2019 fue de +18%, y en 2020 ha subido casi +13%. Varios factores están apoyando su precio y los recientes acontecimientos relacionados con la crisis de Covid-19 han reforzado esta tendencia. El oro, además, juega un papel importante en las carteras de inversión desde una perspectiva estratégica. A continuación, examinamos las principales características del considerado a menudo como una inversión alternativa.
 
 
El oro es una inversión a menudo difícil de entender. Sin rentabilidad ni utilidad industrial, frecuentemente los inversores tienen dificultades para estimar su valor fundamental. Por nuestra parte, observamos que su precio es volátil, y que son muchos y variados los factores que influyen en su valoración. Por lo tanto, hay períodos que son más o menos favorables para mantener el oro en una cartera. La comprensión de estos factores y la importancia que les da el mercado son clave para los inversores que busquen rendimiento sólido a largo plazo.
 
 
1.      Los tipos de interés

Como el oro es un activo que no ofrece rentabilidad, el nivel actual de los tipos de interés es clave para potenciar su atractivo. Lógicamente, una caída de los tipos reales es un elemento a favor del oro, ya que éste se vuelve relativamente más atractivo en relación con otros activos. Por lo tanto, el oro tiende a apreciarse cuando la inflación aumenta, o cuando los tipos disminuyen. Es por esta razón que el oro se menciona a menudo como una cobertura contra el aumento de la inflación.
 
El entorno actual de tipos de interés bajos o negativos y de inflación positiva pero baja, hacen del oro un valor atractivo, y esperamos que siga siéndolo. Es probable que los tipos de interés se mantengan bajos tras las medidas de apoyo anunciadas por gobiernos y por bancos centrales.
Nuestros economistas no esperan que la inflación aumente pronto y de forma rápida, ya que tanto la demanda como la oferta se han visto afectadas. Sin embargo, el exceso de liquidez y los estímulos fiscales representan un riesgo a largo plazo de una nueva inflación, que apoyaría los precios del oro.
 
2.      El dólar

 
Otra consideración es que el oro es sensible a cambios del dólar estadounidense. Como el oro cotiza en dólares, un debilitamiento del dólar será positivo para el oro. Las virtudes “contra-cíclicas” del dólar representan, sin embargo, vientos en contra en las recesiones mundiales. Hay que destacar que esta sensibilidad es relativa a las variaciones de precio, y no está vinculada a los niveles absolutos de la moneda. La fortaleza mantenida del dólar no es la causa de una mayor apreciación del oro, pero el fortalecimiento adicional del dólar sí que lo es.
 
3.      Los activos refugio

El estatus de refugio del oro se cita a menudo como una de las razones para su atractivo, particularmente en tiempos de crisis financiera. Sin embargo, debemos distinguir dos aspectos: El primero, que el oro está siendo solicitado bajo la presión de los mercados financieros y sirve como valor seguro para que los inversores superen un episodio de volatilidad. Por lo tanto, el oro estabiliza las carteras en una fase de corrección. Este argumento de un activo no correlacionado en períodos de mercado incierto es válido pero sólo hasta cierto punto ya que, como observamos en marzo de 2020, en una situación de “risk-off”, los inversores recolocan sus activos hacia refugios seguros como los bonos soberanos, el oro, el yen japonés o el franco suizo. El oro se mantiene en descorrelación con el mercado y ayuda a amortiguar el golpe, que es lo que vimos en el último trimestre de 2018.
Por otro lado, en una situación de pánico en la que el mercado está en fase de liquidación, todos los activos financieros son abandonados. El único refugio seguro es el efectivo. Esto es precisamente lo que pasó cuando las acciones perdieron más del 30% en menos de tres semanas en marzo de 2020.
 
El segundo aspecto está más estrechamente relacionado con el hecho de ser un activo de último recurso en lugar de un activo refugio. Debido a su larga trayectoria como valor de referencia, el oro es la última moneda con un verdadero valor intrínseco. Tiene el papel de preservación de la riqueza y adquiere pleno significado en tiempos de crisis, recesión, o depresión económica. Como resultado, la deteriorada confianza en las monedas fiduciarias emitidas por los gobiernos cada vez más endeudados apoya el atractivo por el oro. Una pérdida de confianza o una fuerte afluencia de divisas pueden diluir el valor de las monedas y hacer que el metal precioso cobre más importancia.
Hoy, tras la caída de marzo, los mercados han vuelto casi a la normalidad. La aversión al riesgo ha disminuido. El carácter proteccionista del oro ya no es un argumento decisivo para tomar una posición, ya que los bancos centrales han reducido la incertidumbre con las medidas adoptadas. Sin embargo, la flexibilización cuantitativa por parte de las autoridades monetarias y la masiva afluencia de liquidez a raíz de la pandemia implican también una devaluación global de monedas, que podrían sostener una progresión en los precios del oro. Los bancos centrales pueden imprimir billetes, pero no oro.
 
4.      Flujos y especuladores

 
Los flujos financieros, en particular en los ETF, y la posición en los futuros también influyen en los precios del oro. Como se muestra en el gráfico 6, la posición neta de los especuladores sigue de cerca la evolución de los resultados anuales. Es, por tanto, comprensible que los flujos de capital y el sentimiento del mercado, impulsados por el desarrollo de ETFs de oro físico, no deben ser descuidados cuando se construye una visión de futuro sobre los precios del oro.
 
 
 
 
 
Las elevadas posiciones especulativas netas actuales son el resultado de los factores mencionados anteriormente, así como de las expectativas de los inversores tras la crisis del Covid-19. El interés por el oro ha aumentado de forma pronunciada desde 2019, y parece haber aumentado a raíz de la crisis. Sin embargo, no ha alcanzado valores extremos que podrían ser una señal contraria. De hecho, vemos este interés como un elemento positivo.
 
5.      La demanda física de oro

La demanda de oro proviene de joyeros, coleccionistas de monedas, inversores en lingotes de oro, compras del banco central e inversiones de fondos netos y ETF’s. La demanda total se estima en casi 4400 toneladas, y las joyas representan casi la mitad de esa cantidad, principalmente de India y China. En los últimos diez años, la demanda de oro por parte de los bancos centrales ha aumentado de manera más pronunciada, de 79 toneladas en 2010 a 650 toneladas en 2019. El suministro de metal se deriva principalmente de la minería y el reciclaje.
 
Ciertamente, la crisis de Covid-19 está teniendo un impacto tanto en la oferta como en la demanda de oro. En primer lugar, la demanda de joyas está disminuyendo debido a las medidas de contención y a la recesión económica en China y la India. Sin embargo, este impacto es relativamente pequeño dada la escasa capacidad de los bancos centrales para adquirir lingotes de oro en comparación a la industria de la joyería.
Por el lado de la oferta, hay un efecto positivo, ya que la crisis de Covid-19 implica un cese parcial de la producción minera al que seguirá una lenta recuperación.
 
 
6.   Las características de la inversión en oro
 
Nuestros cálculos muestran que el nivel de riesgo del oro está cercano a la renta variable. En los últimos diez años, el oro físico ha tenido una volatilidad del 14,9% contra el 15,7% de la renta variable global. Sobre esta base, hay que decir que una posición de oro conlleva un riesgo significativo que no debe ser pasado por alto.
Sin embargo, una de las principales ventajas de invertir en el oro es su baja correlación con otras clases de activos, en primer lugar, con la renta variable. Observamos que la correlación entre las acciones y el oro fue sólo 0,12 para una estadísticamente no significativa sensibilidad (beta) de 0,11x. Para los bonos, la correlación es mayor y se sitúa en 0,34 para una sensibilidad de 1,92x, que es fuertemente positiva pero relativamente un diagrama de dispersión. Los efectos de la diversificación son, por lo tanto, más fuertes con la renta variable que con la renta fija.
 
 
6.      Implementación y accesos

 
Distinguimos entre dos grandes categorías de las inversiones relacionadas con el oro, los metales físicos y las acciones del sector minero. La exposición pura es, por supuesto, de metal físico, pero los inversores que están sujetos a restricciones reglamentarias pueden considerar que las empresas mineras son la mejor exposición posible.
Además de los riesgos corporativos específicos y los riesgos del mercado, las compañías mineras vienen asociadas al riesgo del oro. Por ejemplo, el sector de la minería de oro tiene una mayor volatilidad, tanto el metal como las acciones, ya que calculan una volatilidad de más del 35% para el NYSE Gold Miners Index  frente al 16% del Índice S&P 500. La correlación del índice de minería con el oro es un  0,80, con una sensibilidad de 1,9x, que es un riesgo mucho más importante tomando el equivalente a casi 2 veces el apalancamiento! Por lo tanto, el peso de la cartera tendrá que ser ajustado en consecuencia.

La relación entre la rentabilidad del oro y el índice de las empresas mineras se ilustra en el gráfico. Podemos observar la mayor volatilidad, pero también la misma dirección de las dos inversiones.
 
 
7.      Historia y perspectivas

 
Históricamente, el oro ha estado sujeto a largos periodos de calma interrumpidos por excepcionales períodos de buen desempeño. Los períodos inflacionarios de los años 70 dieron lugar a una fiebre del oro seguida de un largo período de inactividad del metal amarillo, culminando en una larga fase de recuperación del ciclo de las materias primas en los años 2000. La pregunta es si la flexibilización monetaria de los principales bancos centrales - 13 billones de dólares - impulsará un nuevo sistema con tendencia alcista. En cualquier caso, en vista de las cantidades involucradas, esta es una suposición que no debe ser descartada.
#502

Perspectivas para el oro en el próximo año

Informe de WisdomTree sobre las perspectivas del oro para 2021

El oro es la única materia prima, entre las de referencia, en haber obtenido beneficios durante el primer semestre de 2020. La crisis por la COVID-19 ha destrozado el libro de jugadas para 2020. El Fondo Monetario Internacional (FMI), por ejemplo, ha comenzado el año esperando un crecimiento mundial del PIB del 3.3%. Sin embargo, posteriormente lo revisó a la baja previendo una contracción del -4.9%. 

Los activos cíclicos han sufrido grandes pérdidas, a diferencia de los activos defensivos como el oro y los bonos del Tesoro de EE.UU, los cuales han prosperado. No obstante en los últimos meses, los activos cíclicos han protagonizado un repunte como si en estos mercados se esperara una recuperación económica en forma de V. Desafortunadamente, los datos económicos clave no respaldan una recuperación rápida. 

Aunque el índice S&P 500 de renta variable puede estar cerca de marcar un nuevo récord, se contrajo tras haber besado a principios de junio el nivel al cual comenzó el año. Por su parte el mega tecnológico Nasdaq Composite, ha marcado nuevos récords, mientras que a selectivos con menor carga del sector tecnológico como el MSCI ACWI, no les ha ido tan bien pese a que se podría decir que marcan una recuperación en V. 

Y por último, los metales industriales y el crudo están protagonizando una recuperación vigorosa a pesar de estar un poco rezagados en comparación a la renta variable. Esto nos lleva a plantearnos lo siguiente: ¿Podría el rally de los activos de riesgo deshacer los beneficios acumulados por el oro? ¿O continuará el oro con su tendencia favorable?



Fuente: WisdomTree, Bloomberg; con los datos disponibles al 25 de junio de 2020. Todos los datos han sido reparametrizados a 1 el 01/01/2020. Usted no puede invertir directamente en un índice. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión  puede perder valor.

Juzgando por el posicionamiento en los mercados de futuros sobre oro, el sentimiento ha cedido desde sus máximos históricos (ver Gráfico 2)



Fuente: WisdomTree, Bloomberg; con los datos disponibles al 25 de junio de 2020. Usted no puede invertir directamente en un índice. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión  puede perder valor.

Sin embargo, al ajustar estas series al open interest en todos los futuros sobre oro (al tomar el posicionamiento especulativo neto como un porcentaje del open interest), podemos ver, tal como se muestra en el Gráfico 3, que las series no han alcanzado este año los máximos de 2009. 

En febrero de 2020, el open interest en los futuros sobre oro también era elevado y por lo tanto, esta serie ajustada era un poco menor que los datos de posicionamiento neto no procesados. De modo similar a la reducción del posicionamiento especulativo neto en los futuros sobre oro registrada desde entonces, también hubo un momento que el open interest caía. 

Atribuimos esta reducción del open interest a las distorsiones en el mercado de futuros sobre oro que generó la crisis de la COVID-19 (ver el Mercado de Oro Físico en 2020). 

De hecho, el sentimiento de los inversores hacia el oro puede ser que no haya caído tanto como indican los datos de posicionamiento especulativo no procesados (ver Gráfico 2), ya que las colocaciones en los productos cotizados sobre oro pintan una imagen más alcista. 

A nivel global, las inversiones en los productos cotizados sobre oro ascienden al récord histórico de 102 millones de onzas troy de oro, es decir, 83 millones de onzas  troy más que a principios de año. 


Fuente: WisdomTree, Bloomberg; con los datos disponibles al 25 de junio de 2020. Usted no puede invertir directamente en un índice. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión  puede perder valor.

Creemos que la economía global generará una recuperación en forma de U. Nuestra visión es que el hecho que la economía no pueda en realizar una recuperación en forma de V mientras varias clases de activo están rebotando fuertemente, indica que las burbujas de precio en éstas están remergiendo. A pesar de que en esta crisis, las autoridades fiscales y monetarias han tratado de dirigir más estímulo a “Main Street” que a “Wall Street”, hemos visto una rentabilidad desproporcionada en los activos de riesgo. El oro se podría beneficiar de los efectos colaterales de una burbuja.

 En nuestro informe de “Market Outlook 2020”, planteamos la pregunta de: “Con el margen de política monetaria acotado.....¿podría la política fiscal convertirse en la nueva política monetaria? Aunque hemos subestimado la capacidad de los bancos centrales para seguir expandiéndola, estábamos en lo correcto al aseverar que nos estamos acercando lentamente a una Teoría Monetaria Moderna, en la cual los bancos centrales están amasando grandes caudales de deuda gubernamental para permitir a los gobiernos seguir gastando. 

A medida que el polvo se asiente, habrá signos de interrogación sobre la sostenibilidad de este camino. De hecho, en la crisis de la deuda soberana de 2011, el oro alcanzó su máximo histórico, ya que el metal era muy demandado como instrumento de cobertura ante el creciente problema de la deuda de la Eurozona.

El aumento del endeudamiento y las presiones inflacionarias, sólo pueden presentar una amenaza real a más de un año a futuro o inclusive, más allá del horizonte de estimación a un año contemplado en estas perspectivas. No obstante, dado que los inversores anticiparán estos problemas potenciales, creemos que la demanda de oro seguirá siendo elevada a medida que vayan buscando coberturas para los crecientes problemas de deuda.

También estamos en un año de elecciones presidenciales en EE.UU. En el año electoral de 2016, el posicionamiento en futuros sobre oro alcanzó un nuevo máximo en el período previo a lo que terminó siendo una elección muy reñida. Cuando Trump ganó, los mercados descontaron políticas de crecimiento favorables para las empresas y el posicionamiento sobre oro cayó, al igual que su precio. Hoy, las encuestas parecen indicar que Biden está aventajando a Trump por un margen muy amplio. 

Obviamente, es muy temprano y la capacidad de las encuestas para predecir los resultados electorales deja algo que desear. Además, la dinámica de hoy es muy diferente. En las últimas elecciones, los dos períodos de Obama habían culminado y el candidato demócrata actual era desconocido en esta etapa del ciclo. En cambio,  en este momento durante el ciclo electoral pasado, Hillary y Trump estaban codo a codo. Esto hace que se generen más incertidumbres, ya que independientemente de quién gane la Presidencia, no sabemos si tendrá el apoyo de la Cámara y el Senado y por lo consiguiente, su capacidad para impulsar sus políticas. Al momento de redactar este informe, estamos viendo resurgir las fricciones comerciales entre EE.UU y otros países como China. El camino de estas discusiones podría ir de diferentes maneras bajo una presidencia de Trump o Biden. Más allá de ello, pase lo que pase en estas elecciones, creemos que los inversores buscarán coberturas a medida que nos acerquemos a un período que a menudo ha sido turbulento para los mercados de activos. 

Y por último, al momento de redacción de este informe, estamos viendo un rebrote de los casos de COVID-19 en lugares del mundo donde se han relajado las medidas de confinamiento, incluyendo EE.UU, China y partes de Europa. Si tuviéramos que volver a las condiciones de confinamiento, el rally de los activos de riesgo se atenuaría y el oro continuaría favoreciéndose como activo refugio. 

Los escenarios utilizando el marco de modelo de WisdomTree

Utilizando nuestro marco de modelo explicado en el informe titulado “Oro: cómo valoramos al metal precioso”, planteamos algunos escenarios para los precios del oro hasta el segundo trimestre de 2021.



En el gráfico precedente mostramos tres estimaciones diferentes:

  • La de consenso: basada en las estimaciones del consenso de mercado para todos los resultados macroeconómicos y asumiendo que el sentimiento de los inversores hacia el oro se mantiene sobre los niveles actuales sin variar.
  • Forma de U: este es el escenario base contemplado por WisdomTree, el cual se caracteriza por una recuperación económica en forma de U.
  • Bajista: una recuperación económica en forma de V, con una inflación muy reducida.

#503

Re: ¿Es hora de invertir en oro?

Entonces Manolo, actualmente no llevas ningún fondo relacionado con el oro actualmente?
#504

Re: ¿Es hora de invertir en oro?

Llevo ETF de oro físico

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar