Seguimos empecinados en que hay ciertas cosas que nunca cambiarán, que siempre serán tal cual las hemos conocido.

Pero el tiempo, inexorable, nos demuestra que el cambio es inevitable. Algunas veces me detengo a echar una ojeada a signos del cambio. Cosas que un día fueron y hoy nos parecen pura ficción.

Sorprende y, a la vez, advierte.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar