¿Precio de los factores dependiendo de la productividad?. ¿Porque solo el sueldo?

13

 

 

Cualquier directivo de cualquier empresa, va a tratar de conseguir mejorar la “competitividad” de su empresa, (por lo menos eso se supone); para ello, lo que trata es de conseguir cobrar un mayor precio por unos bienes o servicios que les suponga un menor coste.

Una de las formas mediante las que se consigue esto es con inversiones, (invirtiendo en unos bienes de equipo), que le permitan sacar mayor rendimiento a los recursos; en todo caso, tal opción tiene un pequeño problema; Implica una inversión, de tal forma que a lo mejor se buscan otras formas.

Por descontado, podemos optar por innovar, o buscar nuevas soluciones tanto en la forma de desarrollar la actividad productiva, como en los bienes y servicios que ofrecemos; pero esta opción de la investigación y desarrollo, aparte de ser una inversión, y por tanto tener el inconveniente anterior, supone un cierto riesgo; ¿y si después de gastar investigando no obtenemos resultados?.

Afortunadamente tenemos soluciones mejores, y podemos ahorrar en los costes de una forma muy sencilla. Menos mal que a alguien se le ha ocurrido la idea de vincular los precios de los factores a la productividad. De esta forma, si no somos productivos, no tenemos más que reducir en consecuencia los costes de los factores utilizados.

Por supuesto esta opción genera determinados problemas, e implica un cierto problema que se ha de solucionar negociando. Y en estas estamos, aunque con resultados desiguales. En cada balance de cada empresa hay una serie de gastos o inversiones, (que al final se acaban convirtiendo en gastos), que podemos tocar.

Lo primero es hablar con los proveedores de nuestra maquinaria. Lo que se estila es que cuando necesitamos una maquina cualquiera o  cualquier tipo de activo, (también los intangibles), es que nos confeccionen un presupuesto de acuerdo a lo que queremos y las prestaciones que esta máquina tenga. Probablemente cueste un poco convencer a los fabricantes de los bienes de equipo, de los que grandes empresas Alemanas e Italianas son una parte importante, de un trato que viene a ser:

  • Si yo no le saco determinado partido a su maquinaria, bien porque no tenga personal apropiado, bien porque no tenga una adecuada integración con el resto de la cadena o bien porque el mercado cae en situación de crisis, deberemos reducir el importe de la maquinaria.

Lo malo es que las empresas proveedoras de la maquinaria no se han mostrado muy dispuestas que digamos a esto de vincular los precios de la maquinaria a los resultados que la empresa que estamos analizando consiga. Dicen, (puede que sin razón), que ellos ofrecen algo y que la empresa es responsable de sacarle rendimiento.

Afortunadamente, tenemos la posibilidad de alquilar la maquinaria; de hecho los bancos ofrecen este servicio, incluyendo opciones de compra o no incluyéndolas; (leasing o renting); esto significa que las empresas no tienen porque comprar la maquinaria; sino que la adquiere una entidad financiera que la alquila a la empresa. Por lo tanto, se vería normal que se le plantee al banco el mismo trato; en definitiva, se trata de que la cuota al banco dependa de lo que se le pueda sacar al activo financiado. Si le planteamos a la entidad financiera la rebaja en las cuotas del leasing, (o de cualquier operación financiera), en función de los resultados, es probable que cuando se acaben de reír nos recuerden que: ¡si no es capaz de generar beneficios, no vamos a rebajar el coste del leasing o financiación, sino que entenderemos que existe un riesgo mayor y en consecuencia hablaríamos de subirlo).

Por lo tanto si le planteamos a las grandes empresas o a las entidades financieras algo parecido a que el precio que consigan dependa de los rendimientos que saquemos, obtendremos mil razones por las que no será aceptable. Todo el mundo dirá que el empresario es el que asume el riesgo, que es el que tiene que sacar partido a los recursos y que desde luego nadie va a asumir el riesgo de que una determinada maquinaria no genere la rentabilidad esperada; De lo único que se puede hablar es de compensaciones cuando el problema sea que la maquinaria no funcione.

Tras estos dos fracasos, aún no está todo perdido; ya que aún tenemos el factor trabajo; que normalmente lo cubrimos con empleados y en no pocos casos con autónomos (que en ciertas ironías incluso los denominamos “dependientes”). Aquí la cosa es bastante distinta, ya que podemos plantear sin ningún tipo de problema el trato que los anteriores han descartado por múltiples motivos.

En realidad los motivos que afectaban a grandes proveedores o entidades financieras son los mismos, pero la situación y el poder sobre estos dos grupos es muy diferente. Claro que siempre será más conveniente defender que los salarios deban depender de la productividad; que decir aquello de “como tenemos poder sobre este tipo de agentes, el argumento que se deshecha por razones muy obvias con otros poderosos, ahora se defiende sin problemas”.

Y esa es la diferencia, mientras en uno de los casos se negocia con otra gran empresa, (a menudo más grande, o bien con una entidad financiera), en este caso tenemos delante a trabajadores, (parte más débil), representados por sindicatos, (ya incalificable), y un buen número de autónomos que tienen que aceptar las condiciones que su empresa cliente marque en todo momento, todo ello en un entorno en el que todas las normativas han ido para debilitar más aún la capacidad de negociación.

Es lógico pues que todas y cada una de las empresas se apunten a esta medida, para bajar sus costes, lo que les permite en un primer momento bajar sus costes sin tener que realizar inversiones.

Esto tiene efectos secundarios, ya que por un lado nos encontramos con una evidente bajada de productividad. A pesar de que en todos lados se relaciona la baja productividad con la “calidad del empleo”; la realidad es que tiene mucho más que ver con la falta de inversión productiva y desde luego con la nula capacidad de innovación; que a pesar de ser rasgos característicos de nuestro modelo; se obvian hasta lo indecible. Por supuesto, ante los distintos escenarios que he expuesto antes; ¿Cómo producirán las empresas?. Pues con empleados (y con la menor capacidad de negociación posible), y desde luego con un buen número de autónomos, que en una gran parte, no serán más que empleados sin ningún tipo de derecho, ocultos tras un vocablo inglés que es el Spin off, (que siempre da prestancia).

  1. #13
    30/03/11 20:49

    El empresario sea con una pequeña o gran fábrica que expones en tu artículo, todos ellos desean conseguir beneficios con las máquinas sean alquiladas o propias que es lo más normal, es cierto que hay que mantenerlas y le cuesta su dinero. No te has olvidado de los trabajadores que en este mundo capitalista los empresarios pueden hacer lo más apropiado, darles trabajo, aumentarles el sueldo o todo lo contrario manipularlos o sea que trabajen más por menos dinero, pero como bien sabes esto no ocurre en las fábricas tambien puede ocurrir en cualquier lugar. Es correcto que hables de las entidades financieras, sindicatos, etc, pero no olvides al Gobierno. Aunque lo que he comentado ocurra en todo el planeta.
    Un saludo

  2. en respuesta a Pagano
    #12
    30/03/11 19:33

    El avance de la tecnología es imparable y es cierto que en un futuro mas o menos lejano acabará con el empleo tal y como lo entendemos hoy en día, desplazando poco a poco la actividad humana a otros tipos de actividades y provocando una reconsideración del papel de la humanidad en los conceptos de las relaciones personales, de la utilidad del trabajo, del poder y de la economía que permitirá dirigir toda esa gran liberación de la fuerza de trabajo, toda esa energía humana, a los fines para los que fuimos creados.

    Hace algunos años un muchacho, tendría unos 18 años, pensó que gracias a la tecnología y a la robótica el ser humano podría liberarse de toda la carga de trabajo pesada, rutinaria y alienante, posibilitando encontrarnos a nosotros mismos, la vuelta a nuestra esencia y poder dedicarnos ¡por fin!... a las artes, la ciencia y al deporte, en definitiva, volver a llenar de sentido lo que significa ser humano.

    Será el siguiente salto evolutivo... pero creo que me he pasado y he ido un poco lejos y... esa ya es otra historia.

    Volviendo un poco mas al momento presente, a corto y medio plazo el problema del desempleo, como bien dices, va a afectar a la recaudación del Estado porque el 65% de lo que se recauda proviene del IRPF y el 35% restante de sociedades, IVA e impuestos especiales.

    En cuanto a que la fiscalidad grava el trabajo y no la producción... pues me ha dado que pensar en otro sentido... que en principio se grava la creación de valor, pero se penaliza mas la creación de valor real de la economía real que la creación de valor ficticia de la economía financiera o virtual.

    Sería una propuesta interesante que los beneficios del mundo financiero (que no aportan valor) tributaran a un tipo mucho mayor para fiananciar mejor las obras y servicios públicos y, en cambio, se penalizara menos a la economía real, por ejemplo, elevando el mínimo exento para tributar en la economía real, dejando que cree mas valor y aporte mas utilidades al conjunto de la población.

  3. en respuesta a Yo mismo
    #11
    29/03/11 23:27

    No creas. En las fábricas conseguir repuestos es algo que se logra sólo cuando ven que la máquina está parada, y en lugar de mandar a comprar la pieza, tratan de poner a alguien de mantenimiento a crear una pieza hechiza, y si así no funciona entonces tratan de comprar una barata, y finalmente traen la que debe ser. El que una fábrica se vea bonita y limpia no significa que tengan un buen mantenimiento.

    Claro, también hay unas pocas fábricas donde todo marcha sobre ruedas y se portan responsablemente con las máquinas.

  4. en respuesta a Comstar
    #10
    29/03/11 23:05

    En parte yo creo que por cierta miopia, y desde luego respecto a los gastos de los directivos, es más ego que otra cosa.

    en todo caso, existe cierta lógica en temas de personal, que lo mismo va para las mascarillas, que va para la formación y otra serie de gastos. Es evidente que el gasto en mascarillas será mal aceptado, pero si nos damos cuenta, las empresas normalmente no descuidan el mantenimiento de las máquinas y si que se va a vigilar que se usen bien.

    el problema es que si el empleado se estropea, no hay que pagar, (salvo determinados casos muy extremos) y si la máquina se estropea si.

  5. en respuesta a Pagano
    #9
    29/03/11 23:02

    Pero es que los avances, no tienen por que suponer al final una perdida de empleo.

    Lo vemos muy claro en el via t. Vale que quitas a tres personas de la cabina y pones una máquina, pero entonces liberas recursos porque estas personas pueden dedicarse a otra cosa.

    lo que falla es que al no existir competencia, y en este caso en particular es muy obvio, porque las autopistas no compiten entre si, la realidad es que los precios son cada vez más altos, lo cual significa que aunque se liberen recursos estos se concentran de tal forma que las personas que han salido de las actividades, no tengan sitio en las nuevas, ya que no hay demanda para los bienes de otras actividades..

    https://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/427863-efectos-progreso-reacciones-varias

  6. en respuesta a Tnotstar
    #8
    29/03/11 22:58

    Si tienes razón. una parte de la externalización ya está incluida en el caso de estos autonomos dependientes que es un cachondeo de padre y muy señor mio.

    otros que han sido engañados con el de "de autónomo ganarás más que como empleado", hasta que creo que se están empezando a dar cuenta de que a lo mejor si la empresa ahorraba es por algo.

    pero vamos que me olvidé de otros privilegiados que son los de las ETT, vamos... lo que no se les ocurra....

  7. en respuesta a Unukalhai
    #7
    29/03/11 22:56

    gracias...

    y si tienes algo de razón....

    a mi cada vez me da más la impresión de que caminamos hacia la edad media, con sus feudos, sus señores feudales, y olvidando todo lo que se ha aprendido en esta historia.

    lo cual tiene merito porque en la edad media por lo menos no habían tenido que olvidar tanto.

    en fin, el caso es que la naturaleza es sabia y cada vez los intentos por mantener el chiringuito son más desesperados.

  8. en respuesta a Alejperez
    #6
    29/03/11 22:53

    Es que es lo que queda....

    al final alguien me va a tener que decir para que demonios pagamos los impuestos...

    para las carreteras tenemos los peajes.
    para la ssnidad y educacion...
    en fin... ¿que es lo que pagamos?

    y la verdad es que yo me apunto a lo de no les votes...

  9. #5
    29/03/11 22:33

    Normalmente los costos tiene que ver con materiales, mano de obra y los costos indirectos. ¿Por qué no se plantea reducir materiales e indirectos? Es que los gerentes, sus jets privados y sus recepciones en hoteles, son costos indirectos. Reducir costes de materiales es posible, y no necesariamente pensando en precios de proveedor, sino más bien en costos de desperdicio y reprocesos, que es más del reino de la calidad, en la que la Toyota de los años 1980 fue el maestro.

    Lo que pasa es que pareciera que incluso los gerentes americanos no conocen sus propios negocios. Cuando el sistema Just In Time de Toyota permitió en consecuencia bajar costos al bajar niveles de inventarios, los americanos se imaginaron que bajando inventarios, se lograba el Just In Time.

    Los gerentes incompetentes, que los hay bastantes, lo que hacen es bajar costos de materiales bajando precios con materiales de menor calidad que muchas veces dañan a las personas o las máquinas. Reducen costos a expensas del personal, y reducen las compras de todo aquello que otros ocupen pero que ellos no ocupen. He visto casos de gerentes que preguntan "¿es necesario?" cuando se les pide una mascarilla contra gases ácidos para el personal.

    Recuerdo hace muuuuchos años, cuando le dije a un gerente que "si usted aguanta 10 minutos allí adentro donde ellos trabajan, retiro el pedido de las mascarillas". Ese empleo fue el que me hizo entender que yo no nací para trabajar en una fábrica.

  10. #4
    29/03/11 14:29

    Estimado Tomas:

    Enhorabuena por este estupendo comentario, a pesar de todo, tenemos otro problema, más serio con el aumento de la productividad y la competitividad.

    Y a la postre sucede que la inovacion tiene muchas consecuencias sobre el empleo.
    Imaginemos la via T. Una empresa invierte en tecnologia y por cada maquina que instalan sobran tres personas (UNA POR TURNO). Con el coste de una persona se instala el sistema, no bajan los peajes pero aumenta la producitividad.
    Como nuestro sistema se basa en el trabajo tenemos dos poroblemas por un lado el estado no recauda y por el otro quien se queda sin empleo no consume. Esto esta motivado por que del empleo dependen tanto nuestros ingresos como los del estado.

    Por otro lado tenemos una fiscalidad que grava el trabajo y no la produccion, resulta que como no hay empleo no se financia la seguridad social. Imaginemos que gravamos la produccion, si no hay empleo los ingresos del estado no se resienten al contrario si aumentamos la producitividad y la produccion los ingresos aumentarian permitiendo subidiar a quienes no tienen trabajo.

    Por otro lado tenemos el problema de la competitividad, que sucede cuando un pais que exporta le resta un 23% en el precio y tu solo le sumas un 18%. y cuando tu exportas le quitas un 18% y al pais donde exportas le aplican un 23%.
    Pues que sencillamente no eres competitivo. Y esto que no son factores empresariales sino politicos, nos afectan a todos.

    Lo podremos ver y salir de la ciris o podremos pelearnos si galgos o podencos y a la postre permanecer aletargados.
    Un saludo

    http://rentabasica.blogspot.com/2008/01/competitividad-e-inflacin.html

  11. #3
    29/03/11 14:24

    Un poco off topic:

    http://www.eleconomista.es/flash/noticias/2941745/03/11/El-presidente-de-murcia-plantea-el-copago-en-Sanidad-y-Educacion.html

    Parece ser que el presidente de Murcia va a quitar los impuestos a los murcianos, dejando sólo el copago por los servicios de Sanidad y Educación..., ya que si dice que "Es necesario plantear que los ciudadanos también tengan que asumir parte de estos costes, en el porcentaje que sea".., es porque los cuidadanos no pagan ya, o no pagarán en el futuro, impuestos en general...

    Por cierto, si los ciudadanos sólo van a asumir "parte de los costes", ¿es que pagará él de su bolsillo lo restante? ¿los alemanes? ¿los marcianos?

    Saludos

    P.D.: Otro que volverá a ganar con el 60% de los votos...

  12. #2
    29/03/11 13:07

    Genial! Aunque creo que, justo después del párrafo que comienza con: "Afortunadamente, tenemos la posibilidad de alquilar la maquinaria...", te faltaría añadir otro párrafo que mencione que también: [Tenemos la posibilidad de alquilar el personal...]; en clara referencia a la externalización con o sin criterio.

  13. #1
    29/03/11 02:18

    Lo has explicado muy bien muchas veces y claro, cada vez lo haces mejor.
    En la naturaleza nada es gratuito, como en la economía que tan bien describes y los recursos son escasos y valiosos.Nada se puede derrochar ni desperdiciar ni menospreciar. Aquel que así obre perece y punto. Así pues, cuando se dotó a un simio enclenque con una cabeza muy grande y pesada llena a rebosar de una gelatina grisacea devoradora de glucosa en vez de dotarlo de la musculatura de un tigre o el caparazon de una tortuga fue porque dentro de las posibilidades disponibles, era la más eficaz, la mejor,aunque quizá a primera vista no la más evidente. Patas más grandes o mandíbulas más poderosas habían sido ensayadas otras veces con distintos resultados, esto era algo nuevo. Y bueno,hubo que esperar unos cuantos miles de años y desechar algún que otro modelo pero el diseño se mostró muy válido, muy versatil. Practicamente enseguida, nuestro hominido, armado con un palo diestramente manejado con una mano dotada de pulgar oponible y cooperando con los que eran como él estuvo dispuesto a enfrentarse al resto de la creación, aunque esta fuere mucho mas grande, fuerte y peluda que él mismo o tuviera más dientes. Estaba dotado de un recurso que le permitía afrontar diferentes y multiples problemas de cualquier tipo, de cualquier naturaleza. Ante cualquier obstáculo o dificultad, el nuevo individuo no tenía que esperar al resultado de multiples mutaciones azarosas e interminables generaciones que hubieran de, eventualmente, proponer una solución eficaz. No. El nuevo individuo analizaría racionalmente la situación, imaginaría y diseñaría soluciones creativas y nuevas para cada reto. Nuestro nuevo poseedor de una mente analítica y racional disponía no ya del sistema para solucionar un problema concreto sino del potencial para solucionarlos todos.
    Y el ser humano dominó La Tierra.

    Y sin embargo, hoy en día nos encontramos con determinados individuos,tal vez una nueva subespecie, entre los que se encuentran la clase política o dirigente que aboga por un nuevo metodo o uso de la inteligencia para la no-solución de problemas. Este nuevo radical y difícil enfoque consiste no en intentar solucionar un conflicto usando la razón sino en aparentar que se intenta solucionar ese conflicto sin procurarlo en absoluto mientras pertinazmente se insiste en el error que, en realidad, no se intenta evitar. Esta proceso va a su vez generando nuevos conflictos, problemas que son afrontados, o sea, no-solucionados, aplicando exhaustivamente el método anterior.
    Esta anti-inteligencia o inteligencia pervertida puede perdurar quizá durante un tiempo pero su implacable destino es la extinción y el registro fósil. La naturaleza es así, soporta el vicio o defecto de sus individuos durante un tiempo, como un capricho pasajero pero finalmente los desecha.

    Un afectuoso saludo.

    NO LES VOTES!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar