Vamos a hablar en serio. El empresario medio no está haciendo bien los deberes...consigo mismo.

En materia de riesgos hay algo que podemos evaluar con bastante precisión y es la valoración de los bienes que están expuestos en una determinada actividad mercantil o industrial.

Lo que escapa a nuestra capacidad de control es la cantidad de daño que podemos causar a terceros. Si a dichos daños a terceros le sumamos los perjuicios causados por la pérdida de actividad la entidad del riesgo que se asume puede alcanzar cifras vertiginosas.

Curiosamente me encuentro a cientos de empresarios que aún andan con su póliza de PYME con coberturas de responsabilidad de 150.000, 300.000 o 600.000 €. La pregunta tonta surge con facilidad ¿estás "lavando tu conciencia" o estás contratando algo que realmente proteja adecuadamente tu patrimonio? Adicionalmente, hay que recordarle que ¿sabes que si no te basta el seguro tu sigues pagando con tus bienes actuales y futuros?

Por favor, empresarios, dejaos de sumas aseguradas de cumplimiento normativo o para salir del paso y poneos a tratar en serio este asunto. Os va todo vuestro pasado, vuestro futuro, el de vuestras familias, trabajadores y proveedores. No seais complacientes. 

Y estad atentos, que si hay un contrato de seguro puñetero es el de Responsabilidad Civil. Si bien es completamente falso que cualquier seguro sea igual a otro, en particular en RC las diferencias son abismales entre dos pólizas. Incluso de la misma aseguradora. 

Un seguro para que lo gestionen especialistas, no cuñados. Aclaro.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar