La tributación de los despidos improcedentes como reforma laboral encubierta.

2

Una de las novedades de la reforma fiscal es que las indemnizaciones por despido improcedente comienzan a tributar a Hacienda, debido a que, según el gobierno, se ha dado un abuso de los despidos improcedentes.

Según se conoce esta noticia, han comenzado las discusiones sobre si es justa o no esta reforma fiscal, mediante la exhibición de unas cuantas aristas que van desde la injusticia de gravar el importe de los despidos, (en un momento en el que se supone que baja la imposición a la renta), a la justicia de reducir el número de rentas no sujetas a tributación, (curiosamente de todas las rentas que no se tributan, parece que nadie aprecia la ironía de comenzar precisamente con las derivadas del trabajo, o de su pérdida). Por supuesto, los defensores de dicha medida en alguna ocasión hablan de la oportunidad de reducir los incentivos para los despidos.

Tras esta introducción, me gustaría pasar aclarar que simplemente se está discutiendo lo que no toca, y que, como viene siendo costumbre, nos encontramos ante otra cortina de humo que nos ha distraído del significado real de dicha medida. Se han confundido los objetivos, y por tanto están descentradas discusiones sobre los efectos y la oportunidad de la medida.

Entendamos primero que existe una clara contradicción entre el mensaje que se ha entendido, (lo que quiere transmitir el gobierno), y la realidad. Nos dicen que con esta medida tratan de evitarse los abusos de los despidos improcedentes y de ahí se puede entender que se trata de reducir el número de despidos improcedentes. Cualquier persona dirá que si se quiere reducir algo, una de las formas a realizarlo es imponer un impuesto a esta acción. Sin embargo, casi nadie dice una perogrullada; Si se trata de evitar una determinada acción ha de imponerse un impuesto que penalice a la persona física o jurídica que realice dicha acción.

Vamos, que si las empresas abusan del despido improcedente, (esto es; que no procede), lo que no tiene sentido es que se imponga un impuesto a la persona despedida, porque el impuesto sólo tendrá impacto sobre las decisiones de las personas que lo pagan. La supuesta existencia de pactos entre las empresas y trabajadores para determinar que un despido es improcedente,  es tan absurda como que una empresa jamás pactaría la peor de las soluciones. Es decir; podrá plantearse un pacto por una indemnización menor que la máxima, pero nunca por la máxima.

De hecho, si tenemos en cuenta todas las reformas laborales previas, lo que se ha buscado es que se abaratase el despido, por la vía de dificultar en lo posible el acceso a los tribunales por parte de los trabajadores para conseguir que se declare improcedente un despido y por tanto en esta línea seguimos: la de bajar las indemnizaciones por despido.

Pensemos en que cuando se aborda un despido, se establecerá la negociación, que se basa fundamentalmente en que el trabajador pretende que sea improcedente y la empresa que no lo sea, (que sea disciplinario con indemnización cero, o por causas objetivas con indemnización menor que la del indefinido). 

  1. #2
    27/06/14 09:28

    Estimado Tomas:

    Enhorabuena por la apreciacion.

    Parece menira que no te hayas dado cuenta que lo que realmente se pretende es que el pago de la prestacion por despido sea en diferido.

    Bromas aparte, creo que has dado en el clavo, pues con esta norma se da la paradoja que aquellos despidos pactados sean menos gravados que los improcedentes y por tanto se trata de echar un capote para evitar estos últimos, pues auqnue el Juez te de la Razon se evitaran de esta forma demandas ya que de nada sirve la razon si al final no solo te tednras que enfrentar a la empresa sino que llegara hacienda y acabaras cobrando menos.

    Personalmente creo que el coste del despido es un tema falso pues solo es necesario incluirlo en los costes laborales y dotarlo por parte de los empleadores. En españa el despido seimpre ha sido libre. Pero parece que todavia no nos hemos enterado o por lo menos los empleadores lo unico que persiguen con las trabas al despido es abartar costes pues siempre han tenido la potestat para despedir.

    un saludo

  2. #1
    27/06/14 01:29

    Tomás, seamos rigurosos. Hay mucho que criticar de la política fiscal de Rajoy-Montoro, pero si ya de inicio cometemos errores de afirmación...

    De la propia web de Hacienda:
    1.- Desde el 7 de julio de 2012, para declarar exentas las indemnizaciones por despido o cese hasta la cuantía establecida como obligatoria en el Estatuto de los Trabajadores será necesario que estén reconocidas en acto de conciliación o en resolución judicial.
    Exenciones

    Los despidos improcedentes ya tributan, salvo que...

    Lo que pretenden ahora es hacer tributar TODAS las indemnizaciones que superen una cierta cuantía, con independencia de si son procedentes, o improcedentes validadas judicialmente.
    Y es más, pretenden darle validez legislativa a una lectura de un anteproyecto en el Consejo de Ministros, y posterior rueda de prensa.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar